Phoenix Wright: Ace Attorney - Dual Destinies
Phoenix Wright: Ace Attorney - Dual Destinies
  • Plataforma 3DS 8
  • Género Aventura Gráfica
  • Lanzamiento 24/10/2013
  • Desarrollador Level-5
  • Texto Inglés
  • Voces Inglés
  • +7
Carátula de Phoenix Wright: Ace Attorney - Dual Destinies
  • 8

    Meristation

Phoenix Wright: Ace Attorney - Dual Destinies

El abogado más carismático del mundo del videojuego regresa con la quinta entrega oficial de Ace Attorney, en una edición que retoma la fórmula tradicional añadiendo novedades aquí y allá sin perder la esencia de la franquicia. Dual Destinies no es el Phoenix Wright definitivo, pero sí una renovada forma de entender los dimes y diretes de la abogacía en Nintendo 3DS.

Defender al acusado, librar batalladas dialécticas, demostrar que el otro se equivoca y que nosotros tenemos la razón. Phoenix Wright es uno de los pocos videojuegos que ha conseguido aunar en un mismo producto la tensión de la abogacía clásica, tal y como Hollywood la ha presentado durante décadas, el peculiar sentido del humor japonés y la frenética búsqueda de la verdad a través de simples pero versátiles mecánicas de juego. El tiempo ha colocado la franquicia entre las propuestas que pese a no seguir las tendencias del mercado logran conquistar el corazón de los jugadores gracias al uso de una fórmula que apuesta por la lectura y el ingenio, abandonando el clásico concepto que rezaba aquello de "sin acción no hay diversión". Aunque no cuenta en Occidente con el mismo tirón que en Japón, donde es todo en fenómeno mediático, la serie Ace Attorney puede presumir de una fiel comunidad de seguidores que justificaba, al menos hasta hace poco, el lanzamiento de los últimos capítulos desarrollados en el seno de Capcom.

Y aunque la comunidad de aficionados permanece intacta (al menos a juzgar por la intensidad de los debates que podemos encontrar en foros y comunidades dedicadas), las ventas de las últimas entregas no han permitido que Ace Attorney cuente con el tirón mediático del que gozaba antaño. En última instancia, esto se traduce en la falta de un distribuidor que se arriesgue a publicar en Occidente los últimos capítulos de la franquicia, situación que la propia Nintendo ha querido remediar con la publicación digital de Dual Destinies en su eShop particular. O dicho en otras palabras: el quinto capítulo troncal de la serie protagonizada por Wright, Apollo o Edgeworth aparece el 24 de octubre exclusivamente en la tienda virtual de la compañía, en perfecto inglés y a un precio reducido en comparación a la versión física de las versiones de Nintendo DS. Cosas del libre-mercado.

Lo hace amparándose en las virtudes que le han garantizado una posición privilegiada entre la crítica, con la inclusión de un nuevo protagonista y una renovada imagen que pretende refrescar la fórmula tradicional sin reinventar la rueda o, lo que viene a ser lo mismo, sin grandes cambios en ninguno de sus apartados. Tampoco podemos imaginar cómo mejorar una mecánica de juego que ha probado su eficacia hasta la saciedad, basada en un sistema de investigación propio de las grandes novelas de abogados o detectives. Encontrar pruebas, refutar nuestras teorías o echar por tierra las de la oposición son sólo algunas de las claves que se ponen en marcha cuando da comienzo el juicio en cuestión que debemos solucionar por la vía rápida, tras muchas cavilaciones y en la mayoría de las ocasiones en contra de lo que el sentido común parece indicar. Así es Phoenix Wright, un abogado llamado a luchar contra lo inverosimil de nuestra propia sociedad.

