Homefront: The Revolution, Impresiones

Saúl González

Crytek toma las riendas de la saga Homefront y nos trae Homefront: The Revolution, un sandbox en primera persona ambientado en unos Estados Unidos ocupados por la KPA en el que deberemos de tomar el liderazgo de la resistencia y prender la mecha que hará estallar la Segunda Revolución estadounidense.

Hace cuatro años que los Estados Unidos de América han sido invadidos por la KPA, cuatro años desde que el país perdió su libertady tras todo este tiempo, todo lo que significaba el sueño americano ha quedado reducido a cenizas, convirtiéndose en un país completamente vencido por el enemigo. Filadelfia, origen histórico de la independencia americana, ahora solo es un triste lugar en el que los soldados de la KPA acompañados por sus poderosos drones y por una tecnología superior reducen sin contemplaciones cualquier pequeña facción rebelde que busque luchar por su libertad. Sin embargo, algo va a cambiar, un pequeño grupo de guerrilleros formado por médicos, profesores o fontaneros están dispuestos a luchar para recuperar su libertad sin temer a las consecuencias. Bienvenidos a las Segunda Revolución estaduounidense, bienvenidos a Homefront: The Revolution.

Con este trasfondo histórico nos presenta Crytek (de la mano de Deep Silver) Homefront: The Revolution, un nuevo capítulo para PC, PS4, Xbox One, Mac y Linux de esta saga anteriormente propiedad de la ya extinta THQ y que el estudio alemán ha decidido traer de vuelta a la vida con un lavado de cara potenciado por el poderoso motor Cryengine acompañado por un concepto diferente a nivel de juego, pasando de ser un mero FPS a convertirse en un sandbox en primera persona, siguiendo la línea de juegos como Farcry o el primer Crysis.

Precisamente, hay dos características en las que el equipo de desarrollo nos ha insistido bastante a la hora de presentar el juego. La primera es la libertad que tendremos en Homefront: The Revolution, alejándonos de shooters de corte clásico para pasar a poder elegir lo que haremos en cada momento. La Zona Roja, lugar en donde están recluidos los estadounidenses, es un gueto en constante movimiento en el que pueden ocurrir un montón de cosas y en el que podremos intervenir con total libertad en cualquier momento. Mientras caminamos por sus calles podremos encontrarnos con diferentes situaciones o misiones que podremos aceptar y superar, ya bien sea para ganar una nueva batalla en pos de la libertad o para conseguir algún tipo de beneficio para nuestra causa.

La segunda es la guerra de guerrillas. Este nuevo título de la saga se aleja de las grandes batallas repletas de soldados en enormes campos de batalla y se acerca a los ataques relámpago, a las emboscadas, a los sabotajes y a los asesinatos. En Homefront: The Revolution solo existe un gran ejército, el de la KPA que supera en número, tecnología y en poder de fuego a cualquier facción revolucionaria, por muy grande que esta sea. Por eso, lo que deberemos hacer como rebeldes (además de los ataques o sabotajes, claro) es reclutar a ciudadanos para la causa, formar nuestra propia célula, construir bases o escondites y encender la mecha que haga explotar la Segunda Revolución estadounidense. Todo esto lo conseguiremos gracias a un mundo que irá cambiando dependiendo de las decisiones que tomemos en cada momento.

Una vez repasados estos dos importantes puntos vamos a hablaros de la primera demostración que hemos podido ver del juego en la que hemos observado de primera mano esta aproximación del nuevo Homefront a la guerra de guerrillas, algo que hace que el juego tenga un corte bastante cercano al de los títulos de infiltración. Al principio observamos como el protagonista se equipaba en una base rebelde antes de comenzarun nuevo ataque contra el ejercito de la KPA cogiendo diferentes armas y untensilios como unas cizallas que le sirvieron de ayuda durante el transcurso de la misión.

Tras recoger el equipo, lo primero que vimos al salir de la base rebelde hacia la Zona Roja fue todo el despliegue técnico del juego que ya luce en esta versión en desarrollo de forma fantástica. Crytek y su Cryengine prometen darnos unas cuantas alegrías con este Homefront: The Revolution y aunque todavía no os podemos confirmar al 100% la resolución final del juego en consolas, lo que sí podemos deciros es que correrá a 30 fps en PS4 y Xbox One.

