Windows Vista

Vista marcará nuestra forma de convivir con el PC hasta bien entrada la próxima década. Más completo, seguro y rápido, pero su nivel de exigencia para con el usuario y su coste pueden comprometerlo.

VistaTras más de seis años de expectación ha llegado el momento de comprobar en qué medida Microsoft intenta cambiar nuestra convivencia con el PC. Vista ya está aquí y con él la polémica. Es, sin duda, el sistema operativo del que más orgullosos se pueden sentir en Redmond, pero también el que más se aleja del concepto que muchos tenemos de lo que debería ser un Sistema Operativo en cuanto a sencillez, economía de recursos y bajo coste.

En el presente artículo vamos a intentar mostraros qué atractivos tiene Vista, sus diferencias frente a XP y todas las conclusiones que hemos sacado desde el punto de vista del usuario doméstico y 'Hardcore gamer'. Concluiremos con nuestra opinión sobre la idoneidad de esa posible migración de S.O. que todos tendréis ya en mente. Hemos pasado las últimas semanas trabajando y jugando con la versión final e intentaremos acercaros las situaciones que como 'jugones' os vais a encontrar desde el momento que os decidáis por el cambio. Lo que no encontrarás es el clásico artículo tipo 'nota de prensa' con decenas de páginas enumerando novedades y ventajas, con una breve explicación y una captura. De eso ya se ha ocupado la propia Microsoft de una forma inmejorable dejándolo al alcance de todo el mundo en este link.

Costes
La primera disyuntiva al pensar en Vista la tendremos a la hora de decidirnos por una de sus versiones. Aunque existen más, el 'usuario de a pie' podrá elegir entre cuatro ediciones y, a no ser que disponga de un bolsillo bien abultado, se limitará a las dos dirigidas al mercado doméstico; Home Basic y Home Premium. En la tabla de la derecha podemos comparar las diferencias entre las distintas versiones.

Vista

VistaSeguramente para aquel que no había leído nada sobre los precios de Vista, estos no habrán dejado de sorprenderle. Hará algo más de un año por Internet corrió un rumor que anunciaba un precio de Vista incluso inferior al de XP, fruto de una supuesta política de Microsoft encaminada a terminar con el pirateo de su S.O., a la vez que permitiría una mayor penetración del mismo en todos los mercados. Evidentemente aquello fue un bulo muy diferente a esta realidad en la que la versión más económica de Vista, limitada en muchas de sus posibilidades, alcanza los 300€.

VistaSi nos decidimos por la edición Home Premium, la que sin duda recomendaríamos de otro modo, el precio sube otros 60€. Y por último, la versión completa, sin limitaciones, con todo aquello que Microsoft ha creado para Vista y que cualquiera desearíamos tener, asciende hasta los 600€. 100.000 de las antiguas pesetas, una cifra redondísima que rompe con la concepción de software generalista que hasta ahora tenía el Sistema Operativo de Microsoft.

VistaA estas alturas del artículo, y dada la cantidad de usuarios que cargan en sus PCs copias ilegales de XP y piensan en hacerse con una versión Ultimate del mismo modo y a coste cero, hay que advertir que Microsoft les ha tenido muy en cuenta al desarrollar Vista. Tiene previsto que su software sea pirateado del mismo modo que lo han sido las distintas Betas que ya están instaladas en miles de PCs, de ahí que hayan incluido desde lo más profundo de su kernel lo que ahora conocemos como las 'ventajas /es/node/Arraydel software original de Microsoft'. Vista, una vez instalado, nos permite treinta días para ser activado en Internet. En caso de que no se active y se haga la correspondiente verificación de su legalidad, Vista seguirá funcionando pero lo hará en un denominado 'modo de de funcionamiento reducido'. Este modo 'limitado' acabará con aspectos no demasiado importantes, como con la interfaz Aero, pero también con otras insalvables como la limitación de navegar por Internet a una hora al día o la imposibilidad de trabajar normalmente con documentos. Vista no se bloquea totalmente pero como copia  'pirata' será sólo lo que Microsoft ha decidido que sea.

Hardware
Si invertir tal cantidad de dinero en el Sistema Operativo nos supone ya una seria cortapisa, no lo será menos el actualizar el hardware para ponerlo a su altura. Según los requerimientos oficiales de Microsoft, basta un procesador de 800 MHz, 512 MB de RAM y una VGA de 64 MB DirectX9.