Cinco años después

La mecánica de Ace Attorney se ha mantenido inmutable con el paso de los años y de las distintas ediciones. En total son siete los títulos que han aparecido, siendo Dual Destinies el quinto según el orden cronológico establecido por el argumento. El núcleo del sistema de juego radica en ofrecer datos y pruebas que demuestran la culpabilidad o inocencia del personaje acusado, entrevistando a los testigos, investigando el lugar del crimen y haciendo uso de las habilidades innatas de los protagonistas, sin las cuales resulta casi imposible discernir la verdad de la mentira. El guión se divide en varios episodios que a su vez se distinguen en días de investigación. Dado que es imposible resolver un caso en cuestión de horas es comprensible que se sucedan nuevos acontecimientos que arrojen algo de luz a los hechos que se debaten.

En esencia, la premisa de Ace Attorney ha sido la misma desde sus orígenes. Cada capítulo ha añadido su pequeño granito de arena aportando nuevas habilidades o personajes secundarios con los que se construye un universo intrínseco a la franquicia, y a través del cual se da continuidad a los distintos capítulos que aparecen disgregados en el tiempo. En este caso, y a diferencia de lo que ha sucedido recientemente con otras franquicias, los aficionados ven con malos ojos añadir grandes novedades a nivel de contenido al considerar que el atractivo de la serie radica principalmente en los juicios propiamente dichos y no en cómo resolverlos. Sin embargo, en los últimos años se empezaba a percibir cierto conformismo a la hora de presentar a los carismáticos personajes secundarios, en uno de los pilars que sostienen el peso de la mecánica de juego. Lo mismo se podría decir del aspecto gráfico, heredado de la época de Game Boy Advance.

Es por ello que Dual Destinies ha querido profundizar en todos aspectos de una forma u otra, primero dando un lavado de cara a su aspecto, segundo añadiendo algunas novedades en el contenido que aportan más variedad a la mecánica y tercero con la aparición de nuevos casos, personajes y escenarios que conforman, como decíamos, el auténtico atractivo del producto. Ya desde los primeros compases de juego descubrimos uno de los aspectos más novedosos de este capítulo: la presencia de tres protagonistas, cada uno con su correspondiente habilidad especial, que como punto de partida otorgan más variedad y amplitud de miras a los casos que investigamos. A Phoenix Wright y Apollo Justice se  suma un tercer ayudante, Athena Cykes, especializada en el análisis psicológico de la psique humana, una muchacha divertida y jovial que aporta un toque humorístico -otro más- al planteamiento tradicional.

Nuevas habilidades para 'detectar' la verdad

La presencia de Cykes es doblemente destacable, ya que además de aportar una nueva visión al contenido trae consigo una habilidad especial, denominada 'Mood Matrix', a través de la cual puede detectar la veracidad de las palabras del acusado en función de sus emociones. Este planteamiento se basa en el estudio analítico de las reacciones neuronales de nuestro cerebro, en tanto que algunos acontecimientos evocan una reacción inconsciente en el individuo que frecuentemente contrasta con los testimonios. Si un crimen despierta una emoción semejante la alegría, consecuentemente entendemos que el testigo en cuestión esconde la verdad o simplemente la disfraza por motivos desconocidos. Al igual que las conocidas habilidades de Wright y Apollo, conocidas como 'Psyche-Lock' y 'Percieve-System' respectivamente, esta capacidad es ante todo un medio para acceder a la verdad y no la verdad en sí misma. Su uso se activa en momentos específicos del argumento y resulta tremendamente útil para dar uno -o varios- pasos hacia la resolución del caso en cuestión que estamos tratando.

Una de las novedades que aporta este capítulo es el constante salto entre protagonistas. Si bien en un principio se dijo que Phoenix Wright volvería a tomar las riendas del argumento, esta afirmación tiene más de gancho que de realidad. El tiempo que transcurre controlando a cada abogado es equitativo, y aunque es cierto que Wright capitaliza las circunstancias más determinantes para el guión, también lo es que gran parte de la atención del argumento se centra en Cykes. De hecho, la historia navega del pasado hacia el futuro deteniéndose en el presente con estilo retrospectivo, o lo que viene a ser lo mismo: los acontecimientos que se narran forman parte de la memoria de Cykes, ya sea por remorar alguna de las historias que "ha escuchado" o por haberlas protagonizado en primera persona.También encontramos momentos de relajación, con un minijuego que se puede ampliar a través de la oferta de DLCs que se irán publicando con el paso del tiempo.

