Lobezno a través de los videojuegos, el cine y la televisión

Pablo González Caith_Sith

El mutante por excelencia de la familia X-Men vuelve a los cines con una gran película. Repasamos su carrera fuera del cómic: videojuegos, series y películas. Logan afila las garras para arañar otros medios narrativos.

Nombre real: James Howlett. Alias: Logan. Nombre de trabajo: Lobezno -en España- y Wolverine -en el resto del mundo-. Para hablar de unos de los iconos de la casa de cómics Marvel supone hacerlo además de unos de los grandes personajes que ha dado el noveno arte en toda su historia. Creado en 1974 como un simple personaje de relleno para el número 180 de El increíble Hulk, adquiriría cierta importancia en el siguiente tomo de La Masa, en noviembre de 1974, donde fue por fin incluido como un personaje con ciertas líneas. ¿Sus responsables? El escritor Len Wein, el director de arte de Marvel, John Romita y el dibujante Herb Trimpe. Desde entonces, Lobezno ha aparecido en cientos de publicaciones, sobre todo dentro de la saga X-Men casi como un líder del grupo (de forma no oficial) y habiendo sido centro de varias reimaginaciones. Numerosos autores de renombre como Frank Miller, Chris Claremont o John Byrne han trabajado para convertirle en lo que es a día de hoy.



¿Personalidad? Muy independiente y temperamental, poco apto para trabajar en equipo pese a haber formado parte de los X-Men, de Alpha Flight y de los mismísimos Vengadores, como mutante sus habilidades son numerosas: sentidos híper sensibles que le emparentan con animales (olfato, oído), potencia física salvaje, de bestia más que humano, y un factor curativo que le permite reestablecerse de cualquier herida con mucha más velocidad que la estándar entre los humanos. Su seña distintiva sería, no obstante, su posibilidad de sacar garras en las manos, siendo su arma más poderosa. Su esqueleto, recubierto del metal práctica mente indestructible Adamantium, le ofrece una capacidad defensiva por encima de la media. Lobezno es uno de los pocos personajes de Marvel que ha aparecido en casi todos los contenidos relacionados con su saga principal (X-Men) en distintos medios, lo que incluye cine, series de televisión y videojuegos.



Lobezno en los videojuegos: Acción y arcade

X-Men: Pryde of the X-Men fue un piloto de televisión que sirvió como base para crear la exitosa serie animada de la que hablaremos más adelante. No obstante, es importante destacarlo por haber sido la inspiración de primer videojuego con Lobezno como personaje controlable, en el juego de acción The Uncanny X-Men desarrollado por LJN Toys Ltd. en 1989, para NES. En este arcade de acción y plataformas en 2D también podían usarse a otros mutantes del grupo, como Tormenta o Cíclope. Lobezno también aparecería -aunque no de forma controlable- en Madness in Murderworld (C64, Amiga -1989) y su continuación The Fall of the Mutants (PC, 1990).



Su primera aparición en solitario, como héroe absoluto, la marcaría Wolverine para NES, desarrollado por Software Creations en 1991. La historia nos mostraba a Logan siendo capturado por Magneto y Dientes de sable, y abandonado en una isla desierta. Su objetivo era sobrevivir a las trampas y enemigos del escenario, para lo cual se decidió enfocar el cartucho hacia la acción, aunque con ciertas limitaciones: usar las garras era casi secundario porque primaba la supervivencia sobre el espectáculo. Recordado por ser bastante complicado, incluía elementos de la época como potenciadores de poder y vida, y varias acciones como saltar, atacar, agacharse, etcétera. Nunca salió oficialmente de Norteamérica. Todo lo contrario ocurriría con X-Men, la máquina recreativa que diseñó Konami y que fue un rotundo éxito en todo el mundo. Una vez más, Magneto ponía en jaque al mundo y varios mutantes debían pararle los pies, entre ellos nuestro Lobezno y otros como Coloso o Rondador nocturno. El título nunca fue adaptado a consolas domésticas en formato físico, si bien fue relanzado en Xbox Live/PlayStation Network en 2010 y poco después en iOS y Android, en 2011.

