Actualidad

EA: "El usuario de segunda mano debe pagar para jugar online"

Pedro José Gallardo Durán

La compañía se agarra al ‘Proyecto de los Diez Dólares'.

Según leemos en gameindustry.biz, Electronic Arts está a punto de introducir un nuevo sistema por el cual los futuros usuarios de juegos de EA Sports, que hayan adquirido dicho título mediante el mercado de segunda mano, tendrán que pagar diez dólares -la cifra en euros sería similar- adicionales para disfrutar de las funcionalidades a través de la red con las que cuente el juego.

El llamado ‘Proyecto de los Diez Dólares' ya fue usado en Dragon Age: Origins, en el cual el contenido adicional fue restringido a los jugadores que no lo compraron nuevo. A pesar de ello, este contenido descargable podía ser adquirido sin problemas independientemente, aunque no fueron pocos los que se quejaron al respecto. Con este movimiento, el objetivo de la compañía está claro: frenar las pérdidas debidas al mercado de segunda mano del que tanto se quejan las compañías.

El primer título que se verá afectado será Tiger Woods PGA Tour 11 para PlayStation 3 y Xbox 360. El usuario deberá registrarse con un código especial para poder jugar a través de internet. Los usuarios que no tengan dicho código, contarán con siete días de acceso gratuito, para después tener que desembolsar 10 dólares para seguir jugando online. 'Creemos que es justo hacer pagar por los servicios que proporcionamos y reservar esos servicios online a la gente que paga a EA para acceder a ellos', declaró la compañía.

A pesar de que el movimiento de Electronic Arts parece un claro ejemplo de cómo aprovechar la demanda de juegos de segunda mano, Andrew Wilson, vicepresidente de desarrollo, concluyó asegurando que para ellos este mercado no supone un lastre, sino una 'oportunidad'. Además, negó que esta estrategia comercial intente erradicar la compraventa de juegos entre usuarios o la venta de los mismos a las tiendas de videojuegos tras ser jugados y concluidos.