NBA 2K13, Impresiones E3

Santi Seguí

Poco le queda ya por avanzar a NBA2K en la simulación del baloncesto dentro de las posibilidades técnicas de las plataformas de hoy. 2K13 será un paso adelante más que esta temporada añade inteligencia y fluidez de movimientos, así como el All-Stars Weekend para quienes lo reserven.

El año pasado, 2K regaló a todos los aficionados la oportunidad de enfrentar a leyendas del basket con jugadores actuales, limando de paso algunos puntos jugables y técnicos que quedaban por rematarse dentro de la simulación del deporte de las canastas. Parecía que no había mucho más margen de arreglos, algo que suele ocurrir en los títulos deportivos con entrega anual, pero 2K13 ha encontrado las lagunas suficientes como para no ser una mera expansión con plantillas actualizadas, aunque bien es cierto que el salto con respecto a 2K12 no parece ser tan rotundo como el de aquel 2K12 sobre 2K11. La generación llega a su fin y las sagas deportivas tocan techo, teniendo cada vez menos campos por mejorar y menos posibilidades para explotar las máquinas actuales. El E3 nos lo ha demostrado no solo en este caso en concreto, sino también con otras marcas como FIFA, Madden o PES. Queda ya poco terreno por evolucionar.

Este año la gran novedad del NBA de 2K es el modo All-Stars Weekend, solo disponible para quienes reserven el juego aunque no dudamos de que posteriormente estará accesible a todo el mundo a través de DLC. En este espectáculo del baloncesto tendremos concursos de mates, duelos de triples, desafíos Rising Stars y demás eventos típicos del mítico show norteamericano, a disfrutar llevado a cabo por nuestros jugadores favoritos. Con diversos retos accesibles y rápidos, podremos conseguir puntos para nuestras estrellas y evolucionarlos con experiencia que luego podrá ser usada en el resto de modos, como Temporada o Carrera. El duelo de triples, por ejemplo, se expone con una especie de Guitar Hero donde una rista de botones viene hacia la pantalla aumentando cada vez más su velocidad y tendremos que seguir la cadena mientras de fondo nuestro basketballer intenta encestar a cámara lenta. Es muy emocionante y apto para todo el mundo, llevará el show más importante de la NBA hasta cualquier par de manos, con minijuegos de este tipo que no dejan de ser profundos en realidad.



Otros responden a un sistema de control más tradicional, como buscar huecos y encestar, que se hace desde el stick y teniendo que mantener diversos botones para completar las jugadas. También habrá oportunidad de jugar este modo con leyendas del baloncesto, como Magic Johnson o Michael Jordan. El público reunido en la cancha rugirá y el ambiente es francamente festivo, algo que se ha querido plasmar con total verosimilitud para hacer de este formato de juego mucho más que una curiosidad que compartir con cualquiera. Lo decíamos antes, no se pierde por ello profundidad jugable. Todos los retos tienen sus pequeños trucos y reglas propias que los hacen desafiantes, y el hecho de poder evolucionar a jugadores de nuestros equipos preferidos le da ese acento de obligatoriedad si queremos tener la mejor plantilla disponible en el resto de modalidades, también online, por supuesto.

Pero más allá de este modo, NBA2K13 evoluciona otros aspectos, especialmente técnicos. Los brillos del parqué de la cancha y los elementos de cristal o reflejantes ahora son fotorrealistas. También las superficies texturizadas o el público, completamente poligonal y mejor detallado que en las entregas anteriores. Pero claro, el refuerzo clave en este género de juegos recae en las animaciones de los jugadores en pista, cómo se comportan al moverse, cómo saltan, cómo chocan entre sí… Por ejemplo, sus creadores se han esforzado en lo que ellos llaman “animaciones ambientales”, todo el conjunto de animaciones y gestos que no son meramente del partido, sino de los tiempos muertos, de cuando se pita falta, de los cambios, de la recuperación de una caída, entrada y salida a la cancha... todo ese elenco de partes que crean la vidilla de los partidos, antes y después.



También está mejor trabajada la IA, con jugadas maestras que antes eran imposibles de verse, aprovechamiento de huecos, pases mejor ideados, estrategias de grupo, defensa más activa, etc. Baloncesto realista que no deje la sensación de estar jugando con una CPU que controla las inteligencias, baloncesto más humano e impredecible, ágil y con sorpresas. Esto afecta de lleno a la jugabilidad, que ahora se hace más exigente y requiere estar mucho más atento frente a una mera destreza con los mandos. El comportamiento del balón también está desarrollado, así como la relación entre éste y los jugadores, que no están tan “imantados” como antaño. El gameplay de NBA 2K13 se mantiene fiel a las últimas entregas, pero sí se aprecian leves modificaciones en la forma de manejar todo el partido, en los puntos álgidos y a lo que hay que estar pendientes.

Más allá de esto, el tratamiento de las cámaras ha sido otro asunto reformado. Ahora habrá un movimiento más suave de acercamiento a la cancha y todavía más ángulos de replay. El aspecto televisivo conseguido con la anterior entrega se ha mantenido y llevado más allá, como si un mejor equipo técnico grabase los encuentros. Especialmente vistosos son los desafíos del All-Stars Weekend, que usan ángulos dinámicos y bien pensados para conseguir la mayor espectacularidad. El sonido del estadio fomenta este realismo, con todo el ambiente de las gradas y hasta vendedores pasando entre los asientos, focos que alumbran a asistentes, jugadores que saludan, etc. Además las estrellas tendrán una serie de animaciones propias que las hacen todavía más reconocibles, algo así como el Personality + de FIFA o el Player ID de PES. También en cuanto a diseño facial y complexión, muy trabajados en las celebrities del basket.

NBA 2K13

NBA 2K13, desarrollado por Visual Concepts y editado por 2K Games para PlayStation 3, Xbox 360, PC, PlayStation Portable, Wii, Wii U y dispositivos iOS y Android, es un paso adelante en la franquicia que esta temporada añade inteligencia y fluidez de movimientos, así como el All-Stars Weekend para quienes lo reserven.

NBA 2K13