Regreso al Pasado: Los Ninjas en los videojuegos

Salva Fernàndez salbaFR

Son muchos los ninjas que han ido pasando por la industria de los videojuegos. Generalmente en títulos de acción, pero también sigilo y otros géneros que parecerían impensables para estos artistas del sigilo.

La figura de los ninja siempre ha tenido un halo especial. En la historia de Japón se define a los Ninjas como un grupo militar capaz de asesinar, espiar, sabotear y un sinfín de acciones con pocos escrúpulos. Se desconoce el origen de este grupo creado para hacer la guerra, pero se le han atribuido desde siempre grandes exageraciones sobre sus cualidades. La palabra Ninja significa algo así como el arte del sigilo, y de eso se trata también. Yaiba: Ninja Gaiden Z es el último título en el que se usa este tipo de personaje, pero ha habido muchísimos otros juegos que han conseguido un gran éxito. Por eso, en Meristation hemos decidido lanzarnos a repasar algunos de los juegos de Ninja más destacados de la historia de los videojuegos.

Los ninja no han llegado a pasar nunca de moda del todo. Es cierto que hubo un boom algunas décadas atrás, coincidiendo con la proliferación de muchas películas de acción, pero en el mundo de los videojuegos siempre hemos encontrado referencias al arte del ninja en diversos lugares. Juegos que se basan en estos personajes, protagonistas o luchadores que forman parte de los shinobis, o incluso propuestas jugables que nada tienen que ver con estos guerrilleros pero que se han ambientado en ellos. Sin más dilación nos ponemos a despellejar, sin dejar rastro, a los mejores juegos de Ninja que recordamos. Si echáis en falta alguno, solo tenéis que decirlo en los comentarios.

The Ninja Warriors
(1987)

El título de Taito para salones recreativos llamado The Ninja Warriors se convirtió en uno de los juegos más llamativos de la época por su aspecto. La cabina en cuestión ofrecía tres pantallas unidas de manera contigua que daban espectacularidad en el diseño y a la hora de jugarlo ofrecía un efecto de lo más curioso. En el título podíamos combinar dos tipos de ataque según si queríamos hacer acciones a corta o larga distancia. En el primer caso, usábamos los kunais para golpear de cerca, mientras que los shurikens servían para combatir a lo lejos. Cinco niveles en los que teníamos que acabar con una gran cantidad de enemigos que iban apareciéndose a nuestro paso. Algunos combos menores, golpes aéreos, agachados, ataques en dash o una barra especial que nos permitía hacer ataques devastadores eran otras de nuestras armas ninja.

Shinobi
(1987)

Joe Musashi es uno de los grandes referentes entre los ninjas virtuales que hemos ido conociendo a lo largo de la historia. Se trata del protagonista de Shinobi, entrega creada por SEGA en 1987 y posteriormente trasladada a multitud de sistemas domésticos, además de contar con varias secuelas. La batalla de Musashi es contra una organización criminal que secuestra niños ninja. Con esta premisa íbamos superando niveles rescatando niños, acabando con enemigos a base de estrellas ninja, golpes a corta distancia y algunos ataques especiales como multiplicarnos por decenas de personajes que ocupan toda la pantalla. Ideal sobre todo para acabar con ciertos grandes jefes finales. Un juego desafiante típico de la época que no nos ponía las cosas fáciles en ningún momento en el que había añadidos como algunas fases bonus.

TMNT: Turtles in Time
(1991)

No nos engañaremos, no son unos ninjas al uso. Pero sus habilidades marciales hacen que estos mutantes mitad tortugas, mitad humanos, sean ideales para protagonizar un reportaje de estas características. El juego nos pone a manos de Leonardo, Rafael, Donatello y Michelangelo en su batalla para acabar con el malvado ejército del pie. Además de ser un beat’em up tremendamente divertido e intenso, nos permitía jugar con hasta cuatro personajes a la vez, además de contar con diversos movimientos combinados con el analógico que hacían que las tortugas saltaran más, hacer algunos ataques especiales o algunos ataques en dash. Un juego muy completo en oferta que tuvo una versión posterior para Super Nintendo. El buen acabado general de las dos versiones hace que sea uno de los juegos más queridos por los usuarios.

