Los Sims 3: Trotamundos

Una vez superada la complicada prueba de renovar una saga como Los Sims con su tercera parte, EA retoma el ya conocido sistema de las expansiones para ampliar la experiencia y crear nuevo contenido para sus aficionados. Pero dadas las nuevas características del juego y la introducción de las microtransacciones, el reto de una ampliación es mayor que en el pasado, por lo que el equipo ha decidido ir un poco más allá con Trotamundos e incorporar elementos nuevos que justifiquen su valía.

En Los Sims 3 se resolvió con acierto la complicada tarea de reinventar un juego tan popular y revisitado como éste, en la que la dos entregas anteriores han seguido una tradición de presentar numerosas expansiones que ayudaban a mantener con vida al juego y a cubrir la gran demanda por parte de los aficionados, siempre buscando nuevos escenarios y actividades que realizar con sus sims. Y aunque en la tercera entrega se han incluido microtransacciones, lo que permite añadir cierta clase de contenido de manera individual y a la carta para el jugador, eso no quita para sustituir el atractivo de una expansión y las posibilidades que ofrece.

Precisamente por el hecho de que las microtransacciones ya cubren la incorporación de detalles pequeños -como muebles- o grandes -como ciudades- una expansión de Los Sims 3 tiene cierta necesidad de ser más ambiciosa que un conjunto temático de nuevo contenido -que también- y el equipo dentro de EA parece que lo ha interpretado así, pues Los Sims 3: Trotamundos, que así se llama la aventura, introduce novedades muy importantes en el juego que no sólo afectan al contenido, también a la propia mecánica del juego, introduciendo algunos conceptos que se salen de la norma dentro de la línea normal del juego y que serían imposibles de incorporar a través de pequeñas descargas selectivas.

Trotamundos añade tres nuevos y ricos escenarios basados en una realidad concreta: China, Egipto y Francia. Pero lejos de plantear esta expansión como un tour turístico por diferentes localizaciones, lo que se pretende es introducir los Sims del jugador en otra cultura, hacerle partícipe de ella e invitarle a vivir nuevas experiencias. Aquellos que sólo quieran llevar a su Sim de vacaciones pueden hacerlo -siempre y cuando tengan dinero para el billete de avión-, pero la verdadera experiencia será la de conseguir que el personaje se integre en cualquiera de las tres sociedades y consiga establecerse ahí, empezando en una tienda de campaña y logrando una casa en la zona.

Como siempre, la residencia y el escenario son una parte importante de Los Sims, pero lo fundamental está en la relación con otros Sims y los vínculos que se crean entre ellos. Para esta expansión, EA creará nuevas opciones de personalización de personajes, que permitirá crear rasgos propios de los habitantes de esos tres países, por lo que la experiencia de ir allí será más creíble y el jugador contará con nuevas opciones para personalizar la larga lista de posibilidades que ya tiene. Una vez que se llegue al lugar elegido, el Sim podrá interactuar con los habitantes locales, hacer amistades o incluso encontrar el amor bajo el influjo de la noche parisina. Los Sims que se conozcan allí se incorporarán a la agenda y podrán ser invitados a la ciudad de origen del Sim, establecer una relación y casarse.


La mayor novedad de Exploradores es que hará honor a su nombre profundizando en la parte de exploración y aventura del juego. Aprovechando el sistema de eventos especiales en el trabajo incorporado en Los Sims 3, EA ha creado un sistema de misiones y aventuras enfocado en las tres localizaciones, creando misiones que puede llevar al Sims a entrar en tumbas secretas, encontrar objetos perdidos e incluso evitar trampas. En muchos aspectos, esta nueva faceta de Los Sims parece tomar ciertos elementos de la aventura gráfica, invitando al jugador a encontrar mecanismos ocultos, resolver puzles y a encontrar objetos valiosos con los que puede acometer las misiones. Además de cumplir esos objetivos, habrá una cierta historia más amplia, en el que el jugador podrá decidir si se pone a favor de una megacorporación sin escrúpulos que pretende arrasar con los lugares sagrados, o si se pone a favor de los habitantes de la zona. Este pequeño conato de "sistema de moralidad" servirá para dar algo de sabor extra a esas misiones.

Junto a las novedades de este "modo aventura" se incorpora la predecible colección de nuevos objetos, complementos y vestuario. Pero más importante, se añaden tres nuevas habilidades que se pueden aprender, cada una relacionada con una de las tres regiones: artes marciales, fotografía y productor de Nectar. Las Artes Marciales se aprenden en China y puede ser practicadas hasta que el Sim se convierta en un maestro, dándole una clara ventaja en cualquier pelea que se tercie. La fotografía permitirá al jugador hacer fotografías de su entorno en primera persona, lo que le pondrá en la caza de fotos curiosas o interesantes que podrán ser tomadas con diferentes técnicas fotográficas para conseguir un mejor resultado y poder venderlas a un mayor precio. Por último, la producción de Nectar es un arte egipcio que permite crear una bebiba capaz de satisfacer a los comensales más exquisitos -si se hace bien, los efectos de hacerla mal son desastrosos- lo que permitirá al Sim hacer algún dinero con su venta.

Por supuesto, Trotamundos no dejará de ofrecer situaciones con un toque surrealista y divertido, algo que siempre se espera en Los Sims. Una de las novedades más promocionadas hasta el momento es la incorporación de una Momia -aprovechando el escenario egipcio-. Cualquier Sim que pase la noche en una cripta egipcia puede encontrarse a esta enfadada criatura, a la que se tendrá que enfrentar cuerpo a cuerpo si lo alcanza. El resultado de esa pelea puede transformar al Sim en otra momia controlada al jugador, que tendrá ciertas características como la de vulnerabilidad al fuego, mayor fuerza, nuevas expresiones sociales y menos necesidades fisiológicas. Se une así a la divertida -aunque algo siniestra- incorporación de los fantasmas en Los Sims 3, añadiendo ese toque extragavante que aumenta aún más la variedad de posibilidades que están disponibles en este título.

Uno de los aspectos interesantes de esta expansión es la posibilidad de ofrecer bellos escenarios y vistas interesantes en las tres nuevas localizaciones. Gracias al nuevo motor de Los Sims 3, los exteriores han cobrado una mayor importancia y los escenarios estarán dotados de una coherencia que permiten acoger los elementos de aventura que el equipo está planeando. Esa ya era una de las grandes ventajas de esta tercera parte en comparación con sus antecesores y esta expansión demuestra que se pretende explotar este elemento para que las expansiones incluyan lugares interesantes que explorar, junto a todos los nuevos "juguetes" y complementos que se espera en esta clase de ampliaciones. Habrá que seguir muy de cerca los elementos de aventura incorporados en Trotamundos, que pueden constituir una prometedora nueva dirección en la que seguir ampliando y mejorando esta inagotable saga.

Los Sims 3: Trotamundos

Los Sims 3 podrán irse a vivir a Egipto, Francia o China con esta primera expansión.
Los Sims 3: Trotamundos