Los Juegos Prohibidos de Twitch

Cesar Otero

Sexo, violencia o contenido que no debe transmitirse. Twitch tiene una lista negra de juegos que no quieren que veamos por su contenido. Estos son los baneados del Streaming en la Black List de Twitch

Advertencia
Este artículo tiene imágenes de desnudos y contenido sexual.

Tony Hawk style y Tetas a gogó

BMX XXX

Twitch lo deja claro: No quiere sexo ni violencia extrema –ese puntosería más bien discutible dadas las cosas que a veces pasan por elstreaming. Y como todas las plataformas tiene una lista negra compuesta de varios nombres que no vamos a ver nunca por streaming y que de emitirlas nos meteríamos en problemas como el Farenheitde David Cage en su versión completa con las escenas de sexo -cortadasen los USA- o novelas visuales muy cargadas de hentai explícito como laserie Sakura. A Inicios del nuevo siglo, Dave Mirra fue una de esas series que bebieron del éxito y estilo Tony Hawk Pro Skater, solo que con bicis. Pero Acclaim, la bendita Acclaim, pensó que en la ‘next gen’ liderada por PS2 una entrega con la jugabilidad intacta –hacer trucos con una BMX en vez de una tabla- llena de humor rollo American Pie, Road Trip(o sea: tetas por todas partes y referencias sexuales constantes) seríauna fórmula ‘Win Win’. La ostia en ventas que se metieron con BMX XXXfue de las épicas, encima se quedaron sin el nombre de Dave Mirra y lescayeron palos por un título que podías hacerte un avatar con los pechosal aire, misiones en las que llevar prostitutas de un lado a otro de laciudad y ver videos de strippers profesionales de las Vegas enseñando cacho-aunque sólo en top-less. En Europa no levantó la controversia que enUSA ni vino censurado como en Australia. Y hoy, 13 años después y concosas como Saints Row IV Enter The Dominatrix o Larry Magna Cum Laude en el mercado, hace gracia pensar en la que se lió

Copypaste porno-cutre

Battle Raper  

 Con Battle Raper ya el nombre bastaría para censurarlo en según que tiendas. El juego es en sí un arcade de lucha 1 Vs 1 para PC de 2002 más bien malo y clon de un DOA/Soul Blade de la época en el que a las voluptuosas féminas se les puede romper la ropa y dejarlas tiradas en el suelo desnudas al derrotarlas, empezando después una escena jugable en la que claramente se puede violar al personaje. Creado por el estudio nipón Illusion Soft –que menudo currículum se gastan como ya veréis-, el juego tuvo secuela igual de mala y cutre a todos los niveles, pero en la que esta vez el sexo entre los personajes era consentido. Eso sí, ¿si lo era a qué viene dejar el polémico ‘Raper’ en el título si ya es consentido? Marketing burdo y descarado para engañabobos.


 Pene-Selfies  y duchas homo-eróticas

Cobra Club y Rinse & Repeat

Que Robert Yang se ha tomado con cierto humor su situación en Twitch es considerable. De hecho el hombre se jacta de ser "el desarrollador más censurado en Twitch", lo que por un lado le molesta, pero por otro le gusta, ya que "valida mucho a un artista el ser catalogado como peligroso". Su primer ban en la plataforma vino con Cobra Club, que básicamente es sacarse fotos del pene en el espejo del baño, pudiendo controlar elementos como el grado de erección –la mecánica más original del año- y usándolas para ligar con otros personajes que nos envían sus fotos también. Por si queremos seguir con las creaciones Yang, con Rinse & Repeat tenemos un título menos explícito dentro de su grado de explícito. Se trata de ayudar a hombres a ducharse y hacer las cosas que se harían con la manita en la espalda o una esponja. ¿Lo mejor de Cobra Club? Que es el típico juego viral que en una semana adoptan miles de youtubers, pero como no se pueden ver penes en la plataforma YT se tienen que fastidiar, dejando su autor claro que hizo el juego como respuesta a los que usaban sus creaciones para crearse seguidores, ya que si se censura la iamgen con una distorsión el falo en pantalla “la emisión pierde toda su gracia”. No nos negaréis que Yang pensó en todo.