Strider
(1988)

Que Strider es una franquicia querida lo demuestra el hecho que Capcom decidiera recuperar la serie para coger a su protagonista Hiryu y hacerlo renacer en un reboot de la saga en formato descargable. Que además ha salido la mar de bien, por cierto. La primera entrega de la serie fecha de 1989, cuando Capcom lanzó un beat’em up en el que Hiryu lucha para acabar con la dictadura de Grandmaster, un malvado enemigo que siembra el pánico en una época futura ubicada en 2048. Las bondades de este juego estaban en las cualidades atléticas del protagonista, capaz de escalar por paredes, hacer saltos imposibles y ofrecer un punto de vista distinto al que se podía ver en otros juegos de acción de la época. Otro de los grandes alicientes de Strider era precisamente la gran cantidad de power-ups que se podían ir consiguiendo a lo largo de la partida.

Mark of the Ninja
(2012)

Hace menos de dos años apareció un juego de corte indie financiado por Kickstarter que se convirtió en uno de los grandes favoritos de Xbox Live Arcade y PC. Se trata de Mark of the Ninja, un producto brillante que nos ofrece una vertiente distinta a los clásicos ninjas ochenteros: el de la infiltración y el sigilo. Enorme en posibilidades stealth a pesar de ser un producto 2D, unas animaciones brillantes del personaje protagonista en cuestión y un gran sistema de progresión del juego. A nivel visual es un título maravilloso en todo lo que ofrece, y tiene una estructura de juego pensada al milímetro para que no falle en ninguno de sus apartados. Nunca avanzar sin ser detectado había sido tan satisfactorio cuando conseguimos seguir hacia delante. Una pequeña joya que hace honor a eso del “Arte del sigilo”.

The Legend of Mystical Ninja
(1992)

La saga Goemon de Konami tiene un largo recorrido en la historia de los videojuegos, empezando por una recreativa que llegaría a mediados de los ochenta. Nos quedamos con The Legend of Mystical Ninja para Super Nintendo porque es el primer título de la saga que llegó oficialmente a occidente. Un juego de acción de scrol lateral con gráficos de lo más coloridos que nos presentaba diversos protagonistas que tenían sus propias armas, que a su vez podían mejorarse a medida que avanzábamos en la aventura. La estructura del juego, con zonas de exploración donde aprendíamos elementos como nuevas claves de judo y otras de acción y plataformas, además de los minijuegos, hicieron que el juego tuviera un desarrollo muy variado y divertido. Amén de destacar el simpático acabado artístico de los personajes o las ambientaciones puramente japonesas. Posteriormente llegaron otras entregas a occidentes, como Mystical Ninja de Nintendo 64 y su propuesta Action RPG o la secuela de este mismo juego.

The Last Ninja
(1987)

Un juego de aventuras clásico de System 3 diseñado para Commodore 64 que nos ponía en la piel de un ninja que tenía que resolver todo tipo de desafíos en forma de exploración, secciones de rompecabezas y momentos de combate. Amakuni es el nombre del héroe que tiene ante sí un largo camino hasta el palacio del malvado shogun Kunitoki, con quien quiere tener algo más que palabras. A medida que vamos avanzando los caminos son más desafiantes y nuestras habilidades, mejores. Un título curioso que se disfruta desde una perspectiva isométrica, una interfaz presente en pantalla en todo momento y lugares llenos de saltos y trampas que esperan acabar con nosotros. Bombas de humo, ninjato, nunchackus, shurikens y otros elementos clásicos de los ninja están presentes en este título recordado con cariño de parte de los más viejos de la industria. Juego brillante para la época que tuvo algunas secuelas a posteriori.

