BeTech: noticias de tecnología

VEHÍCULOS INTELIGENTES

Así es como puede piratearte el coche un hacker

Así es como puede piratearte el coche un hacker

El riesgo de tener un vehículo inteligente es que deja la misma puerta abierta que otros dispositivos smart para los piratas informáticos.

Lo que el primer iPhone supuso para el mundo no fue simplemente el primer teléfono inteligente o smartphone de su clase, sino el pistoletazo de salida para adaptar el vocablo 'smart' a todos los accesorios de nuestra vida. Y en menos de una década tenemos desde relojes y bicicletas inteligentes hasta literalmente cepillos de dientes, ropa e incluso vehículos. Y es que en el mundo del motor, con marcas como Tesla buscando el coche autónomo que nos asista, o Volvo con la integración de sistema operativo Apple en el ordenador de a bordo, la integración del todo en uno es un hecho y conectar nuestro móvil al coche o tener red Wi-Fi autónoma en él una realidad.

 

Pero al igual que cualquier dispositivo inteligente, un coche 'smart' es un objetivo en potencia para un hacker que sólo necesita un pirateo OTA (Over the Air, como las actualizaciones de un móvil) para acceder a su microprocesador. ¿Cómo? Pues de alguna de estas tres maneras:

Hackeo por Bluetooth

Hoy día muchos coches traen tecnología Bluetooth de serie, e incluso Internet móvil que los convierte en routers / móviles gigantes. Precisamente dos formas en que un hacker puede acceder al cerebro del coche, intervenirlo y controlar todas sus funciones. ¿Imposible? Eso mismo creía este periodista que se encontró parado en mitad de la autopista después que dos hackers pirateasen a distancia su Jeep y se pusieran a desactivar los frenos, hacer sonar el claxon, quitar el cinturón de seguridad, poner el aire acondicionado a tope y girar el volante. Lo mejor es desactivar el Bluetooth y usar un cable, y evitar poner internet móvil. De esa forma será imposible hackearlo a distancia.

Elementos que se pueden usar para el hackeo de un coche

Hackeo por el mando de Cierre

No hay nada más cómodo que una llave y un mando que abra/cierre las puertas de un coche con un toque de botón, e incluso que encienda el motor si tenemos prisa. Pero precisamente esa señal que se le envía al coche puede ser interceptada, clonada y reproducida por un hacker y un aparato de fabricación rápida y coste de 40 dólares en piezas con el que enviar su propia señal, desbloquear las puertas del coche e incluso arrancarlo si se permite. Ciertamente lleva su tiempo extraer el código de la llave para usarlo, pero su éxito es considerablemente alto.

Demostrado públicamente por expertos de la Universidad de Birmingham, lo que da más miedo es saber que todos los coches Volkswagen de los últimos 20 años, junto a millones más -estos mediante un método aún más sencillo- de las marcas Alfa Romeo, Citroen, Fiat, Ford, Mitsubishi, Nissan, Opel y Peugeot son susceptibles al ataque, por lo que se aconseja abrir el coche de manera manual con la llave, claro que ¿quién puede resistirse a la comodidad de usar el mando?