Madden NFL 25
Madden NFL 25
Carátula de Madden NFL 25

Madden 25

Salva Fernàndez salbaFR

La saga de fútbol americano referente en la industria de los videojuegos cumple 25 años en plena forma. De importación, analizamos el título para Playstation 3 y Xbox 360.

No hay duda de que una franquicia deportiva como Madden es histórica a día de hoy en el mundo de los videojuegos. La saga de EA que recrea de manera virtual el mundo del fútbol americano deja atrás la numeración por años, tocaría el 14, para celebrar su décimo quinto aniversario con Madden 25. Un videojuego que quiere no solo reafirmarse como la gran experiencia del “football” americano en la industria del ocio digital, sino también convertirse en un pequeño homenaje a todos los títulos que han adoptado desde hace un cuarto de siglo el apellido de John Madden. Una nueva entrega de la que disfrutamos vía importación, pero que sigue siendo imprescindible para los amantes de este deporte.

Estamos ante una propuesta deportiva distinta a las que son habituales en Europa con el fútbol o el básquet. El fútbol americano siempre se ha caracterizado por la espectacularidad de sus grandes acciones o highlights, pero también por ser un tablero de ajedrez en el que la estrategia es tan o más importante que las aptitudes físicas del equipo. Si algo ha conseguido la franquicia Madden durante estos 25 años ha sido poder trasladar no solo la esencia de este deporte sino también su profundidad y complejidad, que llega a cotas elevadísimas desde hace algunas temporadas gracias a las entregas aparecidas en la presente generación de consolas. Lo dijimos hace un año y lo repetimos en este después de varias semanas con el título: no es un juego para todos los públicos y hacen falta ciertos conocimientos de dicho deporte para poderlo disfrutar a pleno rendimiento.

Dicho esto, Madden 25 sigue la estela de la entrega anterior Madden 13 y muestra un título enfocado principalmente a la simulación, acercarse lo máximo que pueda a la espectacularidad de la NFL y su punto álgido, la Superbowl. Por eso el juego cuenta con todas las licencias de la competición, equipos, estadios, jugadores, técnicos y leyendas del fútbol americano. Trasladando, además, la espectacularidad de las retransmisiones norteamericanas, tanto a nivel visual con sus repeticiones, entradas y momentos cumbre como también por el ambiente sonoro, la música o los comentarios, ricos en variables partido tras partido. El showtime, que se dice.

A pesar de ser una entrega que intenta homenajear a la historia de la saga Madden desde que empezara en 1988, lo cierto es que como homenaje los jugadores tampoco encontrarán demasiados guiños importantes. En los tiempos de carga que vamos viendo mientras jugamos y esperamos para empezar un partido, por ejemplo, se nos aparecen diversas capturas de pantalla de títulos anteriores y algún comentario que explica detalles: desde ese Madden que fue el primero en incorporar X función a otro que estrenó un motor de físicas, pasando por los gráficos del juego original, etc. Como detalle está bien, pero es cierto que eso es lo único que diferencia a este Madden 25 de un Madden 14 como el que tocaría. Poca cosa, vaya.

Al ataque
La edición de este 2013 se presenta como un título continuista en la fórmula que los aficionados del género conocen. Nos encontramos con un juego en el que disfrutamos de partidos desde un punto de vista vertical, siempre detrás de nuestro equipo en las dos fases que pasamos a lo largo de un partido: ataque y defensa. Desde cada punto de vista contamos con una gran variedad y cantidad de tácticas simplemente abrumador, con diversas variables, cambios y modificaciones que podemos hacer in situ sobre el terreno y unos menús que se gestionan de manera ágil e intuitiva una vez nos hacemos con ellos. En defensa podemos elegir estilos de amarre, desde más agresivos a más tácticos, mientras que en ataque se ha ganado mucho en posibilidades de equipo e individuales.

Como viene siendo habitual, después de elegir la estrategia a seguir, pasamos a controlar uno de los jugadores que hará la acción defensiva. Seguramente es una fórmula que no acabe de gustar a más de un usuario que siente como si fuera un mero espectador en gran parte de las fases de defensa, pero trazar un buen bloqueo y controlar al jugador que presumiblemente tendrá que evitar el touchdown del rival tiene su gracia. Eso sí, donde más posibilidades ganamos en este Madden 25 es precisamente al otro lado, cuando pasamos al ataque y vemos que además de las jugadas ensayadas contamos con nuevos movimientos del jugador que nos dan mucha más libertad de acción. Si algo hay que agradecer en esta entrega, eso es el gran tutorial que trae consigo para aprender movimientos de antes y de ahora.

En ataque escogemos nuestra primera acción ofensiva, que puede ser intentar ganar yardas con una carrera del Fullback o del quarterback –en esta entrega se han ampliado mucho las estrategias cambiantes en medio del partido, de tal manera que podemos seleccionar un tipo de ataque y posteriormente hacer un amago para iniciar una finta y engañar a los rivales con carreras de uno de los jugadores que menos se esperan- o buscando un pase más o menos largo a un compañero que esté desmarcado. Las mejoras vienen a la hora de iniciar una carrera, ya que los jugadores han ganado en posibilidades individuales con movimientos que permiten ampliar sus opciones de éxito.