Mini Ninjas
(2009)

El mundo de los ninjas también tiene un lugar reservado para juegos curiosos como es el caso de este Mini Ninjas, un título de aventuras diseñado por IO Interactive que ha desembarcado en todo tipo de dispositivos, incluidos los móviles, y que nos presenta unos personajes cabezones y de estética desenfadada. Acción en tercera persona con seis personajes elegibles que tienen cada uno de ellos sus propias habilidades, armas y técnicas secretas (algunos son mejores para el sigilo, otros para movimientos más ágiles, otros más poderosos en combate, etc.). Además, podemos intercambiarlos cuando queramos una vez los hemos desbloqueados. La presencia de la magia es importante en un juego que cuenta también con secuencias de exploración.

Ninja Gaiden
(1988)

Ninja Gaiden no puede faltar en el repaso de grandes juegos sobre ninjas, pero en esta ocasión nos quedamos con su primera iteración en NES, como representante de la trilogía original tan aclamada por todos debido a su desafiante dificultad. También tendría presencia en salones recreativos, en Gameboy o en la reciente trilogía iniciada por Itagaki que justamente este año cumple una década este 2014. La historia del juego que nos ocupa narra los pasos de Ryu Hayabusa, encargado de viajar hasta Estados Unidos para vengar la muerte de su padre. Las cinemáticas que se podían ver en el juego fueron uno de sus grandes reclamos justo a la dificultad de locos que ofrecía, sobre todo en los tramos finales. La presencia de la espada de dragón, armas secundarias variadas desde artilugios a bolas de fuego y su habilidad para escalar paredes lo convirtieron en un juego de scroll 2D imprescindible en el catálogo de NES. Como sus dos secuelas posteriores.

Ninja Town
(2008)

Ninja Town es uno de los juegos sorprendentes que aglutina el espectacular catálogo de Nintendo DS. Apareció en 2008 y se convirtió en un titulazo que era capaz de mezclar la presencia de ninjas de todo tipo con un juego del género Tower Defense de lo más divertido, donde el objetivo es conseguir acabar con los enemigos que intentan asediarnos a nuestro pueblo. Las múltiples posibilidades de los ninjas y artilugios que tenemos a nuestra disposición, su desenfadado apartado visual y el diseño de las partidas, ideales para disfrutar de momentos cortos e intensos, hacen que seguramente no sea un juego de Ninjas al uso, pero sea una propuesta encantadora para los amantes de la estrategia, porque hay desafíos y propuestas variadas para rato con este juego.

Shadow of the Ninja
(1990)

En 1990 apareció para NES un juego de ninjas llamado la sombra del ninja, un título creado por Taito y que llegaría a Europa con el nombre de Blue Dragon. Se trata de un juego de plataformas y acción lateral que permitía jugar a dos jugadores a la vez. Las habilidades, las típicas de los ninjas de la época: correr, agacharse, escalar, atacar, saltar, etc. Todo con una katana como arma principal, la posibilidad de hacer algunos ataques especiales en momentos concretos y la presencia de elementos arrojadizos como pueden ser los shurikens o las granadas de mano. En total,  16 fases divididas en cinco niveles en los que tenemos que conseguir acabar con el dictador Garuda, que siembra el mal en el mundo en el año 2029. De corte futurista, sí.

Shadow Dancer
(1989)

A finales de los ochenta, SEGA decidió lanzar un nuevo juego arcade ambientado en su Shinobi, que tuvo recorrido en las consolas domésticas de la compañía también. Pero Shadow Dancer es la única secuela que tuvo la saga en formato recreativa, y además de ser bastante similar en desarrollo, añadía la presencia de un acompañante interesante en forma de perro. La mecánica que este amigo ofrecía le daba un toque distinto a un juego que sabía mantener el interés generado con su predecesor. Además de esta versión, también salieron algunos ports en consolas de Sega.

