BeTech: noticias de tecnología

RoboCup

Partidos entre robots, ¿el futuro del fútbol?

Partidos entre robots, ¿el futuro del fútbol?

Desde hace casi 20 años existe una liga paralela del deporte Rey con su evento mundial cada año. Una liga de robots futbolistas.

Hay ligas de fútbol masculino, ligas femeninas, ligas infantiles, de primera categoría, locales, de barrio, internacionales, y también ligas robot. Sí, exacto, los robots también juegan al fútbol, al menos los que compiten en la RoboCup, una competición anual internacional entre robots que lleva celebrándose desde hace casi 20 años desde que fue fundada en 1997, con el objetivo principal de promover la investigación robótica y sobre Inteligencia Artificial mediante un desafío atractivo y publicitario como es un partido de robots.

 

Robot Soccer World Cup

Con competiciones principales, ligas y subligas, la RoboCup tiene como objetivo principal una meta aún lejana pero increíblemente ambiciosa: “A mediados del siglo XXI, un equipo de jugadores de fútbol humanoides robot completamente autónomos ganarán haciendo uso de las reglas oficiales de la FIFA un partido contra el equipo (de jugadores reales) que hayan ganado recientemente el Mundial de Fútbol”. Así es, un equipo de androides autónomos contra una selección real siguiendo las reglas de la FIFA, sin duda, y calculando que faltan unos 34 años para ello, una meta gigantesca dada la forma de moverse que tienen los jugadores robot ahora.

Con semejante objetivo está claro que sus creadores esperan que la robótica haya avanzado lo suficiente en tres décadas y medias con respecto a la actual para mostrarnos algo cercano a lo visto en films como Yo, Robot. Pero aunque como podemos ver en sus videos los jugadores actuales de la RoboCup se mueven de forma demasiado acartonada y básica, sí es cierto que cada equipo ya es completamente autónomo y no necesita de estar manejados por operador ninguno, sino por su propia IA implementada.

América 7 - Australia 3

En uno de los partidos robot más recientes, el Austin Villa, equipo americano de la Universidad de Texas, ha derrotado por 7 goles a 3 al Runsfift de Nueva Gales del Sur en el marco de la World Robot Conference de China. Y ciertamente sorprenden detalles como la capacidad de los robots de ponerse en pie sin importar la forma y posición de su caída. Si tenéis curiosidad por cómo funcionan estos autómatas de 58 centímetros de alto, los robots de un equipo intercambian información entre ellos y deciden tras varios cálculos cuál de sus compañeros llegará antes a la pelota

Ganadores de la RoboCup

“Los robots se dicen entre ellos dónde creen que está la pelota, dónde creen que están ellos en el campo, si se han caído o están de pie, y deciden quién va a por la pelota”, explica Josiah Hanna, del Austin Villa de Texas. Está claro que aún hay que mejorar elementos como la habilidad de los robots para poder estar de pie, pero puede que el objetivo de la RoboCup, un partido híbrido entre humanos y androides para el 2050, no sea una locura dado cómo avanza la tecnología actual y especialmente la robótica.