Nintendo Land, Impresiones

Enrique García enriquegper

En menos de un mes tendremos en las tiendas de España Wii U. La nueva consola de Nintendo seguirá los pasos de la primera Wii ofreciendo de lanzamiento un juego hecho a su medida, Nintendo Land. Nos subimos a este singular parque de atracciones de Nintendo para descubrir cómo funciona el Wii U GamePad. Y de paso, para qué negarlo, nos reímos un poco.

Cuando tu nueva consola se basa en una tecnología innovadora que absolutamente nadie ha planteado antes, es competamente necesario acompañarla de un software capaz de demostrar las características fundamentales de su mando. Éste fue el caso de la primera Wii con Wii Sports, y lo será con Wii U, la nueva máquina de Nintendo, y su juego espada de lanzamiento, Nintendo Land, que coquetea con el sueño de muchos aficionados a los productos de la Gran N: un parque de atracciones basado en sus juegos de todas las épocas. Tras comprender el Wiimote con el juego deportivo, nos enfrentamos a este parque tematizado con Super Mario, The Legend of Zelda, Metroid y más.

Cogemos el Wii U GamePad un mes antes de su lanzamiento oficial y destinamos una buena ración de nuestro tiempo a jugar a Nintendo Land desde cero. Monita, una inteligencia artificial parlanchina con forma de pantalla, nos da la bienvenida al parque de atracciones en perfecto castellano. Este personaje cibernético que en cierto modo recuerda a GlaDoS de Portal será nuestra guía durante todos los minijuegos. En esta compañía se nos enseña el recibidor de Nintendo Land, que toma forma ubicando una puerta para cada una de las atracciones con minijuegos y representadas por series de la compañía dirigida por Satoru Iwata. Basta atravesar cada portal para comenzar a jugar.

Las atracciones de Nintendo Land se dividen en varios grupos. Contamos con minijuegos para compartir partidas con colegas cooperando y compitiendo, y con retos destinados a un solo jugador (también a varios intercambiando el Wii U GamePad). Nuestro primer salto con el Mii lo damos hacia Balloon Flight, minijuego para un solo jugador en el que controlamos en scroll inverso a nuestro personaje desde la pantalla del Wii U GamePad mientras esquivamos obstáculos estáticos, enemigos en movimiento, y recolectamos monedas con una dificultad que va aumentando al avanzar. La perspectiva que tenemos en el mando es más reducida que lo que vemos en el televisor, por lo que los dos soportes son complementarios. 

De este título con inspiración retro saltamos a algo más actual, The Legend of Zelda, donde tenemos dos modos, contrarreloj (acabar con enemigos antes de que termine el tiempo) y combate (cooperar para avanzar en escenarios inspirados en la serie). Con el Wii U GamePad nuestro Mii se viste de Link y porta su arco, cuyas flechas disparamos moviendo el controlador y los sticks analógicos (para recargar, basta mover hacia abajo). El resto de jugadores se sirven del Wiimote (con Motion Plus) para controlar 'Links' con espadas. Resulta especialmente intuitivo, divertido y cooperativo este minijuego, que además gusta por su sabor a la serie de aventuras gracias a las trabajadas versiones de temas de su banda sonora.

Este sabor nintendero que presenta Nintendo Land se traslada a prácticamente todos sus minijuegos, también a Mario Chase, que requiere varios jugadores obligatoriamente, y que como se ha dicho en anteriores articulos es un "corre que te pillo" donde se demuestra el funcionamiento del juego asimétrico. Mientras que el jugador con el Wii U GamePad debe ocultarse y escapar, el resto, con Wiimotes, actúan como "policías" en su búsqueda. La salsa de este minijuego es la cooperación entre los captores, que deben ir gritando (textualmente) el color de la zona en la que se encuentra el Mii vestido de Super Mario. Este minijuego es divertido y absolutamente recomendable en fiestas.