Hemos probado esa configuración mediante el 'underclock' de nuestro sistema y efectivamente Vista carga y funciona, pero inmediatamente comprobamos que no cumple con los mínimos exigibles a poco que usemos un juego o movamos archivos de gran tamaño. La razón es que Vista, recién instalado y sin ningún programa activo o cualquier carga externa, consume más de 600MB de RAM. Funcionando con 1024MB el propio monitor de recursos del sistema nos informa que en condiciones mínimas de uso el consumo de memoria ronda entre el 60 y el 70%. De este modo, como 'jugones', no tenemos muchas más opciones que no pasen por los 2GB de RAM.

En cuanto al procesador, las posibilidades son mayores dado que en definitiva se trata de velocidad y no de capacidad. Nuestro Athlon X2 4800 nunca se ha visto comprometido salvo llevándole a situaciones extremas como la descodificación de vídeo en 1080p. Todos los técnicos coinciden en que Vista es mucho más escalable que los Windows anteriores, así que nunca tendremos demasiado hardware a su servicio; será capaz de sacarle el máximo rendimiento.

Vista

A los requerimientos añadimos además una tarjeta gráfica compatible con DirectX10 y al menos 256MB de RAM y una de sonido con soporte OpenAL. Simplificando podríamos concluir que Vista pone en entredicho a todo el hardware integrado en placa base que tanto éxito ha tenido en los últimos años de XP.

Instalando
La edición con la que hemos funcionado es una Vista Ultimate definitiva. Una de las primeras novedades que encontramos en Vista la encontramos ya en su instalación. Nos ofrece la posibilidad de mantener configuraciones del anterior S.O. instalado o recuperar esa configuración desde otro PC. Son posibilidades de las que, por nuestra experiencia, nunca haríamos uso. Todos estos años entre PCs nos han enseñado que sólo hay una forma realmente segura de instalar un S.O. y es hacerlo después de un buen formateo y que si realmente queremos guardar libretas de direcciones o mails la única forma de garantizarlo es mediante un Backup en CD. Así, la instalación es muy similar a la de XP. No es desatendida, si bien requiere menos veces la intervención del usuario. Necesita una media hora para completarse.

Sin duda el momento más 'intenso' de cargar Vista es aquel en el que vemos por primera vez el tan comentado interfaz Aero en nuestra pantalla. Para los usuarios que nunca han probado a modificar la apariencia de XP mediante los miles de 'plugins' disponibles, Aero sí supondrá un enorme cambio visual. Para el resto de usuarios Aero quizá defraude un poco, como siempre pasa cuando se tienen unas expectativas demasiado altas.

Su concepción 3D está pensada para funcionar en altas resoluciones, y mejor en 16/9 que en 4/3, dado el tamaño por defecto de los iconos y la barra lateral. Sobre los iconos, además de contar con muchísima más vistosidad y detalle, se trata de gráficos vectoriales, con lo que no pierden calidad cuando cambian de tamaño.

Tras pasar unos minutos 'funcionando' sobre Aero comprobaremos que las mejoras, además de las transparencias, sombras, las transiciones entre ventanas y el 'look' más actual de los botones, se basan en una mayor navegabilidad entre las distintas ventanas abiertas. A estas alturas todos habréis visto la presentación de Aero en la que simultáneamente y sobrepuestas podemos ver todas las ventanas que tengamos abiertas. Mediante teclado o ratón podemos pasar de uno a otro directamente, es decir, lo mismo que pulsando Alt+Tab pero de una forma mucho más visual. Otra mejora la tenemos en la barra de tareas, donde al pasar el cursor sobre las ventanas de programas minimizados se nos mostrará una miniatura de esa pantalla.

En definitiva Aero es un lavado de cara necesario dados los gustos de hoy día y la capacidad de nuestro hardware. Sin embargo, a cambio de él los requisitos gráficos de Vista aumentan de forma radical respecto al simple XP y, sobre todo, condiciona la arquitectura de los DirectX 10 de forma que no sean compatibles con XP, como más adelante veremos.

Navegando
Vista es… distinto. Siempre encontraremos diferencias al cambiar de S.O., pero las novedades entre las distintas versiones de Windows desde su 3.1, 95, 98, Me y XP no son tan apreciables como las que percibimos al cambiar XP por Vista. No tanto por 'lo que hace', sino por 'cómo lo hace'.

Los cambios más evidentes los encontraremos a la hora de navegar por el propio S.O. Se mantiene la clásica barra de tareas de 'Archivo, Edición, Ver… Ayuda' pero la navegación entre carpetas deja de ser 'de fuera hacia dentro' y pasa a ser la misma que usa Explorer a la hora de moverse por la Web.

