Mario Party 10

Javi Andrés javi__andres

Tras ser durante años uno de los videojuegos favoritos en toda fiesta en casa que se precie, Mario Party 10 estrena la HD de Nintendo Wii U con compatibilidad con las figuras Amiibo, modalidades para 5 jugadores, 50 nuevos minijuegos y tableros más disparatados que nunca. Llegará en un pack con el nuevo Amiibo de Mario con base roja.

Siguiendo bastante de cerca la estela y estilo de Mario Party 9, el próximo 20 de marzo Nintendo estrena en Wii U el primer Mario Party con gráficos en Alta Definición, compatibilidad con las figuras Amiibo de la serie Super Mario y posibilidad de partidas para 5 jugadores. Llegará a las tiendas a precio reducido de 39,90 euros, 44,90 en un interesante pack con el nuevo Amiibo de Super Mario con base roja. Mario Party 10 pretende ser el capítulo más sofisticado y duradero de la serie, juego que ya hemos probado en su versión final y completa para comprobar todas las novedades, contenidos adicionales, tableros, nuevos 50 minijuegos, mecánicas, gráficos mejorados, usos del GamePad... y una serie de cambios arriesgados sobre otros episodios que lo dejarán en el recuerdo no solo como un capítulo más.

La diversión en casa vuelve a estar asegurada durante muchos ratos, de nuevo con partidas con vehículo compartido por los cuatro personajes pero también con un diseño de tableros, cinco nuevos en el modo central, más laberíntico y dinámico, que cambia algunos conceptos tradicionales de la saga y los actualiza, como la incorporación de nuevos dados, trampas, minijefes de mecánica inédita de mitad de recorrido, importancia del azar... También se observan desde el principio nuevos parámetros y factores de partida que configurar, como la -acertadísima- posibilidad de desactivar los minijuegos puramente de azar o el nivel de inteligencia artificial que van a mostrar los personajes controlados por la CPU, que ahora se va adquiriendo por niveles en la tienda. Ya habíamos visto estas cosas en anteriores, pero aquí ganan presencia.

El desbloqueo obsesivo con bonos o monedas siempre ha sido una parte sustancial de todo Mario Party y en este décimo juego central lo es muchísimo más. Está claro que Nintendo ha decidido trasladar el coleccionismo obsesivo se Super Smash Bros a otras de sus series, lo que crea una tienda en Mario Party 10 plagada de artículos diferentes que adquirir, desde nuevas skins para el vehículo, como personajes ocultos, melodías, incorporaciones a los tableros, minijuegos, fondos y apariencias para el nuevo modo Fotografía... El crédito para gastar en la amplia lista de coleccionables de la tienda se obtiene completando desafíos (logros concretos del juego, muy variados) y jugando partidas una y otra vez en todas las modalidades, Bowser Party, Mario Party, Amiibo Party, Modos Extra...

Aunque todavía hay más. Sus creadores han preparado la sección Sorpresa Diaria, donde podremos acudir en busca de nuestro regalo adicional cada 24 horas. Aquí cabrá de todo, desde más dinero para la tienda a nuevas peanas especiales para que veamos a nuestros personajes en pantalla en otras plataformas distintas a las de las Amiibo, algunos bonificadores temporales, objetos de la tienda directamente obtenidos en esta ventana diaria y azarosa, retos únicos, nuevos decorados y atrezzo para el modo Fotografía... Este modo, que nos deja colocar personajes en diversos fondos, encuadrar la foto apuntando con el GamePad a la pantalla y editar posteriormente la instantánea que disparamos, pretende imponer tendencia en Miiverse y llenar la red de capturas hechas por los jugadores, con los personajes en posiciones, momentos y gestos divertidos. Dará juego.

Volviendo a los tableros, la parte más importante de todo Mario Partyjunto a los minijuegos, hemos visto cinco nuevos, todavía sin detalle de si habrá alguno más a desbloquear. Parque Champiñón (tablero inicial) o Sendero Encantado (tablero de Boo) son reinterpretaciones básicas con muchas novedades y más bifurcaciones que antes. Cómo no, los castillos con lava de Bowser y demás entornos peligrosos quedan para el final. Con Mario Party 9, hubo quien no aprobó la inclusión del vehículocompartido en vez del tradicional movimiento por lascasillas de las fichas individuales de cada personaje/jugador. Sinembargo, otros usuarios al menos vimos este cambio como algo que sirviópara darle aire fresco a una fórmula ya desgastada tras tantas entregas,lo que introducía nuevas estrategias e intereses de juego como lastiradas en cero para no avanzar y pasar el turno al siguiente jugadorpara que se coma él una desventaja del casillero, o calcular mejor enqué casilla queríamos caer para fastidiar a los que no tenían el turno eiban con nosotros en el coche.

