Tomb Raider, Impresiones E3

Ramón Méndez

Lara Croft vuelve a dejarse ver por el E3 de Los Ángeles para mostrarnos más detalles de su nueva aventura. La heroína deberá luchar por su supervivencia en una aventura de acción cargada de momentos intensos y desafíos constantes.

Tomb Raider es una de las licencias más famosas y exitosas del mercado de los videojuegos. No es fácil encontrar a alguien que desconozca el nombre de Lara Croft o alguna de sus aventuras, más desde que Angelina Jolie la interpretase dos veces en el mundo del cine. Pero como toda licencia, Tomb Raider pasó por momentos de gloria y por momentos de penuria, y aún a pesar que los cambios introducidos en las últimas entregas nos dejaron un excelente sabor de boca, las ventas no acompañaron tanto como deberían, lo cual llevó a pensar que era necesario un cambio en la franquicia, llevarla a un nuevo nivel. Fue así como, tras la compra de Eidos por Square Enix, Crystal Dynamics se puso a trabajar en la nueva entrega de las aventuras de Lara Croft. Y, realmente, es una “nueva” entrega, en todos los aspectos posibles: nuevo estilo de juego, nuevo planteamiento, nuevas situaciones, nueva ambientación… incluso nueva Lara Croft.

Cambiando a la heroína
A estas alturas ya se ha comentado muchas veces que estamos ante un reinicio de la franquicia que nos presentará a una joven heroína, una pobre adolescente que viaja en un barco que, azotado por una tormenta, acaba naufragando y dejándola tirada en una isla desconocida. Lara es joven e inocente, no es la superheroína a la que estamos acostumbrados: aquí es vulnerable, desconoce muchas cosas de la vida y tiene que forjarse a sí misma para sobrevivir en un territorio hostil en el que el mayor de los problemas no es estar en una isla perdida, sino la gente que está con ella allí y que intenta acabar con ella. Todavía no se han desvelado muchos detalles del argumento, pero lo que está claro en los vídeos, demostraciones e información ofrecidos hasta la fecha es que Lara estará indefensa y su sistema de juego variará drásticamente, dejando a un lado los saltos imposibles y el dominio absoluto de las armas de fuego para centrarse en la lucha por la supervivencia del modo que le sea posible.

Convertido por méritos propios en uno de los juegos más esperados de 2012 y, ahora, de 2013 (tras el retraso que ha sufrido el lanzamiento), poco a poco vamos pudiendo más detalles de este esperado regreso de Lara Croft. Durante este E3 se mostró una nueva demostración ambientada en momentos posteriores de la aventura, con una Lara ya bien armada y enfrentándose a sus enemigos. Lo primero que llama la atención son las distintas formas de afrontar la acción, pudiendo iniciar un muy desaconsejable enfrentamiento frontal o buscar un acercamiento sigiloso e ir reduciendo a los enemigos. En la secuencia, vemos cómo Lara se acerca sigilosamente y se oculta detrás de unas rocas para, desde lejos y con su arco, eliminar a los enemigos lejanos y a uno de los dos que tiene más cerca; el otro, inevitablemente, se da cuenta de la muerte de su amigo y comienza a disparar en la dirección en la que se encuentra Lara.

Lucha por la supervivencia
Es aquí cuando somos conscientes de lo frágil que puede ser Lara, que a diferencia de otras entregas ve cómo este enfrentamiento se convierte en una auténtica lucha a vida o muerte. Buscando cobertura a la desesperada, las balas del enemigo van destruyendo elementos del escenario, tales como barriles, dejando a Lara en una situación muy precaria, ya que tampoco puede detenerse a apuntar en condiciones con el arco para realizar un buen tiro. Afortunadamente, no será la único arma que tendrá Lara a su disposición, ya que contará también con pistolas y escopetas… pero la munición de las mismas será muy limitada, ya que diferencia de estas con el arco podrá ir posteriormente hasta su víctima para recoger las flechas lanzadas. Aunque esto dependerá de las habilidades que adquiramos para Lara, ya que ganaremos puntos de experiencia que luego podremos invertir en el sistema de habilidades del juego, donde influiremos en cómo queremos que sea Lara. Una de las habilidades que podremos adquirir será, precisamente, la de recoger las flechas lanzadas.

La idea de este sistema es que el jugador sienta en primera persona la evolución que sufre Lara, pasando de ser una pobre criatura a convertirse en la heroína que tan bien conocemos. Para ello, también tendremos que aprender a usar el entorno en nuestro beneficio. Por ejemplo, Lara puede prender fuego a las fechas para disparar a líquidos explosivos y causar un estropicio entre las filas enemigas, o también disparar a lámparas y otros objetos que puedan hacer que los enemigos ardan en llamas. Otra alternativa es la de disparar a los barriles acumulados en la cima de una pendiente para que caigan ladera abajo y hacer retroceder y tropezar a nuestros enemigos, algo que no puede dar un tiempo muy valioso para huir o preparar nuestra estrategia. También será posible aprovechar diferentes niveles del escenario y atacar a los enemigos desde posiciones superiores, a veces desde su propia cabeza.

Espectáculo constante
Todas estas secuencias de acción en tercera persona están unidas de forma muy dinámica con otros momentos en los que todo se reduce a secuencias de vídeo con scripts y QTE. Lo dinámico del paso entre un estilo de juego y otro permite que no se note en absoluto el salto y que todo se antoje natural dentro de la acción; por ejemplo dar un mal salto y pulsar botones para luchar por trepar y evitar caernos. Otra secuencias intensas que se nos han mostrado durante E3 nos presentan, por ejemplo, a Lara cayendo por un río que intentaba cruzar pero que la corriente era demasiado fuerte y la ha arrastrado, debiendo esquivar rocas y escombros a medida que baja, ya sea moviéndose o disparando a barricadas de madera para abrirse camino. Dicha secuencia acaba con una espectacular caída al vacío en la que Lara, equipada con un paracaídas, debe intentar evitar chocar contra los árboles para buscar un aterrizaje lo más seguro posible (aunque no lo acaba siendo, por mucho que lo intentemos).

Larga espera
El nuevo Tomb Raider se va a 2013 y, cada día que pasa, luce mejor. Estamos ante un producto que puede generar rechazo por la extrema reinvención de la franquicia que supone, pero que de momento sigue cumpliendo con los altos estándares que se prometieron desde el principio. Recordemos que se prometía, además de una Lara más humana y de espectáculo constante a través de un ritmo intenso, mucha exploración y abundancia de puzles, por lo que si se siguen cumpliendo todas las promesas podemos estar ante una aventura de acción realmente inolvidable. Todo esto, sin olvidarnos el gran acabado técnico que presenta por lo general en casi todo momento, con algunas situaciones espectaculares por su belleza y exquisita puesta en escena. Con muchos misterios todavía por desvelar e infinidad de sorpresas por delante, Tomb Raider se perfila como uno de los grandes títulos de 2013. Lo que sí se sabe ya, es que el primer contenido descargable llegará primero a Xbox 360.

Tomb Raider (2013)

Reinicio de la saga Tomb Raider con un cambio de look para Lara Croft y la supervivencia como parte del gameplay. Perdida en una isla del Pacífico, Lara tendrá que vérselas contra todo tipo de desventuras, en un third person shooter espectacular y muy cuidado por Crystal Dynamics.

Tomb Raider (2013)