Esta 'exploración' de Windows es de lo que más nos gusta de Vista. Nos permite acceder a cualquier archivo, usuario, dirección… de una forma inmediata y a través de distintas formas de búsqueda. Esto se consigue gracias a la organización basada en metadatos en la que todo el sistema de apoya. Especialmente práctica es la opción de buscar los últimos archivos abiertos, la última música escuchada o las últimas fotos,  por ejemplo.

Si en algo destaca Vista es en el control absoluto que demuestra sobre lo que está gestionando. La búsqueda de cualquier cosa, desde una palabra en un mail a una foto o un documento se hace de forma inmediata. Y cuando decimos 'inmediata' es realmente así, dado que a medida que vamos introduciendo los caracteres en el cuadro de búsqueda, Vista centrando los resultados de modo que al acabar de teclear, ya los tendremos en pantalla.

Por defecto, la búsqueda permite indizar (termino que ahora sustituye al más extendido y también correcto 'indexar') los resultados por cualquiera de sus parámetros, ya sea fechas, tamaños, nombres… Gracias a Dios, se elimina el dichoso perrito ayudante de XP.

En nuestras pruebas hemos querido comprobar hasta dónde es capaz de trabajar este motor sin desbordarse y nos ha sorprendido. Hemos trabajado con un solo directorio en el que hemos metido unas 10.000 fotos de entre 1,5 y 5 MB y Vista apenas se ha 'atragantado' a la hora de reordenarlas por nombre, tamaño o fecha de creación. Para este menester el 'Visor de imágenes de Windows' ha mejorado notablemente respecto a XP. Además de aportar interesantes novedades como las presentaciones animadas personalizables, permite varias indexaciones de forma instantánea, incluso con la visualización de 'Iconos grandes', en los que cargar cada miniatura no supone apenas carga al sistema.

Esta es sólo una muestra de la potencia de Vista. Comprobando cómo funciona, esos 600MB de RAM consumidos parece que en realidad están bien aprovechados, principalmente a la hora de mantener un control exhaustivo de todo lo que hacemos. Porque si Vista destaca por su gestión de la información, a muy poca distancia lo hace por su seguridad.

Seguridad y 'piratería'
Tema peliagudo… ¿hasta dónde quieres que tu Sistema Operativo controle lo que 'deseas' hacer? A nuestro entender la intervención 'segura' de cualquier programa no puede prevalecer sobre los deseos del usuario, que siempre debería tener la última palabra. Vista peca en ocasiones en ese sentido.

Vista es, sin duda, el S.O. más seguro de Microsoft. Invierte una importante parte de su arquitectura y recursos en serlo. Dentro de la seguridad que Vista nos da podemos hacer dos diferenciaciones. Por un lado, incluye un potente Firewall, Windows Mail (relevo único de Outlook y Outlook Express) con protecciones para spam y phishing, siendo posible navegar con Explorer hasta por los más inmundos rincones de la Web sin 'infectarse'.

La denominada 'prevención de ejecución de datos' monitoriza constantemente qué se está ejecutando en cada momento y nos preguntará cada vez que tenga dudas sobre cualquier ejecución 'sospechosa'. Además, cumpliendo las directrices antimonopolio, es posible desactivar y reemplazar estas herramientas si bien nunca podremos dejar Vista totalmente desprotegido.

Nos ha encantado el denominado 'Explorador de software', que sustituye a utilidades tan 'manoseadas' a diario como el 'Administrador de tareas' o el 'msconfig'. Mediante ese explorador podemos comprobar qué software está en ejecución, cuál se inicia con Windows, cuál se conecta a Internet… y administrarlos de una forma muy sencilla.

Hasta ahí, todo estupendo, pero las dudas nos llegan al 'convivir' con lo que Vista denomina 'Control de cuentas de usuario'. Con esta política Vista comprueba hasta el hastío que realmente el usuario autoriza a hacer cada operación, pidiéndole continuas confirmaciones en pantalla. Algo que parece acertado, lo deja de parecer cuando estas comprobaciones se repiten hasta rozar lo enojante. Por ejemplo, si queremos borrar unas fotos, en XP basta pulsar Mayúsculas+Suprimir y adiós… Vista nos pregunta primero 'Está seguro de que desea borrar estos dos elementos?', seguidamente 'Acceso a la carpeta de destino denegado, necesita confirmar esta operación', para continuar con un 'Control de cuentas de usuario. Necesita su autorización para continuar' y finalmente 'Preparándose para borrar… borrando… ¿cancelar?'. En definitiva, es necesario pulsar tres veces a continuar o aceptar para borrar unas simples fotos.

