Dinosaur King
Dinosaur King
  • Plataforma DS 5.5
  • Género Acción, Arcade
  • Lanzamiento 15/10/2008
  • Desarrollador SEGA
  • Texto Español
  • Voces Inglés
  • Editor SEGA
  • +7
Carátula de Dinosaur King

Los dinosaurios cobran vida de nuevo

Nelson de Benito Andersen

La nueva serie anime de moda ya tiene su videojuego. Dinosaur King intentará atrapar a los fans de la serie en este RPG que nos trae SEGA. Desentierra fósiles de dinosaurios, otórgales la vida y pelea con ellos. ¡Conviértete en todo un dino-experto y salva al mundo por el camino!

Me resulta imposible el pensar en todas las series anime que han intentado llegar a nuestro país y causar furor entre los más peques, pero al menos sé de dos que llegaron hasta lo más alto en España. Hablo de Pokemon y Digimon, series con argumentos parecidos en los que destacan los acompañantes de los protagonistas de las diferentes series. Digimons, Pokemons, mascotas varias que luchan por nosotros para intentar salvar al mundo o para convertirnos en el maestro total del universo. Y sí, estas dos series han venido abaladas por multitud de videojuegos a sus espaldas.

Los juegos en los que tenemos que coleccionar multitud de 'mascotas' siempre resultan bastante adictivos, aunque después de varias entregas parecidas nos encontramos ante la misma mecánica repetitiva y el mismo esquema anterior con algunos añadidos que intentan cubrir el mismo juego de siempre pero con un envoltorio diferente. Entre las consolas actuales, Nintendo DS parece ser la candidata idónea para este tipo de juegos, ya que hemos podido disfrutar de la enésima entrega de Pokemon y de Spectobres.

Siguiendo el camino marcado por los anteriores, la compañía del erizo azul nos presenta Dinosaur King donde los elementos a coleccionar son los dinosaurios. Nuestro objetivo es hacernos con el mayor número posible de estas extinguidas bestias y desbaratar los planes del malvado grupo de turno. ¡Es hora de coleccionar!

¡Salva a los dinosaurios!
La historia de este juego nos sitúa en la piel de Max o Rex, miembros del Dinoequipo que acaban de recibir el invento más innovador de la época: el Captasaurio, aparato que permite invocar dinosaurios al pasar cartas de ellos mismos. Lo malo es que misteriosamente un aparato desaparece, y es aquí dónde entra el malvado Doctor Z y su equipo de malhechores; la banda Alfa. Esta malvada agrupación intenta dominar el mundo gracias al poder destructor de los dinosaurios.

Es nuestra misión evitar que esto suceda y es por ello que recibimos también el Captasaurio. Al principio del juego debemos elegir con que personaje queremos jugar; mientras que Max tiene al robusto Triceratops, Rex lleva al poderoso Tiranosaurio. Después de elegir el personaje que más nos gusta empezaremos una aventura plagada de personajes del anime original como Zoe que aquí pierde el protagonismo que tiene en la serie.

  

Así que nuestra misión es desbaratar los planes de la banda Alfa para evitar que los dinosaurios destrocen el mundo que todos conocemos. Mientras vamos luchando contra ellos, aparecerán nuevas cartas de dinosaurio que podremos coleccionar y usar en los diferentes combates. Así que no estamos restringidos a usar el dinosaurio que nos entregan al principio, pudiendo elegir el animal con el que tengamos más afinidad.

Un juego 'fosilizado'
La recolección de todos los dinosaurios es la marca típica en juegos de este estilo y el hecho de hacerlo nos permite usarlos en los diferentes combates que aparecerán en el juego... o simplemente coleccionarlos para tener la mayor colección posible. A diferencia de otros títulos, tendremos que buscar fósiles para luego darles vida en la Dinozona. ¿Cómo hacerlo? Pues excavando.

Dinosaur King nos da la oportunidad de buscar fósiles para luego sacarlos previa excavación. Una vez avancemos un poco en el juego, se nos entregará un radar y una excavadora para encontrar los dinosaurios fosilizados. El método es sencillo, presionamos R para activar el radar y buscar signos de algo excavado por la zona. Si encontramos alguna señal, nos situamos encima de ella y pulsamos L para empezar la excavación. Una vez hayamos terminado, el juego nos dirá que objeto hemos conseguido puesto que no siempre son fósiles Diversos objetos antiguos que podremos vender u objetos curativos se encontrarán en el subsuelo.

En el caso de que hayamos encontrado un fósil tendremos que dirigirnos a la Dinozona y participar en una especie de minijuego dónde usaremos el stylus y el micrófono. Tendremos que limpiar el fósil para hacer visible los huesos de dinosaurio que hemos encontrado. Tenemos que tener cuidado puesto que nuestro pico se puede destruir si no lo usamos con cuidado y además disponemos de un tiempo límite para desenterrar el fósil Soplaremos a nuestra DS para que podamos tener más visibilidad entre la gravilla que vamos soltando.