Lolitas Carcelarias castigadas y azotadas

Criminal Girls

Criminal Girls Invite Only es un RPG de naturaleza Dungeon Crawler en elque debemos ayudar a siete chicas que han llegado al infierno por habercorrompido sus almas, pero es la forma en que las reclusas aprendenskills el que le ha granjeado cierta polémica que en su Japón natal notiene (ni tendrá su secuela): A través de un correctivo de índole sadomaso en el que las castigamos físicamente para doblegarles suincorregible voluntad, convertido en mecánica convenientemente camufladaen la trama. Criminal Girls se ha hecho un hueco en Youtube con suapartado de castigo/tortura gracias también a una campaña de promoción basadabastante en esta mecánica. Encima en Occidente hemos tenido que ver una versión de esta mecánica recortada,censurada en Europa y Estados Unidos en la que empezamos por perder losgritos y gemidos de las prisioneras sin que la editora explicase el motivo.

Gráfico hasta lo Enfermizo

RapeLay

En Japón hay una serie de juegos que debido a su contenido no se les permite ser vendidos fuera del país, ya que Occidente tiene otras leyes y forma de ver ciertas cosas. Los ‘genios’ de Illusion Soft pensaron que el toque violador de Battle Raper debería tener un título propio. Y básicamente quisieron crear el simulador de violaciones definitivo, con detalles tan asquerosos como penes ensangrentados, castigos a embarazadas y una trama en la que violar a una madre y sus hijas a pesar de los ruegos de la primera. Vamos, un Custers’ Revenge extremo para el mercado nipón que no se ahorra detalles en el apartado visual y que tiene a sus defensores, pero que provocó tal controversia –llegó a saltarse esa regla nipona y venderse en Occidente a través de Amazon- que sus creadores se hartaron de defender su obra para al final borrarla de su web, parar su venta  y no tocar la IP en 9 años tras la orden de una asociación japonesa independiente de calificación de contenidos para juegos adultos emitida en 2009. Tendrá su público como todo en este mundo, pero manda huevos con el jueguecito…


Yaoi, Gore, Amor y Serpientes

Dramatical Murder

Novela Visual al estilo de otras como Corpse Party Book of Shadows, Dramatical Murder posee unos niveles de gore plasmados en artes detallados sobre asesinatos de los personajes que pueblan su vasta galería. Pero para detalles las escenas homosexuales que vemos en este Yaoi o BL (Boy’s Love), sub-género centrado en historias de amor gays pero dirigidas a un público femenino, que en este juego no se ahorran detalles en penetraciones, toqueteos y hasta masturbaciones con serpientes enroscadas y sodomía bien explícita en las escenas eroge de su parte jugable -tiene parche para localizarlo al inglés por si tenéis curiosidad. La ip dio lugar a un manga, a un anime y a una versión del título de PC para PS Vita que reduce los contenidos de sexo y violencia a un nivel digamos ‘Twitch Approves’, aunque cuidado por si las moscas ya que seguramente no dejará emitirlo tampoco.

“El Juego más ofensivo de la Historia”

Grezzo Due

Cuando un título ya deja al bestiajo de Postal 2 como candidato al Disney Channel sólo con su menú inicial y la primera fase, es para tener en cuenta su bestialidad. Grezzo Due está hecho por el amigo Nicola Piro, miembro de la banda italiana de música Karashow, y hay quien lo considera “el juego más ofensivo de la historia”. En sí se trata de un mod super cutre con el motor de Doom II cuyo contenido es como la página web que se montaba Homer Simpson: Copiado en su 90% de otros mods y juegos de los que roba los assets descaradamente. Título de esos para descuartizar todo lo que se mueva en una orgía de sangre, curas empalados y viejecitas con andadores reventadas, la polémica la lleva por bandera al ridiculizar y blasfemar sin cortarse un pelo a la figura de Jesucristo en la cruz, al papa Juan Pablo II y hasta al Padre Pio, figura reverenciada en Italia. Parodia a todos, de Sonic a Mario o Serious Sam, Hugo Chavez, o Mussolini; usa armas como vaginas dentadas, mearse en los cadáveres –eso es de Postal- o sierras mecánicas, y en 2013 fue uno de los juegos que más se preguntaban en foros, sites y compartía en programas P2P.

