5 Razones para ver Kingsglaive: Final Fantasy XV a pesar de sus malas críticas

Pablo González Caith_Sith

Ya hemos visto Final Fantasy XV: La Película, un film que ha despertado la ira de los medios tradicionales con críticas salvajes e injustas. Te contamos por qué deberías ver Kingsglaive independientemente de lo que leas en Internet.

No falla: se estrena una nueva película basada en un videojuego y lacrítica la destroza. Este año lo hemos visto con dos producciones degran tamaño nacidas en el seno de Hollywood, como Warcraft y Angry Birds: la película, films que a día de hoy tienen una valoración positiva del 28% y el 43% en el agregador de críticas Rottentomatoes,donde no sólo hay diarios generalistas sino también medios consecciones de videojuegos u otro tipo de sectores del ocio queafectan a diversas producciones -webs sobre el mundo del cómic,superhéroes, etcétera-. La ruptura entre la crítica y el cine basado envideojuegos existe desde hace tiempo pero algo ha cambiado en losúltimos años, y es que los usuarios saben entender estas obras y las vencon unos ojos diferentes. Siguiendo con los mismos ejemplos, Warcrafttiene un 76% de valoraciones positivas en Rottentomatoes, con una nota de 4/5 contabilizando 51,662 valoraciones del público; el filn de Duncan Jones, con una nota de 32 -sobre 100- en Metacritic, acumula un 7.2 de puntuación en IMDBcon más de 120.000 votos. Esto abre una vía de debate, ¿están estaspelículas destinadas al encontronazo negativo con la crítica porque secentran demasiado en el fan? ¿O es que sencillamente sólo pueden serdisfrutadas por estos últimos? Si entendemos que el cine de superhéroesha conseguido en numerosas ocasiones obtener el beneplácito de ambossectores -sirva El Caballero Oscuro como ejemplo claro-, ¿por qué con los videojuegos no ocurre lo mismo?

En los últimos días se ha añadido una nueva producción a esta lista, que no es ni más ni menos que Final Fantasy XV: La Película(Kingsglaive), un film anunciado prácticamente por sorpresa a finalesdel pasado mes de marzo y que estaba destinado a un lanzamiento directoal mercado doméstico, vía VOD y DVD/Blu-Ray, pero que sin embargo haacabado pasando por salas de cine en Japón, Estados Unidos y otrospaíses a lo largo del globo. Esto ha derivado en que la ha visto gentepara la que quizá no estaba destinada, medios generalistas que valoranel film por lo que es -una película, a fin de cuentas- y no tanto unaextensión o anexo a un videojuego futuro. Vaya por delante que en lopersonal creo que ese es el enfoque correcto, que una obra tiene quesaber valirse por sí misma de forma independiente, pero la ferocidad conla que ha sido atacada me hace replantearme si la estrategia de SquareEnix ha sido la acertada. ¿Debió haber esquivado el estreno en cines,dejando el producto en manos únicamente de fans de la serie, comoparecía ser el plan original? ¿Ha compensado económicamente ellanzamiento en salas el haber generado, por el camino, un feedbacknegativo del que hablaremos a continuación?

Interrogantes al margen, vamos a los hechos. Kingsglaive cuenta a día de hoy con un 7% de valoraciones positivas en Rottentomatoes,con sólo 14 críticas contabilizadas. Esto no va a cambiar, pues suestreno fue limitado y los medios que no hayan realizado cobertura delfilm no lo harán a posteriori, lo que dejará la película de Final Fantasy XV como la peor -según la crítica- de las tres que se han creado basadas en la franquicia de Square:Final Fantasy La Fuerza Interior, de 2001, cuenta con un 46% decríticas positivas -con 144 contabilizadas- y Advent Children, lasecuela de Final Fantasy VII, posee un 33% -con eso sí, sólo seiscríticas en total-. Este artículo no va a ser una comparación entre lostres trabajos ni se va a juzgar si una es mejor que la otra. El objetivoes poner las cosas donde deben y pensar desde otro punto de vista, ¿es realmente TAN mala Kingsglaive?¿Merece no sólo ser el film de Final Fantasy menos valorado, sino unode los pufos del año por su bajo porcentaje positivo en dichaplataforma? Si volvemos a sopesar lo que opina la gente, el público de apie, Kingsglaive se descubre como un film que handisfrutado un 78% de las 1,939 personas que la han visto hasta la fecha.Y dicho esto, hemos elegido cinco puntos para quitarte el mal sabor deboca y decirte por qué, independientemente de su calidad como obracinematográfica en un sentido estricto, es una película recomendable yque está muy por encima de lo que se ha dicho en los mediosgeneralistas.

1. Sus valores de producción son impecables

Quizáeste sea el punto más cuestionable en el sentido de que viniendo de unaproductora como es Square Enix, que desde la llegada de las secuenciasgeneradas por ordenador ha sido una de las más superdotadas a la hora deofrecer momentos de impacto en el sector, no cabía esperar menos. Esdecir, que sí, partíamos de la base de que Visual Works,estudio filial de la compañía dedicado a la creación de estas piezasanimadas, no iba a decepcionar. Y no lo ha hecho: los rostros de lospersonajes son más realistas que nunca, el motion capture con actoresreales ha sido perfectamente trasladado a la pantalla tanto en losmomentos íntimos como por supuesto en las secuencias de acción,espectaculares y bien diseñadas, por no hablar de la iluminación,efectos de partículas y otro tipo de elementos visuales que hacen deKingsglaive un film realmente notable en lo que respecta al cascarón, alo que se ve a simple vista. Cuenta además con una inspirada partituracompuesta por John Graham y el ya clásico leit motiv musical de Yoko Shimomura, que engrandece cualquier momento al que acompañe. Su doblaje al inglés, a cargo de actores reconocidos como Lena Headeyo Aaron Paul, tampoco decepciona, e incluso el español cuenta conactores de doblaje que estamos acostumbrados a escuchar en produccionesde Hollywood.