No sabemos si estas interrupciones llegarán a repercutir en la productividad, pero no nos queda duda de que son un auténtico incordio. Además nos parecen ineficaces, dado que el usuario acaba con la costumbre de pulsar mecánicamente 'aceptar' sin pararse a ver qué es lo que se cuestiona.

La segunda diferenciación que hacemos respecto a la seguridad de Vista es su determinación por acabar con cualquier software 'no autorizado'. En él es totalmente imposible ejecutar una copia de seguridad, pero no sólo eso, también impide cualquier modificación sobre la ejecución original del juego. Nosotros en nuestras pruebas utilizamos desde versiones beta de juegos hasta 'trainers' y 'launchers' que nos permiten utilizarlos a modo de 'benchmarks'. Incluso hemos tenido problemas para utilizar el conocido 'Fraps' cuyo inocente fin es calcular los fotogramas por segundo.

No cabe duda de que desde Meristation condenamos cualquier tipo de piratería, pero el hecho de estar tan 'metidos' en el mundo de los jugadores e Internet nos ha enseñado que la forma de combatir con la piratería no se basa en cerrar cuantas más puertas mejor… el realmente interesado acabará encontrando una rendija y conseguirá entrar porque se gana la vida con ello, pero habrá bastantes usuarios que se queden fuera aún sin razón.

Esta situación se lleva al extremo con la gestión de derechos digitales o DRM y la protección de contenidos protegidos. Nos encontramos en la situación descrita en el párrafo anterior. Nos parece necesario que se luche contra la piratería y que se haga todo lo posible contra su proliferación PERO sin que los que paguen las consecuencias seamos todos los usuarios.

Como ya hemos comentado en otros artículos, la aplicación de sistemas de protección como HDCP provoca graves trastornos a la totalidad de los usuarios con la intención de cerrar tan sólo uno de las muchas posibilidades al alcance de criminales que cuentan con otros muchos recursos y tiempo para seguir lucrándose a través de otras vías imposibles de controlar.

No vamos a profundizar en la polémica, pero sí llamaremos la atención sobre lo confuso de la situación a la que nos enfrentamos todos los usuarios 'legales' de Vista. Nosotros, para ver una película en alta definición tendremos que cambiar de lector, tarjeta gráfica y monitor para cumplir con la especificación HDCP. Nuestro sistema perderá gran parte de sus recursos en comprobaciones, encriptaciones y demás seguridad por software. Tendremos que tener cuidado al modificar nuestra configuración de hardware porque el S.O. puede pensar que ha sido instalado en un PC distinto y revocar la licencia. No podremos usar modificaciones para juegos que no hayan sido creadas de acuerdo a las exigencias de Vista…

Y mientras seguiremos leyendo noticias anunciando que un programador canadiense ha roto la protección DRM de Vista en el mismo día de su lanzamiento… que los creadores del AACS reconocen oficialmente que su sistema de protección ha sido burlado y ya resulta tan sencillo copiar un Blu-ray o HD-DVD como lo es un DVD. Es tan cruel como que un usuario licenciado, pagando por todo, no va a poder hacer muchas de las cosas que sí estarán al alcance de otro usuario al que su software ilegal no planteará ningún problema a la hora de cargar y reproducir lo que sea.

Jugando
Si hablamos de juegos no podemos dejar de comentar la importante mejora de la que han sido objeto los incluidos en el propio Vista. Recordamos cómo nos desilusionó que en XP no se mejorasen en lo más mínimo juegos como 'Solitario' que, curiosamente, sigue siendo el juego más jugado del mundo. Con Vista quizá lo siga siendo, ahora de una forma más atractiva con animaciones en 3D y gráficos vectoriales. Lo mejor de todo es que ahora tendrá una seria competencia. Junto a los clásicos Solitario y Buscaminas, Vista incluye un interesante juego de ajedrez que personalmente va a bajar muchos enteros mi rendimiento en la oficina. Además incluye el clásico Mahjong y el curioso Inkball, donde guiaremos los botes de unas bolas pintando con el cursor al más puro estilo Nintendo DS. Además del kit de juegos infantiles Purple Palace nos permitirá salir del paso cuando algún infante nos pida jugar en nuestro PC.

Una vez dada esta gran noticia para todos los funcionarios del mundo, pasamos a algo más interesante: cómo se comporta Vista con 'nuestros' juegos.

