Hunted: The Demon's Forge, Impresiones

Con mayor perspectiva y tiempo para probar la versión completa, damos un repaso a todas las claves del último juego de Inxile Studios en el Bethesda Gamer's Day de Utah confirmando todas nuestras suposiciones. Acción, fantasía oscura y cooperación en una de las mejores experiencias para dos jugadores del año. Caddoc y E'Lara se adentran en sus propias personalidades para salir vivos de esta epopeya clásica y rolera.

El Bethesda Gamer's Day 2011 nos dejó cuatro de cinco demos de sus nuevos productos en primera persona. Si algún título supo desmarcarse de esta tan habitual perspectiva en los juegos de hoy, ése fue Hunted, la obra que promete dar un nuevo enfoque a los títulos de fantasía oscura y rol con una mecánica cooperativa profunda y exquisita en su mecánica jugable. Hace mes y medio ya os contábamos todas las maravillas que el nuevo título de los estudios Inxile y Brian Fargo pretendía aportar y le servían como bandera en un mercado tan competitivo como el que habrá en junio, cuando llegue a las tiendas. Ahora, una vez probada la versión competa del juego, os contamos nuestras impresiones con otros aspectos que antes no pudimos ver, como su duración, nuevos niveles o mecánicas hasta ahora desconocidas. Volvemos a las preciosas tierras de Kala Moor.

Como ya se sabrá, Caddoc y E'Lara son los protagonistas de esta aventura que promete ser tan larga como épica y argumentalmente bien hilvanada. Otros personajes entran rápidamente en juego levantando algunos de los temores y afinidades de los protagonistas. Uno de ellos será una exuberante joven maga capaz de interpretar el sueño inicial de Caddoc y guiar a los dos personajes a tavés de un universo tan vasto como el que enmarcará toda la acción de este viaje lleno de peligros. "A E'Lara ella nunca le gustará y su mirada refleja algo más que simples celos de la fijación de Caddoc en ella. Hay también este tipo de juegos en el argumento", nos contaba David Clayman en el evento de la pasada semana, uno de los responsables y mayores conocedores del proyecto desde sus inicios hace más de dos años.

Y es que aunque el juego tiene una estructura repartida por niveles, el mundo de Kala Moor consigue uniformidad e identidad propias, respaldada por un Unreal Engine 3 que deja su mejor aspecto jamás visto hasta la fecha y consigue hacer muy orgánico y natural todos los elementos y múltiples detalles de estas tierras, bien iluminadas, grandes y vistosas a nivel artístico. Las enormes ciudades de estilo gótico, los bosques, las enormes cataratas, pantanos oscuros, cuevas, desiertos rocosos, aldeas de madera, o hasta templos y pirámides. La epicidad de toda la aventura empieza en sus escenarios, sugerentes y bien diseñados para dar un efecto de sobrecarga poligonal espectacular que se traduce jugablemente en cientos de recovecos para las coberturas, puzles y objetos que habrá que buscar o buenos accesos para que los enemigos vengan de todas partes y nos rodeen con facilidad.

Los nuevos niveles que probamos en Utah dejan constancia de todo ello. Su diseño es aún mejor de lo que pudimos ver en los primeros del juego que se nos mostraron en Londres hace casi dos meses. Esta vez jugamos en otro enorme bosque y unas ruinas en mitad de un cañón desértico, plagado de andamios de madera y enemigos verdaderamente podersosos que acabaron con algunas vidas de más de lo que esperábamos. También hemos podido ver los intercambiadores de personaje, que nos pondrán a los mandos del que llevaba nuestro compañero o el modo cooperativo en la misma consola a pantalla partida. Sobre esto podemos decir ya que funciona realmente bien y la visibilidad es perfecta, pero la imagen se reduce drásticamente a menos de la mitad dado las dos enormes bandas negras que coloca el juego para adaptar el formato y resolución. Lo podéis ver en esta imagen:

Hunted tiene más enfrentamientos de lo que creíamos. Su dinámica de juego se basa principalmente en avanzar, explorar y pelear, desarrollando a los personajes y haciendo uso de todo su arsenal de armas cortas, a distancia, hechizos y habilidades especiales o elementos del escenario. Es un juego variado y complejo de dominar pero accesible en sus primeros compases, que poco a poco irán agradando las opciones controlables hasta llegar a un completísimo esquema de manejo pocas veces visto en el género. El disparo con arcos y ballestas, potenciado en el personaje de E'Lara, será clave para las zonas más minadas de enemigos, bastante inteligentes y osados, con ofensivas ante las que realmente tendremos que tener absoluto cuidado y utilizar bien las coberturas que nos deja el escenario. Es fácil morir, y nuestro compañero tendrá un tiempo limitado de unos 20 segundos para reanimarnos, o si no moriremos del todo y acabará la partida sin posibilidad de dejar a un personaje jugando solo. Esto fomenta que siempre tengamos que estar relativamente cerca del otro, pues el hechizo de curación -limitado dado al maná que gasta- también exige estar cerca del objetivo.