Gráficos y sonido
El aspecto visual del juego es bastante sencillo, al estilo de juegos de este tipo, con gráficos coloridos y simplones. Nos movemos por escenarios 2D en los que interactuaremos con las distintas personas en la pantalla superior de nuestra DS. Los diálogos estarán acompañados por figuras estáticas, algo a lo que se están malacostumbrando los juegos de nuestra consola. Las animaciones de los personajes brillan por su ausencia, ya que nos tenemos que contentar con los dibujos estáticos citados anteriormente.

  

Cuando entramos en los combates otro gallo canta. Los combates entre dinosaurios están presentados de una manera muy espectacular para lo acostumbrado en Nintendo DS. Gráficos en 3D que representan los combates que mantienen estas bestias del pasado. Es la parte del juego más lograda ya que disponemos de diferentes animaciones por cada dinosaurio y en los que vemos un buen motor de física en los diferentes golpes y caídas.

La música no es algo demasiado reseñable en este juego. Unas melodías bastante repetitivas nos acompañaran a lo largo de nuestra historia y unos sonidos FX que prácticamente no existen. Ya podían habérselo currado más en este apartado y traernos más sonidos de los dinosaurios para ambientar más la atmósfera del juego.

Jugabilidad
La verdad es que me siento un tanto decepcionado con un juego que prometía mucho más de lo que da de sí. Prometía ser un juego que pudiera rivalizar con el Pokemon de turno, pero más bien nos encontramos con un juego algo descafeinado. El desarrollo de la partida es algo lineal, pero esto es algo que ya intuíamos antes de jugarlo y que tampoco supone un escollo. Lo malo es que el título de SEGA abusa de una extrema facilidad en el desarrollo del juego que nos hace plantearnos si merece la pena seguir jugando.

  

Nos movemos por el escenario de derecha a izquierda y de abajo a arriba, ya que el juego no permite que nos movamos en diagonal. Parece que nos estamos quejándonos porque sí pero es que estar a finales de 2008 y jugar a un videojuego que no me permite moverme en diagonal, no tiene precio. Nuestras acciones básicamente son ir de un lugar a otro hablando con los diferentes personajes, comprar y vender cosas en la tienda e ir a la Dinozona a revivir dinosaurios. Esto sin contar los combates.

Los combates aparecen de forma aleatoria mientras caminamos por diferentes escenarios del juego y se desarrollan seleccionando entre tres acciones que ya todos conoceremos: piedra, papel o tijera. Así es, este método de juego es muy habitual en Japón pero por estos lares no estamos muy acostumbrados al método de combate que hizo famoso el videojuego, también de SEGA, Alex Kidd. Cada uno de los dinosaurios tiene un golpe especial que inflige más daño de lo normal pero lo malo es que la gran mayoría de los combates se desarrollan de forma de que sepamos que movimiento va a hacer el enemigo. Esto consigue que los enfrentamientos entre dinosaurios pasen de lo espectacular al tedio más absoluto. Es muy sencillo pasarse el juego con un número de combates perdidos muy ínfimo.

  

Después de cada combate lograremos puntos de experiencia que harán subir a nuestros dinosaurios de nivel. Lo mejor es que encontraremos diferentes habilidades que tendremos que colocar en su ranura correspondiente que irán mejorando el poder de nuestro dinosaurio, haciéndolo cada vez más fuerte. Sin lugar a dudas, la mejor parte viene con el multijugador vía WiFi, donde podremos enfrentarnos a nuestros amigos o intercambiarnos dinosaurios u objetos. Aquí los combates si ganan cierta emoción ya que hacer morder el polvo a nuestros compañeros es siempre algo divertido.

En conclusión
Dinosaur King es un juego pensado para los más pequeños de la casa. Una licencia videográfica por detrás, este videojuego y montón de merchandising esperando es la base con la que se planea instalarse en nuestro país. Si tiene éxito, estar seguros de que llegaran más videojuegos que puedan hacer honor a la serie o al menos ser algo divertidos. Es una pena que este título no esté pensado así ya que, aunque no dispone de errores, el aburrimiento que nos puede dar jugar a este título es bastante grande. Eso sí, jugar en multijugador es una experiencia agradable y divertida, ya que los combates son lo mejor de este juego que prometía más de lo que ha dado el resultado final.

  • Multijugador muy divertido.
  • Combates 3D muy espectaculares.
  • Los fans lo disfrutarán.

Lo malo

  • Mecánica de combates excesivamente fácil.
  • No superá a ningún juego de su estilo.
5.5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.