Mario Tennis Open, Impresiones

Javi Andrés javi__andres

Mario y compañía devolverán liftada el próximo mes la pelota que estrenaron en Nintendo 64 y recogieron en Wii. Mario Tennis Open es la primera gran entrada deportiva del personaje para 3DS, el saque que estrena el online en la subfranquicia y el set más completo, equilibrado y directo hasta la fecha.

Pocas disciplinas se le escapan a Super Mario: karts, fútbol, baloncesto, fiestas y juegos de mesa, rol... La mascota de Nintendo está claramente omnipresente en los juegos de todo tipo de la compañía, quizá explotada pese a que sigue funcionando de maravilla, y el deporte de las raquetas y la red tampoco se escapó al fontanero, que en Nintendo 64 nos regaló aquel recordado Mario Tennis. 12 años después y tras entregas en todas las plataformas de la compañía, la marca que estrenó al personaje de Waluigi vuelve a escena, ahora por primera vez en portátil con online y, paradójicamente, con la entrega más completa de todas. Open es un regreso a la profunda fórmula original del arcade del 2000 por encima de las excentricidades que pudimos ver en Mario Power Tennis. Este cartucho de 3DS no es un serio simulador, ni mucho menos, pero logrará comportarse como un digno videojuego de tenis, divertido y accesible sin descuidar su profundidad para los más picados. Algo así como bien ha sabido encontar en las carreras Mario Kart o en el fútbol Mario Strikers.

Pese a ser un título deportivo del universo del Reino Champiñón, en Mario Tennis Open no hay lugar para los items que supongan ventajas a nuestro personaje (potenciadores), habituales en todos los productos del personaje. No obstante, sí hay pequeñas maestrías o habilidades acuñadas a los personajes, su equipación o las canchas, de manera que los partidos no se decidirán únicamente por quién juegue mejor o peor, aunque sí en su gran mayoría, más de lo esperado antes de probarlo. Nintendo nos ha dado acceso a la versión final del juego, la que nos ha demostrado que a finales de mayo -cuando se lanza- no estaremos ante ningún subproducto de poco interés. Este cartucho está repleto de diversión directa, incluyendo más de 200 desbloqueables, minijuegos, funciones Street Pass, configuraciones, multijugador a cuatro con una sola copia del juego y, principal y esperada, modalidad online.

MT Open basa su jugabilidad en partidos rápidos entre personajes del universo Super Mario, como Peach, Bowser, Wario, Yoshi y demás reparto habitual. Podremos jugar partidos sencillos o a dobles, con todas las combinaciones de protagonistas e incluso los propios Miis, que también tendrán atributos y diferencias más allá de lo estético. El equipo de zapatillas, raqueta o pantalón con que vistamos a cada personaje determina también sus características, como potencia, velocidad corriendo o precisión al poner la bola donde queremos. El juego distribuye 6 golpes distintos en la pantalla táctil o con los cuatro botones principales más dos combinaciones. Los círculos del suelo donde va a caer la bola son el otro elemento básico de la jugabilidad Mario Tennis en 3DS, lo que genera un sistema de juego sencillo pero adictivo y en el que profundizar.

Golpe sencillo, liftado, cortado, dejada, globo, plano. Son las 6 posibilidades de interacción con la pelota una vez que el caricaturesco tenista está ante ella en buena posición. Estos golpes tienen colores asignados, un espacio en la pantalla táctil y en seguida los interiorizaremos, de tal forma que al llegar a un círculo de un color concreto, si además pulsamos el botón correspondiente (en la pantalla táctil o con A, B, X e Y), el golpe será más potente, con posible efecto, con altura o muy bajo para que no llegue a la bola el contrincante. La mecánica ideal y sin tomarse licencias de estilo, por tanto, consistiría en saber llegar a las marcas a tiempo para lanzar el golpe correspondiente. Esto, a ritmo de este tenis tan arcade, es pronto un vicio divertidísimo que también deja excelente sensación de control de los golpes. Además, en ocasiones no habrá indicaciones, y el juego será más libre y estratégico. Parece ser que Mario Tennis Open sabe equilibrar bien.

Aprovechando la función de giroscopio de la consola, el título introduce además un nuevo modo de manejo en el que el tenista se mueve de forma automática yendo hacia la bola y nosotros solo tendremos que girar la 3DS hacia izquierda o derecha para recoger la pelota y golpearla en la dirección deseada. Este modo se activa de forma automática y fluida al enderezar la máquina y ponerla en vertical, aunque puede desactivarse su disparo para jugar tumbados sin que acceda. La cámara se coloca detrás del personaje, en una perspectiva muy cercana, de manera que la experiencia se hace intuitiva y novedosa en juegos de tenis, aunque algo extraña en respuesta, algo menos controlable, lo que a buen seguro lo dejará como mera anécdota divertida con la que experimentar, algo que ya sucedió con el giroscopio en vista en primera persona en Mario Kart 7, que responde bien pero es menos preciso que el control tradicional. Open es consciente de ello y para nada obliga a jugar así, lo enseña al principio en los tutoriales y se acabó.

