God of War III Remasterizado
God of War III Remasterizado
  • Plataforma PS4 8.5
  • Género Acción, Aventura, Beat'em up
  • Lanzamiento 15/07/2015
  • Desarrollador Sony Santa Mónica
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +18
Carátula de God of War III Remasterizado

God of War III: Remasterizado, análisis

Javi Andrés javi__andres

Kratos regresa a encarar a Zeus cinco años después en 1080p y 60fps en el que para muchos es el mejor GoW de todos. Así luce el Olimpo en Full HD, con nuevos efectos y con un framerate que ni parpadea.

Este Análisis se centra en la versión remasterizada de God of War III para PlayStation 4. Para más detalles del juego y en profundidad, te invitamos a leer el Análisis original.

El sanguinario ascenso del imbatible Kratos hacia el Olimpo para encarar de una vez por todas a Zeus ya puede ser disfrutado por aquellos que no tuvieron una PlayStation 3 pero sí se han hecho con una PS4. Especialmente pensando en este público o en quienes quieran revivir el que para muchos es el mejor de su saga o bien para los apasionados del cada vez más de moda Modo Foto, Sony lanza hoy mismo God of War III Remasterizado, la versión 1080p / 60 frames por segundo de una epopeya que ya era espectacular en su momento y que agradece como pocos esta resolución Full HD y aumento de framerate. Rápido, detallista y contundente, GoW III en versión remaster es una joya, que también viene incluido en los paquetes iniciales de la PS4 de 1TB.

Ahora bien, no hablamos de una compra obligada para todo el mundo o una redición cargada de extras que nos hagan verlo con ojos golosos incluso los que ya lo tenemos en la estantería en su versión original de PS3. Éste es un producto para quien no tiene el título de 2010 o para quien es tan absolutamente fan que compra a 39,95 euros hasta las reediciones. Aquí no hay contenidos inéditos, ni modos de dificultad que no estuvieran en el original, ni un manejo adaptado al nuevo mando, ni extras como algún making of o galerías, ni un despliegue de arreglos gráficos mucho más allá de la resolución y el framerate que nos hagan hablar de un trabajo realmente encomiable y único. Ésta es una remasterización conformista, bien hecha pero que se queda en cubrir el expediente sin fisuras ni riesgos.

Eso sí, incluye aquellos pequeños DLCs que salieron posteriormente y el juego que remasteriza es, como decíamos antes, una de las maravillas del género hack and slash, muy salvaje. Kratos tuvo en esta tercera gran historia mitológica su aventura más épica y colosal, a la par que la más visceral y trascendente, su batalla final. Todo empieza con sus últimos pasos en la escalada del monte Olimpo para vengarse por fin y despedazar a Zeus, en un ascenso que funciona como tutorial y donde no está solo, pues le acompañan Gaia y el resto de titanes elementales. Poseidón -que podéis ver en el Gameplay de arriba- actúa como primer jefe final enseñándonos aquí que elementos como el agua de sus tentáculos y cabeza, o las partículas que desprenden sus uñas al ser golpeadas se han trabajado ligeramente para conseguir un mejor resultado en pantalla.

No es nada del otro mundo, pero se agradece que se hayan querido retocar efectos como éstos, algo que viene acompañado de un tratamiento a los chorros de luz para hacerlos más volumétricos, o más brillos para las armaduras y otras superficies reflectantes. Se ve muy bien con la cabeza-linterna de Helios en funcionamiento o en los entornos de atardecer con el sol de fondo. A cambio, nos hubiera gustado algo más de trabajo en texturas como la del fuego, que en partes como La Fragua abunda y no queda tan rotundo en PS4, se le notan los años y el cambio generacional. O la de la bruma, que sigue con los bancos de niebla tal y como estaban y sin mucho nuevo tratamiento en ello. Todo esto puestos a pedir mejorías deseables, no es que desentonen, ni mucho menos. GoW III ya era muy vistoso en PS3.

 

Lo que sí hemos encontrado realmente fuera de lugar y sin trabajo de retoque alguno son las cinemáticas. Las secuencias prerrenderizadas se mantienen aquí a la resolución de antaño, lo que queda bastante visible para cualquier ojo ya que el juego no tiene transiciones ni pantallas de carga, enlaza directamente la acción jugable con la acción automatica, y el salto de resolución y framerate chirría a cualquiera. En cuanto a frames, no podemos hablar de 60 estables con plena soltura, hay alguna caída puntual, pero imperceptible para un ojo que no busque los fallos con lupa.

En el apartado sonoro de nuevo hay algunos arreglos y nueva producción, pero nada trascendente o que nos haga hablar de un audio súper actualizado. Los efectos para los golpes, por ejemplo, ganan en contundencia. Lo notamos con armas muy brutas como los poderosos Cestus de Nemea o con los portalones al cerrarse. Enemigos como los minotauros rugen ahora mejor y se han manejado un poco los volúmenes de las músicas, sobrecogedoras, para enfatizar los mejores momentos. Especial espectáculo audiovisual viviremos, una vez más, en las secuencias de ascenso y descenso, como en el hueco de la cadena de los Tres Jueces, donde Kratos vuela a toda velocidad y hay que esquivar todos los peligros.

La variedad de armas que vamos adquiriendo de las batallas más épicas y de enemigos mitológicos que hay en este largo viaje hacen de God of War III una aventura con diversidad de situaciones y exigencias de combate cambiantes, algo a reflotar en las Arenas de Combate, que aquí están al completo incluidas las añadidas posteriormente al lanzamiento original vía DLC. Todo está tal cual estaba o se quedó, con algunos movimientos overpowered de los que abusaremos, con el menú de pausa donde mejorar las armas con los orbes rojos rellenando la omega, con los ojos, plumas y vellocinos coleccionables escondidos en los mismos lugares exactamente y que querremos para mejorar la vida y otros atributos, etc. Por último, el único añadido sustancial como tal, es el Modo Foto, habitual en todos los first party de Sony ya y con los filtros, posicionamientos de ángulo y retoques que hemos visto en The Order: 1886 o The Last of Us: Remasterizado.

LO MEJOR

  • Los 60 frames se agradecen en un juego tan rápido como éste.
  • Sigue siendo una maravilla a los mandos, su jugabilidad no ha envejecido nada
  • Retoques en iluminación visibles.
  • El sonido está mejor ajustado y sigue siendo estremecedor.
  • Incluidos los escuetos DLCs y modo Foto.

LO PEOR

  • Las secuencias cinemáticas sin retoque alguno bajan la calidad visual de forma totalmente notable.
  • A algunas texturas y elementos, como el fuego o la bruma, no les vendría mal una puesta a punto.
  • Esperábamos algún extra de reedición honorífica, making of, modo de dificultad más, galerías...

CONCLUSIÓN

Han pasado 5 años desde la ira más cruda de Kratos hacia su venganza definitiva y ejecutarla sigue siendo apasionante, ahora con un espectáculo superior a 1080p y 60 frames por segundo bastante estables. En cambio, hay que decir que a una remasterización de un juegazo como éste le pedíamos más. No tienen cabida las secuencias cinemáticas con peor calidad, esa total ausencia de extras o novedades o un arreglo cosmético que no cubre todas las partes como sí han hecho mejor otras reediciones Full HD. God of War III sigue siendo una joya en su género y un obligatorio para quien no lo disfrutó en su momento, pero los que ya lo tienen casi que pueden olvidarse de él y sus 39,90 euros.

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.