2. Personajes con matices

Kingsglaivees una película que tiene un objetivo muy claro y es servir como puntode referencia y pauta del universo de Final Fantasy XV, y por tanto ponefoco en los personajes que lo van a definir de una forma u otra. Y sibien hay varios bastante superficiales, que funcionan como trampas deguión algo torpes, en lo que supone el peor aspecto del film escrito porTakashi Hasegawa, otros por el contrario salen muy bien parados. Nyx Ulric,protagonista principal, es un buen héroe, con ideales e ideas, que semueve entre dos aguas y su desarrollo aunque algo arquetípico cumplesobradamente con lo mínimo exigible en un film de estas características,de la misma forma que pasa con Lunafreya Nox Fleuret -vozde Lena Heady en inglés, o de la actriz de doblaje de Keira Knightleyen español-, un personaje femenino que no aspira a ser muy guerrero niextremadamente fuerte en lo físico pero sí reposado, tranquilo y eficazallí donde se la necesita. Seguro que sabremos más de ella en el juegopero en el film hacen un buen trabajo para darle empaque a cadasituación. Pero sobre todo, el que mejor parado sale es el Rey Regis,padre de Noctis -el protagonista de FFXV-, que con muy pocas secuenciasdemuestra que los buenos personajes no son los que más salen o máscosas dicen, sino los que saben aprovechar cada segundo que aparecen enpantalla. La voz de Sean Bean -exacto, el mismísimo Ned Stark- le da una fuerza natural.

3. Posee 20 minutos prodigiosos

Cada película de la franquicia Final Fantasy posee algún bloque más o menos memorable. En La Fuerza Interior, a título personal destacaría un tercer acto sensorial y casi lírico; en Advent Children, no me cabe duda que la aparición escalonada de cada uno de los protagonistas del juego original para que Cloud se enfrente a Bahamut,es el gran highlight del film por encima incluso del combate con elángel unialado. Sin embargo, en Kingsglaive no hay "una secuencia", sinoun bloque completo de unos quince o veinte minutos que se dan en torno ala mitad del film y que por motivos más que evidentes no vamos adestriparos, porque hay que verlos. Este tramo, que únicamenteapuntaremos como referencia que tiene que ver con un duelo dialéctico entre Regis y el emperador Iedolas,sobresale por un buen trabajo de montaje en paralelo, y por apostarlotodo a generar una tensión sostenida basada en la palabra más que en elespectáculo vacuo. Incuestionablemente, para un servidor, lo mejor quese ha hecho en el cine basado en esta franquicia y eso que, visto desegún qué forma, "sólo" es gente hablando. Pero hay mucho más en juego.

4. No se olvida del fan

AdventChildren lo tenía facilísimo para ganarse al fan de la franquicia,funcionando como un reboltijo nostálgico donde música y personajesconfluían con un objetivo común: recordarte los viejos tiempos vividoscon Cloud y compañía. Kingsglaive por motivos evidentes no puede jugarseesa carta, porque el juego -Final Fantasy XV-aún no ha salido, así que opta por contentar al fan de formasdiferentes. Desde referencias directas, como ese gran enemigo quepudimos ver en varios tráilers y que se deja ver en su plenitud en losprimeros doce minutos del film, publicados por la propia Square enInternet, y que remite a Arma Diamante de Final Fantasy VII, hastadiálogos más literales o una secuencia de acción absolutamenteespectacular, magnífica y ciertamente imprevisible en la que cierto tipode enemigo clásico de la franquicia, que muchos recordaremos sobre todopor su icónica aparición en Final Fantasy VI, hace acto de presenciaaquí para dejar clara una cosa: que esta es una película de Final Fantasyy que si la saga ha perdurado a lo largo del tiempo es en gran partepor el universo que se ha construido en torno a esas dos palabras.



5. Cumple su propósito

Indiferentemente de cómo abordes Final Fantasy XV: La Película, hay una cosa que es difícil de cuestionar, y es que cumple su objetivo. El público está aclamándola, tiene referencias a la franquicia, visualmente es espectacular ysirve como preámbulo de los temas que se tocarán en profundidad-esperemos- en el juego que nos llegará -toquemos madera- el próximo 29de noviembre. Dicho lo cuál, sí, merece la pena si entendemos lo que es.Siempre que no busquemos una gran película, con una estructuraperfecta; que tiene fallos, algunos graves -o leves- dependiendo de laexigencia de cada uno, pero es una puerta de entrada a un videojuego yno una adaptación de éste, por lo que me lleva de nuevo a pensar en loapuntado al principio. ¿Hizo bien Square Enix dándole una promoción apuntando al público generalista? ¿Puede Kingsglaive competir fuera de su nicho? Eso tendréis que decidirlo vosotros,pero podéis dejarnos en los comentarios qué os ha parecido si la habéisvisto ya y qué le diríais a aquellas personas que duden de si merece ono la pena.