En el género de la acción en primera persona nos topamos con la atracción de Metroid, Metroid Blast, que permite tres modos (Asalto, Tierra-Aire y Tierra), y que nos pone a los mandos de una nave con el Wii U GamePad a través del movimiento, o de Miis disfrazados de Samus Aran y disparando con Wiimote y Nunchuk. También para cooperar dentro de la acción está la atracción de Pikmin, que tiene dos modos, Desafío y Versus, y donde tendremos que avanzar a través de diferentes niveles cumpliendo objetivos como acabar con enemigos antes de que se acabe el tiempo. Mientras que con el Wii U GamePad somos Olimar, con el Wiimote controlamos Pikmin que están a merced del explorador, capaz de usar su silbato para capturarlos a todos y arrojarlos contra los enemigos.

Las atracciones continúan con la inspirada en Luigi's Mansion, donde los Miis se visten de cazadores de espectros y fantasma para demostrar, una vez más, el estilo de juego asimétrico. Desde el Wii U GamePad controlamos al fantasma, que debe escabullirse por el escenario cazando por la espalda a los Miis, que portan linternas capaces de aturdir al espectro. Para un solo jugador tenemos otras cuatro atracciones: Baile del Pulpo, en la que usando los sticks tenemos que imitar los movimientos de un bailarín y Donkey Kong Crash Course, en la que el Mii se transforma en un muelle con ruedas que debe recorrer un escenario usando el Wii U GamePad (inclinándolo para mover y controlar la velocidad, movimiento plataformas con los gatillos y hasta soplando en ascensores).

Las dos atracciones restantes son Yoshi's Fruit Cart, que se centra en el uso del televisor y el Wii U GamePad para que dibujemos el recorrido del dinosaurio alcanzando frutas. La complejidad de la atracción viene dada por lo que se ve en el televisor (frutas y escenario) no coincide con lo que se muestra en el mando (escenario y puerta a cruzar, sin frutas), por lo que el camino de Yoshi se debe marcar tomando como referencia elementos como las sombras de las nubes, los contornos de los escenarios, etc. El último juego disponible es Takamura Ninja's Castle, que nos hace coger el WIi U GamePad como si fuera un ebook y lanzar shurikens para acribillar a los ninjas enemigos apuntando a modo de shooter.

Cada atracción de Nintendo Land pone sobre la mesa una forma diferente de utilizar el Wii U GamePad y demuestra el potencial del mando (ése es su cometido, desde luego), pero también aporta una profundidad que se agradece con la incorporación de varios niveles o escenarios para algunos de los juegos, sellos desbloqueables con nuestros records, regalos que podemos conseguir participando en un minijuego situado en el centro del parque a cambio de monedas y hasta un sistema de party que propone sesiones de juego para varios jugadores mezclando atracciones de una forma dinámica.

Todavía faltan semanas para que Nintendo Land llegue a las tiendas de España, por lo que es pronto para lanzar un veredicto directo. No obstante, sí que podemos afirmar una cosa: Nintendo Land es lo más próximo a un híbrido entre Wii Sports y Mario Party, una mezcla de conceptos que sirve como introducción al Wii U GamePad y como juego perpetuo para la consola cuando en estemos en grupo, que dada la naturaleza de la misma será en múltiples ocasiones. Esta sesión de juego nos ha demostrado que este título es mucho más profundo de lo que cabría esperar, sobre todo teniendo en cuenta lo que se suele esperar de juegos de este calibre. Divertido, dinámico, original y explicativo. Más cuando llegue la consola a las tiendas.

Nintendo Land

Nintendo Land es uno de los juegos de lanzamiento de Wii U, la nueva consola de Nintendo. Presenta 12 atracciones con minijuegos basados en las sagas de Nintendo (The Legend of Zelda, Mario, Metroid, Luigi's Mansion y más) y utiliza el Wii U GamePad, que es el mando de la nueva Wii, y los Wiimotes para entretener a los jugadores.

Nintendo Land