Sensible World of Soccer
Sensible World of Soccer
Carátula de Sensible World of Soccer
  • 8

    Meristation

Revívelo

Juan Porteiro

Si algún juego de fútbol ha marcado la historia inicial de los videojuegos, aparte de Kick Off, ha sido Sensible Soccer. Ahora en Xbox Live Arcade podremos revivir de nuevo esos frenéticos duelos que nos hacían gozar antes de la llegada de los PES y FIFA de turno. Es el momento de recordar.

Codemasters y Kuju Entertainment han esperado casi a final de año para regalarnos a todos los fans del deporte rey una versión para Xbox Live Arcade del aclamado arcade 'Sensible World of Soccer'. Esta versión que podremos conseguir po 800 Microsoft points nos trae de nuevo toda una leyenda de jugabilidad y diversión. Esta vez, además, con interesantes novedades y opciones que harán que cualquier usuario fan de los deportes virtuales se piense muy mucho el hacerse con él.

La versión que podemos descargar ya desde el pasado miércoles es un juego totalmente fiel al original en su concepción, esto es, diversión inmediata, rapidez de juego, frenético ritmo y una gran curva de dificultad para los no iniciados en su mecánica. Los nuevos jugadores que no hayan 'vivido' sus versiones anteriores lo tendrán bastante difícil para hacerse con el control a corto plazo, debido sobre todo a la rapidez y claridad de ideas que hacen falta ya no para meter gol, si no para llegar con cierto peligro al área contraria.

Graficamente, SWOS nos presenta un acabado en HD a 720p fiel a la tradición y a sus principios. Una vista cenital muy amplia que nos presenta a sus ya famosos jugadores miniaturizados con el mismo esquema clásico de siempre, con un scroll vertical muy suave que no dificulta para nada las transiciones tanto ofensivas como defensivas. Tanto estadios como público mantienen el espíritu y el 'feeling' de antaño. Hay que decir y dejar claro que el mando de Xbox 360 se presta de forma más que efectiva para el control total del juego, sin problemas de ningún tipo.

También destacar que, si queremos optar por una sensación old-school total, podemos activar los gráficos originales en el menú de opciones, algo que seguramente muchos agradecerán y les hará volver unos años atrás (verdad, Spidey?). Dejar bien claro que tanto con unos gráficos como con los nuevos HD no veremos diferencias palpables en cuanto a velocidad y ritmo de juego, manteniendo la esencia en todo momento, así como la diversión de la que siempre ha hecho gala.

SWOS es tanto un juego monojugador como un versus, con cualquiera de las dos opciones es muy divertido, aunque recomendaría SIEMPRE jugar contra otro humano. Las sensaciones y la diversión que produce un enfrentamiento de este tipo es impagable en todos los sentidos. Aún así, el modo 1 jugador nos permite superarnos gracias a una curva de dificultad elevada pero satisfactoria a todas luces una vez nos hemos hecho con la mecánica y filosofía del juego.

Tendremos opciones de juego para dar y tomar. Desde partidos arcade o amistosos hasta ligas y copas de diversos países y competiciones internacionales. Tendremos clubes y ligas de casi cualquier parte del mundo que se os ocurra, aunque las plantillas y equipos son los que estaban actualizados en la temporada 96/97, con equipos clásicos como el Barcelona de Ronaldo y Guardiola, el Deportivo de Bebeto y Mauro Silva o el Real Madrid de Suker y Mijatovic. Aparte de los por todos conocidos equipos españoles, podremos elegir otros equipazos a nuestra disposición como el AC Milán, la Juventus, Boca Juniors, Manchester, etc.

Sin embargo, la gran estrella de esta revisión del mítico 'Sensi' es la posibilidad de jugar contra otro jugador mediante el sistema Xbox Live. Desde amistosos, ligas hasta torneos internacionales. La adictividad intrínseca que posee este juego hará que estos Microsoft points que os gastéis los veáis como una gran y acertada inversión a largo plazo. No hemos notado en nuestros partidos de prueba ningún problema de conexión y la respuesta on-line a nuestras órdenes es rápida como en el modo off-line. La verdadera perla de este juego se encuentra dentro de este apartado multijugador.

También tendremos a nuestra disposición un modo Manager que nos permitirá hacer un recorrido por nuestra carrera técnica a lo largo de 20 años. Podremos al mismo tiempo manejar a los jugadores, pero la 'chicha' de este modo es dirigir estratégicamente al equipo, aunque las opciones no son amplias si las comparamos con otros mánagers actuales en cuanto a metodología de trabajo, opciones más comerciales y demás campos que se alejan de lo que es el tratamiento deportivo en sí.
Sin embargo, sí podemos decir que es una parte del juego con resultados mucho más directos y que posee grandes variantes, ya que nuestros progresos no pasarán desapercibidos para los demás clubes, y si llevamos un ritmo óptimo los grandes equipos europeos se 'rifarán' nuestra contratación. Hay que resaltar que podemos empezar dirigiendo al equipo que queramos, no necesariamente empezando por uno de los últimos o menos poderosos.

Quitando este modo manager, el juego en sí es pura adrenalina. Rápido -frenético diría yo- y que requiere por parte del jugador una velocidad de reacción y una adaptación al control total para lograr ganar los partidos contra los equipos más grandes. Con tan pocos controles se ha logrado una jugabilidad amplia y que no por ello peca de pocas acciones -sí si las comparamos con el abanico de posibilidades de control de PES o FIFA, pero estamos hablando de un arcade 100%-, como control de efectos o de pases elevados, todos ellos logrados sólo con el stick direccional.
Los partidos son cortos (máx. 10 minutos), propios de un arcade, pero que no por ello impiden lograr tanteos más o menos abultados en ocasiones. El desplazamiento y posicionamiento de los jugadores no está mal logrado, sobresaliendo los porteros en las salidas aunque canten un poco en los tiros lejanos. Todo lo demás depende del buen hacer de los jugadores, donde los espacios cobran una nueva dimensión y donde los 'chupones' tienen bien poca cabida. Aquí o aprovechas las ocasiones o te puedes ir olvidando siquiera de tirar a puerta.

Si bien gráficamente como antes hemos dicho no presenta ningún detalle a destacar, sí es de resaltar que se ha guardado la máxima fidelidad al juego original. Los jugadores tienen pocos detalles personalizados pero al mismo tiempo son reconocibles (sí, parece una incongruencia, pero al verlos me entenderéis). Unos corren más que otros, unos tienen mejor tiro lejano que otros, unos controlan el balón mejor al hacer giros,... como véis, estas características son las que le dan vida estratégica a un arcade como este, algo difícil de conseguir pero que aquí se ha cumplido.

La larga lista de competiciones por jugar, el modo Manager, el poder grabar las grandes jugadas, torneos y equipos personalizados y, sobre todo, el juego on-line hacen de este Sensible World of Soccer del Live Arcade un juego totalmente recomendable tanto para los más talluditos como para los nuevos jugadores que quieran ver algo de la verdadera historia de los videojuegos. 800 Microsoft Points no son precio por un juego como este. Totalmente recomendable.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.