FIFA 10, Impresiones

La temporada comienza, el esférico empieza a correr... Meristation tuvo la suerte de poder probar una versión preliminar de FIFA 10. ¿A que quieres saberlo todo?...

Hacía tiempo que no teníamos un día tan 'futbolero' en Meristation. Hoy se han unido las impresiones de los dos grandes juegos de fútbol de los últimos años, FIFA y PES. Pero también es verdad que han llevado caminos totalmente distintos, mientras el juego de EA Sports subía con fuerza, el título de Konami iba bajando enteros en su calidad. Hoy, por fin, podemos leer unas pequeñas impresiones de lo que nos depararán los juegos de final de año para las consolas más potentes del mercado, así como para compatibles (al menos en el caso de Konami, EA Sports todavía no se ha pronunciado sobre su versión PC).

Gracias a EA Sports, hemos podido probar un código del juego todavía verde en el Producer Tour. Aún con todo, nos vale para hacernos una idea del trabajo que han desarrollado en el último año los programadores en cuanto a sensaciones de juego. Bien es verdad también, que al ser una versión temprana del código final, algunos de los defectos que le hemos notado seguramente serán subsanados -esperemos-. Pero, en definitiva, hemos podido echarle el pad al juego y saborear un rato de FIFA10. Lo que estábais esperando.

Es lógico que, la primera sensación que tengamos, es de ser un producto continuista. Con la excelente base del FIFA09 no podrían -ni debían- echarla abajo y comenzar de cero, ya que poseían un producto muy trabajado en todos sus aspectos. Con defectos, está claro, pero que globalmente era lo mejor que habíamos visto desde las llegadas de Xbox360 y PS3, y que dejaba muy atrás al producto rival en todos los aspectos. Destacar sobre todo el gran trabajo que habían llevado a cabo en las opciones y modos de juego on-line, donde FIFA ha resultado ser imbatible.

Una vez nos pusimos delante de la HDTV, comenzamos a ver la nueva versión. El modo Práctica es igual a la versión anterior, y los menús mantienen igualmente el diseño, pero vemos algunas opciones nuevas de las que no podemos dar datos, principalmente porque estaban desactivadas y no pudimos probarlas. Sin más dilación, pasamos a jugar unos partidos para ver 'cómo sabe' este FIFA10. Elegimos el clásico español por excelencia, y después de configurar ciertos parámetros estratégicos entramos en acción.

El motor gráfico es idéntico al año pasado. Sin embargo, hemos visto detalles, animaciones y una fluidez mayor con respecto a la versión 09. Los jugadores giran, controlan, pasan y cambian de dirección con más naturalidad. No es un cambio exagerado, pero al pasar el balón entre los componentes de tu equipo lo notas. Es una sensación de 'suavidad' en las transiciones más depurada, que le da más viveza y una verosimilitud mayor. Además, ahora los pases no poseen ese porcentaje de acierto tan elevado que tenían anteriormente: incluso con la configuración de asistencia de pase en 'semiasistido' se cometen errores de posición, de fuerza o de dirección, algo que nos obligará a estar más concentrados al armar las jugadas. El pase 'manual' se torna sólo para los expertos en el juego en este FIFA10.


No vamos a entrar a valorar, como es lógico, el apartado gráfico en cuanto a jugadores, texturas y vestuario, sobre todo porque en esta versión todavía no se han incluído ni vestimentas de esta temporada próxima ni se han realizado los ajustes en las características físicas de los jugadores (peinados, etc). Simplemente decir que manteniendo la excelente calidad gráfica del año pasado, las mejoras se adaptarán más a los aspectos técnicos (animaciones, físicas,…) que a los puramente visuales, ya que éstas ya poseen un nivel altísimo. Por ejemplo, los porteros poseen más animaciones que el año pasado, y se comportan de forma más realista en los 1 vs. 1.

Un detalle que, por fin, hemos podido confirmar: el motor físico de la pelota se ha trabajado de forma ardua, y eso se nota en cada pase, en cada control y en cada centro. Cómo no, también en los tiros, y desde ya podemos decir que los tiros lejanos del FIFA09 que nos parecían irreales han desaparecido. Ahora el balón hace notar su peso, los tiros son distintos según la dirección y la orientación del jugador, pero en ningún momento dan la sensación de estar disparando una pelota de playa como ocurría en la versión 09. Por ahora pocos goles hemos metido desde fuera del área (sí, alguno sí) pero todos los tiros intentados han hecho que el balón se comporte de forma realista y con una velocidad y una parábola muy creíbles.

