[Pre E3] Mortal Kombat VS. DC Universe, Impresiones

Mortal Kombat se apunta a los crossovers por la puerta grande, enfrentándose cara a cara a los superhéroes de DC Comics en lo que será el próximo título de la serie. Probamos la demo del E3 siguiendo las indicaciones de Ed Boon.

Mortal Kombat se apunta a los crossovers por la puerta grande, enfrentándose cara a cara a los superhéroes de DC Comics en lo que será el próximo título de la serie, primero en la nextgen. Liu Kang, Subzero, Scorpion o Sonya se verán las caras con rivales de verdad; Superman, Batman, Catwoman o The Flash. Probamos la demo del E3 siguiendo las indicaciones de Ed Boon.

Los crossover, esos conflictos entre luchadores que trascendían fronteras comerciales, han sido el sueño hecho realidad de muchos jugadores de los beat'em up en 2D, especialmente Capcom vs SNK o los Marvel vs Capcom. Ed Boon y su equipo en Midway han sido defensores de este tipo de conflictos, y ya en la época de MK III quisieron dar vida a una incursión así, pero ni ahí ni en los últimos años se dieron las circunstancias deseadas y Mortal Kombat ha tenido que esperar para poder encontrar un rival a la altura al que enfrentarse. Ha tardado más de una década, pero finalmente será la editorial norteamericana DC cómics y su memorable repertorio de superhéroes, los que planten cara a la brutal saga creada por Boon y Tobías a principios de los 90.

Hemos podido probar la versión de Mortal Kombat vs DC Universe que a partir de mañana estará disponible en el Convention Center, tanto en sus versiones de PS3 como Xbox 360, además de charlar cara a cara con Ed Boon acerca de los interrogantes que rodean a este nuevo spin-off de MK, que no son pocos.

Comenzando por la historia, se confirma que el nuevo título es un capítulo paralelo al denso hilo argumental de la serie, con un guión dado a luz de la colaboración de los creativos de Midway y el tándem de guionistas de DC Jimmy Palmiotti y Justin Gray, habituales en las grandes saga de la editora. Lo cierto es que se está protegiendo al máximo, apenas hemos podido conocer más que someros detalles que arrojan una situación de crisis total que implica un choque entre los dos universos, y lo que es más importante para la coherencia del título, una situación que merma los superpoderes de los héroes de DC. Se especula con brujería o artes arcanas, tan patentes en el mundo de Mortal Kombat. Sea como fuera, lo que hemos podido ver es que Superman, el auténtico intocable de DC, es capaz de sangrar a manos de los ganchos de los luchadores de MK. 'Pueden ser superhéroes, pero aquí van a sangrar, y mucho', nos decían.

Se ha implementado un sistema de daños dinámico, que a diferencia de Armageddon -donde al recibir un puñetazo en la boca del estómago el luchador acababa con el ojo morado-, es específico de cada zona del cuerpo y personaje. En nuestros combates vimos como Superman sufría desperfectos en su inmaculado traje, con la capa rasgada y deshilachada, sangre en los nudillos, arañazos, sangre en la comisura de los labios, heridas o moratones. En palabras del estudio, es un daño bastante conservador para una saga como Mortal Kombat, en la que las vísceras han volado por los aires a cada round, pero es radical para lo que DC permite con sus personajes. De ahí que haya habido que buscar un punto común entre ambas.

Y siguiendo con esto, los Fatalities tradicionales no están presentes, pero sí aparecen unos nuevos 'Ending Moves' a los que el propio Boon hacía referencia: 'vamos a permitir a los jugadores ejecutar una combinación secreta de botones y realizar así un movimiento final realmente espectacular, duro y contundente con el que finalizar el combate'. Todavía no hemos sido capaces de ver ninguno de ellos en acción, así que no los podemos juzgar. Lo que es cierto es que el rival los ha condicionado. DC es muy protectora con sus personajes y las situaciones en los que aparecen -todas las líneas de diálogo han revisado por la editorial para que cada personaje se comporte y hable acorde a su personalidad- y en ningún momento permite que éstos pierdan la dignidad. Habiendo visto cómo Superman ni siquiera se despeinó en el combate a muerte contra Doomsday, resulta imposible que DC accediese a que el hombre de acero pudiera ser decapitado, su torso arrancado o cualquiera de sus miembros mutilados. Habrá que ver si no pasa factura.

Técnicamente MK vs DC incluye un apartado gráfico con personajes que superan cuatro veces la carga gráfica de Armageddon; cada modelado incluye 20.000 polígonos, por los 15.000 que tiene cada uno de los personajes de Street Fighter IV, por ejemplo. Las texturas de los trajes están bastante logradas y hay diferenciación en los materiales como metal o cuero. El detalle puesto llega a humanizarlos un poco más: cierran los ojos, respiran, gritan o expresan diferentes gestos faciales dependiendo de la evolución del combate. El 'Muscle system' también echa un cable a esto. Los músculos reaccionan de forma realista a los golpes que se ejecuten con ellos, o en diferentes situaciones, como al apoyarse.

