Castlevania: Portrait of Ruin, Impresiones

La serie de acción más vampírica regresa a Nintendo DS con un título que promete superar a su consagrado antecesor a doble pantalla. Algunos cambios y las necesarias permanencias intentarán hacer de esta entrega la mejor de la saga. Nosotros ya lo hemos probado y estas son nuestras impresiones con la versión final...

La serie de acción más vampírica regresa a Nintendo DS con un título que promete superar a su consagrado antecesor a doble pantalla. Algunos cambios y las necesarias permanencias intentarán hacer de esta entrega la mejor de la saga. Nosotros ya lo hemos probado y estas son nuestras impresiones con la versión final...

La famosa saga Castlevania está de aniversario, veinte años ya. Para celebrar su veteranía y éxitos de crítica y ventas en casi todas las plataformas de la historia ha querido regalarnos el que es para sus creadores, y otros muchos, el mejor Castlevania de todos los tiempos. Así de rotundo y de polémico llega este regalito de cumpleaños a la agraciada portátil de Nintendo.

Tras probar la beta de Portrait of Ruin hace varios meses, nuestras primeras impresiones no pudieron ser mejores. Ahora ya hemos tenido el juego completo y definitivo en la ranura de nuestra DS y sólo podemos decir que no defrauda, es más y mejor. Bienvenidos al más que restaurado castillo de Drácula...

Secuela de uno, secuela de otro

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Castlevania Portrait of Ruin viene para continuar con el sistema de juego, estética y gráficos de Dawn of Sorrow, su antecesor de la portátil de Nintendo. Pero su argumento abandonará por completo las líneas que estaba siguiendo en las últimas entregas para devolvernos al hilo creado por Castlevania: Bloodlines de MegaDrive. Por tanto, podemos decir que estamos ante un Castlevania que argumentalmente amplía al nombrado Bloodlines, pero que a su vez, parece la sucesión del primero que pudimos disfrutar en DS hace ya casi un año.

La Segunda Guerra Mundial enmarcará la época, y diferentes parajes de todo el mundo los escenarios. El clásico castillo de Drácula volverá a ser el fondo clave en este nuevo Castlevania pero no será, ni mucho menos, la única localización. Y es que, por primera vez en la franquicia, los escenarios variarán considerablemente a lo largo del juego.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Jonathan Morris, el hijo de John Morris de MegaDrive, y Charlotte Aulin, la última descendiente de los Belnades, serán los dos personajes protagonistas y manejables al mismo tiempo. Ambos lucharán contra los malévolos planes del vampiro Brauner y sus hijas, hechiceras del hielo, Stella y Loretta para resucitar al temidísimo Conde Drácula. Así empieza esto, muchas horas de saltos y peligros nos esperan hasta descubrir el sorprendente final, culmen de la trabajada trama que guiará al juego.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Una de las principales novedades de este Portrait of Ruin es la variedad de escenarios, aspecto que se agradece en un título que empezaba ya a quemar el castillo del Conde. Numerosos cuadros repartidos por las diferentes estancias de la tétrica fortaleza nos teletrasportarán a lugares insólitos y especialmente diferenciados.

Desde desiertos egipcios plagados de momias a estaciones ferroviarias, pasando por Londres o una mina abandonada, serán algunos de los diferentes entornos testigos de nuestros saltos, combates y usos de la magia. Todos ellos muy detallados y largos para mayor deleite de nuestros ojos.

Y es que esta variedad de escenarios también afectará de forma directa a la jugabilidad, ya que a lo largo del juego nos encontraremos tanto moviendo engranajes en la torre del reloj, clásica de la saga, como frenando un tren o adentrándonos en una espesa jungla. A pesar de la generalidad de las dos dimensiones en todo el título, muchos fondos y enemigos mostrarán unas correctísimas 3D que darán un matiz distinto al entorno y la jugabilidad.

Una joya "estétrica"

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

El nivel gráfico es otro de los puntos que también sorprende gratamente. Personajes y animaciones sobresalientes, y detalles inmejorables que recalcan el mimo que se ha puesto en el aspecto visual de este juego. Una delicia, a pesar de sus ya citadas dos dimensiones. La estética general, por su parte, es excelente volviendo a recordar en gran medida a las series anime pero con un tono y dibujos mucho más serios y adultos que nunca.

