Company of Heroes 2, Impresiones

Javi Andrés javi__andres

Fue la batalla más dura de la Segunda Guerra Mundial y verla desplegarse en pantalla sigue poniendo los pelos de punta. Company of Heroes 2 nos pondrá en la resistente piel del Ejército Rojo en la lucha del frente oriental, continuando la valoradísima fórmula de la primera entrega y llegando a una nueva cota tecnológica en la RTS.

El realismo y la fidelidad histórica son un par de valores a menudo olvidados por los videojuegos, más volcados en el espectáculo puro y la emoción que en representar etapas de la Historia de forma didáctica. Parece ser que la clave reside en encontrar el equilibrio entre autenticidad o respeto y jugabilidad divertida y profunda, y la marca Company of Heroes, de Relic Entertainment, precisamente se entrega en cuerpo y alma aquí, con un primer episodio que sorprendió a todos los seguidores de la estrategia en tiempo real por su sofisticado gameplay salpicado de datos, nombres propios y momentazos absolutamente documentados y con una brillante representación en pantalla. Su segunda parte, Company of Heroes 2 -que llegará a PC a principios de 2013-, va a ir todavía más allá, volviendo a evolucionar un género al que parece que ya le quedan pocos pasos por dar, aprovechándose de todas las capacidades técnicas de los ordenadores de hoy.

THQ ha enseñado ya dos misiones de las que formarán un conjunto vasto de campañas, que vivir desde los dos lados y con una mirada tan firme a los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial en el Frente Oriental que hasta diferenciará el carácter y sistema de estrategias y comandos del Ejército Rojo o el Nazi, según a quien queramos representar, siendo el primero el claro protagonista de este ambicioso videojuego. Dotar de personalidad a cada pelotón, siguiendo las leyes que marcaron en la realidad sus formas de organización y tácticas ha sido la principal meta a lograr por su desarrolladora, pero esto se traduce en un gran árbol de objetivos más, todos ellos bien cumplidos según hemos podido comprobar.

Por otra parte, será un RTS amplio y duradero, con toda la gama de modos que cabe pedirle al género hoy para que una vez repasadas de principio a fin sus campañas, podamos seguir descubriendo cómo sacar partido a su libérrima mecánica, empezando por un completo modo multijugador que alberga tanto opciones cooperativas como competitivas, y que aspira a llevar el género dominado por Starcraft a un nuevo tope, aprovechando un engine revolucionario que es capaz de hacer muy dinámicos los escenarios, destruibles y totalmente determinantes sobre los ejércitos con las condiciones climáticas que imponen. Esta guerra se vivió en condiciones muy duras, de frío y nieve en este frente, y las batallas de CoH2 van a demostrarlo.

Hiperrealismo programado

El punto fuerte de Company of Heroes 2 es su proeza técnica, no solo en lo visual y la consecución de auténticas fotografías de guerra desde vista picada, sino también en el juego de IAs que hace para que todas las unidades parezcan humanas, los cambios que va imponiendo el transcurso de la batalla sobre el escenario, la atmósfera castigada por las dificultades meteorológicas o la fluidez de juego que consigue pese a petenecer a un género más estático que otros, como podrían ser los shooters o el hack and slash. El motor Essence 3.0 se abraza a la nueva tecnología de capas y texturas ColdTech, capaz de interferir entre los comportamientos de las unidades imponiendo obstáculos naturales, como que una helada congele a los soldados que no se muevan y estén lejos de un fuego, que un tanque sobre hielo reciente pueda desquebrajarlo o que las botas de los guerreros arrastren nieve y dejen huella.

Todo esto, sobre el tablero de juego, tiene vital importancia en la victoria, por lo que es imprescindible prestarle atención constante más allá de saber disparar muy bien y ocupar las mejores posiciones a cubierto, pues también las coberturas pueden venirse abajo de un cañonazo o una granada en un estilo de juego que no deja lugar seguro y en pie si se usa la agresión necesaria. Esto aporta, como en un combate real, dinamismo a las partidas, teniendo que estar pendiente de todas las unidades, haciéndoles tomar edificios estratégicos para que los usen de fortificación, moviendo los tanques con precaución para no perderlos dado su potencial, contemplando los movimientos del enemigo para buscar emboscadas o ataques sorpresa, y, sobre todo, jamás retrocediendo.

