Battlefield 3

DICE ha creado un gigante que parece ser el único capaz de luchar contra la hegemonía de Call of Duty en los tiempos que corren. La tercera entrega de Battlefield pretende cambiar todo lo que conocíamos hasta la fecha para sumergir al jugador en un nuevo conflicto bélico, con distinta ambientación, nuevo arsenal y una historia que debería conmover e impresionar por igual. ¿El verdadero sentir de la guerra en un videojuego? Además, con multijugador, claro. Entrevistamos a sus creadores para conocer de primera mano qué espera en este shooter.

 Patrick Bach es productor y ejecutivo de DICE. Desde hace un tiempo se encarga de responder las cuestiones que la prensa se formula con respecto a las nuevas itinerancias de Battlefield, una licencia que ha venido de menos a más en esta generación después de dar señas de contar con capacidad de sorprender a propios y extraños en su género. Habrá quien se ofenda al leer estas líneas por aquello del culto que se le rinde a la franquicia desde hace más de una década, pero decir que su popularidad ha sido siempre la que es no sería otra cosa que mentir, dado que el auge actual viene impuesto tanto por su calidad en concepto multijugador como por la incipiente rivalidad que se atribuye a Call of Duty. En este mundo siempre ha de haber una parte buena y otra mala, dos equipos de fútbol que compitan e inviten a la rivalidad entre dos facciones, que es justamente lo que sucede en este caso pero en términos ‘videojueguiles'.

El productor de la compañía afincada en el norte de Europa ha realizado una especie de tour mediático respondiendo, como decíamos, las preguntas que lanzaban los medios especializados de cara a conocer más información sobre Battlefield 3. La tercera entrega oficial de la franquicia promete, entre otras cosas, tomar un brusco giro hacia nuevos destinos que le permitan enfocar un argumento sólido que a su vez constituya el eje principal de su obra, todo ello sin olvidar la importancia del multijugador. Gracias a esta faceta existe una comunidad de aficionados que sigue a pies juntillas la doctrina de DICE en cuanto a 'buscar la diversión dentro de mecánicas sencillas, pero no descuidadas', una especie de eslogan que se repite desde que el título fuese anunciado mundialmente a través de la revista americana GameInformers.

Lo cierto es que después del susodicho anuncio la estela del juego se ha ido debilitando en lo que a información se refiere. Se dice que después de la tormenta viene la calma y así sucedió, dejando en la cresta de la ola a los miles de aficionados que deseaban conocer más datos sobre los puntos destacados de esta obra. Hubo ocasión en aquel momento de realizar un primer acercamiento al contenido, vertido en el texto de introducción que se publicó en este mismo espacio. Un primer acercamiento que ahora se maquilla con la introducción de nuevos datos que se han dado a conocer después de mantener un interesante intercambio de ideas con Bach, un muchacho extrovertido que parece tener muy claro a quién debe vender el producto y qué tecla apretar para que el contenido no se desvíe por derroteros que no interesan.

Manteniendo el interés
El punto en el que focalizamos nuestra atención durante la entrevista es, en esencia, el modo campaña, a sabiendas de la difícil tarea que supone que DICE suelte prenda sobre el contenido del argumento, del que apenas se han mostrado unas pocas pinceladas. Bach sigue con el discurso al que el público está acostumbrado al citar 'Paris, Nueva York y Teherán' como los puntos álgidos en los que tendrá lugar la acción. Tres localizaciones con las que al parecer se busca indicar cierta versatilidad en los que a escenarios se refiere, siguiendo por otro lado las tendencias modernas de los referentes del género.  Queda patente que el modus operandi en estos días es la variedad. Lejos quedan los tiempos de crear una gran ciudad y basar el peso de la acción en ella. El resto de las localizaciones, cuenta Bach, permanecerán 'ocultas por el momento', así como 'el resto de detalles sobre la historia'.

Pese a su tajante contestación, tratamos de seguir tirando del hilo para descubrir más datos sobre esta característica. Bach torea la cuestión emplazando a los jugadores a descubrir más información en los grandes eventos mediáticos, aunque matiza la -preocupante-noción de la duración, otro punto candente a ojos del usuario: 'Nuestro objetivo no es crear la campaña más larga que jamás se haya conocido, sino que sea interesante, repleta de retos y que sea igual de exigente al principio que al final'. En cualquier caso, explica Bach, nunca se podrá equiparar la duración de esta modalidad 'al número de horas que muchos jugadores han invertido en el plano multijugador'.