Una vez fuera, en el campo de batalla que son las calles de la Zona Roja, pudimos ver unas cuantas cosas que es mejor que no os destripemos para que seáis vosotros mismos los que comprobéis el potencial del juego cuando veáis los vídeos que a buen seguro llegarán estos días durante el E3 2014 o en los próximos meses. Sin embargo si que os vamos a contar algunas cosas que nos llamaron bastante la atención a nivel del sistema de juego. La primera es el uso que le daremos al teléfono móvil que portará nuestro personaje. Gracias a él, además de controlar ciertos dispositivos podremos observar el entorno para marcar a los enemigos al más puro estilo del último Farcry o de Metal Gear Solid V: Ground Zeroes.

Otra característica que nos llamó la atención son las mecánicas de sigilo del título que se combinan a la perfección con momentos de gran acción en el que las batallas se vuelven totalmente caóticas. Por ejemplo, el personaje fue ocultándose en las sombras, observando y eliminando silenciosamente alos enemigos que se encontraban a su paso hasta llegar a un punto en el que pudimos ver como usaba de uno de los múltiples gadgets que al parecer podremos utilizar para tener ventaja en nuestra peculiar guerra de guerrillas. En este caso el dispositivo en cuestión era un coche teledirigido lleno de explosivos que se controlaba con una cámara situada en el coche que nos daba una visión en primera persona. El rebelde dirigió este coche a un punto determinado del objetivo y detonó los explosivos, iniciando un asalto relámpago de la célula rebelde en el que el sigilo y la discrección dieron paso a la acción desenfrenada más característica de los FPS al uso, con disparos, granadas, explosiones y muertes por doquier antes de concluir este primer vídeo que nos ha servido para ver todo el potencial del juego, no sin antes dejarnos apreciar el sistema de personalización de las armas que parecía estar cogido directamente de la saga Crysis.

Pero no solo de la campaña para un jugador vive Homefront: The Revolution puesto que el juego también contará con un modo multijugador cooperativo. De momento no hay muchos detalles en lo que respecta a este modo de juego, pero lo que sí sabemos es que podremos formar células rebeldes de hasta cuatro jugadores y que podremos sentir la misma experiencia de mundo libre que en la campaña, pero esta vez cooperando con nuestros amigos para capturar instalaciones de la KPA o para cumplir determinados objetivos que son válidos tanto para el juego en solitario como para el multijugador.

Homefront: The Revolution propone unas cuantas ideas bastante interesantes que prometen hacer de esta segunda entrega uno de los juegos a tener en cuenta de cara a los lanzamientos del 2015 (año en el que saldrá a la venta el título). Crytek ha cogido la IP de THQ y la ha dado un lavado de cara a nivel técnico aprovechando su poderoso motor Cryengine, que está fuera de todas dudas en lo que a gráficos se refiere, siendo utilizado por varios de los juegos punteros a nivel técnico en PC.

Pero más allá de este lavado de cara gráfico, lo que de verdad cuenta en Homefront: The Revolution es su cambio respecto a la primera entrega de la saga, de FPS clásico con una buena campaña y un multijugador bastante divertido a un sandbox con un mundo dinámico en el que escogeremos nuestro propio camino y en el que nuestras acciones repercutirán directamente en el destino del levantamiento del pueblo americano para recuperar sus tierras. Además la guerra de guerrillas será la protagonista principal del juego, acercándolo más a un título de sigilo, debiendo realizar emboscadas o asesinatos con bastante sigilo que se combinarán a la perfección con la acción más frenética que tendremos a nuestra disposición gracias a los ataques relámpago. Lo que hemos visto de Homefront: The Revolution hasta el momento ha captado poderosamente nuestra atención y, sin lugar a dudas seguiremos de cerca a este prometedor FPS sandbox de Crytek que está preparada para encender su propia revolución en este nuevo campo de batalla llamado next gen.

A vosotros, ¿qué es lo que más os llama la atención de Homefront: The Revolution?

Homefront: The Revolution

Homefront: The Revolution, desarrollado por Crytek y distribuido por Deep Silver para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una nueva entrega de la serie de acción first person shooter en la que viviremos la lucha de guerrillas en una norteamerica vencida por el enemigo. Se vale del motor Cryengine para ofrecer una experiencia bélica de mundo abierto.

Homefront: The Revolution