Cara a cara: Street Fighter IV

Redacción

Street Fighter se ha reencarnado. Uno de los juegos más influyentes de la historia ha sido debidamente puesto al día para devolvernos la gloria de la lucha 2D de antaño, gloria que, aún manteniendo apariencia 3D, no ha perdido un ápice de su endiablada jugabilidad y adicción. PlayStation 3 y 360, ahora sí, en un verdadero Versus. Final Round... Fight!

El verdadero Versus
Street Fighter 2 fue un juego que marcó un antes y un después en la aún joven historia de los videojuegos: técnicamente precioso, con un sistema de lucha profundo para la época y unos luchadores perfectamente equilibrados donde nadie estaba por encima del resto. No es raro que esta maravilla de Capcom sea el espejo donde mirarse de no pocas sagas posteriores, y es que su leyenda está a la altura de cualquier adjetivo calificativo que podamos darle, por muy pomposo que pueda llegar a ser. A veces ocurre, pocas pero ocurre, y la leyenda regresa de nuevo en su cuarta versión hasta la fecha, con un nivel técnico a la altura y una jugabilidad que ha cambiado muy poco, y es ahí donde Street Fighter 4 triunfa donde otros fracasan estrepitosamente: mantener la esencia es lo verdaderamente importante, lo demás no es otra cosa que engañarse a uno mismo. Capcom ha entendido bien la lección y esta revisión del clásico es, por méritos propios, el mejor juego de lucha hecho hasta el momento en lo que va de generación.

Es la primera vez que  en un cara a cara nos adentramos a 'destripar' un juego de lucha, después de haberlo hecho con juegos de acción/aventura en primera y tercera persona. Desde luego, es mucho más sencillo hacerlo con un juego de esta clase, donde es más fácil pararse en los detalles y situar todo aquello que merezca la pena mencionar. Las exigencias técnicas de un beat 'em up no varían absolutamente nada respecto a otros géneros. Es más, en determinados aspectos va un paso más allá, como en la tasa de frames, donde una velocidad de refresco 'sólo' justa puede dar al traste con la jugabilidad, ya que los juegos de lucha suelen ser (o más bien son) dinámicos en tanto en cuanto la inmediatez a la hora de realizar llaves y combos debe ser recompensada con todas las garantías en pantalla. Estamos ante dos versiones, PS3 y Xbox 360, muy parecidas, casi idénticas, aunque en términos generales, 360 vuelve a estar un pequeño peldaño por encima en casi todo; un 'todo' que explicaremos a partir de ahora de la mejor forma posible.

/es/node/Array

El nivel de detalle es superior en 360, tanto en lo que se refiere al detalle general como en la calidad de los shaders. No hay más que fijarse en la captura del escenario que desarrolla en una destilería (en la que aparece un barril en primer plano), donde podemos observar como los ladrillos de la pared del fondo aparecen mucho más definidos en 360, y en general, toda la escena goza de más detalle en la máquina de Microsoft. Los motivos pueden ser varios, pero en nuestro caso apostamos más por un problema de resolución, típico de esta generación de consolas, donde muchos juegos corren por debajo de la resolución 'mínima' para ser considerada como alta definición. Es muy probable que la versión de Street Fighter 4 corra por debajo de los 720p en PlayStation 3 (1280x720p) y la clave para llegar a esa conclusión son esas pequeñas pistas que dan determinados entornos, sobre todo los que aparecen más difuminados o en segundo plano, y que se suelen notar bastante más en teles Full HD, como la que utilizamos para todas las comparativas. En lo que respecta a los shaders, es difícil apreciarlo por las capturas, pero los matices lumínicos en la musculatura de los personajes están más trabajados y resultan más 'complejos' en 360, algo que ha pasado en otros títulos, caso de Rainbow Six Vegas 2, el sistema de iluminación de Fallout 3 o incluso en la reciente demo de Resident Evil 5, juego del que haremos otro cara a cara próximamente. 360 sigue demostrando que en lo que se refiere a la tecnología de Shaders, suele rendir mejor que PlayStation 3, sobre todo en los juegos multi, gracias a los Shaders Unificados de los que hace gala su chip gráfico.

/es/node/Array

Del mismo modo, Xbox 360 sigue en la tónica de ofrecer mejores filtros de postprocesado que PlayStation 3, y como ya viene siendo habitual, toca hablar del antialiasing. Muchas son las capturas donde, fijándonos, apreciaremos más dientes de sierra en PlayStation 3 que en Xbox 360, pero fijaros, sobre todo, en la foto sacada en el escenario de la jungla, enfocada especialmente sobre la vegetación que flota sobre el río, con un simpático mono alimentándose en un primer plano; los jaggies son evidentes en PlayStation 3, menos en 360. La otra captura es la que está tomada sobre el rostro de Ryu, en primer plano tras haber ganado una pelea: fijaros en sus párpados y en sus labios; en 360 aparecen completamente lisos (o casi completamente) mientras que en PlayStation 3 notamos irregularidades en su contorno. Incluso la captura de la destilería, donde el marco de la gran puerta que da al exterior se ve más liso en la máquina de Microsoft. Desde luego, se agradece este detalle por parte de 360, pero no hay que olvidar que ambas máquinas poseen jaggies, menos apreciables en una que en otra, pero jaggies a fin de cuentas.

