Life is Feudal, Impresiones

Life is Feudal es un ambicioso simulador de vida medieval. El título ya se encuentra disponible en la plataforma de acceso anticipado de Steam y es el primer paso de un juego mucho más ambicioso que llegará en forma de MMO.

Life is Feudal es el último boom dentro de la categoría de juegos con acceso anticipado (Early Access) que está causando furor entre los usuarios de Steam. Antes de proceder a hablaros del juego en cuestión vamos a aclarar el sistema de este modelo de negocio cada vez más popular para todos aquellos que no estén familiarizados con el mismo. En esta categoría los usuarios pagan por acceder antes de tiempo a determinados juegos pero no a la versión comercial de los mismos, como era habitual hasta ahora cuando pagabas por un producto, sino a las betas o incluso alfas de títulos generalmente de corte independiente o con fórmulas jugables que suelen alejarse de lo habitual y, de esta manera, participar activamente en su desarrollo dando su opinión o reportando a los creadores sus problemas mientras van jugando. Como compensación en muchas ocasiones con la compra de esta versión tan temprana del título también se obtiene acceso a la versión final o, si no es así, los que han apoyado el juego desde sus inicios reciben un importante descuento cuando este sale al mercado. Aunque en sus principios este tipo de categoría fue catalogada como una especie de locura y mirada con cierto escepticismo tanto por aficionados como por miembros de la industria lo cierto es que estos juegos han conseguido calar y colarse en Steam de una forma más que exitosa.

Como hemos dicho, el último ejemplo de juego que arrasa dentro del Early Access es Life is Feudal, un título que en el momento en el que escribimos estas líneas se trata del más vendido dentro de la categoría superando a juegos de la popularidad de DayZ o Rust, títulos de los que este proyecto bebe directamente, aunque apostando por sus propias fórmulas jugables algo más avanzadas.

Y es que podemos decir que este simulador es una especie de versión “hardcore” de Rust ambientado en una época más antigua, cercana a la Alta Edad Media, y con un montón de posibilidades extra que pueden incluso abrumar a los jugadores más experimentados con este tipo de títulos. Para poder jugar lo primero que deberemos hacer es escoger un servidor de juego de hasta 64 jugadores o crear uno a nuestro gusto, con las reglas que nosotros queramos aplicarle y que van desde escoger la velocidad de progresión de nuestras habilidades hasta el número de animales que nos encontraremos en el servidor.          

Una vez hecho esto deberemos proceder a crear nuestro personaje. En el momento en el que hemos probado LiF el editor de personajes no nos daba la posibilidad de diferenciar a nuestro alter ego virtual de una forma visual, aunque según podemos ver en el propio menú sus creadores lo dotarán más pronto que tarde de herramientas para poder hacerlo. Lo que sí podemos es alternar tanto las características de nuestro personaje, ya sean fuerza, resistencia, agilidad… como sus habilidades de combate o de crafteo.


   

Finalizada ya la creación de nuestro hombre, procederemos a entrar en el mundo de juego. Apareceremos normalmente en la zona sur del mapa de una de las dos islas que tenemos la posibilidad de explorar y transformar a nuestro gusto. Nuestra primera reacción natural, una vez nos acostumbramos a la doble interfaz de LiF que se alterna con la tecla de tabulación, es mirar nuestro inventario para ver los objetos disponibles al principio de la partida y aunque sí que nos esperábamos encontrar algo de utilidad tampoco nos sorprendió demasiado encontrar tan solo unos harapos para vestir a nuestro personaje (algo que hicimos inmediatamente) y unas pocas bayas para saciar el hambre, ya que, como suele ser cada vez más común en este tipo de títulos, deberemos tener un ojo puesto en la salud y la alimentación del mismo.

Ya con los ropajes puestos procedimos a dar una pequeña vuelta por los bosques, montañas y lagos que pueblan el mundo virtual, descubriendo todas las posibilidades que Life is Feudal nos ofrece y aprendiendo las formas de recolección y de creación de objetos que suponen el pilar central del juego: sobrevivir y crear tu propia casa o tu propio reino. Para intentar conseguir algún tipo de recurso deberemos de mirar hacia el árbol, roca, o trozo de tierra en cuestión y pulsar la tecla E para realizar la opción por defecto (que podemos cambiar desde los menús) o pulsar el botón central de nuestro ratón para desplegar una ventana que nos ofrece un increíble abanico de posibilidades en las que nos dan multitud de opciones como por ejemplo extraer corteza o partir la rama en un árbol o, si miramos al suelo, intentar recolectar hierba, buscar alguna baya alimenticia y un sinfín de posibilidades que, como hemos dicho, pueden llegar a sorprender e incluso abrumar a algunos jugadores.


  

De hecho, y pese a los tutoriales que son extremadamente importantes de leer y que podéis encontrar en esta página, nos llevó un buen rato aprender a controlar el sistema y crear nuestra primera arma, un hacha compuesta por un palo, una piedra y un poco de vegetación que nos servía para unir ambas piezas. Poco después fabricamos con esmero nuestra primera herramienta  para poder comprobar una de las cosas que más captaron nuestra atención en el lanzamiento del título: el “Terraforming” o la posibilidad de manipular prácticamente todo el suelo de las dos islas para excavar profundos túneles, crear mamozrras o construir rampas o caminos.

