Pasaporte Japón: Metal Gear Solid 20 Aniversario

24 de julio de 2007. La saga Metal Gear cumple veinte años y Kojima Productions y Konami quieren que lo celebremos con ellos por todo lo alto. En Japón a los 20 se entra en edad adulta, motivo por el cual el vigésimo aniversario es considerado como el más especial.

La cita es en el Ritz Carlton de Roppongi, quizás uno de los emplazamientos de mayor pompa y boato de la capital japonesa. El tiempo decide unirse a los festejos y, al pisar el asfalto, me recibe un cielo de un azul intenso, despejado como no había visto en meses. Parece que por fin llegó el verano al país del sol naciente. El canto de las cigarras me acompaña de camino a la estación de ferrocarril.

/es/node/Array

Llego a Roppongi Hills por segunda vez en siete días para tomarme mi venganza particular y disfrutar de las vistas que la llovizna me negó el martes pasado, cuando visité el lugar con motivo de la PlayStation Premiere. Hoy sí que se ve la torre de Tokio en el horizonte. Además, para mi sorpresa, al darme la vuelta descubro que desde el mismo complejo se puede vislumbrar la suntuosa Konami Tower, cuartel general de Kojima Productions y uno de los símbolos del barrio de las finanzas. Aún queda algo de tiempo para que dé comienzo la fiesta, así que decido encaminarme hacia las oficinas de Konami para verlas más de cerca, en todo su esplendor.

La Konami Tower está ubicada en el distrito de Minato, en el mismo Roppongi, y para acceder a ella es necesario avanzar hasta una plaza decorada con fuentes y bambús que invita a la observación de sus alrededores. La segunda sorpresa del día se poduce allí: el Ritz está prácticamente pegado al edificio de Konami. En la entrada al hotel, personal de la compañía muestra a los invitados qué hacer para llegar a la sala de fiestas y acreditarse. Sin más dilación, sigo sus indicaciones y tras avanzar por pasillos infinitos que zigzagean de manera ridícula, llego a la zona en donde se ubica el mostrador de recepción habilitado para la ocasión. La cola de invitados es de longitud considerable y, por si fuera poco, no deja de llegar más y más gente.

Casi todos los asistentes van vestidos con sus mejores galas. Digo casi todos porque se intuye a primera vista quienes formamos el contingente de periodistas y 50 invitados del público general. A la izquierda, apoyados contra la pared, enormes ramos de flores expresan las felicitaciones de personajes relevantes de la industria, como es el caso de Yoshiki Okamoto o Kaz Hirai. Ya estoy dentro. A mi alrededor se extiende la historia viva de Metal Gear: muebles que exhiben copias de cada una de las entregas de la saga, ediciones especiales y el merchandising que han dado de sí 20 años. Después de darme una vuelta por cada rincón de la sala de exposiciones, llega el momento de tomar asiento en el salón principal, en donde está a punto de arrancar el evento.

20 años de Metal Gear
Los actos festivos estuvieron divididos en dos partes: en la primera, se hizo un repaso a la historia de Metal Gear y se aprovechó la ocasión para presentar por primera vez a los nuevos integrantes de su familia, que como ya sabéis son Bande Dessinee 2, Metal Gear Online y Metar Gear Solid Mobile. La segunda parte sirvió para que Kojima reuniese a varios amigos suyos en un Talk Show de esos que tanto le gustan y que suele conducir durante el Tokyo Game Show. Kojima no perdonó una nueva entrega de sus ya célebres tertulias semanales (editadas luego para su emisora de radio propia, Hidechan!) ni siquiera con motivo de la celebración del vigésimo cumpleaños de Snake. Mientras Hideo evocaba los tiempos de MSX, los asistentes pudimos mover el bigote gracias a todo un surtido de manjares digno del lugar en el que nos encontrábamos. Los detalles de la fiesta, a continuación.

Primer acto
El presidente de Konami, Fumiaki Tanaka, fue el primero en pisar el escenario. Nos da la bienvenida y decide hacernos cómplices de su felicidad a través de un video, cargado de sentimentalismo, que repasa la historia de una serie que puede jactarse de haber vendido la friolera de 20 millones de copias en todo el mundo. En primer lugar, las tres enormes pantallas ubicadas al fondo de la sala proyectan una cifra, 1987, rodeada de los titulares de las principales noticias que sucedieron en el mundo el año en que vio la luz Metal Gear. La imagen da paso a otra en la que aparece un jovencísimo Kojima en las oficinas que Konami tenía en Kôbe por aquel entonces.

