Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

World of Warplanes

Por fin llega la luz verde para World of Warplanes. Arcade sin complejos, nos promete disfrutar de buenos momentos a los mandos de nuestro avión preferido. Un free to play en constante evolución.

Actualizado a

A estas alturas negar que la gente de wargaming.net sabe lo que hace no dejaría de ser completamente absurdo. Los creadores de World of Tanks gozan de un increíble éxito a nivel mundial con la formula  MMO, + sencillez, +“free to play”. En su juego sobre el mundo de los tanques han llegado a conseguir tener más de 500 mil jugadores en línea simultáneamente y algo más de 60 millones de usuarios registrados. Casi nada. Ahora tratan de lleva la guerra a otros terrenos, se sabe que están en pleno testeo de la versión Alfa de World of Warships, y hace pocos días se lanzó su apuesta por las batallas en el aire: World of Warplanes.

Ampliar

Están consiguiendo triunfar en todos estos terrenos con un solo contrincante que pueda hacerles sombra, como es el nuevo “War Thunder” que retoma el conflicto de la segunda guerra mundial tocando los mismos frentes que Wargaming.net, pero aunándolos en un solo juego. Lo primero que se nos viene a la cabeza después de ver las diferentes “betas” que World of Warplanes ha tenido, es el subidón importante que ha adquirido a todos los niveles, pero especialmente a nivel gráfico. Evidentemente los aviones apenas tienen diferencias entre sí en cuanto a pilotaje se refiere, claramente ese no era el objetivo de wargaming.net, pero a nivel visual son un espectáculo comparado con hace tan solo unos meses. Reflejos, buenas texturas, excelente modelaje, todo ello se echaba de menos en las primeras betas.



Enseguida nos encontramos con algo genuinamente familiar si hemos jugado antes a “world of tanks”, y es el Lobby que aquí toma forma de hangar. Excelentemente detallado, nos permite admirar los modelos que poseemos. Podemos acercarnos o rodearlos para admirar el gran trabajo de modelado que tienen el centenar de modelos que han conseguido recrear, todos ellos de mediados los años 30 hasta los 50 del siglo pasado. El hangar en un principio nos permite disponer como máximo cuatro aviones diferentes de las cinco naciones en conflicto, pero podemos ampliarlo comprando más slots con dinero del juego. Desde el mismo hangar podremos comprar o vender nuestros aviones, desarrollar tecnología o configurarlos a nuestro gusto.

Existen tres tipos de aviones: cazas, cazas pesados y aviones de ataque. Si bien prácticamente todos los modelos del mismo tipo responden prácticamente igual a nuestro control, si que hay alguna diferencia por ejemplo entre cazas y aviones de ataque. Por cierto, como aviones de ataque entendemos los aviones de ataque terrestre, bombarderos. Los cazas son los típicos ligeros, de alta maniobrabilidad y cuya misión es interceptar aviones hostiles o entablar un encarnizado combate aéreo cara a cara con otro caza. Los cazas pesados, o caza bombarderos se mueven en una sutil línea entre los cazas y los bombarderos. Tienen menos agilidad que estos pero poseen el poder suficiente de derribar a más de uno, al tiempo que son capaces de atacar objetivos terrestres de pequeña envergadura. Por último los bombarderos, lentos y pesados cuya meta final es destruir objetivos terrestres y defenderse de los ataques de los cazas enemigos.

Ampliar



Disponemos de un árbol tecnológico que dividirá cada uno de los tipos de aviones en diez rangos distintos dependiendo de la nación. Cuanto más alto sea el rango, más poderoso será nuestro avión. Así por ejemplo, si escogemos luchar por Alemania, y partimos del rango más bajo de sus cazas, tenemos un biplano como el Arado Ar 65 que entró en producción en 1931 y fue discontinuado cinco años más tarde. Es bonito, es curioso, pero una patata vuela mejor que él y aguanta mejor los disparos en el aire. Pero si aumentamos los rangos de los cazas alemanes, podemos llegar hasta el máximo, el  Messerschmitt P.1101, un caza a reacción que jamás voló y del cual sólo se construyó un prototipo pero que de hacerlo hubiera supuesto más de un problema para los aliados. Es interesante hablar de los rangos, porque el juego equilibra las partidas para que no existan grandes diferencias y alguien de rango diez se paseé aniquilando a quince enemigos de rango uno. Evidentemente la experiencia y el dinero es lo que nos irá desbloqueando los niveles más altos de dichos rangos.

