Spirit Camera: La memoria maldita, Impresiones

Project Zero se restrenará en verano en portátiles con un curioso spin off capaz de llenar nuestra propia casa de fantasmas. Realidad Aumentada bien trabajada para una nueva historia de las japonesas cazafantasmas a golpe de cámara, aunque esta vez el objetivo y el flash salen desde nuestra propia Nintendo 3DS.

Tecmo Koei se ha volcado con 3DS y las posibilidades únicas de la consola. Desde luego, su intocable marca Project Zero bien iba a poder aprovechar el efecto estereoscópico para sacar a los fantasmas de la pantalla y conseguir sustos únicos y más profundizados, pero es que además la desarrolladora japonesa no se ha conformado con crear una aventura al uso más o hacer un port de una de las entregas tradicionales, sino que ha diseñado completamente desde cero un capítulo pensado para que la inmersión en la historia sea máxima, que el jugador se sienta como la víctima de un nuevo ataque espectral con muchos secretos y buena trama tras de sí. Spirit Camera es ese invento, y llegará a España el próximo 29 de junio, acompañando al renovado Project Zero 2 en Wii, del que ayer ya os dejábamos nuestras Impresiones.

Para el que no haya tenido contacto con los juegos, la serie Project Zero es una original idea de survival horror que hace de la vulnerabilidad de las siempre jóvenes e indefensas protagonistas el principal punto de tensión. No hay armas para abatir a los peligrosos enemigos, ni luminosidad alguna que deje verlos bien. El suspense y los sobresaltos marcan todas las aventuras, siempre tratadas con una sensibilidad especial y un gran gusto estético, así como continua tirada de tópicos del género del terror para hacerlas verdaderamente acongojantes. En Spirit Camera: La memoria maldita se han mantenido todos los elementos clásicos de la franquicia, toda la iconografía, objetos, personajes conocidos.... empezando por la cámara oscura, la que sirve para hacer fotos a los espectros y debilitarlos. Esa cámara será ahora nuestra 3DS, que tendremos que mover en todas direcciones para explorar áreas reales que nos rodean pero también escenarios virtuales. Aquí la exploración parte de los 4 objetivos de la consola, los dos frontales y los dos traseros.

Algo se ha movido detrás de ti...

El protagonista aquí es el jugador, que irá inmiscuyéndose en una historia llena de giros y personajes que prometen ser inolvidables, bien diseñados y perfilados como Project Zero logra habitualmente. El misterio es el hilo conductor de este argumento, basado en muertes inexplicables y relaciones entre los actores. El punto de partida será el llamado Diario Púrpura, un librito de papel que vendrá junto al manual de instrucciones dentro de la caja del juego. En las páginas de este folleto -imprescindible- se encuentran varios códigos QR que sirven para que la consola interprete qué capítulo debe lanzar y cómo vamos avanzando en la historia. El libro sirve también como cuna de los puzles y acertijos, las respuestas están en sus páginas a modo de láminas, códigos, combinaciones... Pero el jugador no siempre estará encima del Diario Púrpura al jugar, éste actúa como centro del juego pero a partir de aquí se generarán todas las demás experiencias que La memoria maldita nos tiene preparadas.

En la demo que hemos podido ver, primero el Diario nos transportaba hasta una estancia oscura y angustiosamente cerrada a cal y canto, donde la Dama de Blanco nos ayudaba a recorrer los sucesos y nos instaba a explorarla, a partir del giroscopio de la consola y solo viendo la zona a través de la pantalla superior de la máquina. Tras algún que otro susto que no desvelaremos, volvíamos a la realidad, usando ahora de forma muy pronunciada la Realidad Aumentada. Las paredes de nuestra casa -o donde estemos jugando- se teñirán de sangre, el suelo se deformará y todo se llenará de espectros que no paran de avanzar hacia nosotros, restándonos vida si nos alcanzan. Algo así como el Atrapacaras (minijuego de RA de inicio de 3DS) pero dentro del universo Project Zero. Con la cámara, tendremos que saber qué disparo hacer y con qué lente o rollo de película, hay una buena variedad de items también que encontrar. Los habituales combos y cargas del disparo para hacer más daño también están. No es un juego simple.

Los fantasmas, al ser etéreos o incorpóreos, pueden atravesar paredes, mesas, puertas y otros objetos que nos rodeen, lo que logra una sensación de realismo óptima, que nos hará creer que realmente estamos rodeados. Además, hay continuos eventos y minijuegos especiales, como avisos de que hay algo tras nuestra cara cuando de repente las cámaras que se activan son las delanteras y vemos un monstruoso enemigo detrás de nuestra cabeza. Es admirable las ganas de buscar nuevas sensaciones jugables que han tenido sus creadores, y al empezar la historia la variedad de situaciones y sustos no hacen más que enganchar, también el continuo avance por los diálogos en texto y las páginas a todo color del Diario Púrpura. Es recomendable el uso de cascos, para lograr mejor traslado a los acontecimientos y disfrutar de sus melodías y desgarradores efectos sonoros. Deja con ganas de más y más, y la duración no será precisamente escueta, prometen desde Nintendo, que distribuye el juego en nuestro país.

En lo gráfico tampoco ha fallado en absoluto. Las animaciones de los personajes que interactuarán con la consola y todo el abanico de enemigos infernales son muy expresivas y fluidas. No hemos percibido problemas de interpretación de los códigos ni fallos por jugar con poca o mucha luminosidad en la estancia. Parece versátil a cualquier espacio. El 3D es otro de los atractivos, pues algunos espectros llegan a sacar su brazo de la pantalla o ciertos minijuegos aprovechan bien la profundidad de campo. Es recomendable tenerlo siempre activado, los sustos son mayores. La pantalla táctil se reserva para textos, inventario, ataques especiales o determinados minijuegos táctiles. Todas las herramientas técnicas de Nintendo 3DS estarán en uso, y ello no entorpece la experiencia jugable, parece un título pensado exclusivamente para la consola, que lo es.

Por último, están las adiciones y extras. Spirit Camera: La memoria maldita contiene un buen número de desbloqueables y modos de juego más arcade basados en puntos y otro tipo de desafíos, por ejemplo temporales. Además, si también nos hacemos con Project Zero 2: Wii Edition -que saldrá a la venta el mismo día- en su manual de instrucciones podremos encontrar una página especial que puede ser escaneada por el cartucho Spirit Camera y añadirá un capítulo extra a la historia, un buen obsequio para prolongar su duración. Con solo una toma de contacto de unos 20 minutos todavía no se puede apreciar si toda la trama y jugabilidad variante estarán a la altura de una marca respetada como Project Zero. Sin embargo, ya podemos asegurar que en ningún momento se pierde la diversión ni la sensación de estar jugando a una entrega completa de la serie, solo que esta vez estaremos todavía más dentro de la angustia y el terror, con toda la tensión directamente sobre nuestros objetivos.

Spirit Camera: La memoria maldita

Este título de terror de supervivencia hace uso de la Realidad Aumentada y de las cámaras de la consola para ofrecer a los jugadores un nuevo punto de vista sobre su mundo, enfrentándose a malvados espíritus, resolviendo extraños misterios y contemplando visiones fantasmagóricas.

Spirit Camera: La memoria maldita