Candy Crush con Final Feliz y Húmedo

HuniePop

Los simuladores de citas tienen su propio cachito del mercado para ellos solos. Y tras un Kickstarter exitoso, HuniePot logró sacar al mercado un título homónimo que va de eso, de citarnos con varias chicas de carita inocente y cuerpo tan explosivo como poco vestido. En sí la mecánica más destacada es un juego estilo Candy Crush que usamos para que las citas salgan bien, y que a la hora de ‘rematar’ el asunto, o sea llevarnos a los avatares a la cama, se vuelve indispensable y más difícil. Sin censura en Humble Bundle, otras plataformas como Steam te venden la versión corticheada –y aún así censurada en Twitch también-, que se puede parchear para ver los artes eroges explícitos de las chicas, que no se cortan tampoco a la hora de enviarnos fotos guarras en las conversaciones por el móvil con fluidos de toda índole en la cara y el cuerpo. Lo cierto es que el juego, consciente de lo que es, ha tenido buenas críticas por su parte de puzle.

“Spring break 4ever, Bitches”

The Guy Game 

En 2004, y con la excusa de las Spring Break o vacaciones de primavera -que la brutalisima Spring Breakers retrató en toda su realidad fiestera en su inicio-, PS2 y Xbox expandieron su catálogo con una joya de la Caspa, un título que dejan a otros como Torrente 3 o el del Neng como Gotys del año. The Guy Game es básicamente una sucesión de preguntas y respuestas en las que si acertamos vemos a varias nenas enseñar sus ‘boobies’ levantándose el bikini –también hay minijuegos chorras y reglas dignas de un concurso de beber. Y ya está. Pero para hacernos jugar, sus creadores censuraron el contenido para obligarnos a llegar al Uncensored Level tras dos niveles insufribles que tapaban los pechos de las chicas, que por cierto una de ellas se quejó de que no sabía que su imagen iba a ser usada para fines promocionales y la cosa terminó con un juez prohibiendo la venta del juego. Lo curioso es que estaba claro que la estaban filmando con cámara y presentador y plató para algo. En fin, el juego definitivo (y único) sobre el Spring Break USA. ¿Ahora uno sobre el Mardi Grass? Nos creemos que no, porque los autores de esta m*** desaparecieron del sector tras la que se lió con The Guy Game y su baneo.

 

Genocida Urban Simulator

Hatred

En la soberbia Un Dia de Furia, Michael Douglas acababa teniendo el peor día de su vida contra una urbe moderna que lo aplastaba con el peso de la realidad de la sociedad moderna. Y por desgracia como vemos en prensa y TV muchos son los gili**** que se levantan cada día odiando al mundo y hacen lo mismo que el prota de Hatred, un juego que acertó en crear polémica para obtener marketing gratuito con una campaña de publicidad basada en el genocidio urbano de un personaje que quería impartir su justicia en una tranquila ciudad. Hizo ruido con su teaser, mucho ruido. Fue incluso retirado de Steam Greenlight para volver de nuevo -mucha más publi de gratis le dieron-, pero luego pasó lo mismo que con todos estos juegos: Se estrenó, se analizó y dio fe de su regulera calidad y se olvidó tan pronto como los Youtubers dejaron de prestarle atención una vez se pasó su efecto. Twitch nos deja emitirlo, pero no en su versión completa Adults Only, sino solo en la que tiene el M de +18 años.

Ultraviolencia física y psicológica

Manhunt 2: Uncut

Y cerramos esta lista infame con una de las mayores bestialidades que se ha programado. Y encima de un estudio no hecho con 4 personas en plan indie fuera de los márgenes de los AAA, sino firmado por la mismísima Rockstar. Era difícil superar el grado de brutalidad y violencia física y psicológica del primer Manhunt, una pesadilla virtual de infiltración que se hacía repetitiva pero con una atmósfera de sordidez muy conseguida. Pero Manhunt 2 lo hizo, y en su versión sin Censura es otro de los prohibidos de Twitch, merced a unas ejecuciones de ultraviolencia que en uno de sus niveles reventó en la época el medidor de lo prohibitivo en los juegos comerciales recreando con cierta morbosidad un club Sado con habitaciones en plan Hostel en las que torturar y mutilar a víctimas indefensas. Un viaje ultraviolento morboso, macabro y psicológico –el grado de sadismo de las ejecuciones es algo que en última instancia depende de nosotros- que aunque ahora gráficamente se nota que tiene 10 años encima, sigue siendo una experiencia malsana como pocas. ¿Habrá Manhunt 3?