Los diálogos y algunos vídeos, que hay que decir que son de una calidad impresionante ya que cuentan con buena definición y fluidez, guiarán la trama de forma rápida y cómoda. Además y con respecto a rapidez, diremos que los tiempos de carga no son algo que guste a Drácula, así que no hay ni uno.

Ahora le toca el turno al apartado sonoro: ¿estará a la altura del elevado listón que propuso Dawn of Sorrow? Pues sí, está a la misma altura precisamente. De nuevo melodías diabólicas, órganos e instrumentos de viento que pondrán los acordes llenos de sostenidos a toda la acción que ocurra en nuestras dos pantallas. Voces y efectos sonoros muy considerables también harán que no podamos jugar con el volumen de la consola bajo.

Mejorando lo perfecto

Pero Portrait of Ruin da la verdadera vuelta de tuerca en la jugabilidad. Sin perder ni un ápice del maravilloso control que ofrece toda la saga, en esta nueva entrega mantendremos en movimiento a dos personajes a la vez pudiéndonos cambiar de uno a otro en cualquier momento y situación, sin necesidad de salir del nivel o tener que pulsar Start.

Además, en muchos sitios será clave combinar a ambos para resolver un determinado puzzle o alcanzar lugares que con uno solo no se podría. Todo esto hace que la variedad de situaciones y la diverión no cese nunca haciéndonos, de paso, discurrir un poco para averiguar cómo subir a un determinado saliente o cómo alcanzar un valioso libro de magia al final de un estrecho pasillo.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Además, cada personaje tiene su propio estilo de juego y cómo nos enfrentaremos a la aventura dependerá de cuál usemos en cada situación. Charlotte es la maga, ella golpea con un libro y podrá realizar diversos conjuros para acabar con sus enemigos como lanzar toscas llamaradas de fuego, una de las acciones primarias. Jonathan es más de otro estilo, él prefiere las armas blancas. Emepzaremos con el mítico látigo pero pronto podremos adquirir espadas y lanzas que variarán la distancia de ataque, la fuerza o la rapidez del movimiento ofensivo.  

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Pero es que aunque controlemos a uno de los personajes principalmente (con la cruceta y los botones), en cualquier momento podemos pulsar X y pasar al otro de forma instantánea, dejando para el control táctil al primero. Así que, literalmente, podremos controlar siempre a los dos a la vez. Diversión duplicada en este Castlevania: PoR.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

El manejo del personaje al que llevemos como principal en cada momento utilizará todos los botones de la portátil. Al igual que ya ocurría en Dawn of Sorrow, la cruceta se encargará del movimiento y se usará para algunos combos y los botones nos permitirán atacar o hacer un hechizo determinado, saltar, cambiar de personaje o llamarlo: Y, B, X y A respectivamente. Con los gatillos activaremos habilidades y daremos el típico esquivo característico de la saga desplazándonos hace detrás rápidamente.

Diversión a prueba de vampiros

Como viene siendo habitual en la saga, los toques de RPG serán una de las señas principales del juego. Las subidas de nivel, el dinero para gastar en las tiendas, las mejoras de las armas, el aprender habilidades y hechizos nuevos o el poder hablar con cualquier personaje que nos encontremos harán una vez más que la profundidad y madurez del juego nos mantengan pegados a la consola durante muchas horas.

Y es que la duración de Castlevania: Portrait of Ruin es también sobresaliente, impulsada por decenas de misiones secundarias que realizar y muchos extras que desbloquear en un juego bastante difícil y largo ya de por sí, que además resulta totalmente rejugable y explorable al cien por cien.

Aspectos que darán a cada partida unas características únicas son también el poder adquirir habilidades de los enemigos derrotados, decidirnos por ataques rápidos e hirientes, o lentos y letales, los diferentes caminos que podremos tomar en algunos momentos del juego, equipar a nuestro personaje con unos objetos determinados u otros, etc. Todo esto combinado con el nuevo sistema de control bi-personaje hacen que el juego ofrezca unas posibilidades y diversión pocas veces vistas en una portátil.