Seguidamente pasamos a observar escenas del ambiente que se respiraba al inicio del desarrollo de Metal Gear 2 y Metal Gear Solid. Fue al empezar a trabajar en la entrega de MSX cuando Konami se vio obligada a mudarse a Tokio. Era 1995, año en que Kôbe quedó asolada por el gran terremoto de Hanshin. El vídeo siguió relatando los acontecimientos más importantes que giraron en torno a los lanzamientos de los principales títulos de la franquicia hasta llegar a diciembre del año pasado. Lo último que vemos es el Softmap de Akihabara, donde Kojima firmaba copias de Portable Ops. Al concluir el vídeo, Tanaka se despide diciendo: 'Hace un momento habéis visto a Kojima en sus años mozos. Veamos cuánto ha cambiado en todo este tiempo'.

Segundos después sale al escenario el aclamado director. Se cae el auditorio a aplausos. Lo primero que hace es agradecer nuestra presencia. Luego, sin dejar de sonreir, comienza un discurso que destaca por la emoción que imprime a cada una de las palabras que le dan forma. 'Cuando entré en la industria del videojuego para diseñar mi primer título, las cosas se hacían sin darles demasiadas vueltas. Por aquel entonces, lo único que recuerdo es que éramos un equipo que se dedicó a crear un juego con mucha pasión. Nadie se imaginaba que un juego que iba de avanzar a hurtadillas y esconderse llegara a ser tan bien recibido en todo el mundo. Nunca pensé que alguien como yo, que se cansa enseguida de todo, acabaría por crear una saga, y mucho menos que fuese a durar 20 años. Si estoy aquí se lo debo a todos los jugadores que han apoyado los Metal Gear durante todo este tiempo, así como a todos los representantes de la industria que habéis venido hasta aquí'.

Hideo se retira momentáneamente entre vítores y aplausos. Le sustituye sobre el escenario Kenichiro Imazumi, productor del estudio independiente de Kojima. Su objetivo era presentar las reediciones de cada uno de los títulos principales de la saga, con carátulas conmemorativas y precio reducido, así como la joya de la corona: el pack de coleccionista del 20º aniversario, que incluye las entregas de MSX 2 y consolas Sony aparecidas hasta la fecha (un total de 6 juegos), más un DVD adicional inédito acompañado de una dedicatoria especial del director de la saga. ¿No se os hace la boca agua? Pues aquí en MeriStation y durante este mes, sorteamos uno de ellos que podéis conseguir a partir de mañana.

En Konami, no contentos con el relanzamiento de los clásicos ideados por Kojima, pretenden además dar una alegría a los incondicionales de Metal Gear con todo un repertorio de productos que abarcan desde figuras de acción hasta recopilaciones de lo mejor que han dado de sí sus bandas sonoras. Lo que más nos llamó la atención fueron, sin duda, las carcasas para móviles y las diminutas figuras de la marca Kubrik. Sólo se echó en falta algún producto de Lego, empresa en la que Kojima siempre ha confiado a la hora de dar forma a sus escenarios (el vídeo del padre de Snake construyendo el Big Shell con piezas de dicha marcha es ya todo un referente de la industria).

Llegó el momento de hacer los primeros anuncios importantes de la noche, que comenzaron con Portable Ops Plus como protagonista. Saldrá a la venta en Japón el mismo día que lo haga el modelo 2000 de PSP (20 de septiembre), y vendrá cargado de suficiente contenido adicional como para tentar a los poseedores del UMD original. Nuevas fases, personajes y todo un remodelado modo versus plagado de nuevos elementos serán sus puntos fuertes.

Por su parte, los cómics digitales de Metal Gear Solid recibirán una ampliación en forma de nuevas historias con mayores animaciones que el original y la inclusión de voces. Bande Dessinee 2 recopilará principalmente aventuras que no han sido descritas todavía en los videojuegos, como los sucesos que giraron en torno a Snake mientras controlábamos a Raiden en Metal Gear Solid 2.

La presentación de la demo oficial de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots no se hizo mucho de rogar. El recorrido por la primera versión jugable fue exactamente idéntico al que vimos hace una semana en la PlayStation Premiere. La noche del 24, un minuto antes de la medianoche, fue liberado el vídeo de dicha demostración, del cual ya teníamos publicadas unas impresiones un par de días antes. Nada puedo añadir que no sepáis ya. Sin embargo, no puedo resistirme a decir una vez más que, con Kojima explicando al detalle cada movimiento de Snake, fui consciente de que estaba ante un juego que será el orgullo de los poseedores de una PlayStation 3.