Obviando pequeñas apariciones del personaje en arcades como Spider-Man/X-Men: Arcade's Revenge (1992) o el título de Capcom X-Men: Mutant Apocalypse (1994), la siguiente parada que nos interesa la marca , un cartucho para Super Nintendo y Sega Megadrive en el que de nuevo el personaje recuperaba su rol como protagonista absoluto. Teeny Weeny Games y Bits Studios fueron los responsables de las versiones de SNES y MD respectivamente, que como era habitual en la época diferían en ciertos elementos como la narrativa o las mecánicas de juego. Si bien ambos compartían el hecho de ser aventuras de acción, con el desarrollo tradicional de avance por fases y un jefe final al que derrotar al llegar al último punto de éstas, por ejemplo en el título de SNES había que derrotar a numerosos enemigos para abrir puertas mientas que en MegaDrive se incluyeron enemigos extra, como Dientes de sable. También típico de la época era el uso de contraseñas para continuar la partida desde el último nivel desbloqueado.



Desde éste momento los juegos de Lobezno se dividirían en dos frentes: los arcades de acción con el mutante como héroe controlable y los juegos de lucha 2D, de los que hablaremos más adelante. Saltamos pues a su siguiente juego como protagonista, X-Men: Wolverine's Rage, un competente plataformas de avance lateral en el que el personaje iniciaba una búsqueda para vencer a sus némesis, como Dama mortal o -una vez más- Dientes de sable. Desarrollado por Digital Eclipse en 2001, y publicado por Activision para Game Boy Color, se dividía en 20 niveles agrupados de cinco en cinco, antes del jefe final. En la tradición clásica no había posibilidad de guardar partida, ofreciéndose contraseñas a cambio. También deudor de los arcades antiguos era su mecánica: avanzar por el escenario aniquilando enemigos antes de que un contador de tiempo llegase a cero. No era un cartucho sobresaliente, pero había suficientes cosas bien como para ser tenido en cuenta. Como detalle curioso, Lobezno era un "personaje" controlable en Tony Hawk's Pro Skater 3, título también de Activision. Por supuesto sus habilidades no eran respetadas y era más bien un 'skin' para el skater, claro.

X2: Wolverine's Revenge fue su siguiente juego como protagonista, lanzado en 2003 en PS2, GameCube, Xbox, PC y GBA. GenePool Software se encargó de desarrollarlo con Activision en el rol de distribuidora, uno que mantiene hasta nuestros días. Adaptando la película X-Men 2 de Bryan Singer, controlábamos a Lobezno en un juego de acción y aventura en tercera persona más notable de lo acostumbrado en las adaptaciones de películas, con un sistema de combate con diferentes submecánicas que le daban variedad. Además de acción había elementos deudores de otros géneros, como mecánicas de infiltración que permitirían atacar a los enemigos de forma sigilosa, o ciertas acciones específicas de los jefes finales, entre los que se incluían viejos clásicos como Juggernaut o Magneto.



Antes de hablar del último juego que ha tenido al mutante como protagonista absoluto, y obviando una vez más los juegos de lucha, sería interesante mencionar sagas como X-Men Legends y su evolución lógica, Marvel Ultimate Alliance, muy notables títulos roleros en la línea de Diablo y que permitían -cómo no- usar a Logan como personaje. La tercera película de X-Men tuvo además una adaptación, , con Lobezno ocupando la portada oficial pese a haber tres personajes controlables: Rondador Nocturno y Hombre de hielo completaban el trío. Lo más interesante de este juego era que cada personaje 'jugaba' de forma totalmente diferente: si bien Hombre de hielo debía crear caminos helados para poder progresar rápidamente, y Rondador nocturno disponía de misiones de infiltración, dado su poder mutante, en los niveles de Lobezno el énfasis se ponía en la acción y el derrotar a múltiples enemigos.