9 canchas con diversos rebote y velocidad de la bola -como siempre en la marca- estarán disponibles al principio. El modo principal para un jugador es Torneo, donde tendremos que superar las 4 copas tradicionales en single y doble en eliminatorias de 4 rondas, 3 sets cada una. La IA rival no lo pone nada fácil en los últimos encuentros, aunque a priori no es un juego exigente y rápidamente se empiezan a ganar partidos y cogerle el pulso. Su verdadero reto residirá en la modalidad online, central en esta entrega y de absoluta importancia para Nintendo. Contra jugadores de toda Europa, en Mario Tennis Open el desafío está asegurado, pues propone un esquema muy sencillo pero que explorar a fondo dedicándole horas y en el que mejorar, es bastante justo y satisfactorio de manera que no cree frustraciones ni desequilibrios o chetos. Todavía no se ha podido probar, esperemos que el lag sea inapreciable. Es un juego muy rápido y de precisión con los tiempos.

Por supuesto, si lo que queremos es echar partidos rápidos contra la CPU, tenemos el modo libre, donde podemos configurar los sets, cancha, contra qué personaje jugar y cómo equiparlos, etc. Las canchas van desde el Castillo Bowser hasta el Valle Toad o alguno inesperado relacionado con juegos de Super Mario actuales... Pero un último modo singleplayer especialmente sorprendente son sus minijuegos, que siguen con la mecánica base pero introducen los suficientes elementos como para tenernos enganchados durante horas, recogiendo monedas que luego gastar en la Teinda de desbloqueables, donde habrá alguna que otra fuerte sorpresa. En principio hay cuatro, pero son bastante complejos. Uno de los más destacables es el Super Mario Bros Tennis, una recreación de los niveles del Super Mario Bros original donde nuestra labor con la pelota es ir ayudando al protagonista de la pantalla que tenemos enfrente, abriéndole los blolques para que obtenga el champiñón de crecimiento, vidas o la estrella de invencibilidad, evitando perder bolas para que no pierda vidas cayendo al vacío o siendo tocado por un gooba, etc. Podremos incluso introducirnos en tuberías o determinar lo alto que salta Super Mario sobre la bandera de final de fase. Todo ello, con nuestro nivel de juego al tenis y según dónde dirijamos la pelota.

En cuanto a multijugador, este cartucho dará soporte a partidas de 4 consolas en red local con una única copia del juego. Las funciones Street Pass aún no han pueden ser desveladas pero, por lo visto hasta el momento, se puede augurar la suficiente complejidad como para que llamen la atención dentro de todo el abanico de posibilidades. Las partidas de dos contra dos dan un enfoque completamente distinto a esta mecánica tan desenfadada pero adictiva. Nintendo asegura haber equilibrado el juego tanto, que la experiencia con cualquier personaje y configuración sea satisfactoria, empezando por el comando asignado al gatillo derecho, que hará dar una voltereta al tenista para que alcance la pelota en momentos críticos. También para los que deseen disfrutarlo con el manejo del giroscopio, menos tradicional pero también óptimo.

En lo técnico, lo primero que hay que destacar y luce poderosamente es su apartado de físicas. Los comportamientos de la pelota y la forma de impactar con las raquetas, el suelo o el borde de la red son geniales, no realistas, pero muy bien expuestos en pantalla. Igual ocurre con los personajes, que pesan como deben y se mueven con absoluta fluidez y animaciones típicas de la casa. El motor gráfico permite un aspecto visual colorido y redondeado sin sacrificar por ello los frames, animaciones, reflejos o el trabajado destello que deja la pelota tras de sí, para mejor visualización, y reconocimiento de efecto, algo esencial en una pantalla pequeña como la de 3DS. El efecto 3D será más suave en Mario Tennis Open que en otros títulos, incluido Mario Kart 7, es algo secundario aquí, pero -por supuesto- está. Por último, el sonido respeta todos los efectos, músicas y voces del universo Mario, incluso con voces en castellano, que dicen las puntuaciones y otra información de partido. Es de agradecer que los hispanoparlantes contemos con doblaje.

Este cartucho que había pasado algo desapercibido en los listados de "más esperados para 3DS" ha acabado por ser una agradable sorpresa. Solo necesita mantener la diversión durante horas para hacerse un juego tan recomendable como Mario Kart 7 o Super Mario 3D Land, tiene pinta de conseguirlo. El tenis nunca había sido tan accesible a la par que profundo en su vertiente más arcade. En Open hay juego para todos, para el amante de los títulos del género que quiera manejo por botones como para el nuevo explorador de fórmulas, que con los raquetazos desde el giroscopio tiene entretenimiento para rato, también desbloqueando los más de 200 objetos y extras que dispone, personajes, canchas, equipo... En menos de un mes tendremos esta nueva iteración de sets y raquetas funcionando en todo el mundo. Parece un pelotazo muy bien dado, una alegría más para la portátil, aunque sea por enésima vez utilizando el protagonista más reconocible de los videojuegos y sus habituales acompañantes.

Mario Tennis Open

Mario vuelve a coger la raqueta para saltar a la pista en Nintendo 3DS, con modalidad online, objetos coleccionables, Street Pass y nuevo sistema.

Mario Tennis Open