Grand Theft Auto III 10 Year Anniversary
Grand Theft Auto III 10 Year Anniversary
Carátula de Grand Theft Auto III 10 Year Anniversary
  • 9

    Meristation

Diez años después

Cristian Ciuraneta

Una vez más, Liberty City vuelve a la actualidad con la reedición de todo un clásico de los sandbox; Grand Theft Auto III: 10 Year Anniversary llega a dispositivos iOS y Android con todo su potencial intacto.

Si nos trasladamos diez años en el pasado, cuando los terminales de telefonía móvil sólo servían para realizar llamadas y jugar a minijuegos monocromo, parecía imposible llegar a ver un título como el recién lanzado Grand Theft Auto III para PC en un dispositivo móvil. En la actualidad, con un mercado tan competitivo y voraz, donde dichos terminales se asemejan más que nunca a pequeños ordenadores, ya no es tan raro ver videojuegos al mismo nivel que los títulos para consolas portátiles e incluso de sobremesa. La popularización de los dispositivos iOS y Android permite que las compañía desarrolladoras apuesten fuerte por ofrecer la mayor calidad posible y Rockstar, muy consciente de ello –y aprovechando el décimo aniversario de su lanzamiento– lanza al mercado una edición muy especial del título que marcó un antes y un después en el género sandbox.

Un regalo para nuestros ojos

A primera vista, lo más llamativo de esta versión décimo aniversario es su aspecto gráfico; aprovechando el hardware disponible en la actualidad, Rockstar no ha escatimado en ofrecer un apartado técnico netamente superior a las versiones de consola de sobremesa, doblando la resolución en pantalla de éstas y acercándose más a la versión de PC, con una distancia de visionado excelente, una mayor carga poligonal y un trabajo notable en la calidad de las texturas. Los efectos de luz y de partículas también ofrecen un buen nivel, con lo que seremos testigos del paso de las horas y de los cambios climáticos con una iluminación muy llamativa.

Quizás no esté al mismo nivel gráfico de los últimos lanzamientos para dichos dispositivos –como Infinity Blade II, por ejemplo–, pero Grand Theft Auto III: 10 Year Anniversary ofrece un nivel excelente; no olvidemos que se trata de un sandbox, un mundo abierto –Liberty City en este caso– donde se deben calibrar muy bien los recursos disponibles para ofrecer el mejor acabado sin perder libertad y detalle. Cabe destacar que en tabletas luce espectacular, gracias a sus generosas pantallas. Además, para favorecer la jugabilidad portátil, Rockstar ha incluido el autosave, para así poder abandonar la partida en cualquier momento sin tener que guardar los avances manualmente; una característica importante para dichas plataformas.



Además, podremos reiniciar la misión en curso en cualquier momento si fallamos en alguno de nuestros objetivos. Los desarrolladores se han asegurado de completar una versión portátil de Grand Theft Auto III a la altura, lejos de ofrecer un simple port sin apenas novedades en este sentido. La cámara también ha sido mejorada, pudiendo modificar su posición en cualquier momento –ya sea a pie o en coche– sólo desplazando el dedo por el centro de la pantalla, algo que resulta sencillo e intuitivo. Aun así, el verdadero reto en este tipo de títulos para dispositivos táctiles es el control; Rockstar, tras su primera experiencia con Chinatown Wars, ha conseguido alcanzar una precisión destacable en este sentido.

Control táctil

Contamos con un joystick y botones virtuales que podremos configurar a nuestro gusto en el menú de opciones. Así, si no nos gusta su posición por defecto, siempre podremos situarlos donde queramos, así como modificar su tamaño. Eso sí, necesitaremos algunas horas de juego para terminar de adaptarnos a sus particularidades, pues dichos botones virtuales cambiarán su función según lo que estemos realizando. Si conducimos un vehículo, aparecerán tanto el acelerador como el freno a modo de pedales, junto con dos botones para derrapar y disparar; para girar a izquierda y derecha –también podremos hacerlo mediante el acelerómetro– tendremos dos botones más. En cambio, cuando vayamos a pie, aparecerán tres botones contextuales para diferentes acciones, como esprintar, saltar o disparar. Para mover a nuestro protagonista aparecerá el típico joystick virtual en la esquina inferior izquierda de la pantalla.