X-Men Origins: Wolverine fue el último juego con el mutante como protagonista, lanzado en 2009 en todas las plataformas disponibles por aque entonces. La mejor de todas fue la desarrollada por Raven Software para PC, Xbox 360 y PlayStation 3, en forma de aventura de acción con unas mecánicas no demasiado originales pero sí sólidas, siendo muy deudor de títulos como God of War o Devil May Cry en la forma en la que la acción se enfocaba hacia los combos y la inclusión de bastante gore. Todo esto se eliminó en las versiones de Wii y PlayStation 2, creadas por Amaze Entertainment, haciendo el juego más 'familiar': fuera la sangre, el lenguaje malsonante y un downgrade gráfico muy evidente. Recibió las peores críticas de los medios, no son motivo, pues se trataba de un título claramente mal terminado. X-Men Origins: Wolverine también fue lanzado en las portátiles PSP y Nintendo DS, en un título creado por Griptonite Games. Por motivos evidentes era un juego diferente al de las plataformas domésticas, si bien seguía a grosso modo la misma trama.

Marvel Avengers: Battle for Earth (Ubisoft Quebec 2012) lanzado en Wii y Xbox 360, aprovechándose de los controles de movimiento y Kinect respectivamente; el MMORPG Marvel Heroes y el divertido Deadpool marcan las últimas apariciones del personaje en juegos no protagonizados enteramente por él, además de Lego Marvel Super Heroes de TT Games, que marca la última aparición significativa del personaje en un videojuego. El discreto papel en los videojuegos protagonizados por él y la poca proyección en el videojuego de las últimas películas, han borrado prácticamente al canadiense mutante de la actualidad del medio.

Lobezno en los videojuegos: Juegos de lucha

Bloque al margen se merece el héroe en los arcades 1vs1, indudablemente donde más potencial se le ha sacado gracias al buen hacer de los distintos estudios a cargo de desarrollarlos. Capcom sería la primera- y la mejor- en explotar esta vertiente ya desde su primer intento, el notable X-Men: Children of the Atom. Este daría pie a una franquicia de crossovers con otros personajes de Marvel y Street Fighter, con hasta seis juegos, siendo el último de todos Ultimate Marvel vs Capcom 3. Si bien este último título presentaba modelos en 3D, todos los anteriores representaban a los personajes con sprites y estaban caracterizados por su frenético sistema de batalla, con poderes que cubrían toda la pantalla de forma masiva. Es más, permitirían controlar no sólo a un luchador sino a dos o incluso tres -en el caso de MvsC3-, enriqueciendo enormemente la mecánica de combate.



Capcom al margen, ha habido otros intentos por parte de estudios ajenos a la desarrolladora japonesa. Marvel Nemesis: Rise of the Imperfects, de Electronic Arts, fue un fracaso a nivel comercial y tampoco era de una calidad muy elevada, pero tenía elementos dignos de mención como el abrir los escenarios o presentar un look oscuro, muy particular, incorporando a los héroes de Marvel a un grupo de villanos creado para la ocasión. Mejor le fue a la saga X-Men: Mutant Academy, con dos entregas creadas por Paradox Development y una tercera, X-Men Next Dimension. Si bien estaban lejos de la profundidad de los vs de Capcom, sobre todo Mutant Academy 2 ofrecía un enorme plantel de personajes y un sistema bastante divertido de jugar, con varios aspectos muy dignos, como la gran cantidad de combos, los escenarios, muy bien presentados, y un acabado poligonal bastante cuidado. Está por ver si el personaje tiene hueco en el futuro Marvel Vs Capcom 4, pero ya se dejó claro que el nuevo crossover va a estar muy centrado en el universo cinemático Marvel, lo que de momento deja fuera a todos los mutantes por los acuerdos de los derechos entre Disney/Marvel y Fox, así que por primera vez en un X, su presencia no está garantizada.