El motor gráfico en el que se asienta todo el título es el versátil Unreal Engine 3, corriendo a 60 frames por segundo e incluyendo normal mapping, iluminación en tiempo real y efectos de partículas que nunca antes se habían aplicado a un beat'em up. En los escenarios, la diferenciación de las superficies ha sido uno de las metas a perseguir, importantes cuando son destructibles e interactivos en la línea de los de Dead or Alive, con varias salas por nivel. Lo más importante es que mientras se cae de una sala a otra, seguimos teniendo control de los luchadores; el que lanza al otro puede asestarle golpes en caída libre. Esto se conoce como Freefall Kombat, y en él se pueden realizar cuatro golpes diferentes, cada uno mapeado a uno de los cuatro botones principales del pad. Para realizar una contra, el rival debe acertar qué botón vamos a presionar. Si lo consigue, las tornas cambian.

El estilo de lucha ha abandonado los diferentes estilos de los MK Deadly Alliance y Argamedddon y ha experimentado una vuelta a las raíces, a la vieja escuela del beat'em up; dos puñetazos, dos patadas, bloqueo y botón de presa y lanzamiento, junto con salto y cambio de plano -con esas falsas 3D-. Boon nos decía que han desechado totalmente los combos predefinidos, demasiado complicados e innaccesibles, por un sistema en el que el jugador puede elaborar su propia cadena de golpes, hilvanándolos a su gusto. Los golpes especiales son tan sencillos de ejecutar como realizar círculos y semicírculos o toques hacia adelante y atrás, más una pulsación del botón. Vieja escuela total. Lo mismo sucede con el énfasis puesto en los proyectiles, que se había perdido en los últimos MK. Para elaborar los movimientos avanzados será necesario explotar el timming en las pulsaciones.

Las presas añaden una nueva variante interactiva, al igual que el Freefall Kombat. Se ha bautizado como Klose Kombat, y en este modo, tras ejecutar una presa, veremos a los dos luchadores cara a cara, uno de ellos siendo agarrado y recibiendo golpes que van desde puñetazos, ganchos, rodillazos o luxaciones de articulaciones. Funcionan igual que los Freefall, es decir, el que sufre la presa recibe impactos hasta que acierta el botón desde el que proviene el ataque, contragolpea y se da por finalizado el Klose Kombat. También es posible noquear al rival, que pasará unos segundos en el suelo, momento en el que le podremos rematar con patadas o puñetazos a la cabeza mientras yace tendido.

En la demo que se mostrará a partir de mañana en el Convention Center aparecen seis luchadores en total, tres por bando; Superman, Batman y Flash por DC, y Sonya, Subzero y Scorpion por MK, peleando en tres escenarios diferentes, una ciudad de Metrópolis completamente arrasada y con el globo del Daily Planet incrustado en el asfalto, el inframundo, hogar de Scorpion, y un cementerio. Nos quedamos con las ganas de ver la Batcueva.

Cómo no, la novedad estaba en probar a los luchadores de DC. Las técnicas que emplea Flash se construyen en base a su supervelocidad: puñetazos ultrarapidos, desaparecer y aparecer de un lado a otro de la pantalla, o rodear en carrera al enemigo hasta dar vueltas como una peonza. Por su parte, Superman tiene su superaliento, que puede usar para soplar o para aspirar lanzando al enemigo hacia atrás o trayéndolo a su vera, su mirada láser, capaz de mantenerse durante varios segundos si se pulsan repetidamente los botones, un demoledor puñetazo contra el suelo que hace retumbar la tierra y se puede encadenar en un tam-tam de mazazos, o puñetazos con los que lanzar al enemigo por los aires. Batman por último cuenta con su Bat-cinturón lleno de gadgets -como batarangs- para vencer, ya que no cuenta con superpoderes como tales.

Por parte de los personajes MK, poco nos llamó la atención. Quizás porque las habilidades de cada uno iban en la línea de lo ya visto anteriormente, o quizá porque la selección no era la más adecuada -Scorpion y Subzero son gráficamente iguales-. No obstante se ha anunciado la presencia del Ryu de Mortal Kombat, Liu Kang, y de su Némesis, Shang Tsung, así como de Catwoman y el Capitán Maravilla, por DC. El roster de luchadores es algo que Midway planea exprimir poco a poco, espaciando sus anuncios. Los próximos llegarán en la Comic-Con y en Leipzig. Extraoficialmente se comenta que personajes como Wonder Woman, Robin, Green Lantern, Black Canary, Hawkman o Powergirl por un lado y Kabal, Jax, Raiden y Kitana por otro, no se perderán la cita. Incluso el Joker estaría presente. Ya veremos.

Por lo que hemos podido ver y probar, el título abandona los derroteros que Mortal Kombat estaba tomando en sus últimas entregas y sigue una línea más accesible y con menos vísceras, algo que puede no gustar a los acérrimos de la saga, pero que inevitablemente, acercará la saga de lucha a un mercado más masivo, merced al reclamo que supone DC Cómics. La compatibilidad online está confirmada, aunque no así el número total de luchadores, escenarios y otros extras, entre los que no se encuentran los modos Puzzle Kombat, Chess Kombat o Konquest, pero sí un modo historia que permitirá conocer los dos puntos de vista del conflicto desde cada una de las dos partes. El lanzamiento está previsto para noviembre de 2008.

Mortal Kombat vs DC Universe

La conocida saga de lucha de Midway debuta en la nueva generación de consolas con este título que añade a los personajes más carismáticos de los cómics de DC.
Mortal Kombat vs DC Universe