I-Ninja
(2004)

En la pasada generación de consolas, la que dominó Playstation 2, salió un juego que también apostaba por un apartado gráfico desenfadado, y desfasado por qué no decirlo, llamado I-Ninja. Se trataba de un juego de plataformas muy divertido que era capaz de mezclar diversos géneros con acierto.  Un título que mostraba una jugabilidad endiablada, era original en sus mecánicas y divertido desde el primer momento y ofrecía un buen desafío en términos generales, aunque también tenía algunas pegas, como ser demasiado lineal o echar en falta un multijugador que viniendo de los creadores de Kung Fu Chaos habría sido realmente memorable.

Ninja Spirit
(1988)

Otra recreativa, esta vez de la mano de Irem, que nos acerca el mundo de los Ninja en formato virtual. El héroe de este juego es Gekkou, un joven ninja que ha perdido su padre por culpa de una bestia extraña ante la que quiere venganza. La historia nos ubica en un Japón feudal alternativo con siete niveles que varían en diseño, cruzando todo tipo de escenarios mientras vamos con nuestra espada capaz de atacar en todas las direcciones posibles. A ella se le añaden bombas, shurikens y kusarigama para acabar con todo tipo de enemigos. También destacaba por ofrecer power ups con ataques especiales de lo más variados.  Un juego entretenido dentro del sobresaturado género de la acción en formato beat’em up.

Tenchu: Stealth Assassins
(1998)

Tenchu es, al igual que el ya mencionado Mark of The Ninja, uno de esos juegos que intenta escapar de la vertiente únicamente de acción pura y dura para ofrecernos el sigilo y la infiltración como grandes mecánicas de juego. Poder movernos por el escenario de manera acrobática y sin despertar suspicacias de nadie –con un buen uso de un diseño de niveles verticales- y el hecho de movernos por escenarios nocturnos como era habitual, de ahí que los ninjas puedan ser una sombra imperceptible por los enemigos, son algunas de las virtudes de este título que nos invitaba a conseguir mayores puntuaciones y los mejores títulos haciendo acciones de manera perfecta y precisa. La mezcla de movimientos para llegar a todo tipo de lugares recónditos y los combates contra los enemigos con una buena presencia de sangre hacen de este juego un gran título de ninjas.

Ninja Five-O
(2003)

Konami decidió lanzar a principios de los 2000 un juego de ninjas para Gameboy Advance que está muy bien valorado por la crítica y el público. Se trata de un ninja policía que tiene que salvar al presidente de los terroristas. Un argumento que sirve como excusa para presentarnos una mezcla de policía y ninja que no conocíamos hasta la fecha. Podemos usar ganchos a lo Bionic Commando para salvar a los secuestrados y hacer otros movimientos. La diversión inmediata del juego en cuestión, el desafío que supone terminarlo de principio a fin y la sensación de estar jugando a una fórmula clásica que conocíamos de años anteriores convirtieron este juego de acción en una buena apuesta para la portátil de Nintendo.

La historia curiosa: Ninja Scooter Simulator


Cuando en la redacción se estaban debatiendo nombres y personajes para salir en el reportaje, Joaquín Relaño propuso una mención a Ninja Scooter Simulator. Según nos cuenta, Kawasaki lanzó en los ochenta una scooter de nombre Ninja, y se hizo muy famosa entre los jóvenes. Silverbird pensó que era un buen momento para hacer un juego en el que se maneje esa moto, y al ilustrador de la carátula se le pidió un dibujo de la scooter Ninja. No le aclararon que Scooter Ninja era el nombre de la moto, no una moto de un Ninja. Y de ahí salió esa portada que nada tiene que ver con el juego porque… no, no hay ninjas. Si nuestro experto retro se lo ha inventado, es tremendamente convincente. No hay duda.

