[GC] Civilization IV: Colonization, Impresiones

Colonization regresa del pasado para demostrar que su mecánica e idea original sigue siendo viable y muy interesante en los tiempos actuales. Firaxis redescubre un clásico para compartirlo tanto con los viejos seguidores de Microprose como con las nuevas generaciones.

Colonization regresa del pasado para demostrar que su mecánica e idea original sigue siendo viable y muy interesante en los tiempos actuales. Firaxis redescubre un clásico para compartirlo tanto con los viejos seguidores de Microprose como con las nuevas generaciones.

Los remakes de clásicos son siempre delicados, a veces un clásico lo es por unas determinadas circunstancias que no pueden ser replicadas por la influencia posterior de otros juegos, quedando por siempre en su pequeña burbuja que no conviene ser tocada por si explota; otros simplemente no necesitan un lavado de cara y parece que éste incluso les siente mal; aunque lo cierto es que el éxito de los remakes o las reinterpretaciones depende en buena parte de la calidad y la experiencia del estudio que las realiza. De un gran juego clásico puede salir un gran juego actual, algo que Firaxis ha demostrado con propuestas como la de Sid Meier's Pirates! y que ahora pretende con Colonization.

Quizás la presión con Colonization sea menor ya que su condición de clásico es algo más minoritaria si se compara con Pirates!, sin embargo es un juego querido por muchos viejos aficionados de Microprose y es todo un detalle que Firaxis haya realizado este guiño con esta expansión independiente de Civilization 4 que pretende capturar todos los elementos que lo hicieron destacar entre los numerosos seguidores de Civilization. Después de pasar unas horas de juego con la primera demostración jugable, las impresiones son muy positivas y prometedoras tanto en la fidelidad con el original como en lo que respecta al potencial de su mecánica a la hora de hacerse un hueco en el panorama actual del videojuego.

La premisa y los objetivos del juego permanecen exactamente igual que antaño. Un nuevo mundo vasto en recursos espera a unas potencias europeas ansiosas de expandir sus dominios y controlar las riquezas naturales que aguardan allí, con o sin en el beneplácito de los habitantes, de modo que el jugador pasa a controlar una pequeña expedición para colonizar un territorio, en competencia directa con otros países europeos.

Cada nación -España. Francia, Inglaterra y Holanda- tiene varios líderes con unas habilidades concretas; por ejemplo, los españoles tienen bonus en el combate contra los indígenas, por lo que son más adecuados para una campaña de corte militar, mientras que los holandeses tienen bonificaciones relacionadas con el comercio. El objetivo final del juego es por supuesto también el mismo: lograr despertar un sentimiento de rebeldía que empuje a la colonia a revelarse y conseguir su independencia.

Una de las cosas que quedan patentes durante los primeros minutos de partida es que desde Firaxis no se han mostrado perezosos a la hora de introducir los cambios necesarios en la interfaz de Civilization 4 para que la experiencia sea auténtica al original. Los gráficos, salvo algunos retoques visuales como los realizados en el agua, son los mismos que los de cualquier expansión de Civ 4, pero todo el interfaz ha sido modificado para adaptarse a la simplicidad del juego original, que maneja muchos menos conceptos y parámetros que un Civilization. Esto no sólo denota cuidado por el detalle y respeto por el concepto original, también proporciona una experiencia más clara y concisa que ayuda enormemente a familiarizarse con un título cuyo original era fácil de entender pero complicado de dominar.

#pag3

También resulta una grata sorpresa comprobar cómo el menú de las ciudades ha sido modificado completamente para adaptarse a la idea del original, menos centrada en las infraestructuras y más en el concepto de recoger materias primas y procesarlas adecuadamente para su comercio. Cada ciudad está compuesta por una serie de edificios básicos:carpintería, herrería, sastrería... más otros que se pueden construir como iglesias o puertos.

Esos edificios pueden sen ampliados pero todos cumplen funciones específicas y cada ciudadano tiene que tener un rol concreto dentro del organigrama productivo del asentamiento. Se puede asignar a un ciudadano la tarea de recolección de una determinada materia prima a la que se tenga acceso en el radio de la urbe, pero también se puede asignar a una de las casas de producción para que procese la materia prima en productos más elaborados -del tabaco salen los puros, del algodón se pueden hacer tejidos...-.

El sistema funcionaba muy bien en el pasado por su elegancia y sencillez. Producir de forma eficiente permite tener una variedad de productos con los que comerciar, tanto con los pueblos indígenas como con otras potencias europeas, así como con tu propia nación en el viejo continente -que a medida que aumente el volumen de negocio en las colonias, subirá las tasas al comercio, restando un porcentaje cada vez mayor de los beneficios que se obtengan por esta clase de comercio-. Ya desde el primer momento se pide al jugador una serie de decisiones: comerciar con la madre patria -que además también exigirá pago de tributos en cualquier momento-, o hacerlo con los pueblos de alrededor, dependiendo de las relaciones establecidas con ellos anteriormente. El objetivo básico es conseguir autosuficiencia, pero la dependencia con el viejo continente será alta al principio, ya que conseguir cosas como armas o utensilios puede ser complicado.

Sin embargo, lo más difícil y lo más valioso de conseguir en Colonization es una población bien especializada. Si bien es posible asignar a cualquier ciudadano un rol determinado, lo ideal es conseguir especialistas como Maestros Carpinteros para asignarlos a la carpintería, con lo que se puede obtener un mayor rendimiento. Al principio será complicado encontrar esos especialistas, ya que habrá que  traerlos del viejo continente, pero a medida que se va avanzando en la construcción de la colonización es posible obtener nuevas rutas a ese tipo de unidades, como por ejemplo hacer que visiten un poblado indígena que sea especialista en ese campo en concreto, o bien creando escuelas.

Todos estos elementos comentados estaban presentes en el juego original y han sido replicados a la perfección, con un interfaz claro y adaptado a la situación. Por lo que se ha podido jugar, la IA ofrecerá nuevos retos gracias a un sistema evolucionado de diplomacia y comercio con respecto a los demás Civilization, con nuevas opciones y posibilidades que pueden propiciar una mayor riqueza en las partidas. Es el elemento indispensable que más hace falta para actuar la experiencia de Colonization y todo hace indicar que se  ha cumplido en este apartado, lo que confirmaría las excelentes sensaciones que este título ha dejado en su versión de avance y que apunta a un producto final de gran calidad, perfecto tanto para los seguidores más recientes de Civilization como para los nostálgicos que recuerden sus largas horas de partida para conseguir la ansiada carta de independencia -o morir en el intento-.

Civilization IV: Colonization

Nueva expansión para la popular saga de Sid Meier. Más material para un título ya de por sí completo que ha conquistado el corazón de cientos de jugones.
Civilization IV: Colonization