El sistema de regates mantiene la misma mecánica, donde el botón modificador y el stick derecho nos dejan realizar gran cantidad de regates, amagos y cambios de ritmo. No hemos notado ninguna diferencia con respecto al juego del año anterior, aunque sí tenemos que destacar que los jugadores protegen mejor la pelota con el cuerpo. En cuanto al motor de colisiones, los cuerpos de los futbolistas cobran más importancia que nunca, ya que las luchas por la posesión son duras. Según la velocidad y potencia de cada jugador, será más o menos fácil mantener la pelota o que nos la roben. Las físicas aplicadas nos dejan ver unos encontronazos algo mejor recreados, pero quizás pequen de ser muy numerosos y se abuse de la pérdida de equilibrio.

Hay dos aspectos que son novedosos en cuanto a los partidos en sí: el primero, la posibilidad de elegir tirador para las faltas. Esta elección se puede realizar desde el mismo campo, cuando la cámara se sitúa detrás del jugador que va a tirar la falta según la configuración inicial que hayamos puesto. Pulsando R1/RB podremos abrir un pequeño menú donde elegir si queremos cambiar de lanzador. Otro de los detalles positivos y que aumentan el dinamismo de los partidos es la posibilidad de sacar las faltas rapidamente. La CPU elige cuándo podemos hacerlo, y el usuario decide si saca o espera a hacer un tiro directo o a que se coloquen más jugadores. Son aspectos que van dando forma a un ya de por sí excelente simulador.

Los centros y los remates de cabeza se han mejorado, aunque de forma escasa. Es muy raro ver un remate limpio de cabeza que vaya con fuerza. Incluso en el modo Entrenamiento (pulsando SELECT desde el modo Práctica, donde podremos practicar jugadas, córners, faltas y partidos) practicando los centros y los remates se producen de forma muy escasa los remates con potencia. Alguno hemos visto, así que suponemos que se está trabajando en ello. La dinámica del balón es mejor que nunca, mostrándose como un ente independiente en todo momento, incluso con jugadores que se hacen un lío, dejándose el balón atrás.



En cuanto a la defensa, tenemos que destacar dos factores: el primero, los jugadores se mueven de forma más coordinada, tapando un jugador una zona que deje libre otro cuando lo mandamos a hacer un 2 contra 1. El jugador de la línea inmediatamente posterior se sitúa en una hipotética zona que cubra de la mejor forma posible las dos posiciones, lo que nos ayudará a no dejar huecos. Otro factor importante es la optimización de la segada. En FIFA09 los movimientos de tirarse a cortar un balón eran muy arriesgados, pero en esta ocasión se han mejorado bastante, donde el jugador intenta arrebatar el balón pero sin tirar al contrario, y con un movimiento lateral muy logrado para 'rebanar' el esférico limpiamente.

Todavía hay cosas por mejorar, como algunas de las que hemos nombrado anteriormente, pero las sensaciones con este todavía prematuro FIFA10 son bastante buenas. No hay un cambio rompedor en ninguna mecánica de juego, los partidos tienen un ritmo muy similar a los que hemos podido jugar en el 09, y las novedades que hemos descrito (sobre todo la física del balón en los tiros lejanos) aumentan aún más su calidad y su posible atractivo final con las novedades que EA Sports está trabajando para los diferentes modos de juego. Eso lo veremos más adelante, dentro de algunas semanas, cuando la versión final esté cerca.

Lo que sí podemos confirmar es que el buen trabajo realizado el año pasado no ha caído en balde. EA Sports ha oído a los usuarios, ha añadido mejoras en el transcurso de los partidos, y aunque todavía hay margen de mejora, hay que reconocerles que se han trabajado una calidad global fuera de toda duda. Veremos dentro de un tiempo si la IA se ha mejorado, si mantienen u optimizan el sistema de regates, o si depuran aún más el motor físico para las espectaculares luchas por el balón. El buen sabor de boca inicial nos deja con ganas de más. Si es que el fútbol es lo que tiene…

FIFA 10

La última entrega del popular simulador de fútbol promete mejorar todos los errores del pasado, añadiendo una buena lista de novedades.
FIFA 10