El entretenimiento que ofrece este Castlevania es inmediato y longevo a su vez, aunque también es cierto que, pese a su ampliación de la variedad de situaciones, jugabilidad y escenarios, puede llegar a hacerse un poco repetitivo y lineal. Otro punto a tener en cuenta con respecto a esto es que puede acabar resultando frustrante en algunas ocasiones de atasco, sobre todo en determinados puzzles o difíciles jefes finales. Pero la suavidad y agradable manejo con el que contaremos no nos dejarán desterrarlo al cajón sin haberlo terminado.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Los menús y la creación de partidas se han complejizado considerablemente haciendo de la experiencia de juego algo más rico y de calidad que en cualquier otro Castlevania anterior. Ya desde el comienzo de la partida deberemos crearnos un avatar para que nos identifique en el modo Wi-Fi. Esto lo haremos con un editor de dinujo muy del estilo al que ya nos tiene acostumbrados DS en juegos como Mario Kart o Animal Crossing. El menú de pausa, por su parte, nos dejará ver mapas, inventarios, estadísticas de subida de nivel, fuerza, equipamiento, etc. así como utilizar objetos o cambiar magias. Completísimo, con muchas opciones.

Castlevania: Portrait of Ruin (Nintendo DS)

Las posibilidades de nuestra Nintendo DS se han exprimido casi al máximo, y decimos casi porque el micrófono queda olvidado una vez más. Las dos pantallas siempre encendidas nos mostrarán el mapa o fichas de los personajes en la de arriba, y el trascurso de la acción, los vídeos y el juego en general en la de abajo, como ya lo hizo en su día Dawn of Sorrow. El control táctil es permanente en diversas zonas e inútil en otras. Con el Stylus podremos desde mover al personaje que no llevemos como principal en ese momento, como ya hemos comentado antes; hasta destruir objetos o elementos del escenario bien para buscar tesoros, bien para poder seguir avanzando.

El modo Wi-Fi y en área local LAN son la guinda de este esperado interesantes e innovadoras. En modo Wi-Fi podremos jugar con usuarios de todo el mundo pero también comprarles y venderles objetos del juego en un mercado virtual. Ésto hace que la búsqueda de piezas interesantes en la aventura principal pase a un plano verdaderamente relevante si queremos conseguir algo de dinero o reliquias únicas que nos sirvan para nuestro central modo de juego en solitario.

 En LAN podremos jugar en cooperativo o enfrentamiento conta las Nintendo DS cercanas en unos niveles especiales del juego nada desagradables y de buena duración. Podremos enfrentarnos a jefes de la aventura en solitario, hacer tiempos récor en finalizar una determinada zona, etc.

Contando los días

Castlevania Portrait of Ruin viene camino de convertirse en un imprescindible de la doble pantalla al que tendremos que esperar en nuestro continente aún un par de meses. Repite y mejora el sistema de manejo y gráfico que encandiló ya a casi todo el mundo en Dawn of Sorrow, aspirando con total tranquilidad a superar a éste en todos los aspectos. La variedad de escenarios, la profundidad y experiencia de juego, el control táctil y de dos personajes simultáneamente, y el argumento y ambientación que presenta impulsan aún más su calidad.

A todo ello hay que sumarle un modo multijugador y posibilidades en Wi-Fi sobresalientes. Una celebración por todo lo alto del vigésimo aniversario de la saga, con un título que pretende convertirse en el mejor Castlevania jamás jugado y ¡todo ello de manera portátil! Konami ha querido demostrar, de nuevo, que la que es una de sus franquicias clave sigue estando a la altura regalándonos, con un título magistral, toda la madurez de la saga.  Drácula ya está removiéndose en su ataúd esperando que llegue febrero, el mes previsto para la salida en Europa de la joya...

Castlevania: Portrait of Ruin

Nuevo capítulo de la famosa saga Castlevania tras el exitoso "Dawn of Sorrow".
Castlevania: Portrait of Ruin