Apuntar con soltura también puede hacerse complicado, pues aunque la cámara se dirigirá automáticamente hacia nuestros enemigos, tardaremos un tiempo en acostumbrarnos. Podremos cambiar de armas rápidamente gracias al selector situado en la esquina superior derecha de la pantalla; asimismo, cuando circulemos con un vehículo, podremos cambiar de emisora de radio de la misma forma. La lista de temas se mantiene del título original, clasificados por estilos, todo un clásico de la saga. Por suerte, el argumento tampoco ha sufrido ningún cambio; así, tomaremos el rol de Claude, un atracador de bancos que es traicionado por sus compañeros tras el robo de una sucursal del Liberty City Bank; a partir de aquí deberá realizar encargos para la mafia hasta que consiga hacerse un nombre y vengarse de sus traidores.

En general, la jugabilidad del título está muy conseguida y contar con controles táctiles no entorpece demasiado la visión en pantalla en el caso de iPhone, iPod Touch y terminales Android; con las tabletas tenemos espacio de sobra para poder apreciar con claridad lo que sucede ante nuestros ojos. Como se ha dicho anteriormente, la conversión es perfecta, con todas las escenas, diálogos, música, misiones principales y secundarias; horas y horas de juego en la peligrosa pero entrañable Liberty City. Eso sí, no olvidemos que los personajes hablarán en perfecto inglés, aunque contaremos con subtítulos en castellano. En este sentido, el sentido del humor ácido típico de la franquicia permanece intacto; seremos testigos de las situaciones más inverosímiles sin perder el gusto por la acción más frenética. Sólo algunos bugs en situaciones puntuales y alguna que otra bajada de rendimiento empañan un conjunto muy atractivo.



Por el momento, Rockstar a confirmado que Grand Theft Auto III: 10 Year Anniversary será compatible con los siguientes dispositivos: para iOS: iPhone 4 y 4S, iPad y iPad 2 y iPod Touch 4. Para terminales Android hay más variedad: HTC Rezound, LG Optimus 2x, Motorola Atrix 4G, Motorola Droid X2, Motorola Photon 4G, Samsung Galaxy R, Sony Ericsson Xperia Play y T-Mobile G2x. Finalmente, para tabletas Android: Acer Iconia, Asus Eee Pad Transformer, Dell Streak 7, LG Optimus Pad, Motorola Xoom, Samsung Galaxy Tab 8.9 y 10.1, Sony Tablet S y Toshiba Thrive. Destacamos especialmente la versión para Xperia Play, ya que gracias a su excelente pad de control, el título gana muchos enteros en jugabilidad. Esperemos que con el tiempo se añadan nuevos dispositivos a la lista, pues poder jugar a Grand Theft Auto III en tu terminal móvil donde y cuando quieras no tiene precio.

LO MEJOR

  • Poder disfrutar de todo un clásico en nuestros dispositivos táctiles
  • Apartado técnico notable
  • Jugabilidad táctil bien adaptada
  • Precio competitivo

LO PEOR

  • Apenas algunos bugs y bajadas de rendimiento puntuales

CONCLUSIÓN

Grand Theft Auto III: 10 Year Anniversary es uno de los mejores títulos para dispositivos táctiles, sin duda alguna. Es la reedición de todo un clásico de los sandbox, un título que estableció en su día los pasos a seguir en dicho género y que el resto de la industria tomó como base para sus títulos venideros. Rockstar ha conseguido trasladar la Liberty City tridimensional que a todos sorprendió–hace ya una década– a nuestros dispositivos móviles con toda su grandeza y contenidos originales. Este 10 Year Anniversary supone todo un guiño a los fans de la serie, un título que nadie debería perderse –ya sean seguidores o no de la saga– y que supone todo un espectáculo visual –sin olvidar que es un videojuego con diez años a sus espaldas–, especialmente en iPad y tabletas Android. Si tienes un dispositivo compatible, hazte con él; y todo al precio de 3,99 euros, ¡una ganga!

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.