En lo que se refiere al rendimiento, no hay mucho que decir: ambas versiones funcionan a la perfección; no hay tirones ni bajadas de frames de ningún tipo, todo funciona a las mil maravillas, estable hasta decir basta. Desde luego, si existen diferencias, no son apreciables por el ojo humano y Street Fighter 4 no podía permitirse el lujo de salir al mercado con carencias de esa naturaleza. No ha ocurrido y nos alegramos por ello. Igualdad absoluta, al menos formalmente. En definitiva, en el plano técnico Xbox 360 se lleva el gato al agua, tanto por calidad como por detalle general, aunque ambas versiones se mantienen en el mismo plano de 'satisfacción' en lo que a rendimiento se refiere. No son tampoco diferencias insalvables, desde luego, para apreciar algunas de las diferencias hay que tener un ojo 'clínico' en exceso, pero eso no impide que tengamos que señalarlas, y eso es lo que hacemos, ni más ni menos. Es probable que a la hora de jugar nadie o muy poca gente se fije en estos detalles.

Tiempos de carga, audio control y online
Como ya pasó con nuestro anterior cara a cara (F.E.A.R. 2) las circunstancias en este apartado han cambiado. La reciente actualización que ha sufrido el Dashboard de 360 ha permitido a la máquina de Microsoft realizar instalaciones opcionales en el disco duro, dato que tenemos en cuenta para la comparativa. Sabiendo esto, PlayStation ofrece también la posibilidad de hacer una instalación opcional en el disco duro, que dura unos 11 minutos y ocupa 2 gigas aproximadamente. En el caso de Xbox 360, la instalación es bastante más amplia: 5,7 gigas y unos 9/10 minutos de duración aproximadamente. Hay que elogiar que en ambos casos se ofrezca la posibilidad de hacer una instalación opcional, punto que habíamos criticado en otros cara a cara como el caso de Devil May Cry 4 o Bioshock. Ahora bien, es necesario dar un pequeño tirón de orejas a ambas plataformas por motivos de diversa índole. En el caso de 360, porque esa instalación de datos "respetable" apenas beneficia los tiempos de carga, hecho que se repite en varios juegos de 360, incluso en los que han salido después de la famosa actualización; y en el caso de PlayStation 3, la reprimenda viene motivada porque esos gigas de instalación sólo consiguen igualar los tiempos de carga de 360, igualarlos se haga o no instalación de datos en la consola de Microsoft.


Por tanto, la conclusión es sencilla: la instalación beneficia más a PlayStation 3 que a Xbox 360, invirtiendo menos espacio incluso, pero el resultado final (con el juego instalado en PlayStation 3, insistimos) es idéntico en ambas máquinas. ¿En caso de no hacer instalación en PlayStation 3? las pantallas de loading serán más recurrentes de lo habitual, y el tiempo que tendremos que esperar en las pantallas de versus (es decir, donde aparecen representados los dos personajes que vayan a luchar) será mayor en la máquina de Sony. Parece que el lector de Blu Ray de PlayStation 3, y al no ser que tenga la ayuda 'extra' del disco duro', no goza de una velocidad de lectura a la altura del reproductor DVD de Xbox 360, dejando al margen las ventajas que pueda tener el formato Blu Ray sobre el DVD (que las tiene, sin duda), pero en nuestro caso nos referimos únicamente al lector, el responsable de que los tiempos de carga sean más o menos rápidos. Declaramos, por tanto, la igualdad en este apartado, insistiendo una vez más en que para que los resultados sean parejos, es necesario hacer una instalación de datos en el disco duro de PlayStation 3, mientras que en Xbox 360 poco importará que la hagamos o no. En cuestiones de audio, ambas versiones son compatibles con Dolby Digital, y tanto las voces de los personajes como la música (quizás sea la música el punto más flojo de este juego) se escucharán a la perfección en ambas plataformas.

En lo que se refiere al control, la disposición de los botones es la siguiente; en PlayStation 3: tanto el stick como la cruceta sirven para mover a nuestro personaje, y entendemos mover en sentido amplio, ya que serán la herramienta fundamenta para realizar los movimientos especiales de los luchadores; L1 y R1 nos permiten atacar con el puño fuerte, mientras que L2 y R2 activan la patada fuerte. Y si por ejemplo combinamos tanto unos como otros (es decir L1 con R1 y L2 con R2) podremos realizar un ataque EX al iniciar algunos de los movimientos especiales del personaje que hayamos escogido, que quitará más vida al rival; cuadrado y X permiten utilizar el puño y patada débil y fuerte respectivamente; mientras que triángulo y círculo lo hacen con puño y patada medio. Si pulsamos y mantenemos a la vez estos últimos (es decir, puño y patada medio) haremos un ataque Focus, que en el caso de mantenerlo el máximo tiempo posible, romperá la guardia del rival.

