BeTech: noticias de tecnología

iPhone

El iPhone 8 será de cristal

El iPhone 8 será de cristal

No hace ni dos semanas que ha salido el nuevo iPhone 7 al mercado y ya se está hablando de qué estará hecho el futuro terminal de Apple.

El iPhone 7 ha causado mucho furor desde su día de lanzamiento. Aunque hay cosas que la gente ama y odia del terminal, parece que en dos semanas su popularidad ha caído. Nuestros compañeros de Movizona han informado de que el próximo iPhone 8 será de cristal. Al menos eso indica Ming Chi Kuo, el analista de KAGI Securities, quien ha dado pistas sobre cómo será el futuro dispositivo de la compañía californiana.

Cristal para la carcasa

Según la efeméride, en 2017 se celebrarían 10 años del lanzamiento del primer iPhone. Por aquel entonces el visionario Steve Jobs presentaba el futuro de la telefonía móvil a un mundo que todavía se conformaba con pulsar las teclas numéricas mecánicas, las cuales quedarían obsoletas ante una pantalla táctil. En todo este tiempo han cambiado muchas cosas: la resistencia al agua, la potencia de los procesadores, la capacidad interna, la resolución de las cámaras, etc.

iPhone 7 jet black

El modelo Jet Black de iPhone 7 y iPhone 7 Plus es el más difícil de fabricar pero el que tiene un diseño más llamativo.

Sin embargo, la apuesta por el cristal en la carcasa del iPhone supone un retroceso hasta el iPhone 4 (uno de los últimos diseñados por Jobs). También se trata de un material resistente a los arañazos, aunque una caída puede provocar que se resquebraje. Según Ming Chi Kuo esa es la idea que podría plantear la compañía ahora dirigida por Tim Cook para su próximo teléfono, el cual recibió el nombre de iPhone 8.

Para el analista sería un gran error que el año que el año que viene se presentase una revisión del iPhone 7. La ocasión lo exige y tendría que optar por un nuevo diseño para seguir compitiendo con los más grandes.

Posibles especificaciones

Kuo también ha predicho cuáles son las versiones del nuevo iPhone 8 de cristal. Una de ellas sería la aparición de un modelo con pantalla curva de 5,8 pulgadas, al que se unirían dos versiones de 4,7 y 5,5 pulgadas que no contarían con este diseño en su display. Por otro lado, también ha explicado la vuelta al material transparente, afirmando que la causa es que el teléfono de Apple necesita un acabado brillante. Actualmente la versión Jet Black es la única que incorpora este detalle en el teléfono, pero en su contra tiene dos factores: es el modelo más caro de producir y el menos resistente.

¿Acertará el analista con estas suposiciones o los de Cupertino tomarán un camino distinto? Tendremos que esperar hasta el año que viene para comprobarlo.