Otro de los elementos en los que nos hemos fijado han sido los QT Events. Se dispararán en cantidad de situaciones, sobre todo relacionadas con el avance de los personajes por zonas reducidas o accidentadas, como pasar despacio por un risco, atravesar una puerta pesada que sujetar conjuntamente, o algunos puzles y momentos especiales que consiguen sorprender al jugador y por eso no desvelaremos. Las cámaras, bastante cómodas y libres en todo el juego se adaptan a estas situaciones dándole un toque cinematográfico que le sienta de maravilla y aporta variedad de ángulos frente a las comunes vistas generales en tercera persona y planos subjetivos al hombro del personaje, muy útiles para las zonas de mucha acción e intercambio de magia y flechas. "A los que dicen que Hunted es un Gears of War medieval yo diría que el juego tiene muchas mecánicas distintas al título de Epic: exigencias de exploración, argumento de otra época, magia, RPG... no son juegos comparables cada uno tiene su género", señalaba Clayman ante la pregunta inevitable de su parentesco con las aventuras de Marcus Phoenix.

La exploración con su compulsiva recogida de items y el uso de la magia eran otros dos apartados en los que no habíamos podido profundizar hasta ahora. La variedad de hechizos en ambos personajes es abrumadora, pudiendo mezclar éstos con las armas para conseguir efectos de combate devastadores y que serán totalmente necesarios en los últimos enfrentamientos del juego, difíciles y desafiantes. Con el oro recogido podremos adquirir mejores equipos y accesorios en la tiendas, pero habrá muchos más objetos que sustraer a los escenarios, tan coloridos y detallados que casi cuesta distinguir lo que podemos coger o no y los elementos interactuables, como paneles de madera con armas que golpear para que dejen caer lo que tienen. Siempre que vemos un objeto en el suelo, podemos equipárnoslo, pero solo uno, el que portamos, y habrá que medir si tiene mejores características que el que ya llevamos, de manera que depende del juegador elegir qué escudo, espada, arco o maza quiere valorando sus parámetros y estableciendo comparativas.

Uno de los jefes finales que hemos visto vuelve a demostrar que el juego no es sencillo ni simplón, para nada. En una plaza redonda rodeada de acantilados del escenario del desierto, una criatura femenina mágica va dando saltos a su antojo entre diversos totems que le permiten teletransportarse libremente. La mecánica aquí será mandar a Caddoc a dañar estos varas mágicas mientras E'Lara acribilla a la monstruosa y letal enemiga desde la distancia y midiendo muy bien sus acercamientos repentinos gracias a su habilidad de teletransporte. Es casi imposible y poco rentable mantener un combate cuerpo a cuerpo con ella, aunque E'Lara deberá sacar a veces su espada para protegerse cuando la tenga encima. El diseño del malvado personaje es genial, con una estética tribal muy particular y animaciones bastante coherentes y bien diferenciadas de las del resto de enemigos.

El próximo 3 de junio llegará este The Demon's Forge a nuestras consolas y ordenadores, con todas las insignias del género del rol tradicional abrazadas a maecánicas tan divertidas y de éxito como el hack and slash, la acción en tercera persona, la cooperación extrema, los Quick Time Events o la rejugabilidad basada en la exploración. Hunted es un juego largo y difícil, que disfrutar acompañados de un amigo o en solitario junto a la potente inteligencia con la que dota la CPU al otro personaje. Es action RPG para dos, nunca para uno, inmersivo, vistoso y sólido jugable y argumentalmente. Ya queremos conocer más de la historia de estos dos enigmáticos guerreros que han visto sus destinos cruzados por casualidad. Y lo mejor de todo, es que la conoceremos con el mejor entretenimiento digital posible y asegurado espectáculo. Otro as en la ancha manga de Bethesda.

Hunted: The Demon's Forge

Lo último de Brian Fargo, fundador de Interplay y responsable de sagas como Wasteland. Una mezcla de acción y rol enmarcada en una fantasía medieval de lo más sangrienta.
Hunted: The Demon's Forge