En Mario Party 10 el vehículovuelve, algo que lo hace bastante continuista en esencia, con el mismoplanteamiento. Pero hay una leve diferencia, se resta un toque dealeatoriedad, no toda, claro. Es decir, al parecer el juego da de lado aciertas injusticias que regalaban las partidas en ediciones anteriores aquien tuviera más suerte y no necesariamente había jugado bien. Estaprobabilidad en MP10 se reduce ligeramente, pero ni mucho menosdesaparece. Cómo no, Nintendo quiere que habituales y ocasionales puedandisfrutar juntos en casa de una partida a su siempre divertidoplanteamiento de tableros y minijuegos, y por ello sigue dejando laposibilidad de que gane por suerte quien no sabe jugar del todo bien,aunque aquí -respecto a MP9- da la sensación de que se ha frenado unpoco este componente azaroso.

Esto se sostiene en configuraciones como eliminar los minijuegos de azar, las estrellas -aquí de nuevo destellos- bonificadoras al final de partida, o que ganen importancia los dados especiales yaque todos los jugadores tendrán siempre varios. Las casillas azulesahora dan un dado doble, uno lento para elegir qué sacar, uno connúmeros altos, uno de 0 y 1.... Es fácil llenar los 3huecos de dados especiales que tiene cada personaje. Y para ganar habráque usarlos. Notamos, por otro lado, que ganar minijuegos sigue sintener la compensación que debería en comparación con los destellos ybonificadores que se obtienen en el avance por el tablero. No hay demasiada diferencia entre ganar y quedar segundo en un minijuego, y en cambio pasar por una red de 15 destellos en una tirada nos dará más facilidades de victoria de la partida.

 

Bowser Party, 4 contra 1

WiiU y su posibilidad de juego para cinco usuarios simultáneos (4 Wiimotes+ 1 GamePad) permite a Mario Party 10 estrenar la modalidad BowserParty, un 4v1 en una carrera a través del tablero (tres diferentes) donde el malvado,escupe-fuego y gigantesco Rey Koopa persigue con sus tiradas de cuatrodados al resto de personajes, teniendo un turno propio y vidas-corazones- que arrebatar a sus huidizos contrincantes. Al alcanzar elcoche de los 4 huidizos, los cinco jugadores entran en un interesante minijuego (de diez) donde elusuario que juega con Bowser disfruta del encuentro en la pantalla delGamePad, girándolo, aigtándolo, moviéndolo, tocando la pantalla, etc.mientras que los otros 4 personajes juegan en el televisor intentando aguantar sin perder corazones. Esta jugabilidad asimétricafunciona de maravilla en un formato como el de Mario Party, con pruebaspensadas para amortizar el mando-tableta y que solo vea y use esejugador esta pantalla táctil.

Amiibo Party, tablero customizado

Los Amiibo de Mario, Luigi, Peach, Toad, Yoshi, Bowser, Estela, Donkey Kong y Wario son los compatibles con Mario Party 10. Cada uno inspira un tablero, todos ellos de esquema cuadrado y que cambian algunas ventajas, potenciadores u obstáculos según el personaje. Para activar este modo basta con colocar el lector NFC del GamePad una de las figuras, escoger personajes para los jugadores que también pueden ser figuras, y entrar directos a la partida una vez hechas las configuraciones previas como número de jugadores, de rondas, de personajes manejados por la CPU, etc. Los jugadores que hayan escogido jugar con su Amiibo deben colocarlo en el mando tableta praa tirar los dados y algunos otros movimientos, un comando interesante pero que a la larga puede resultar pesado. Una vez más en la compatibilidad Amiibo, sorprende la velocidad de interacción muñeco-pantalla y la instantaneidad y facilidad con que se ejecuta todo el proceso de reconocimiento. Todos los tableros son cuadrados, cambian los potenciadores, obstáculos y colocación de las casillas clave.

 

Destello audiovisual

Un último punto que llama poderosamente la atención de Mario Party 10 es su acabado gráfico y sonoro. Siguiendo el estilo de Super Mario 3D World o Mario Kart 8, Nintendo ha vuelto a conseguir en Alta Definición un mundo de tableros y pruebas tan colorido como variado y llamativo. Las animaciones y gestos de los personajes se amplían respecto a anteriores entregas, hay más elementos interactivos y en movimiento en los tableros, nuevos efectos de iluminación y sombreado, más énfasis en el redondeo de esquinas, texturas orgánicas mejor resueltas, agua y fuego con nuevos efectos, etc. También el audio es destacable, con un montón de nuevas revisiones de melodías clásicas Nintendo, diversos FX que se unen a los tradicionales, etc. Primer Mario Party HD que desde luego cumple con las expectativas técnicas.

Así se presenta Mario Party 10, con buena pinta para los que quieran nueva fiesta en casa aunque también con algunos puntos muy continuistas desde MP9 que no sabemos si podremos calificar de completo acierto o decisión errónea, pero desde luego buscan ir llevando la serie por otros derroteros y hacer más duradera y repleta de coleccionables su disposición. 20 de marzo y a precio reducido, hora de tirar los dados de nuevo, por primera vez en la nueva generación de Nintendo.

Mario Party 10

Mario Party 10, desarrollado y distribuido por Nintendo para Wii U, es una nueva entrega de la popular saga de acción y minijuegos protagonizada por los personajes más carismáticos de Nintendo.

Mario Party 10