Tras el calado del modo Campaña, destinado a ser uno de los pilares básicos de esta tercera entrega -en la que, insistimos, cambia la atmósfera para no seguir la tendencia de Bad Company-, el siguiente punto de relevancia pasa por el motor físico. DICE ha perfeccionado el motor Frostbite 2 hasta 'límites insospechados' -como suele suceder siempre, por otro lado, que se presenta una obra de estas características-, aunque la atención de los desarrolladores se ha centrado más en cómo se comportan los soldados en el campo de batalla que en el diseño que lucen mientras se baten a muerte. Sobre ellos ha caído el foco de atención de esta entrega, apoyándose en la tecnología creada para aumentar la sensación de realismo en los jugadores de campo: 'Hemos implementado nuevas animaciones que han sido desarrolladas or el grupo central de EA para juegos deportivos como FIFA. Luego hemos pasado varios años tratando de optimizar este recurso específicamente para Battlefield 3'.

Esta noción subraya la noción de poder 'jugar con el entorno' en función de las necesidades que el jugador tenga en cada momento. No se ha visto aún en un videojuego una capacidad de interacción total con sus alrededores (aunque ciertamente en los últimos años ha habido mejoras significativas en este campo), y conscientes de ello parece que DICE ha querido elevar las posibilidades de destrucción en base a lo que el espectador ya conoce: 'Los soldados pueden interactuar con sus entornos moviéndose de forma más natural, haciendo del mundo de Battlefield 3 una experiencia mucho más física'. Mucho más física que en anteriores capítulos, debería añadir el creador,  ya que este elemento ha constituido uno de los grandes puntos de debate en pasadas entregas.

La prioridad de esta entrega, como explicábamos anteriormente, es claramente convertirse en el principal referente tanto de las partidas multijugador como de cualquier otro elemento que conlleve pasar un buen rato frente al televisor. Diversión por encima de cualquier otro aspecto que pueda primar en la producción del título: 'Nuestra mayor prioridad es crear un juego que sea divertido de jugar', comenta Bach, apuntillando; 'El realismo en sí mismo no es nuestra meta, sino más bien hacer que Battlefield 3 parezca realista sin comprometer otros aspectos jugables'. Lo que no se ha explicado por el momento es de qué manera se pretende lograr esta sensación de ‘realismo' más allá de las novedades que se incluyen en el propio motor gráfico, de cuyas bondades se ha hablado largo y tendido en el pasado.

El factor multijugador
Se termina el tiempo de la entrevista no sin antes realizar la pertinente cuestión acerca del multijugador, del que se conocen algunos datos generales, poco pocos o ninguno específico como para entender la profundidad de los cambios introducidos en la exitosa mecánica de juego. Esta cuestión es uno de los platos fuertes de DICE de cara al futuro, o al menos así lo parece confirmar Bach al responder sin decir nada realmente nuevo: 'No hemos publicado mucha información sobre el multijugador porque queremos asegurarnos que cuando lo hagamos el público se volverá loco'. Bach confirma que se ha subido 'el listón y las exigencias' para el multijugador de esta edición, por lo que todo será 'más sorprendente y fascinante'. Es de prever que se ofrezca material abundante sobre este apartado en el próximo E3, cada vez más cerca.

Sobre el polémico DLC, una cuestión que DICE ha sabido manejar de cara a los usuarios -a diferencia de otras compañías-, Bach repite lo que ya se sabía: 'El paquete de expansión ‘Back to Karkand' es el primer contenido descargable que hemos anunciado. En él podremos usar los vehículos y armas de Battlefield 2 reeditados bajo el motor gráfico Frostbite 2'. Este pack estará incluido en la edición especial del juego, con posibilidad a realizar ya mismo la reserva para garantizar la obtención de este contenido. Sobre el momento de lanzamiento del título, recientemente ha aparecido listado en la web oficial de Electronic Arts para la primera semana de noviembre de este mismo año, fecha que probablemente se corresponde con la realidad dado que se cumplen los plazos que habitualmente se establecen para anuncios de gran calibre.

Battlefield 3

Battlefield 3 es una nueva entrega de la serie de acción first person shooter Battlefield de la mano de EA DICE y Electronic Arts para PC, PlayStation 3 y Xbox 360.

Battlefield 3