King's Bounty: Armored Princess
King's Bounty: Armored Princess
Carátula de King's Bounty: Armored Princess

Cuando más de lo mismo no es malo

Francisco Alberto Serrano faserranoacosta

King's Bounty fue una de las grandes sorpresas del pasado año, un juego que recogía el legado de todo un clásico y lo actualizaba usando un particular estilo, además de un notable sentido del humor, creando un juego donde la sorpresa siempre estaba un turno más allá. Armored Princess viene a ampliar ese contenido, con un título que respeta casi todos los elementos del original.

Siempre que un crítico se sienta enfrente de una expansión, la primera pregunta a la que debe responder con premura es: ¿más de lo mismo, u otra cosa? y ¿eso es bueno o es malo? Es una pregunta con trampa y, como todas las buenas preguntas, con diferentes respuestas según el punto de vista desde donde se mire. Por supuesto, si el juego original era bueno y la expansión es más de lo mismo, el título sigue siendo bueno, pero a veces demasiado de cualquier cosa, por buena que sea, puede resultar indigesta. En el lado opuesto, las expansiones suelen ser eso, expansiones de un producto original realizadas sobre una base ya hecha -y por tanto demandan un tiempo de preparación más apretado-, por lo que no son siempre las mejores oportunidades para probar algo radicalmente nuevo, y de hecho son varios los estudios que han patinado en ese intento.

En el caso de Armored Princess, la respuesta de la primera pregunta es clara: más de lo mismo, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que King's Bounty fue uno de los juegos más originales, divertidos y sorprendentes del pasado año. Es realmente una expansión en el más literal sentido de la palabra, sin apenas cambios en aspectos como mecánica de juego o gráficos, así que aquellos que se quedaron con ganas de más, se sentirán aquí como en casa, excepto quizás por algunos pequeños aspectos menores que se comentarán a continuación. Además, se da la paradoja de que la expansión es más acogedora para nuevos jugadores que el original por una serie de circunstancias, aunque a la misma vez también es un poco más desesperante y requiere de algo más de paciencia por parte del jugador.

El argumento de la historia es una continuación del anterior, unos años más tarde. La poco acorazada princesa Amelie, enviada divina, ve impotente como el señor de los demonios lanza un brutal ataque sobre su reino y el de los aliados, sitiando las ciudades y amenazando con esclavizar a todas las razas humanoides. Ante esa perspectiva, el rey pide a la protagonista que huya y trate de buscar al héroe que salvó los reinos en la primera parte -el protagonista del juego original-, lo que le lleva a un viaje multidimensional a través de varios continentes, tratando de construir un ejército lo suficientemente potente como para cumplir con las numerosas misiones que la pondrán en el camino del héroe perdido y también en el de la venganza, por todo lo que le ha sido arrebatado a manos del señor oscuro.

La estructura es completamente idéntica a la del primer juego, con la princesa avanzando por diferentes localizaciones, recogiendo tesoros y aceptando misiones, eso mientras no está en la pantalla de combate hexadecimal, planificando la táctica para vencer a los centenares de enemigos que se ponen por su camino. King's Bounty es la semilla que dio forma a Heroes of Might and Magic, y la nueva versión rusa sigue también esos mismos pasos, ampliados y mejorados por la tecnología, así que a estas alturas, es un sistema muy familiar para los amantes de la estrategia por turnos. Armored Princess cuenta con las mismas virtudes en este aspecto que las del original: gran variedad de unidades con un gran abanico de posibilidades, y un sistema simple en apariencia, pero que esconde numerosas particularidades que le dan profundidad y lo mantienen apasionante durante las muchas hora de partida que lleva una campaña.


Hablando de la campaña, hay que decir que es digna del nombre, y que la palabra "ampliación" no ha llevado la flojera al equipo, ya que han creado una campaña que es poco más corta que la del original -una cuarta parte más corta para ser exactos-, lo que garantiza una aventura larga y repleta de contenido, dependiendo del ritmo de cada uno. Pero sí hay que destacar que parece que se han puesto muchos esfuerzos a la hora de tratar de dar forma a la narrativa, ya que se ha incorporado largas parrafadas de texto, incluso más extensas que en el juego original, lo que hace cada conversación con un NPC un ejercicio de paciencia para aquellos que no disfrutan de esta parte del juego.

 El tono se sigue conservando, esa mezcla entre seriedad y disparates que tan buen resultado dio en el anterior juego, aunque hay que decir que la balanza se ha inclinado un poco más a la seriedad, en parte por la desaparición de algunos de los aspectos más surrealistas del anterior juego. En Armored Princess no hay posibilidad de casarse -y mucho menos casarse con una muerto viviente- y además la historia tiene un toque más melodramático, lo que hace al juego algo menos surrealista y un poco más "serio", lo que no va en su beneficio. Con todo, es estretenido y se nota el gran esfuerzo realizado en dar cuerpo a la aventura de Amelie, pero Legend no destacaba precisamente por la calidad de su trama, sino por las constantes locuras y diversiones que dispersaba.