Nuestra intención era la de haber hecho una comparativa cruzando rendimientos de XP y Vista bajo los mismos juegos y configuración. Sin embargo hemos acabado desechándolo dada la dificultad de encontrar un patrón continuo en los resultados. Lo que sí podemos confirmar es que Vista mueve perfectamente juegos Dx9 aunque se muestra ligeramente más 'perezoso' que XP al hacerlo. Las diferencias a favor de XP nunca superan el 10%, lo cual es muy prometedor dado lo 'verde' que se encuentran todos sus controladores.

Sin embargo, no son unos fotogramas más o menos los que marcan la diferencia ente Vista y XP a la hora de afrontar los juegos. Esta diferencia es ahora mismo enorme, aunque los rendimientos hagan parecer lo contrario. Hablamos de DirectX.

DirectX10.
El gran esperado. Los juegos 'next-gen' para PC. Y así será dadas las importantes mejoras que va a poner en manos de los desarrolladores. Sin duda lo más positivo que podemos decir de los nuevos Dx10 es que han sido desarrollados a 'tres bandas' entre el tamden NVIDIA/Ati, los desarroladores de motores gráficos y Microsoft. Según se asegura, la participación de estos desarrolladores de hardware y juegos ha sido fundamental para crear las nuevas librerías, con lo que en unos meses empezaremos ver 'pantallazos' y avances de juegos muy diferentes a los actuales, entre los que ya despunta el prometedor 'Crysis' de Crytek. Prueba de este 'buen rollo' es la colaboración también en la creación de los futuros Shader Model 4, con lo que podemos confirmar que esta vez ninguno de los dos fabricantes se va a retrasar en su aprovechamiento.

Una de las mayores ventajas de Dx10 es su capacidad de trabajar directamente con polígonos completos en lugar de hacerlo con series de píxeles y vértices. Esto se consigue, cómo no, mediante unos nuevos 'shaders' llamados de geometría. Otra importante novedad es fruto directo de la colaboración con los fabricantes de hardware que acabamos de citar. Según estos, Vista aprovechará hasta el extremo el hardware gráfico, evitando así la carga sobre la CPU. En el caso de la memoria, la colaboración entre CPU y GPU es igual de buena, pero a la inversa; si una situación hace necesaria más memoria gráfica de la que contiene la propia tarjeta, Vista asignará en forma de memoria virtual la fracción necesaria de la memoria del sistema. La verdad es que todo suena muy prometedor.

Esas son las 'luces' de Vista, las sombras aparecen cuando nos confirman que DirectX10 no va a ser compatible con XP, o lo que es lo mismo, que vamos a tener que actualizarnos a Vista si queremos disfrutar de los juegos de nueva generación.

La incompatibilidad de Dx10 y XP se argumenta con que la API gráfica ha sido escrita de forma inseparable a Vista. El nuevo Sistema Operativo, con Aero, funciona en todo momento en 3D, por lo que los DirectX están siempre en ejecución, al contrario que en XP, donde sólo funcionan cuando arrancamos un juego. Por esta razón DirectX10 y Vista son inseparables y no se concibe el uno sin el otro. Nos permitimos avivar la duda de si es totalmente imposible la ejecución de las librerías Dx10 sobre XP. Entendemos que no pueda haber Vista sin Dx10, pero no el que no pueda haber Dx10 sin Vista. Más teniendo en cuenta que una de las versiones de Vista, Home Basic, no incorpora Aero, y 'sus' DirectX no deben ser muy diferentes de los que podrían ser los de XP. Esta 'exclusividad' mediante la que todos los nuevos juegos Dx10 sólo funcionarán plenamente bajo Vista será la que más 'ayude' a la comunidad 'jugona' a decidirse por Vista.

Si no lo hacemos así, según se asegura, los nuevos juegos optimizados para Dx10 también correrán sobre Dx9 pero, claro está, sin todas las ventajas de la 'nueva generación'.

¿Y el sonido?
La polémica de los DirectX10 ha trascendido mucho más que otra quizá igual de interesante; la del sonido. Dx10 no sólo no aporta nada nuevo en el apartado sonoro, sino que elimina cualquier tipo de soporte para DirectSound 3D, Dolby y EAX, soportando exclusivamente juegos programados para OpenAL. A efectos prácticos esto significa que en Vista el 90% de nuestros juegos perderá su sonido 5.1 y sus efectos EAX para pasar a ser un simple estéreo que, además, repercutirá de forma importante en el rendimiento general del PC. Sólo títulos como Doom3, Prey o los Battlefield, programados sobre las librerías  OpenAL, sonarán del mismo modo sobre Vista que sobre XP. Esta es otra de las razones que nos han llevado a desestimar la comparativa.