Concluida la presentación de la demo, que Konami se llevará a Leipzig el próximo mes y que además estará a disposición de todos los que visiten Makuhari a finales de septiembre, entre ellos el equipo de MeriStation que cubrirá en Tokyo Game Show, Kojima dio los primeros detalles acerca del doblaje japonés de la nueva entrega de MGS. En ese mismo instante se desveló que Eva (personaje que debutó en la anterior entrega) volverá a escena. Al igual que sucede con Snake, el tiempo tampoco ha pasado en balde para ella. La nota curiosa la pone su actriz de doblaje, Mari Natsuki, actriz y cantante (suya es la versión original de 'Linda Linda'', tema que aparece en el primer Ôendan). Como último detalle importante, se confirma que MGS4 saldrá a la venta en todo el mundo a principios de 2008.

Acto seguido se muestra otro de los ases que Kojima se guardaba en la manga, el Metal Gear Online exclusivo de PS3. Lo más destacado de este título es la inclusión de un sistema denominado SOP que nos permitirá verificar al instante la posición y estado de nuestros compañeros de pelotón. Sin que nos inoportunen los obstáculos visuales, cada vez que un aliado solicite nuestra ayuda acudiremos hasta donde este se encuentre guiados por el parpadeo intermitente de su cuerpo.

Pero no todo acaba ahí: despues de dejar inconsciente a un rival, podemos proceder a escanear la información relativa a la posición de sus compañeros y ser capaces de ver momentáneamente la ubicación de éstos en el mapeado. Esta información, además, será común a todos los miembros de nuestro grupo. Metal Gear Online ha dado todo un salto cualitativo con este sistema, que multiplica las renqueantes posibilidades de diversión que ofrecía su antecesor, el modo online de MGS3.

Kojima dejó al auditorio con la boca abierta cuando puso a jugar, en directo, a dos miembros de su equipo para que nos mostrasen la aplicación de este sistema. Se disputó una contienda de 6 contra 6 (un grupo de 10 personas se unió a la partida desde las oficinas de Konami), si bien el título permite un máximo de 8 miembros por grupo. A través de lo que vimos en pantalla se apreció un estilo de juego muy similar al de Metal Gear 4, cimentado en la sabia utilización de gadgets, armamento y habilidades individuales (las mismas de las que goza Snake) complementadas con la estrategia y el trabajo en equipo característicos de un título online. A tenor de decorados y animaciones, las prestaciones gráficas son también muy similares a las vistas en la cuarta entrega de la saga. Unos 3000 afortunados disfrutarán de la versión beta muy pronto, ya que el periodo de inscripciones a la misma finaliza el 6 de agosto.

El último juego del cual se desconocía su existencia hasta la celebración del vigésimo aniversario es el Metal Gear Mobile, exclusivo para terminales japonesas. Se trata de un título original, heredero del estilo de la entrega de PSX, desarrollado a través de una aplicación conocida como Ezweb. Los escenarios y personajes estarán modelados completamente en 3 dimensiones. El servcio de descarga dará comienzo próximamente y uno de los modelos veraniegos de la compañía AU, el W53s, contará con cuatro carcasas exclusivas del título. Kojima mostró una de ellas, en color rojo y negro, que despertó la envidia de muchos de los presentes. Lástima que tales promociones sean exclusivas a este país.

Segundo acto
Tras una pausa de unos 20 minutos, el auditorio quedó reconvertido en sala de fiestas, sembrado de varias mesitas ubicadas a una distancia considerable unas de otras. Sobre ellas, los invitados iban depositando los canapés y las bebidas que se iban adjudicando en barras repartidas a lo largo y ancho de la planta baja del lujoso hotel.

Con todos los invitados comidos y bebidos, las pantallas del hasta hace escasos momentos auditorio reflejaron mensajes de apoyo y felicitación para Kojima y su equipo. Desfilaron personajes tan dispares como Phil Harrison, Harry Gregson Williams (conocido compositor de cine y de los anteriores Metal Gear Solid, que está ultimando la banda sonora de la cuarta entrega estos días desde su propio estudio) y David Hayter, el doblador de Snake para las versiones occidentales de los MGS, que parodió a su alter ego en un vídeo en donde demostraba que a él tampoco se le da tan mal actuar de espía.