Diez años de Ninja Gaiden


Este mes de marzo se han cumplido diez años desde la salida, en 2004, de Ninja Gaiden, el renacer de un mito de la mano del Team Ninja con Itagaki a la cabeza. Hablar de juegos de ninjas es hacerlo, irremediablemente, de su mayor exponente en la modernidad y uno de los mejores títulos hack and slash que se recuerdan. La obra original, aparecida en exclusiva en Xbox (revisada posteriormente con la completa edición Black y también porteada con cambios en su versión Sigma para Playstation 3 y Sigma Plus para PS Vita) se convirtió en un referente de los juegos de acción y un ejemplo de potencia bruta para las consolas de esa generación. El proyecto estaba planteado para Dreamcast, pero al morir la consola de Sega Tecmo decidió lanzarse a Microsoft tras recibir los kits de desarrollo (año 2000) y comprobar la potencia de esa plataforma.

La historia gira alrededor de Ryu Hayabusa, al que notifican que su aldea ha sido totalmente devastada por el imperio de Vigoor, y su familia ha muerto. Con esta premisa arranca la puesta a punto de Ninja Gaiden en la era moderna, una manera distinta de hacer juegos respecto la trilogía original, pero fiel a los orígenes. La extrema dificultad del título fue una de sus señas de identidad. Itagaki siempre tuvo en la cabeza un concepto a cambiar: en los juegos, los enemigos están hechos para que los mates; él quería crear enemigos con el concepto al revés, hechos para matarnos. Así se construyó un juego que pone a prueba la habilidad de los jugadores de manera inteligente. Si te matan una y otra vez en un mismo sitio, no hay trampa ni cartón. Es simplemente que no estás aprendiendo de tus errores.

Ninja Gaiden era un juego que te hacía sentir como en un juego de lucha, con una gran profundidad de acciones posibles que se pueden combinar de manera libre según nuestras necesidades. Los Jefes finales eran eso, jefazos capaces de minar la moral de cualquiera. Y el título lucía gracias a un apartado técnico de lujo que explotaba Xbox como pocos, uniendo eso a una banda sonora de lujo y a la violencia sin tapujos del juego: sangre y brutalidad para clamar venganza contra los malvados. Ese desafío endiablado del scroll lateral de la saga en NES se había actualizado y trasladado de manera espectacular a las tres dimensiones.

La inteligencia artificial de los enemigos, una de las claves del éxito. Querer nuestra muerte es su gran objetivo, y eso se nota en la manera con la que nos atacan. En grupo, intentan rodearnos y buscar nuestros puntos flacos. De ahí que sea importante estar constantemente en movimiento intentando escapar de las trampas que nos pondrán aquellos que no vemos ni en pantalla. A ello se añaden los jefes finales, con patrones mucho más complicados de defender que los soldados rasos. Todo bien aliñado con algo de exploración -limitada eso sí- y diversas fases de plataformas que nos permiten, mediante las habilidades de un auténtico ninja, llegar a lugares que parecen imposibles a primera vista. Al menos para la gente normal.

El título contaba con algunos extras como la inclusión de juegos predecesores, su compatibilidad con Xbox Live y también, en lo malo, la censura que se sufrió en nuestro territorio respecto a las versiones NTSC. No era un título perfecto y seguramente la cámara nos daba más dolores de cabeza de los deseados, pero el impacto de este juego fue tal que cuesta encontrar títulos que consigan superar netamente a la experiencia de Ninja Gaiden. Una pequeña joya de la corona pulida y mejorada con Ninja Gaiden Black, que supo tener continuidad con Ninja Gaiden II sobre todo en lo jugable –el título ya no era un referente técnico- y que empezó a perder el norte con la tercera entrega de la saga, con Itagaki fuera del Team Ninja y el equipo japonés demostrando que no estaba a la altura de lo que el nombre de Ryu Hayabusa merecía.

Kunoichi: Las mujeres Ninja
A lo largo del reportaje hemos destacado diversos juegos de ninjas que tocan muchos géneros y particularidades. Además de ellos también nos hemos querido fijar en diez mujeres ninja (se llaman Kunoichi) que han estado presentes en el mundo del ocio virtual y que han demostrado tener dotes de grandes shinobis como cualquiera de los protagonistas mencionados anteriormente. Así que estas son las mujeres ninja más destacadas de la industria.