Lobezno en la television

Como ocurre con los videojuegos, la primera aparición de Lobezno tuvo lugar en una serie ajena. En este caso, data de 1982, al episodio A Fire-Star Is Born de la segunda temporada de Spider-Man and His Amazing Friends. Poco después llegaría el mencionado piloto Pryde of the X-Men, que daría pie a la famosísima serie X-Men desarrollada por Saban Entertainment y que se alargó durante cinco temporadas, entre 1992 y 1997. Si bien Saban se conoce principalmente por su trabajo con los Power Rangers y otras adaptaciones occidentales de series niponas, con X-Men consiguió algo extraordinario: crear una serie de animación tradicional que no sólo soporta la prueba del tiempo a nivel narrativo, sino que visualmente -como un cómic- no ha envejecido hasta el punto de parecer ridícula, reteniendo un estilo muy particular. Lobezno cómo no era parte del grupo de mutantes y si bien no puede decirse que fuera el protagonista, tenía entre los 76 episodios que duró la serie varios en los que era la figura central.

nid%3D1885609%7Cpreset%3Dinline%7Clinkto%3Dimage%7Ccaption%3DLobezno%20en%20X-Men%20(1992-1997).

Cold Vengeance (1x06) seguía a Lobezno por la Canadá salvaje, en el 1x08, The Unstoppable Juggernaut, Logan capitaneaba un grupo de mutantes para descubrir al responsable de haber destrozado la mansión X. Más recordado fue el episodio 58 (4x04), The Lotus and the Steel, en el que Lobezno iba hasta Japón para frenar a Samurái de Plata. Curiosamente esta historia es similar a la de la película de próximo estreno Lobezno inmortal. Tras esta serie -que insistimos, fue un éxito rotundo- llegó X-Men: Evolution (2000-2003). Como la producción de los noventa, se trataba de una serie coral en la que Lobezno hacía aparición en el grupo y de forma eventual protagonizaba sus propias aventuras. La serie se alargó durante tres temporadas con un total de 52 episodios, una duración más que razonable para una propuesta que gustó al público pese no alcanzar las cotas de calidad de la serie de Saban.

nid%3D1885616%7Cpreset%3Dinline%7Clinkto%3Dimage%7Ccaption%3DLobezno%20en%20X-Men%20Evolution%20(2000-2003).

Como se suele decir, a la tercera llegó la vencida. Wolverine and the X-Men (2009) fue la tercera serie de animación con X-Men como tema principal y la primera en tener a Lobezno como el cabecilla de la patrulla. Inspirada en la serie de cómics Astonishing X-Men, no es que Logan fuese el protagonista absoluto pero que su nombre aparezca en el título no es en absoluto casual. Los fans se quedaron a medias, no obstante: sólo duró una temporada de 26 episodios, pues la serie de Craig Kyle y Greg Johnson fue cancelada en 2010 por la ausencia de un socio que les ayudase a financiarla. Valga mencionar que la producción se creó para el bloque Nicktoons de Nickelodeon. Obviando apariciones como las de series como The Super Hero Squad Show, el motion comic Black Panther o la notable The Avengers: Earth's Mightiest Heroes, su siguiente aparición -y esta vez sí, definitivamente como héroe- fue un anime.

nid%3D1885617%7Cpreset%3Dinline%7Clinkto%3Dimage

Como detalle curioso, en 2010, Marvel y la productora japonesa Madhouse cerraron una acuerdo de producción de cuatro series basadas en las propiedades intelectuales de la primera. Las elegidas fueron Blade, Iron Man, X-Men y Wolverine, producción esta última de gran interés no tanto por lo que contaba por el cómo lo hacía. Adaptando el estilo de dibujo a un gusto más oriental, con Lobezno más estilizado, menos fuerte, pero igual de letal. Estrenada en 2011 en Japón -y lanzada en USA poco después-, duró sólo una temporada en antena y contó con doce episodios en los que el héroe debía descubir el paradero de Mariko Yashida, su novia desaparecida. Lobezno aparecería también en el anime de Iron Man, en un cameo del cuarto episodio, y de forma más constante en la serie anime X-Men.



Lobezno en el cine

Llegamos al último bloque, uno que podríamos dividir en al menos dos subsecciones tales como "Hugh Jackman" y "Todo lo demás". Ahondando un poco más, es de recibo empezar hablando de la rareza que supuso el lanzamiento en DVD de la película animada "Hulk Vs.", allá por 2009. En ella se mostraba cómo La Masa se enfrentaba a dos personajes clásicos de Marvel: Thor y Lobezno, en dos episodios independientes de una media hora cada uno. El que nos interesa es "Hulk vs. Wolverine", claro, una pieza excelentemente animada, con Frank Paur como director. Durante 38 minutos, se ahondaba en el pasado del personaje y se dejaba para el final un bloque de acción tremendo. Muy espectacular, con una animación por encima de la media de los direct-to-video.