A diferencia de lo visto en otros capítulos, Dual Destinies facilita la integración de nuevos jugadores gracias a la presencia de casos variopintos y, lo que es más importante, de personajes secundarios que no cuentan con un pasado en el libro histórico de la franquicia. Sea la primera vez o la quinta que nos sentamos a disfrutar de un Ace Attorney, este episodio va de menos a más en un intento por establecer el primer episodio a modo de tutorial, aunque sin ahondar en los motivos personales que han llevado a los personajes al lugar en el que se encuentran. La variedad de situaciones que protagonizamos apoya esta teoría, ya que nos enfrentamos a casos que en ocasiones rozan lo surrealista con crímenes espaciales o pueblos olvidados de la memoria colectiva. Aunque los casos abordan diversas temáticas, todos están unidos entre sí por un mismo motivo que toca al lector descubrir por cuenta propia.

El peso del argumento impide profundizar en los acontecimientos que tienen lugar en cada caso o en el nexo que los une. Basta con saber que el guión sigue el camino recorrido por otros episodios en cuanto a la profundidad de los temas tratados, con un destacado uso del sentido del humor, marca inconfundible de Shu Takumi, creador de la franquicia que por desgracia apenas ha colaborado en esta entrega. Aunque su ausencia no pasará desapercibida a ojos de los acérrimos, el equipo de producción ha sudado la gota gorda para que el tono de los diálogos apenas haya variado. La esencia Ace Attorney sigue aquí vigente, aunque con algunos cambios en la mecánica de juego que serán bienvenidos, especialmente en lo referente al plano estético.

Un necesario lavado de cara

El cambio más notorio que ha dado Dual Destinies es el gráfico, con el que se aprovecha el salto generacional de Nintendo DS a 3DS. En la práctica, esto nos lleva a presenciar juicios en escenarios más detallados y con un marcado gusto por el cambio de perspectiva. Los personajes centrales hacen gala de un mayor número de animaciones que pese a su variedad se tornan repetitivas. Pese al esfuerzo de Capcom, antes de darnos cuenta nos olvidamos por completo de la interfaz gráfica para prestar atención única y exclusivamente a los diálogos. No obstante, el lavado de cara no se limita a mejorar el diseño de los personajes y de los entornos, sino que también mejora las fases de búsqueda de pruebas en los escenarios en los que es menester buscar algún detalle específico. En el que probablemente fuese uno de los apartados más tediosos de anteriores capítulos ahora nos movemos como pez en el agua, con objetos cuya importancia se resalta mientras investigamos y que nos llevan por inercia a otra de las novedades que incluye Dual Destinies: el denominado 'Thought Route' o 'Camino del Pensamiento'.

Esta faceta recuerda al uso de la 'Lógica' de anteriores capítulos pero con opción a revisar absolutamente todo el material, desde diálogos a fotografías pasando por pequeños objetos, para formar un criterio plausible para demostrar la inocencia o culpabilidad del acusado. Esta novedad viene de la mano con la posibilidad de dar marcha atrás en los testimonios para presentar pruebas en el momento específico sin necesidad de repetir toda la partida o de ver mermada nuestra barra de energía, en uno de los añadidos que desde aquí aplaudimos por la comodidad que aporta al mecánica de juego.

Dicho esto, es interesante resaltar el uso estereoscópico que se ha otorgado a las fases de investigción, con opción a rotar la cámara y con la marcada sensación de profundidad en los escenarios. Es una lástima que no se haya ampliado esta característica también a los juicios, que pese al lavado de cara antes mentado no termina de exprimir las posibilidades que ofrece 3DS a nivel técnico. Este parece ser el primer paso de un nuevo episodio técnicamente hablando en la franquicia, por lo que tampoco conviene hacer sangre con él. Después de todo, lo importante aquí es que las conversaciones fluyan con dinamismo, que no se centren en temas mundanos tratando de alargar la duración del título más allá de lo necesario, un hándicap que presentaban los últimos capítulos de Ace Attorney que han visto la luz. En este sentido Dual Destinies peca de ofrecer conversaciones excesivamente densas, en ocasiones sin peso específico para el juicio, además de situaciones que por momentos se escapan de la lógica humana y que se resuelven con la fórmula de prueba y error.