Ayane
(Dead or Alive/Ninja Gaiden)

Seguramente es uno de los grandes iconos del mundo ninja virtual por ese diseño espectacular de Team Ninja que desde la primera entrega nos maravilló. Ayane es una luchadora capaz de moverse a gran velocidad y agilidad, tiene sus propias habilidades de KI y es un personaje de golpes veloces. La hemos podido ver en la saga Ninja Gaiden, tanto en forma de personaje extra como controlable en según qué revisiones, mientras que en Dead or Alive también ha destacado por su versatilidad, sobre todo con golpes a gran velocidad y buen juego tanto de puños como de patadas.

Kasumi
(Dead or Alive)

Kasumi podría considerarse la gran protagonista de la serie Dead or Alive y un ejemplo de cómo son los personajes femeninos en la saga de lucha de Tecmo. Esta hija del maestro ninja shiden tenía la intención de convertirse en la líder del estilo Mugen Tenjin debido a un contratiempo con su hermano, pero prefirió vengarse de quienes habían dejado fuera de combate al hermano en cuestión. Buscando al tal Raidou dio con el torneo de artes marciales Dead or Alive, donde según explica la historia de la saga fue la vencedora de este primer torneo. Su buen juego de patadas, la velocidad con la que desaparece y ataca a sus contrincantes y ese carácter de querer buscar justicia donde hace falta son algunas de sus virtudes.

Ibuki
(Street Fighter)

Ibuki apareció por primera vez en Street Fighter III, y ha sido un personaje carismático por su diseño y por los diversos movimientos que brinda en la saga. Es una joven japonesa que crece en un pueblo ninja donde entrena a diario el arte del ninjutsu. Atlética y presente en diversas entregas de la saga, incluido Street Fighter IV, basa su estilo de combate en la velocidad y agilidad de los golpes. Tiene muchos golpes para usar a distancia y evadir ataques rivales, además de usar algunos proyectiles típicos de los ninjas cuando está en el aire. En una saga como Street Fighter no podía faltar un representante shinobi.

Yuffie
(Final Fantasy VII)

Yuffie es uno de los personajes opcionales de Final Fantasy VII, y se presenta como una mezcla de ninja y ladrona que trae consigo un enorme shuriken como arma principal. Entre sus principales deseos está el de conseguir que su tierra natal Wutai vuelva a ser un gran país como pasaba antes de ser conquistado por la Shinra Electric Power Company. Por el hecho de ser un personaje opcional, no tiene incidencia directa con la historia central del juego, pero sí provoca algunos cambios en diversas escenas de la trama.

Ayame
(Tenchu: Stealth Assassins)

Ayame es uno de los personajes jugables del juego que hemos citado anteriormente, Tenchu: Stealth Assassins. Se trata de un personaje que tiene 22 años cuando se estrena en la serie donde seguiría apareciendo, y se la recrea como un personaje que deberá crecer a pasos agigantados ante la cruda realidad del mundo que tiene a su alrededor. Ayame estuvo presente en diversos juegos de la saga Tenchu, además de diversos spin-off incluido un título para móviles. Un personaje interesante por la sobriedad de su diseño y los ropajes oscuros con los que la conocemos.

Mai Shiranui
(Fatal Fury/The King of Fighters)

Mai Shiranui es otro personaje femenino dentro del mundo de los ninjas que además es seguramente una de las luchadoras más sexis que recordamos en la industria del ocio virtual. Empezó en la serie Fatal Fury y también dio el salto, como no podía ser de otra manera, a la exitosa serie The King of Fighters, ambas de SNK. Es la respuesta de la compañía a Chun-Li de Capcom. La idea inicial era hacer un personaje Ninja varón, pero intentaron crear un icono femenino dentro de la saga Fatal Fury y acabaron diseñando un personaje exuberante. Incluso algunos de sus movimientos fueron censurados en ciertas entregas concretas. Sensual y letal, así es uno de los grandes personajes del universo SNK que fue, además, la primera luchadora elegible en los juegos de la compañía.