Ahora sí, volvemos atrás en el tiempo. Hasta finales de los 90, cuando Marvel intentó poner en pie una adaptación al cine de X-Men con actores reales y no animada, y varios actores estuvieron considerados para interpretar el papel de Logan. Entre ellos, Russell Crowe (Gladiator), Edward Norton (American History X) e incluso el cantante Glenn Danzig. El papel terminaría recayendo finalmente en el australiano Hugh Jackman, y como se suele decir, "a partir de ahí todo fue historia". Jackman, considerablemente más alto que el personaje al que daba vida y por aquel entonces un prestigioso trabajador en el teatro, tuvo que someterse a un régimen de ejercicio extremo para ganar musculatura y poder representar la animalidad de Lobezno. En 2000 pudimos ver el resultado en X-Men de Bryan Singer. ¿Su interpretación? Sobresaliente. Tanto es así que es imposible pensar en otro actor para el rol.



Jackman repetiría el papel en todas las demás producciones de la saga, lo que incluye X-Men 2 (de nuevo con Bryan Singer de director) y X-Men: The Last Stand. Si bien es cierto que la primera película podía considerarse como si Logan fuese el protagonista (junto a Pícara), en estas siguientes la cosa se abría hacia lo coral, sobre todo en el caso de la segunda. La tercera, orientada hacia Phoenix, si que tocaba a Lobezno de forma más directa. No obstante, su rol siempre ha sido definitivo y nunca de soporte, por lo que bien podríamos hablar como si fueran películas 'de Lobezno'; sucede un poco como con la reciente Los Vengadores, que podría pasar -sin problema- por una "Iron Man y amigos". Con The Last Stand se cerró una trilogía y nació un spin-off en forma de película independiente. Y cómo no, ¿quién iba a protagonizarla? Lobezno.



X-Men Orígenes: Lobezno se estrenó en 2009 y fue dirigida por Gavin Hood, ganador del Oscar en 2005 por la película Tsotsi. Pese a tener detrás a un realizador con cierto prestigio, eso no pudo liberarle de ser menospreciado por la productora y de ver cómo su película era destrozada en la sala de montaje. O al menos, eso declaró el director cuando la critica destrozó la película sin ningún pudor. La historia volvía a ahondar en el origen de Lobezno y en su relación con Dientes de sable y otros personajes. Como curiosidad, en este film se marcó la primera aparición en el cine de Gambit, un personaje que todos esperaban ver en la trilogía anterior. El film fue un éxito moderado a comercial: costó 150 millones y recaudó más del doble (373). Detalle curioso antes de pasar al 'futuro': X-Men: Primera generación (2011) contenía un pequeño cameo de Lobezno, con una única (pero muy divertida) línea de dialogo.



Lobezno en el cine: Un Momento Dulce

Jackman y Lobezno han seguido muy vinculados en los últimos años, aunque con desigual suerte. Un segundo título de película independiente, The Wolverine (Lobezno: Inmortal en España), fue recibida con desigual crítica pese a que suponía el regreso a una de las historias doradas de Claremont sobre el personaje y su fuerte vinculación a Japón. Luego volvió a la Patrulla- X con dos películas muy distintas: la muy valorada "Días del Futuro Pasado", donde el personaje era el gran protagonista junto al Doctor Xavier; y la machacada "Apocalipsis", cuyo fracaso general parecía dibujar un futuro negro para los mutantes en manos de FOX. El punto de inflexión lo marca sin embargo Deadpool y su tan sonado como inesperado éxito, un triunfo absoluto que ha abierto las puertas a las películas de superhéroes para mayores de 18 años y que ha sido el catalizador de la última película de Hombre-X: "Logan" basado en descarnado futuro post-apocalíptico de "Old Logan" y que ha sido recibida con entusiasmo por parte de críticos y aficionados. Un triunfo que dice mucho de las posibilidades de un personaje que se resiste como pocos de sus compañeros al paso del tiempo.