Para que os hagáis una idea de la ambición y el grado de detalle que han querido darle sus creadores al juego necesitaremos incluso nivelar el suelo usando nuestras habilidades de Terraforming (podemos comprobar su altura por sectores desde una de las opciones disponibles en el botón central) para asentar el terreno y construir nuestra propia casa, una tarea ardua y dura para la que necesitaremos un buen puñado de materiales y de tiempo para llevarla a cabo.

Una de las cosas en las que nos hemos fijado durante nuestras primeras horas de juego es que, para hacer esta u otras tareas más llevaderas en la mayoría de los servidores han reducido al mínimo el número de animales y los jugadores suelen colaborar creando áreas de trabajo o talleres llenos de hornos, yunques y diversas herramientas que les sirven para comenzar a construir una pequeña villa, ayudándose a construir incluso la casa de cada uno de ellos. Este grado de colaboración hace que Life is Feudal tenga un aroma especial y distinto a otros títulos del mismo corte en los que los jugadores suelen ser bastante más agresivos y el número de enfrentamientos para saquear al resto de usuarios es mucho mayor.

De hecho, en Life is Feudal hemos observado que a muchos jugadores ni les interesa el combate y prefieren hacer piña e intimidar a una posible amenaza antes de llegar a las armas, aunque, por supuesto, también nos encontraremos con villanos que intentarán acabar con nuestra vida para robar nuestros objetos provocando que perdamos todo el equipamiento que llevemos con nosotros y que no esté guardado a buen recaudo.

Para adoptar la posición de combate, tanto si queremos intentar enfrentarnos a un animal como a otro jugador deberemos de pulsar la tecla R y después seleccionar el arma o herramienta que queramos seleccionar para la lucha dependiendo de si la tenemos colgada en nuestra espalda o en alguno de los lados de nuestra cintura. Una vez hecho esto podemos atacar haciendo clic en el botón izquierdo de nuestro ratón acompañando con el mismo el movimiento que queramos que realice nuestro arma, así pues, si lo movemos de forma horizontal veremos cómo describe un arco de lado a lado y si mantenemos el ratón fijo simplemente realiza un ataque básico frontal. El impacto de nuestra arma al adversario tampoco está asegurado y depende en buena parte de la habilidad de combate que use en ese momento nuestro personaje así como para calcular el daño que también depende, evidentemente, del arma en cuestión.

Así pues en Life is Feudal tenemos la posibilidad de colaborar con otros 63 jugadores o de enfrentarnos con ellos, de cazar, pescar, de ser unos lobos solitarios e ir por nuestra propia cuenta o de formar parte de un grupo de trabajo que nos permitirá recolectar y construir edificios más rápido, pero, sin embargo, esto es solo la punta del iceberg de este proyecto que tiene un objetivo mucho más ambicioso que no es otro que crear un MMO con buena parte de las mecánicas que podemos ver en este título.


   

En la web del juego los autores nos recopilan unas cuantas diferencias entre este primer lanzamiento y el juego completamente independiente que tienen planeado y que, como hemos dicho, recoge muchas de estas mecánicas y las amplía pudiendo encontrarnos con más de 10 000 usuarios en un solo servidor con un escenario mucho más grande (de unos 21x21 Km con la posibilidad de ampliarlo casi hasta el infinito), persistente y dedicado. Además se expandirán las mecánicas de juego, se añadirán otras nuevas, podremos disfrutar de algunos minijuegos, de un sistema de clanes y de batallas entre los mismos y de otras características que aún están por descubrir. Sin duda un proyecto muy ambicioso que, bien llevado a cabo, puede suponer toda una revolución dentro del panorama de los juegos masivos.

Life is Feudal: Your Own, es un proyecto ambicioso que nos sirve como primera toma de contacto para un juego mucho mayor llamado LiF: MMO. El título aún se encuentra en una fase muy temprana de desarrollo y tiene algunos fallos pero aun estando en una fase tan reciente se pueden vislumbrar todas las posibilidades que puede llegar a ofrecernos y todas la adicción y horas de vida que nos puede hacer gastar el título en su mundo mientras nos perdemos explorando sus bosques, buscando materiales para nuestros edificios, comida para alimentarnos, nos disfrazamos de mineros para construir túneles o colaboramos con otros jugadores para fundar una pequeña aldea, todo ello con un grado de detalle que puede resultar tan fascinante como abrumador para algunos usuarios, pero que a la vez hace que el título ya tenga un cierto olor a juego grande y un aroma muy especial.


     

Además gracias a la comunidad y a todo el tiempo que tienen por delante a buen seguro sus creadores pulirán detalles y mejorarán las mecánicas de juego para que sean atractivas para todo tipo de jugadores, además de recoger ideas de parte de la comunidad tal y como suele producirse en buena parte de los títulos de acceso anticipado. Así pues, desde MeriStation seguiremos muy de cerca el desarrollo del juego y volveremos a sumergirnos en su mundo dentro de un tiempo, cuando el desarrollo del título esté más avanzado para así ver la progresión que va teniendo el juego hasta su versión final así como tendremos un ojo puesto en su hermano masivo, que cuenta con varias ideas que pueden hacer que sea un juego realmente único.  

Life is Feudal

  • PC
  • Acción
  • RPG

Life is Feudal, desarrollado por BitBox para PC, es un MMORPG de acción ambientado en un mundo sandbox feudal de corte realista.

Life is Feudal