Además del clásico botón de sprint, de poder hacer algunas fintas y demás, se ha mejorado mucho todo lo referente al juego individual con el sistema “Run Free”, que no es más que la implementación de nuevos controles para poder hacer combinaciones y esquivar a más de uno y de dos rivales. Podemos saltar sus tackles, dar giros impresionantes en el último momento, frenar justo a tiempo o incluso mantenernos en pie cuando impactamos con un rival tirándolo al suelo. El sistema Precision Modifier nos permite, usando el gatillo en el momento justo, realizar todo este tipo de acciones cuando el enemigo está justo encima de nosotros. Naturalmente, además de nuestros reflejos necesitaremos también que los stats del jugador en cuestión nos acompañen. Lo mejor de todo esto son los combos que podemos hacer si tenemos buen timming y que nos permiten protagonizar carreras de ensueño.

A nivel de modalidades, el título mantiene las que ya conocíamos de la entrega del año pasado con ciertas novedades en diversos frentes. De nuevo podemos actuar en el modo franquicia como entrenador o como jugador único que puede ser inventado por nosotros, real dentro de la NFL o una leyenda del deporte. En este caso, de nuevo hay un sistema de subida de experiencia que vamos ganando a medida que hacemos pequeñas misiones y objetivos que se nos piden. La novedad es la presencia del modo propietario, que nos permite tener mano directa en toda decisión económica que tenga que ver con el equipo a nivel de finanzas, estadio, cuerpo técnico, etc. Y que permite decidir algunas cosas que antes no se podía, como el precio de ciertos elementos de merchandising o de alimentos para los aficionados que se acercan al estadio, o incluso intentar cambiar de ubicación a nuestra franquicia.

El título tiene en su haber muchos elementos que son imprescindibles en la saga. Partidos de exhibición, estadísticas completas, momentos importantes del fútbol americano, plantel de leyendas, posibilidad de jugar en línea o en solitario el modo franquicia, conectarla con la de otros amigos, un completo tutorial para aprender las bases del juego y técnicas avanzadas, una modalidad de entrenamiento libre para practicar estrategias tanto en ataque como en defensa y diversas posibilidades de juego online, entre las que destaca también el Madden Ultimate Team, un sistema de juego que vuelve a estar presente combinando temporadas en línea con el clásico intercambio y compra de cartas de jugadores tipo FIFA en el que podemos ganar potenciadores si hacemos jugadas “perfectas” con cada jugador asumiendo su rol.

Apartado técnico
Madden 25 es un título sólido, pero no está exento de fallos y elementos a mejorar. Lo más destacado en el balance positivo del título es la buena implementación del Infinity Engine 2, un motor de físicas que han mejorado respecto a la entrega anterior y que nos permiten ver choques de trenes realmente impresionantes. Es una maravilla comprobar como los jugadores impactan entre ellos con colisiones casi perfectas, sin clipping ni errores que empañen la acción en directo y todavía menos las repeticiones. Además, las mejoras se presentan en una gran variedad de placajes, mejores que los anteriores en ejecución.  Movimientos y transiciones en carreras que se hacen suaves y realistas, el título ha ganado en realismo.

Las retransmisiones, como comentábamos anteriormente, también tienen su punto y son como el clásico partido que puedes ver por la televisión norteamericana. Los ángulos de cámara, los carteles y menús, todo funciona correctamente. Eso sí, se mantienen ciertos dientes de sierra y algunas texturas por debajo del acabado general que no acaban de acompañar. Algo a lo que se suma una IA que sigue sin mostrar una gran diferencia entre equipos y su estilo de juego real, además de que alguna que otra vez lamentaremos la poca traza de algún que otro compañero de equipo.

Madden 25 cuenta con una banda sonora muy acertada para acompañar el título y que suena con un toque épico que te mete de lleno en esto de la batalla deportiva más dura de los Estados Unidos –con permiso de la NHL-. Los comentaristas vuelven a ser los de la temporada pasada, y tanto Jim Nants como Phil Simm cuentan con una gran variedad de diálogos y apreciaciones partido tras partido. Solo algunos errores que cometen a la hora de hablar de ciertas jugadas o momentos del juego que no son los que están diciendo empañan un trabajo que sigue manteniéndose sólido y mejor del que vivimos en otras sagas de EA en nuestro país.

LO MEJOR

  • El traslado de la estrategia y emoción de un partido de la NFL
  • Las mejoras y posibilidades en posición ofensiva
  • La física de impactos, cada vez más pulida
  • Variado en contenidos offline y online
  • La presentación de menús y de partidos: parece una retransmisión real

LO PEOR

  • Siendo el 25 aniversario, el homenaje a la saga es escaso y a pesar del nombre sigue siendo un "Madden 14" anual más
  • Ciertos errores visuales y sonoros en texturas, jaggies y algunos comentarios
  • Algún que otro error de IA compañera
  • Solo disponible vía importación -y en inglés, claro-

CONCLUSIÓN

Madden 25 mantiene y mejora los elementos que ya se vieron en la entrega del año pasado. El título acerca la realidad del fútbolamericano gracias a la espectacularidad audiovisual y a la gran profundidad de estrategias y variables a seguir tanto en ataque como en defensa. Además, una de las grandes novedades radica en las mayores opciones que tenemos a la hora de realizar carreras con elRunFree y el PrecisionModifier. Mejoras en el modo franquicia, una gran variedad de opciones offline y online y la licencia entera de laNFL completan un título sólido que mejora a base de detalles año tras año, aunque siendo el décimoquintoaniversario se echa en falta algún homenaje más que capturas de pantalla entre menús de carga. Y, en nuestro caso, el contratiempo de tener que importarlo ya que no llega a nuestro país.

8.3

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.