Vista no soporta D3DS, ni Dolby Digital, ni EAX porque han eliminado la capa de abstracción de hardware, o HAL, que comunica Vista con el hardware que los aprovecha. Las razones para eliminar esta interfaz de comunicación que hemos encontrado no nos han convencido demasiado. Es evidente que OpenAL, hermana de la API gráfica OpenGL, es una API mucho más potente que D3DS, por lo que a medio plazo el usuario saldrá ganando, pero un 'corte' tan radical nos parece poco lógico. Microsoft con sus nuevos DirectX se ha volcado en los gráficos pero ha dado la espalda completamente al sonido multicanal.

Las repercusiones de esta decisión son tan simples como aplastantes; en principio no habrá sonido multicanal en Vista con juegos 'antiguos' y con ninguno si nuestro hardware no soporta OpenAL. Tampoco habrá efectos EAX de ningún tipo y, para colmo, el sonido estéreo al que nos veremos limitados repercutirá negativamente en los rendimientos del equipo ya que debe ser generado en su totalidad por nuestra CPU, sin ayuda alguna del hardware de sonido.

Por 'suerte', esta modificación genera problemas a más gente además de a los usuarios y el fabricante Creative Labs. acaba de presentar una utilidad bautizada como ALchemy que no es otra cosa que un 'traductor' que convierte la señal Direct3DSound en OpenAL de modo que Vista la reconozca y permita al hardware descodificarla. Esta herramienta no deja de ser un parche que soluciona sólo en parte el problema, porque en principio sólo es útil para aquellos usuarios que monten una de las últimas SoundBlaster X-Fi. Esperamos que aparezcan utilidades similares para otro hardware y este otro 'inconveniente' pierda peso.

Pero, aunque en realidad no lo parezca, Microsoft asegura haber tenido muy en cuenta a la comunidad 'jugona'. Vista incluye en el menú de inicio un acceso denominado 'Explorador de juegos' desde el que arrancarlos y ver alguna información tipo estadística de uso. La otra gran novedad es la de poder configurar un 'control paterno' de modo que no tengan que ser los padres los que controlen cómo y a qué juegan sus hijos sino que sea Vista el que les limite su uso a determinados horarios o a determinados juegos según hayan sido clasificados por estamentos como la United States' Entertainment Software Rating Board o la Pan European Game Information Systems. Este control, aunque interesante, pierde gran parte de su sentido de ser cuando sólo está disponible en la versión Ultimate y no en aquellas ediciones dirigidas al usuario doméstico.

Resulta evidente la intención de ligar Vista a la auténtica plataforma de juegos de Microsoft; la Xbox 360, mediante iniciativas como Live o sitios web como GamesforWindows.com donde, por cierto, no aparece ninguna referencia sobre la eliminación de soporte para formatos de sonido o la incompatibilidad de XP con la nueva generación.

Internet
Vista es, más que nunca, la ventana del usuario a Internet. Todo el S.O. está pensado para su funcionamiento paralelo a la conexión a la Red. Además de que ya es difícil de concebir  una existencia, tanto laboral como social, sin acceso a Internet, Vista permite sacarle aún más partido a la Red de redes. Al conjunto de utilidades que Microsoft enfoca a la Red se le denomina Windows Live. Bajo este nombre se encuentra un conglomerado de servicios que recuerdan mucho al que gira alrededor de Google. En el caso de Microsoft la mayoría se encuentra en fase Beta, por lo que no les hemos prestado mucha atención pero, en el caso concreto del buscador integrado en Explorer, sí que comprobamos que sigue siendo más efectivo y rápido el de Google.

Tanto el nuevo Explorer, como el MSM, Windows Mail o el Área de encuentro coexisten en perfecta armonía con sus carpetas compartidas y accesos autorizados, cumpliendo la mayor parte de las necesidades de cualquier usuario. No os vamos a contar nada de Explorer o el nuevo Media Player porque seguramente ya los tendréis instalados en XP. En cuanto a Windows Mail, por fin acaba con la 'dualidad' del Outlook. Ahora hay un solo gestor de correo que deja para otra utilidad las opciones de agenda. En teoría Windows Mail elimina spam y phishing, pero le queda aún bastante camino para ser tan intuitivo y eficaz como spambully, por ejemplo. Por supuesto el nuevo correo también se aprovecha de los meta datos de ficheros y realiza al instante búsquedas complejas sobre todos los correos que contenga. También destaca la nueva agenda de contactos. No está tan integrada como en los Outlook y se convierte en una agenda con utilidad más allá del correo electrónico. Llama la atención la importancia que le da a la foto de cada contacto y, la verdad, tiene que ser impresionante ver cada uno de nuestras decenas de contactos con la foto de quien corresponda…

