The Elder Scrolls V: Skyrim, Impresiones

Nos disponemos a presenciar una demo de la joya de la corona de Bethesda, de la mano de Pete Hines. Mucho se espera de este título, uno de los estandartes del rol que potencia todas las virtudes presentes en Oblivion, y las lleva mucho más allá de este, con grandes añadidos. Adentrémonos en un mundo abierto, donde prima la libertad de elección y las múltiples posibilidades de juego que nos esperan. Señoras y señores, esto es Skyrim, la mayor aventura en la que Bethesda se haya embarcado jamás.

Sigue la Gamescom 2011 en directo en MeriStation con nuestras impresiones, vídeos y entrevistas

Una Sabia Elección

Empezamos la demo controlada por Pete, donde comenzaremos a crear nuestro personaje. Se nos recalca que no vamos a ver la introducción, para no desvelar nada a nivel argumental, un detalle del celo con el que el estudio guarda la historia de este The Elder Scrolls V. Así pues, se nos muestran las distintas razas que podemos escoger: Argoniano, bretón, Elfo oscuro, Alto Elfo, Guerrero Imperial, Khajit, Nórdico, Orco, ‘Redguard', Elfo del bosque. Se nos invita a escoger una raza en concreto, aunque los del público le dejamos a Pete que elija la que más le apetezca enseñarnos. Vamos a ver cómo se desenvuelve una hembra Imperial bautizada como Abby. A partir de ahí, comenzaremos a personalizar múltiples aspectos, ya sea partiendo de una base pre-establecida o empezando de cero. Cicatrices, pinturas de guerra, color de ojos, separación entre ellos, distancia, altura de la barbilla, entre muchos otros. Además, a diferencia de Oblivion, los modelados de los personajes no son tan estrafalarios, uno de los pocos defectos que tenía The Elder Scrolls IV.

El Primer Paso

Tras haber creado el personaje, empezamos en los bosques de Skyrim, avanzando por un detallado bosque bien gestionado y movido en esta demo que corre en Xbox 360. La vegetación, la fauna que puebla el entorno, el detalle de las texturas y los elementos naturales nos integran en un mundo que respira vida por todas partes. Todo se mueve de una forma muy fluida, así que avanzamos a través de esta tierra, mientras Hines nos muestra el ampliamente mejorado sistema de menús. A diferencia del de Oblivion, que resultaba algo confuso, accederemos a través de todas las funciones con un menú separado en cuatro vertientes, que se abre con la cruceta. Desde allí se controla todo. Elección de hechizos, uso de objetos, armas... Tendremos también un menú de favoritos, donde disponer rápidamente de lo más utilizado. Toda la interfaz ha sido mejorada enormemente, siento mucho más visual. Cuando saqueamos un cadáver, los objetos aparecen ante nosotros con grandes iconos, mostrando también de forma muy clara sus características.

Una capacidad muy interesante es la de poder mejorar objetos, armas, e items que aumenten la defensa, como escudos y armaduras. Empezamos con la posibilidad de cocinar objetos comestibles, para que sus propiedades especiales aumenten sobremanera, según nos explica Pete Hines. Mediante recetas, tendremos que experimentar para aumentar la efectividad y los beneficios de estos. Lo mismo ocurre a la hora de mejorar armas y objetos relativos a la armadura. En la mesa de la herrería, podemos aumentar sus capacidades. Cuanto más tiempo le dediquemos, más mejoras notaremos, tal como suena.

Viendo el Mundo con otros ojos

Como ya se pudo comprobar, el sistema en tercera persona ha mejorado enormemente. Así como en Oblivion era inevitable decantarse por la cámara en primera persona debido a unas animaciones y un modo de control un tanto toscos, a priori todo apunta que los dos modos de cámara, en primera y tercera persona, pueden ser igual de gratificantes. A la hora de identificar puntos clave, la línea superior de la pantalla nos marca distintos lugares de interés donde se puede acceder. También hay muchos detalles asistidos para mejorar la experiencia. Un ejemplo es el sistema de autoguardado, que podrá cambiar su frecuencia en función de nuestros guardados manuales.

En lo que a combate se refiere, partiendo de las habilidades del imperial, empezamos con dos hechizos base, 'llamas' y 'hechizo de curación'. Podemos manejar las armas cuerpo a cuerpo, a dos manos y golpear a la vez con una en cada mano. Los combates han ganado muchísima espectacularidad, vemos una mejora en el sistema de colisiones, que hace que las batallas sean altamente realistas, sintiendo como cortamos la piel del enemigo, con algunos momentos de movimientos especiales cercenándole el cuello a los que encontraremos y distintas animaciones según la zona del cuerpo a la que golpeemos.

Prosiguiendo nuestro camino por los bosques de Skyrim, descubrimos las minas. Nos adentramos en ellas hasta detectar unos enemigos en la distancia. Seleccionamos rápidamente el arco gracias a un menú de acceso rápido para lanzarles unas flechas y posteriormente quemarlos con el hechizo de fuego. Continuamos nuestro camino hasta llegar a un puente elevado que deberemos bajar con una palanca, por donde vendrán más combatientes, a los que en esta ocasión se prepara una combinación de hacha en la mano derecha y antorcha en la izquierda. Así pues, entre cortes y quemaduras, rápidamente perecen ante las manos de la protagonista.

Continuando por las minas, encontramos un libro de habilidades. Al leerlo adquirimos puntos de experiencia para gastar en las tres vertientes: poder mágico, salud y stamina. Pete selecciona esta última, donde podemos mejorar aspectos como el daño con armas de una mano -un 20% más de daño del primer al segundo nivel-, aumentar la efectividad del tiro con arco, y un largo etcétera. Salimos de las minas para aparecer de nuevo a los bosques de Skyrim. Allí, a diferencia del inicio del juego, empezaremos a encontrar fauna agresiva, pues manadas de lobos nos atacarán. Más adelante nos sumergimos para descubrir una zona secreta donde pelearemos con unos cuantos magos que intentarán entorpecer nuestro avance. Según Pete avanza en la demo, nos descubre una puerta que deberemos abrir mediante un minijuego con las ganzúas y los analógicos del pad, y seguimos explorando Skyrim hasta que terminamos una de las mejores demos que hemos podido presenciar, y nos ha dejado con ganas de mucho más. Estaremos expectantes hasta la ansiada fecha de salida, 11 de noviembre de 2011, o tal como decía el tráiler, 11-11-11.

The Elder Scrolls V: Skyrim

The Elder Scrolls V: Skyrim es la quinta entrega de la saga RPG de acción The Elder Scrolls para Xbox 360, PlayStation 3 y PC.

The Elder Scrolls V: Skyrim