BeTech: noticias de tecnología

SMART TV

Cómo usar tu móvil como mando para un televisor

Cómo usar tu móvil como mando para un televisor

Tanto si tu televisión es "smart" como si no lo és, puedes usar el móvil como mando a distancia mediante apps o accesorios.
Keynote Google I/O 2019 en directo online: novedades Android 10 Q

Es probable que muchos os hayáis comprado este verano una flamante Smart TV para ver la Eurocopa 2016 con toda comodidad, pero habrá muchos que sigan aún contentos con sus antiguos televisores, más o menos planos, y no vean la necesidad de cambiar de aparato. Los primeros seguro que ya han presumido de la app que tiene su televisor y que permite transformar el móvil en un mando a distancia más pero ¿sabes que eso se puede hacer en casi cualquier televisor? Vamos a ver las opciones que hay.

Móviles con emisor IR

Empezamos por aquellos móviles como podrían ser el Galaxy S6, el LG G4 y G5, el Huawei P9 Max o el Galaxy Note 4 que tienen un emisor de rayos infrarojos incluido. Todos estos, evidentemente, lo tienen mucho más fácil y casi no hay ningún dispositivo con mando a distancia que no pueda ser controlado desde ellos, incluyendo los televisores por supuesto.

Normalmente, estos terminales cuentan con una aplicación o sistema para gestionar esta conexión pero es posible sacar mucha más funcionalidad con las de terceros. Por ejemplo, se puede recomendar IR Remote, la más descargada de este tipo de Google Play, que permite conectar nuestro móvil y transformarlo en un mando remoto universal. Eso sí, no es gratis, cuesta ,7,80 euros, pero vale cada céntimo.

Una opción gratuita es SURE Universal TV Remote. Esta nos permite conectarnos a nuestro televisor mediante el puerto de infrarrojos, pero si es SmartTV, también permitirá enviar fotos y vídeos utilizando la conexión WiFi DLNA.

Por último, otra opción es Universal TV Remote, otra grautita y completa. Es la más básica pero su trabajo lo hace y lo hace bien.

Móviles sin emisor IR

Esto está muy bien para los terminales que tienen el emisor infrarrojo pero ¿y si no lo tienen? Pues hay varias opciones a las que podemos acudir.

Una es Irdroid, un dispositivo que no es muy estético pero que símplemente al pincharlo en el minijack nos crea un puerto infrarrojo que gestionamos mediante una app que lo acompaña. Se puede encontrar por unos 15 dólares aunque se ofrece toda la información en su página web para montarlo nostoros mismos.

También podríamos optar por algo más sofisticado como el Logitech Harmony Smart Control, que cuesta unos 99 euros y lo que hace es convertir al móvil en el mando a distancia de todo lo que le conectemos, así como el siempre útil Google Chromecast, que si bien no consigue transformar el móvil en un mando a distancia real, nos da cierto control desde la app Google Cast.