Más novedosa resulta la utilidad 'Área de encuentro'. Con ella podemos convocar una reunión virtual invitando a quienes queramos y compartir desde documentos u otros archivos e incluso mostrarles nuestro escritorio, permitiendo ver cómo trabajamos en el programa que sea. Entre esta herramienta y Messenger se hace innecesario mantener con vida al servicio Netmeeting, que desaparece completamente en Vista. Aunque se ha mejorado la capacidad de comunicarnos con otros navegantes, seguimos sin poder hablar con ellos. La videollamada de MSM, sigue limitada a dos personas y ya se echa en falta la posibilidad de invitar de voz a varios contactos más…

Para muchos la 'Barra lateral' será todo un 'invento'. En esta barra podemos colocar varios 'gadgets' activos del tipo lector de fuentes de noticias RSS, cotizaciones bursátiles, agendas, post-it, relojes, ventanas de clima o cambio de moneda… Todo ello actualizado en tiempo real desde la Red. Decimos que será un gran invento, no por los contenidos incluidos en Vista que, salvo por el lector de noticias, no es que resulten imprescindibles, sino por la posibilidad de programar cualquier tipo de ejecutable pensado para ese espacio. Ahora mismo ya es posible descargar desde Tamagotchis u otras mascotas virtuales más adultas, a monitores del sistema, traductores, sudokus o contenidos diarios tipo chistes, fotos o aquello por lo que nos interesemos. Toma forma el 'escritorio activo' del que tanto hemos oído hablar.

Lo mejor de Vista en cuanto a Internet es que reúne y actualiza elementos que se han convertido en habituales para los navegantes (excepto el chat) y los integra dentro del S.O., todo bajo el manto de la 'Vista Experience'. Lo peor es que realmente no aporta nada nuevo a nuestro panorama, dado que todas sus herramientas ya estaban disponibles o bien mediante parches o como utilidades de terceros.

Multimedia
Media Player 11 que, al menos en nuestra versión, está incluido íntegramente en el S.O. (lo cual no estaba tan claro después de las acusaciones antimonopolio que ha recibido Microsoft en Europa), parece una herramienta de juguete comparado con el Media Center.

Aunque se trate de una herramienta optimizada para ser usada con un mando a distancia, sus cuatro flechas de dirección y un 'ok', su utilidad es también completa desde Vista. Si somos de aquellos usuarios que gustan de guardar su música prestando atención al nombre del autor, título del álbum, año de grabación, carátulas… el Media Center cumplirá todos nuestros sueños. La navegación por la biblioteca de medios es muy visual y en esta ocasión sí que tenemos la sensación de usar algo innovador.

Esta herramienta alcanza su esplendor reproduciendo series de fotografías a las que añade automáticamente transiciones o zooms mientras va eligiendo de entre nuestra música y mostrando sobreimpreso el título de la canción, nombre de su autor y carátula del disco.

El centro multimedia nos permite gestionar desde fotos, música o películas a grabaciones de TV, presentaciones y todo aquel archivo multimedia que podamos utilizar en un PC. Bien es cierto que una cosa es utilizar y otra aprovechar, porque si realmente queremos aprovechar Media Center deberemos ser muy ordenados a la hora de nombrar fotos y completar la información adicional en nuestros MP3. De no hacerlo, podremos seguir aprovechando las ventajas del potente motor de búsqueda de Vista, pero en ese caso resulta más sencillo y rápido usar sólo el Media Player 11, cosa que de todos modos tendremos que hacer los usuarios que sólo podamos comprar las ediciones más económicas de Vista, que no incluyen Media Center.

Personalmente Media Center me atrae por su posibilidad de grabar contenidos directamente de la TV de forma programada e independiente. Además permite conectarse a emisiones de TV extranjeras (aún) e incluso recibir contenidos en Alta Definición mediante pago. Y hablando de pagar, Media Player lleva preinstalada la posibilidad de comprar directamente canciones MP3 al servicio MTV Urge.

En el apartado de edición, Vista incluye un renovado DVD Maker que se limita a permitirnos montar secuencias y añadir algún texto y transición, pero que que no permite trabajar con varias capas y con sonido. Es una lástima porque la herramienta es muy intuitiva y visualmente atractiva, pero se ve superada en potencia incluso por algunos programas Shareware.

Conclusiones
Microsoft acaba de lanzar el mejor Sistema Operativo de su historia pero también el más polémico.