Dentro del combate, la mayor novedad que se puede apreciar está en el uso de un pequeño dragón compañero, que proporciona diferentes atributos y que viene a sustituir al sistema de "rage" de The Legend. En vez de acumular rabia, es el propio dragón el que la acumula, lo que le permitirá ejecutar poderes especiales que pueden cambiar el curso de una batalla, como escupir huevos que se convertirán en unidades extra, algo ideal en situaciones extremas. Hay varios tipos de poderes que el dragón puede aprender y su uso en el momento adecuado resultará muchas veces fundamental. Por lo demás, sigue siendo un juego en el que no importa tanto ganar como ganar en las mejores condiciones posibles para que tus tropas no queden demasiado debilitadas. Ganar es fácil en muchas ocasiones, pero lo que importa es usar las diferentes habilidades defensivas y ofensivas de tus tropas para maximizar su resistencia y acabar con los enemigos antes de que puedan atacar a pleno rendimiento.

El principal problema en el combate de Armored Princess es que, por alguna razón, a veces el equilibrio del juego falla estrepitosamente, y el jugador acaba con un combate que le resulta muy difícil de ganar, por no decir que resulta casi imposible. La diferencia entre los niveles de dificultad entre fácil y normal es realmente desproporcionada, y algunos hechizos resultan realmente desmesurados cuando se compara su utilidad contra la de otros de similar nivel, y resultan auténticamente devastadores cuando se usan contra las unidades propias. Hay algunas novedades en cuanto a unidades y habilidades, como cabría esperar, con los "hombres lagarto" como grandes estrellas, hasta el punto de que tienen reservado un papel importante en la trama principal.


No hay mucho que decir en lo que se refiere al aspecto audiovisual que no se sepa ya, es un título con unos gráficos sencillos pero detallados y agradables, que no destacan en ningún momento pero que cumplen a la perfección con su trabajo de ambientar a escala el mundo que rodea a la protagonista. El diseño de las unidades está inspirado, y la gran variedad de ellas no sólo tiene sentido desde el punto de vista de un juego de estrategia rico y completo, también aporta una necesaria variedad visual a las batallas, que es algo que ocupará largas horas de partida a lo largo de una campaña. La música por su parte es notable, y aunque podría tener más variedad, acompaña bien durante la travesía por las diferentes islas.

Para los que se están planteando si, no habiendo jugado al primero, podrían saltar a Armored Princess, la respuesta es un claro sí, aunque con matices. Aunque sea paradójico, Armored Princess es más acogedor para los nuevos jugadores, entre otras cosas porque cuenta con un tutorial bastante efectivo y claro, cosa de la que carecía el primero. Luego, aunque sea continuación, también es su propia historia, así que tampoco hay que conocer detalles anteriores para seguir el hilo, y los que se necesitan están cubiertos en el juego. dado que es un juego independiente y la estructura es idéntica, no hay motivo para no introducirse directamentee en este título. Ahora bien, The Legend es un título sorprendente y muy divertido, así que merece la pena para cualquiera con interés en la estrategia o aficionado a Heroes of Might & Magic, además de que resulta muy sorprendente y cuenta quizás con un mayor número de elementos impactantes, que lo convierten en uno de sos raros títulos que no se parecen a ningún otro. Así que tampoco sería descartable empezar por ahí.

LO MEJOR

  • El precio, y la traducción completa al castellano para un juego con tanto texto.
  • El sistema de combate es rápido y dinámico, pero repleto de posibilidades.
  • La calidad general del juego y su personalidad.
  • Retoma los elementos que hicieron destacar a The Legend.
  • Una aventura repleta de contenido.

LO PEOR

  • Algunos hechizos están desequilibrados y pueden fastidiar muchas batallas.
  • La historia se toma un poco más en serio a sí misma de lo que debería.
  • Se echan de menos algunas de las locuras y posibilidades de The Legend.
  • Un pequeño desequilibrio entre los modos de dificultad, lo que lleva a picos muy altos de dificultad en modo normal.

CONCLUSIÓN

Un factor que influye mucho a la hora de valorar un juego son aspectos el precio, aunque la homogenización del mismo en sus primeras semanas de venta haga que la mayoría de las veces sea un factor ignorado. Pero en esta ocasión, FX Interactive vuelve a acertar con un juego de una más que notable calidad y un contenido extenso, capaz de tener entretenido a un aficionado a la estrategia durante días. Contar con un juego de este calibre por poco menos de diez euros es todo un lujo, y más si la productora española se mantiene firme en sus valores y traduce completamente el juego, a pesar de su gran carga de texto. Es de recibo que, además de valorar el juego por su calidad propia, también se recompense esta filosofía de distribución, que tantas alegrías ha proporcionado al aficionado español en los últimos años. [image|nid=1487668|align=center|preset=inline] Armored Princess es un título más que recomendable, tiene sus problemas y fases algo frustrantes, pero es todo parte de la diversión. La gran variedad de unidades y las diferentes habilidades proporcionan un gran abanico de opciones con las que actuar, lo que abre un importante número de opciones para crear tu ejército y utilizar diferentes tácticas en batalla. Es uno de esos juegos cuyos elementos básicos parecen sencillos, pero que una vez se profundiza en él, esconde muchos detalles y elementos interesantes con los que jugar y sacarles partido. Además es un juego rápido y ágil, que puede ser disfrutado incluso por aquellos sin experiencia previa en el género, o a los que la estrategia por turnos nunca les ha llamado. En resumen, un juego muy completo y totalmente recomendable, especialmente cuando se considera la relación calidad/contenido/precio. -Retoma los elementos que hicieron destacar a The Legend.-Una aventura repleta de contenido.-La calidad general del juego y su personalidad.-El sistema de combate es rápido y dinámico, pero repleto de posibilidades.-El precio, y la traducción completa al castellano para un juego con tanto texto.

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.