En 360 tanto el stick como la cruceta sirven para mover a nuestro personaje,; L1 y R1 nos permiten atacar con el puño fuerte; LB y RB activan la patada fuerte, pudiendo realizar ataques EX si pulsamos dos botones de puño o patada en vez de uno; X y el botón A permiten utilizar el puño y patada débil y fuerte respectivamente; mientras que Y el botón B lo hacen con puño y patada medio. Del mismo, los ataques Focus se realizan de la misma manera explicada en el párrafo anterior.

El control de este cara a cara merece un comentario más al margen de la disposición natural de los botones, y es que Street Fighter 4 vuelve a evidenciar que los juegos de lucha no son los más idóneos para los controladores actuales. En general, el principal problema es sobre todo la cruceta en el caso de 360, y en menor medida el stick en PS3. Los movimientos casi 'quirúrgicos'  que se exigen a la hora de realizar ciertos movimientos (sobre todo las presas típicas de Zangief y los Super y Ultra combos -uno para cada personaje- de nuestro compatriota Vega) no se llevan nada bien con los pads que tenemos disponibles de serie. No es culpa del juego ni de las consolas, a fin de cuentas, esto no es en absoluto una novedad, y cada vez que sale un nuevo juego de lucha (y sobre todo si tiene esencia '2D') se repite la misma historia: una historia de frustración a la hora de pretender dominar por completo a nuestro luchador. Mad Catz va a lanzar (si es que no lo ha hecho ya) un Arcade Stick y un Control Pad con un diseño casi idéntico al de la gran Sega Saturn, consola que sí logró satisfacer a todos los seguidores de lucha en 2D. En Meristation os recomendamos adquirir estos mandos si queréis que la experiencia Street Fighter 4 sea completa.

En lo que respecta al modo online ningún incidente grave; partidas igualadas y de jugador que se han desarrollado sin ningún problema, y en el caso de tener algún tipo de retardo, ha ocurrido en ambas plataformas por igual. Por norma general es un placer jugar a través de la red, y las excepciones son pocas y muy marginales. Bien, de nuevo, ambas plataformas.

Otras consideraciones
Como ya viene siendo habitual desde hacer dos o tres entregas de los cara a cara, el apartado otras consideraciones se mantiene casi inalterable, reproduciendo una y otra vez lo que ya se ha convertido en costumbre tanto para Xbox 360 como para PlayStation 3. Logros y trofeos en ambas plataformas, que van desde detallitos tan nimios como hacer 10 provocaciones en cualquier combate, hasta otros que son auténticos retos como superar el modo arcade sin usar continues o conseguir 12 victorias consecutivas en partidas igualadas.

Xbox 360 permite hacer una instalación en disco duro de, como ya hemos dicho, 5,7 GB, aunque sus ventajas en la práctica no son apreciables. Ambos mandos son compatibles con la función de vibración, y en el caso de PlayStation 3 no se hace uso del Sixaxis, único punto en el que realmente podría destacar esta plataforma sobre Xbox 360 sin posibilidad alguna de réplica. Deciros también, que en el caso de PlayStation 3, está disponible una actualización, 1.01, que se activará nada más iniciar una partida, siempre y cuando estemos conectados a Internet.

Valoración final
Street Fighter IV es un título que queda muy cerca de la calificación de obra maestra y que nos ha permitido a todos recuperar la ilusión dentro de un género demasiado pendiente de las traicioneras tres dimensiones. Ha sido un placer ponernos a los mandos de ambas plataformas y echar un vistazo a todo ese elenco de personajes revitalizados y adaptados a la perfección para la actual generación (aunque se echan en falta a T.Hawk y DeeJay). Sabiendo esto, Street Fighter 4 es un juego absolutamente recomendable para ambas plataformas, pero teniendo que escoger una de ellas, 360 consigue alzarse con la victoria con un apartado técnico más pulido a todos los niveles. No son diferencias abismales (casi nunca lo son) y adquirir la versión de PlayStation 3 no es ni mucho menos un error, pero siempre que exista la posibilidad de elegir, es mejor hacerlo con la versión más destacada.

Street Fighter 4 ha salido en dos ediciones, normal y coleccionista. Esta última trae dos figuras de C. Viper y Ryu, junto a una caja que sirve de escenario 'improvisado' y una película basada en la saga llamada 'Los lazos que unen'. En este último caso, el de la película, la versión de PlayStation 3 es más atractiva, ya que lo hace en formato Blu Ray, mientras que en el caso de 360 sólo podremos verla en la propia 360, y no en un reproductor de DVD al uso. Se acabó este cara a cara, y como dijo el gran Joaquín Relaño, Street Fighter 4 es el nuevo 'World Warrior' absoluto en el género de lucha.