La experiencia nos permitirá configurar nuestros aviones, desde un simple lavado de cara con diferentes pinturas o pegatinas a un buen puñado de mejoras cuyo objetivo es potenciar nuestro avión al máximo, con mejoras en armamento, incremento de durabilidad y velocidad o los mismos planos. También en nuestro hangar podremos mejorar las aptitudes de nuestros pilotos gracias a la experiencia, como mejor campo de visión, recuperación de daño o la facultad de apagar fuegos con mayor rapidez. Todo ello en un entorno que parece será de uso frecuente en los juegos de wargaming.net, casi que podríamos afirmar que “Worlds of Warships dispondrá de un astillero que podremos realizar las mismas acciones pero en barcos. Eso puede ser bueno, pero nos podríamos acercar peligrosamente a una cierta monotonía donde solo cambia el envoltorio

Como en todos los free to play, Wargaming.net ofrece la posibilidad de acelerar el proceso comprando dinero del juego con dinero real, o una cuenta Premium que va desde un día a todo el año. Esta cuenta te permite durante el tiempo que la has adquirido doblar la experiencia ganada en combate y doblar el dinero del juego ganado del mismo modo. No es abusivo ni necesario, y siempre existe el gustazo de llegar a tus objetivos poco a poco para que la recompensa personal sea mayor, pero siempre existirá la compra real en los juegos free to play, y lo mínimo que se le pide es que no creé grandes diferencias entre los usuarios de pago y los que no, y en ese sentido World of Warplanes cumple perfectamente.

Ampliar



Antes de empezar de lleno en la batalla, existe un tutorial que nos pondrá al día en las técnicas de combate aéreas. Es sencillo y básico ,individual o por equipos con otros jugadores o bots. Aquí, en el tutorial ya deberíamos empezar a  decidirnos cual va a ser nuestra opción de control. El juego permite mouse, joystick y pad siendo el mouse el más preciso al momento de disparar pero hacer giros y loopings con el mouse es un poco agónico, y nosotros nos decantamos por el joystick o el pad pese a que son tremendamente imprecisos.

Ampliar

En realidad World of Warplanes no dispone de muchos modos de juego. Tan sólo el entrenamiento y el modo batalla, obviamente siendo el más utilizado este último. El objetivo principal es conseguir y mantener la supremacía aérea aniquilando a los aviones enemigos o los objetivos terrestres del enemigo. Cada batalla dura un máximo de quince minutos, pero esto no son tanques. Aquí todo ocurre muy deprisa, las batallas son frenéticas y normalmente a  los pocos minutos suele haber ya un bando ganador. Además los mapas aleatorios en cada batalla son grandes pero no en exceso así que puedes encontrarte con los cazas enemigos en pocos segundos, lo que resulta ideal para quien quiera un subidón de adrenalina en poco tiempo.

Ya en el aire, porque siempre empezamos la batalla ahí, echamos de menos la posibilidad de jugar con cabina interior. No es que sea necesario, a estas alturas todo el mundo sabe que un “World of” no es precisamente un simulador y si más un reto totalmente arcade, pero hubiese ayudado enormemente a la inmersión. Así pues nos limitamos a una vista en tercera persona o a primera sin mandos, y sin nada, con un un minimapa del escenario para situarnos nosotros y el enemigo, y algún detalle nuevo como la posibilidad de saber la energía que le queda a nuestro contrincante más directo. Hay elementos añadidos demasiado forzosamente para atraer a un sector menos acostumbrados a los combates aéreos como la mira de compensación que te indica donde deben dirigirse tus balas teniendo en cuenta la velocidad y giro del enemigo para que así logres un impacto. Quizás sea algo demasiado obvio, y nos gustaría un poco más de reto. El corazón arcade del juego limita mucho la posibilidad de mantener estrategias reales de vuelo para atacar o defenderse.

Gráficamente los mapas y escenarios tienen una mejoría enorme respecto a las primeras betas, y es que Wargaming.net decidió poner un equipo de diseñadores aparte y que diera un buen apretón antes de que saliera el juego para mejorar en físicas y gráficos, y el resultado fue a todas luces espectacular. Los mapas son variados y podemos volar sobre desiertos o la costa del pacifico con un nivel de detalle importante sobre todo a bajas alturas. No os engañéis, no es un referente gráfico, pero para mover quince aviones por bando en un cielo cubierto de nubes y balas se tienen que hacer algunas concesiones y el juego va totalmente fluido pese a las explosiones, los arboles y todo el escenario con agua detalladísima incluido. Uno de los elementos a señalar es el mimo con el que han diseñado el sonido en el juego. Cada uno de los aviones tiene su propio sonido dando un detalle de realismo que es de agradecer, si a eso sumamos el conflicto, el sonido metálico de las balas al golpearnos, las explosiones o el ruido de nuestro avión al precipitarse contra el suelo el resultado es francamente bueno.

Ampliar