[VITA] Tales of Innocence R, Impresiones

Mariano Pérez

Cuando una nueva consola nace, uno de los géneros mas escasos suele ser el de los RPGs, ya que suele ser necesario un periodo bastante largo para crearlos. En el caso de la Vita va a tener en muy poco tiempo una buena dosis de J-RPGs, estrenándose con este Tales of Innocence R.

Cuando una nueva consola nace, uno de los géneros mas escasos suele ser el de los RPGs, ya que suele ser necesario un periodo bastante largo para crearlos. En el caso de la Vita va a tener en muy poco tiempo una buena dosis de J-RPGs, estrenándose con este Tales of Innocence R.

Aunque esta rapidez tiene truco: no se trata de un juego original, es un port de un juego de Nintendo DS que el público japonés pudo disfrutar allá por 2007. Dado la diferencia de tiempo y de capacidad técnica entre la DS y la Vita, podemos suponer que no es un port directo. Y es que en realidad el juego cuenta con muchas mejoras graficas y jugables; de ahí la R del titulo.

Aunque el juego sigue siendo el mismo, se ha mejorado y añadido un poco de todo. Tiene mas secuencias de animación, personajes nuevos, finales diferentes y nuevos eventos, nuevas habilidades y una gran cantidad de pequeñas cosas. También se han añadido una serie de DLCs de pago, como esta siendo habitual en esta primera tanda de juegos de Vita. La historia es la misma: en la capital del reino Regnum empiezan a aparecer seres con poderes especiales que atemorizan a la población. La historia comienza cuando el protagonista Ruca descubre que tiene también poderes… Eso si, Bandai-Namco asegura que se las han arreglado para que los personajes nuevos también tenga su peso en el guion. 

No es un secreto que aun contando con buenas historias, la fama de la saga Tales recae en el carisma de sus personajes, normalmente creados por diseñadores famosos y este no es una excepción. Los diseños de Mutsumi Inomata parecen mas infantiles en este Tales que los de otras entregas, aunque en esta versión para Vita parecen haber 'crecido' ligeramente.

Casi a la vez que el lanzamiento oficial hemos podido disfrutar de una pequeña demo (muy parecida a la que se pudo jugar en el TGS '11) para que podamos ver alguna de estas mejoras. Al comenzar la demo tenemos a nuestro grupo de protagonistas que se dirigen a comer en un bosque, objetivo noble donde los haya. Después de una breve introducción en la que vemos conversar las caras de los personajes, un detalle típico de la saga Tales, podemos controlar al grupo.


Podemos mover a  un personaje por el bosque con cámara automática. Los gráficos de los escenarios son sencillos, sin apenas detalles. Pero la elección de color y una gran suavidad en el movimiento de la cámara hace que sean resultones,  con un aspecto cercano a un anime, aunque sin sacar provecho de todo la potencia de la Vita. A destacar que tenemos un mapa que podemos colocar también de manera semitransparente en el centro de la pantalla, por lo que orientarnos no será un problema.

Durante la exploración podemos acceder a la pantalla de estado y equipo, siendo posible cambiar el equipo de nuestros personajes (en realidad llevamos en el inventario armas mejores a las que están equipadas por defecto). Otras opciones aparecen como interrogantes y aun no pueden ser tocadas en esta demo.

Los combates, como suelen ser habituales en la saga, son en su mayor parte aleatorios. En cualquier momento cuando vayamos caminando por el escenario seremos transportados al escenario de combate en el que aparecerá todo nuestro grupo, y nos enfrentaremos a uno o varios enemigos.  Al menos la transición entre los dos modos de exploración y combate es muy rápida. El modo de combate es sencillo pero entretenido: podemos atacar, defendernos o usar alguna técnica especial pulsando el botón X y una dirección del pad. A la vez solo controlamos a un personaje, pero podemos dar ordenes a otros y sus caras en la pantalla táctil sirve de atajo para ciertas acciones. También podemos accede al inventario para usar ítems y otras acciones.

Con esto como base iremos recorriendo el bosque, enfrentándonos a enemigos de poca importancia y abriendo cofres, hasta encontrarnos a un personaje echándose una siesta bajo un árbol. Cuando lo despertemos, será nuestro enemigo final de demo, aunque no es para nada espectacular, ni nos cotara vencerlo. En conclusión los gráficos han mejorada bastante respecto a DS. En Vita no es un juego que sorprenda visualmente pero cumple su cometido. Al ser un port, no usa casi ninguna de las nuevas posibilidades de la Vita, menos la pantalla táctil, y aun así lo hace solo de pasada.

Se trata de una demo muy corta, que solo sirve para que podamos comprobar el mejorado aspecto visual que luce el juego. Tendremos que esperara a  la versión final para saber si merecerá la pena habiendo jugado a la versión original; pero al ser una iteración mejorada de un titulo de éxito seguro que es una buena opción si quieres jugar a un JRPG con tu Vita (y sabes japonés, claro).

Tales of Innocence R

Remake para VITA del RPG homónimo de Nintendo DS.

Tales of Innocence R