Está cargado de herramientas que sin duda nos serán de mucha utilidad y que nos parecerán imprescindibles en pocos meses. Comparado con XP, Vista reúne muchas más posibilidades en todos los campos; gestión de archivos, aprovechamiento de Internet, ocio multimedia… Además hace las cosas bien, rápido, de forma segura y atractiva para la vista.

Pero en el otro lado de la balanza encontramos ciertos detalles que hacen Vista pierda gran parte del interés. El primero, el precio. La versión menos cara, limitada en algunas funciones interesantes como Aero, las copias de seguridad o el Media Center, cuesta 300€. Nos parece exagerado y más cuando la edición que realmente todos 'deberíamos' disfrutar, la Ultimate, alcanza los 600€. Muchos deberemos sumar, además, el coste de los 2GB de RAM que realmente requiere, un procesador a la altura y una VGA compatible Dx10.

Si el problema no es el dinero, quizá lo sea el conjunto de medidas de seguridad a la que Vista nos somete a la hora de trabajar con él. Insistimos en la idea de que si un usuario está convencido en la idea de no pagar por un juego, un disco o una película no lo hará y que los esfuerzos deberían dirigirse en convencerle para que lo haga. Por el contrario Vista opta por poner todas las trabas posibles a ese usuario pero, por extensión, también a todos los demás. A nuestro modo de ver, el usuario que no quiere pagar seguirá sin hacerlo aprovechando las muchas opciones que tiene lejos de Vista, mientras que los usuarios 'legales' seguiremos soportando exigencias como la del HDCP o sintiéndonos como criminales por intentar instalar un 'mod' no firmado en un juego.

Como jugadores Vista nos sorprende al terminar de una forma tan radical con el soporte para cualquier API de sonido que no sea OpenAL. Teniendo en cuenta el bajo porcentaje de juegos que aprovecha ese API tenemos que el 90% de los juegos de hoy día pierden su soporte por hardware en el nuevo Windows. Además de perder el sonido multicanal, lo pagaremos en consumo de CPU.

Más desasosiego nos produce aún la migración a DirectX 10. Sin duda van a ser una maravilla y los juegos van a dar un importante paso cualitativo, pero lo harán en exclusiva para usuarios de Vista. Quizá nos hubiéramos quedado más tranquilos si algún alto cargo de Microsoft hubiese declarado que es del todo imposible desarrollar una nueva versión de DirectX para XP que, aunque no llegase a alcanzar los extremos conseguidos bajo Vista, no dejase a los usuarios con la certeza de que o cambian a Vista o no disfrutarán gráficamente de los futuros juegos. La sensación que nos queda es de que o te actualizas, o no juegas.

En una comunidad de jugadores como la que formamos, esta condición de los Dx10 se convierte en la razón más importante para pasar a Vista.

En contra de la migración, el argumento más importante lo tenemos en Windows XP SP2. Más de cuatrocientos millones de licencias le respaldan, más un número incalculable de versiones sin validar. Es el Sistema Operativo con el que más años hemos convivido, desde 2001. Ha alcanzado una gran madurez y todos estos años le han servido para perfeccionar su funcionamiento y seguridad. Cuenta con Explorer 7, Media Player 11 y puede ser 'maquillado' hasta no quedar demasiado lejos de Aero. Microsoft ofrecerá soporte para XP hasta 2014 y además nos permitirá disfrutar de nuestros juegos y programas 'viejos' mejor que Vista. Desde su seguridad podríamos presenciar los primeros ataques serios de crackers a Vista y los consiguientes parcheos de seguridad e inevitables actualizaciones corrigiendo bugs.

Pero llegará un momento en el que nos compremos un lector Blu-ray o veamos cómo se lanzan juegos aprovechando los Dx10. Llegado ese momento habrá que tener tomada una decisión. Por el momento, al menos el que firma este artículo, dejará pasar los meses. Veremos cómo evoluciona Vista en el mercado, como afecta su salida a XP y hacia dónde camina ahora Microsoft. Para finales de año debería estar preparado Fiji, un 'Service Pack 1' que promete completar aún más Vista y, ya puestos a esperar, a ver qué información empieza a filtrarse del sucesor de Vista, Blackcomb, o Vienna, para los amigos.

Veremos cómo sigue bajando el precio de la memoria, cómo se saca mayor partido a los procesadores de varios núcleos, cómo se normalizan las gráficas con soporte Dx10 y qué diferencias reales hay entre jugar a Crysis en Vista y en XP (de eso me ya nos encargaremos nosotros). Mientras, Vista nos estará esperando con la tranquilidad del que se sabe ganador, porque todos los caminos conducen a Vista… ¿o no?