Llegaron otros sorprendentes mensajes de felicitación de Stan Lee, creador de Spider-Man, y uno especial, en forma de carta, que arrancó los aplausos de todos por igual. 'Nuestro Mario lleva ya 22 años a sus espaldas desde que se hizo Súper y veo que Snake lleva el mismo camino. ¡Continuemos dando guerra a los más jóvenes!'. La misiva la firmaba el mismísimo Miyamoto.

En plena euforia, llega el momento de brindar por el vigésimo aniversario: ¡Metal Gear ni Kanpai! Nuevo batir de palmas. Acto seguido, da comienzo un Talk Show en el que intervino junto a Kojima el presidente de Power Pro Productions (que lleva sacando juegos de béisbol en Japón desde tiempos inmemoriales) y el representante principal de la sociedad MSX, aún activa en Japón. 'Qué mal lo pasábamos en tiempos de MSX, donde no había manera de publicitarse' y 'la verdad es que en aquellos tiempos hubiese preferido trabajar para la NES o hacer un arcade' fueron algunos de los comentarios que, medio en broma, compartió Kojima con sus colegas.

Kojima también explicó las circunstancias que marcaron el desarrollo de los primeros Metal Gear para MSX. 'Tenía límites para todo. No podía poner en pantalla los enemigos que quería, tampoco podía hacer que disparasen demasiado... pero afrontamos el reto igualmente'. Otra de las limitaciones que Kojima encontró fue la del sonido, por lo que trabajó junto con Uehara, de su mismo equipo y especialista en la materia, en el desarrollo de un chip de sonido que bautizaron como SCC y que debutó con el MGS original.

La conversación continuó por otros derroteros, aunque siempre haciendo referencia a los tiempos de la tan añorada MSX, claro homenaje a los aficionados que llevan siguiendo la pista a Snake desde sus inicios. 'Estaría bien hacer el MGS5 de nuevo en MSX', bromea Kojima. Sin embargo, después de preguntarnos y comprobar que entre el público asistente sólo había tres poseedores de la mítica consola, concluyó: 'No parece rentable, dejémoslo'.

Si la época de MSX fue tachada por Kojima como la 'era de la oscuridad', la época de PlayStation recibió en consonancia el apelativo de 'era de la luz'. Para continuar con la tertulia Kojima invitó a sumarse al coloquio, tras retirarse sus primeros invitados, al diseñador de personajes, armas y mechas de la serie, el aclamado Yôji Shinakawa, y el doblador de Snake para la versión original de los Metal Gear, Akio Ôtsuka, toda una institución en el país del sol naciente. El presidente de Enterbrain, la editora de revistas de videojuegos más potente en Japón (suya es la rama Famitsu, por ejemplo) también participó en la conversación.

Shinakawa, una vez comenzada la charla, destacó que en tiempos del primer proyecto para PlayStation ninguno de los miembros del equipo tenía experiencia en el campo del modelado en 3D, por lo que tuvieron que aprender sobre la marcha. 'Aquello fue muy duro para todos', confesó. Kojima tomó la palabra para añadir, mientras miraba de reojo a Ôtsuka: ' Es cierto que en aquellos días lo que más saltaba a la vista era ver como los personajes ganaban volumen, pero a mí lo que más me impactó fue escuchar por primera vez la voz de Snake-san'.

Dicho esto repasó la labor de localización de MGS a otros mercados, y recordó el caso español, llegando incluso a emocionarse. Compartió con los demás, para sorpresa nuestra, sus sensaciones del doblaje español: 'España es un país en donde no hay tradición por doblar videojuegos, por lo que el público recibió de manera excepcional el doblaje de MGS, que está considerado incluso como legendario a día de hoy'. 'Lo sabe bien', pensé. Sabe que queremos otro doblaje como aquél. ¿Nos obsequiará Kojima en colaboración con los austeros presupuestos de Konami España, por fin, con el regreso de Alfonso Vallés y compañía? La espera ha sido larga y creemos ser merecedores de un doblaje de calidad para añadir más dramatismo si cabe a un título, ya de por sí, épico como pocos.

Al acabar el Talk Show, decidí darme un paseo por la enorme sala. La gente continuaba comiendo mientras charlaba animadamente. Comprobé que muchos representantes de la flor y nata del sector habían acudido al evento. Personajes tan ilustres como Akihiro Hino (Level 5), Toshihiro Nagoshi (Sega),

), Masahiro Sakurai (padre de los Smash Bros) y el matrimonio Erikawa, fundadores de Koei, no dudaron en sumarse a los festejos en honor a Snake y su creador. A todas estas personalidades, más tarde, se les habilitó un pequeño espacio en donde pudieron dedicarle unas palabras de elogio a Kojima.. Algunos explicaban su relación con el director, otros hablaban de lo que Metal Gear significaba para el mundo del videojuego y todos y cada uno de ellos expresaron su tremenda admiración hacia el genio de Setagaya.