Company of Heroes 2 enseña la dureza de la guera no solo climática, sino también personal. El Ejército Rojo tenía por orden de Stalin jamás retroceder, ni siquiera para buscar contrataques o reorganización -algo que los nazis sí- y esto en el juego se traduce a que si alguna unidad cae presa del pánico y decide escaquearse del combate, sean sus propios compañeros de bando, absolutamente patriotas y ya inhumanos debido a las condiciones extremas del duro conflicto, quienes acaben con él. Factores de este tipo, completamente fieles con la realidad de aquellos años en las contiendas, tienen también mucha presencia ingame y en la forma de organizar las tácticas y los movimientos o armas a usar por cada unidad. Todo ello sin cortarse en crudeza y hasta sacudiendo a veces la moral de los soldados y con las imágenes incluso la del jugador.

Se ha puesto en escena con destreza, con un aspecto gráfico que nos deja alejar y acercar la imagen de cualquier punto del mapa con mucho rango de zoom, algo que deja rápido a la vista el gran trabajo de motion capture y sound capture de actores y armas reales respectivamente que ha realizado Relic Entertainment para que todo parezca el desagradable conflicto que emula, con más de 14 millones de muertos y varias ciudades literalmente arrasadas. El hielo, otro protagonista climático, debe ser usado como arma para procurar éxitos, sabiendo que se recompone con el tiempo dadas las temperaturas de hasta -40º que se presentan y que puede ser destruido para evitar pasos de vehículos o acercamiento de tropas. Los lanzallamas y granadas serán las herramientas clave para esta estrategia.

Es muy interesante también el uso de la tecnología TrueSight, que añade precisión al combate de manera que los soldados enfrentados tengan muchos factores interviniendo su puntería y rapidez de respuesta a comandos o movimientos. El campo de visión se expresa de manera muy visual con sombreado para todo lo que no está a al alcance de ninguna unidad, escondiendo también las tropas enemigas que haya dispersas por ese área y sus construcciones, siempre visibles. Como todo el transcurso de un enfrentamiento puede cambiar en cualquier momento debido a distintos eventos que ocurrirán de forma no prefijada, saber adaptarse a una tormenta de nieve o un refuerzo de escuadrón es fundamental, al igual que si acaban con una de nuestras bases desde el aire o se viene abajo un puente que íbamos a usar de avanzadilla por el flanco. Todo puede ocurrir y el TrueSight es lo que permite este dinamismo realista.

La nieve no para de caer y los caminos y calles se desdibujan, dejando menos claro el mapa pero a cambio ofreciendo buenos escondites y vías de acceso para las unidades más sigilosas y resistentes dispuestas a reptar entre montañas de nieve. El frío glacial será el enemigo de estos hombres, pero los nazis también tendrán que sufrirlos y ellos no lo conocen tan de cerca. Es otra forma de aprovechar el entorno, algo que el ejército ruso hizo realmente, dando la vuelta a una batalla que tenían muy cuesta arriba y llegando ya al centro de Moscú.

Relic quiere revolucionar de nuevo el RTS como ya hizo en 2006. Company of Heroes 2 apasiona nada más verlo en movimiento, con una mecánica realmente profunda y que explota un nuevo techo gráfico. Su total miramiento hacia las condiciones climáticas extremas y la fidelidad de personalidades de los ejércitos le da sin duda ese componente creíble que todos los seguidores del primer juego, brillante, podrían desear. Aún quedan unos meses para que revivamos esta parte del conflicto, pero ya tenemos claras sus letales armas.

Company of Heroes 2

Company of Heroes 2 sube el listón en estrategia en tiempo real para PC. Desarrollado por la nueva esencia del motor 3.0, Company of Heroes 2 ofrece características increíbles como la fidelidad gráfica y tecnología de vanguardia.

Company of Heroes 2