No es este necesariamente un problema que acusen los aficionados 'de toda la vida', pero seguramente el estilo diesel que utiliza el título para presentar los hechos y a los personajes secundarios hará mella en la paciencia de los jugadores que busquen un producto de desgustación rápida. Entendemos que Dual Destinies es un miembro más de la familia cuando comprobamos que tras dos o tres horas de juego seguimos enfrascados en el primer juicio, sin saber exactamente cómo demostrar que nuestro acusado es inocente de los crímenes de los que se le acusa. Capcom haría bien en buscar nuevas fórmulas para ampliar la mecánica en próximas entregas, aportando quizás más dinamismo a las conversaciones y otorgando más libertad de decisión al jugador. En este capítulo podemos elegir distintas opciones en momentos específicos y todo parece indicar que en el futuro se seguirá esta línea. Lógicamente, hablamos de un título cuya longevidad es uno de sus puntos sólidos, en una inversión económica que garantiza diversión durantes varios días, si no semanas o meses en función de nuestra pericia como abogados.

LO MEJOR

  • Pocas pero significativas mejoras en la mecánica de juego que aportan aún más variedad si cabe a los juicios.
  • Un argumento apasionante con nuevos y carismáticos personajes secundarios.
  • La mejora gráfica, pese a no reinventar la rueda, actualiza la imagen de la franquicia a los tiempos que corren.
  • Garantiza diversión durante varias semanas dada su duración.

LO PEOR

  • Melodías con poco o nulo peso en el apartado técnico. Voces en inglés sin subtítulos en las escenas de vídeo.
  • Algunos momentos excesivamente densos, con charlas redundantes y en ocasiones tediosas.
  • El inglés es un hándicap muy significativo teniendo en cuenta el concepto de juego.

CONCLUSIÓN

Dual Destinies aparece de forma exclusiva en la eShop de Nintendo con un necesario lavado de cara estético al que se unen novedades en la mecánica de juego, que básicamente resfrescan la fórmula tradicional sin alterar en gran medida la propuesta que Ace Attorney ha ofrecido hasta la fecha. El argumento sigue siendo el punto más destacado de su contenido, un aspecto que habla por sí solo del trabajo que Capcom ha realizado para mantener intactas las señas de identidad de la franquicia. Aunque echamos en falta una apuesta más arriesgada por parte del gigante japonés, quizá ofreciendo más libertad de decisión al jugador ante la toma final de decisiones, no se puede poner un 'pero' al nivel de profundidad que alcanzan los juicios. A veces pecan de ser demasiado densos o, como se diría popularmente, de buscar las cinco patas al gato sin necesidad aparente, pero no hay nada remotamente parecido en el catálogo de 3DS que pueda igualar la oferta de este cartucho.

Más allá de las novedades, de la presencia de un nuevo protagonista y de su consecuente nueva habilidad especial para resolver los casos, Dual Destinies carga a sus espaldas con la pesada cruz de llegar completamente en inglés, con diálogos animados sin subtítulos y sin ningún atisbo de posibilidad de entender lo que sucede si no contamos con un buen nivel de conocimiento en la lengua de Shakespeare. Normalmente tratamos de valorar el hecho de poder disfrutar de un videojuego sin tener que hacer uso de la importación, pero en este caso se trata de un hándicap muy a tener en cuenta para los jugadores que se quieran iniciar en la franquicia. No entender lo que sucede es echar por tierra la grandeza de este título, y quizá sería conveniente por parte de Nintendo plantear una traducción en el futuro utilizando alguna de las múltiples vías que hoy se abren gracias a eso que se denomina realidad 2.0.

En cualquier caso, Dual Destinies es un capítulo que se integra perfectamente con la herencia de Ace Attorney, un más que válido quinto capítulo troncal para seguir disfrutando de las aventuras del grupo de abogados más popular de la industria del videojuego.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.