Fue precisamente Nagoshi, una vez más, quién volvió a dar la nota de color (como ya hiciera la semana anterior en la PlayStation Premiere). Esta vez iba ataviado con un traje blanco, de pies a cabeza, que más bien parecía un chándal que hubiera llevado un vaquero en tiempos del salvaje oeste. Volvió a demostrar por qué es un mito viviente, y no sólo por su peculiar gusto por la moda.. El productor de Sega irradia buen rollo por los cuatro costados, como pueden dar cuenta todos los que se congregaron a su alrededor.

Por supuesto, yo tampoco perdí la oportunidad de acercarme a él y desearle lo mejor para su futuro proyecto. Al preguntarle si sería un nuevo Ryuu ga Gotoku (Yakuza), simplemente se limitó a sonreir y contestar serenamente: 'En septiembre saldrás de dudas'. Ni siquiera el buen vino servido en el Ritz inspiró lo suficiente a ninguno de los creativos presentes, y los mejores secretos de la industria continúan como estaban, a buen recaudo.

Mezclados también entre el público asistente y disfrutando de la velada encontramos también otras caras conocidas de la farándula japonesa, como actrices, presentadores de programas de variedades de televisión y algún que otro pez gordo. Mientras nos intentamos abrir paso entre ellos, nos topamos de cara con el mismísimo Hideo Kojima, que estaba en plena ronda de baño de masas.

En un primer momento, sus asistentes no nos permiten acercarnos a él ya que está saludando de manera ceremoniosa a sus conocidos, por lo que se me cita fuera de la sala de festejos para estrecharle la mano. Una vez llega el momento, las ganas por preguntarle acerca del hipótetico doblaje al castellano de MGS4 y la futura película de la saga son rápidamente sofocadas por los relaciones públicas de Konami. Sólo me quedó, pues, transmitirle todo el ánimo y el cariño que le tenemos sus seguidores españoles.

El mejor fin de fiesta posible vino de la mano de Norihiko Hibino, compositor de los Metal Gear desde tiempos de MSX, que obsequió al auditorio con un popurrí de los temas más famosos de la saga. Con los últimos acordes de 'Who am I Really' y el 'tema de Emma' acompañado a piano todavía resonando en nuestro interior, Kojima nos devuelve al mundo real tomando el micrófono por última vez, signo inequívoco de que todo lo que empieza tiene que acabar.

Parecía que las más de 4 horas de fiesta hubiesen transcurrido en escasos minutos... pero había llegado el momento. Kojima comienza su discurso final. Se dirige tanto a los que están presentes como a los que no, sabiendo que el éxito de la saga ha sido posible gracias a los jugadores de todo el mundo que han encumbrado su creación. 'Muchas gracias por haber hecho posible estos 20 años de Metal Gear. Me habéis regalado uno de los días más felices de mi vida'.

A por otros 20
Kojima ya piensa en un futuro para la saga sin él al frente. Su historia, que es también la de Snake, llegará a su fin con Guns of the Patriots. De todos modos, Hideo es una persona que siempre se ha hecho querer. Cuando en 2002 todos pensábamos que no volveríamos a verle desempeñar las labores de dirección, volvió a tomar la batuta tanto para la tercera como para esta cuarta entrega de MGS, tras la cual pretende dejarnos huérfanos de su talento de manera definitiva. Esperamos que no sea así y su carácter inquieto le haga volver a tomar los controles de los futuros Metal Gear. Estamos deseando vover a celebrar con él otras dos décadas del que es, sin lugar a dudas, uno de los referentes de toda una generación de jugadores y desarrolladores.

Para concluir, me gustaría agradecer a Ryan Payton y Yamaguchi-san su confianza mostrada hacia MeriStation. Sin su ayuda y comprensión este artículo nunca habría sido posible. A ellos, a los organizadores del evento, a Konami España, gracias. Y cómo no, felicidades Hideo. Gracias por estos veinte maravillosos años. Y desde aquí, un deseo: nunca te canses. Que continúes escribiendo nuevas páginas en la historia de los videojuegos durante muchos años más.