Mileena
(Mortal Kombat)

Otra de las mujeres de armas tomar de los videojuegos de lucha. Mileena es un personaje de la saga Mortal Kombat que tiene el ninjutsu entre uno de sus estilos de lucha que se le han visto a lo largo de las entregas de la saga. Su primera aparición fue como un clon con distinto color de Kitana en Mortal Kombat II, pero consiguió una gran popularidad como ente propio. Una asesina al servicio de Shao Kahn y protagonista además de un juego como Mortal Kombat Deception, donde es el personaje principal. Uno de los personajes poderosos a tener en cuenta, sobre todo en entregas como Mortal Kombat 2.

Taki
(Soul Calibur)

Taki es la representante femenina de los ninjas en la saga Soul Calibur. Apareció por primera vez ya en Soul Edge y ha estado siempre en todas las entregas menos en la quinta numerada, que sirvió a Namco para hacer un poco de renovación de plantilla.  Conocida como la cazadora de la oscuridad, esta morena japonesa de golpes contundentes no está muerta, y tienen pensado recuperarla en próximas entregas según explicaron los desarrolladores. El sentido de la justicia, siendo una ninja, lo tiene siempre alerta para luchar contra el mal.

Kasumi Goto
(Mass Effect)

Una ninja espacial, o sea algo distinto a lo que habíamos comentado hasta el momento. Nos referimos a Kasumi, la protagonista del contenido descargable Stolen Memory de la entrega Mass Effect 2. Esta ladrona intergaláctica se topa en el camino con Shepard, y podremos conseguir su lealtad si la ayudamos en su aventura de infiltración en un sitio altamente peligroso. El espacio también es un buen lugar para los ninjas, y aunque hayan pasado los siglos y la humanidad sea una raza más en medio de muchas otras, personajes como Kasumi demuestran que el arte del sigilo seguirá estando vigente en el futuro.

Izuna
(Izuna: Legend of Umployed Ninjas)

Izuna es una chica de 16 años que protagoniza el Dungeon Crawler para Nintendo DS de Izuna: Legend of Umployed Ninjas. Se trata de la líder de un clan que viaja por diversas mazmorras que se generan de manera aleatoria protagonizando combates por turnos ante todo tipo de monstruos mientras usa sus habilidades. Protagonista de un título que destaca por su elevada dificultad y su argumento, aunque es cierto que no estamos ante un título demasiado profundo. Eso sí, tuvo suficiente tirón para poder tener una secuela directa también para Nintendo DS.

Kunimitsu
(Tekken)

Tal vez no sea un personaje no tan conocido como los grandes nombres de la saga Tekken, pero Kunimitsu tuvo su momento de protagonismo en la primera entrega de la saga, donde era un personaje desbloqueable y el subjefe de Michelle Chang. Se la considera el personaje más rápido y ágil de toda la serie, superando a otras como Nina. Tiene movimientos veloces con pocos frames de reacción, aunque eso se compensa porque no tiene ni demasiada fuerza ni tampoco ataques de gran rango de distancia.

Kurenai
(Red Ninja)

Kurenai es la protagonista de Red Ninja, un videojuego que apareció en 2005 para Playstation 2 y Xbox. Se trata de una chica que se queda huérfana de bien pequeña debido a un ataque de ninjas que acaban con la vida de sus padres. Ella intenta correr y escapar, pero es atacada por uno de los ninja. Finalmente es encontrada por una mujer que forma parte del clan Takeda, donde la protagonista del juego será entrenada en el arte de los ninja. Y donde aprende a usar el tetsugen, una arma que junto otros elementos le brinda muchas posibilidades en combate.