EVE Online: Revelations
EVE Online: Revelations
Carátula de EVE Online: Revelations

Hay vida más allá de WOW…

Israel Pastor

Os presentamos el análisis de una nueva expansión de EVE-Online, la opera prima de los islandeses CCP, antiguos jugadores y fans del añorado Ultima Online.

Quizá hayáis oído hablar de un juego en el que si te matan, pierdes hasta el carné de identidad. Un juego en el que los robos, traiciones y asesinatos son el pan nuestro de cada día. En el que puedes perder en un segundo lo que arduamente has conseguido durante varios meses, o incluso años. Un juego en el que los mercenarios se hacen millonarios, y pueden cambiar el curso de una guerra. Ese juego es EVE Online, la opera prima de los islandeses CCP, antiguos jugadores y fans del añorado Ultima Online.

Sin embargo, no todo es guerra y destrucción en EVE. También hay comercio (mucho), industria (muchas opciones, desde minar o refinar hasta producir naves o incluso construir grandes colonias espaciales), I+D, rol del bueno y control territorial.

Por supuesto, también tiene sus zonas grises (un mediocre sistema de misiones, recolección de minerales aburrida) e incluso sus zonas oscuras (prácticamente no hay documentación oficial y el manual estaba obsoleto incluso antes de que el juego saliera a la venta, algunos problemas de desarrolladores descontrolados), así que en este análisis intentare desgranar tanto lo bueno como lo malo de la forma mas clara y amena posible.

Historia

La historia detrás de por qué nos vamos a convertir en pilotos espaciales no es para nada original, si no más bien parece una excusa para el juego. En definitiva, se reduce a que en un futuro muy lejano los humanos descubrimos una tecnología que nos permite viajar y colonizar el espacio. Un buen día, aparece un fenómeno extraño, que posteriormente sería llamado EVE Gate, y que no es más que una puerta inter-espacial que conduce a otra galaxia.

Rápidamente se inicia una colonización de los nuevos sistemas, hasta que sin previo aviso, EVE Gate se colapsa, dejando a los colonos de las nuevas regiones completamente aislados de nuestra querida Tierra.

Así pues, en los nuevos territorios se produce un espectacular salto atrás tecnológico, y no es si no después de miles de años cuando vuelven a descubrir las bondades de los viajes espaciales.

Más o menos ahí es donde entramos nosotros como pilotos de una de las 4 razas descendientes de los primeros colonos.

Si bien la historia no es para tirar cohetes, lo cierto es que por otro lado hay una gran cantidad de relatos y crónicas que describen perfectamente la sociedad de EVE Online y parte de su historia. Lo malo es que todos estos relatos están muy poco integrados en el juego. Se pueden leer todos desde la página web oficial, pero también se puede jugar perfectamente sin llegar a saber nunca que son los fedos o cuales son los métodos de tortura favoritos de los Caldari.

Todas estas crónicas y relatos son de muy buena calidad y su lectura resulta muy amena, siempre y cuando se disponga de un alto nivel de inglés.

Gráficos

Con varios premios en su haber, entre ellos dos consecutivos en MMORPG.com, los gráficos de EVE Online se pueden considerar más que buenos. De hecho, si tenemos en cuenta que el juego es visualmente el mismo prácticamente que cuando salió a la venta hace 4 años, tenemos que decir que son excelentes.

Desde luego, ayuda el hecho de que la mayor parte del espacio es vacío y por tanto el motor gráfico no recibe tanta carga como en la mayoría de títulos comparables.

A pesar de todo, algunas texturas y modelos ya empiezan a mostrar signos de vejez, bien llevada, pero vejez a fin de cuentas. Por eso, los desarrolladores no se han dormido en los laureles y ya se encuentran trabajando en una mejora gráfica, tanto para los sistemas actuales como para los inminentes con DirectX 10.

Las naves por lo general están muy bien modeladas, y algunas en particular, como la Megathron o la Machariel son ciertamente espectaculares. Las naves enemigas también tienen bastante detalle. Pero EVE tiene un problema. Debido a la escala de las naves y las distancias a las que normalmente se producen los enfrentamientos, la perspectiva más adecuada para jugar es usando un zoom muy alejado. Y cuando nos alejamos demasiado, el motor grafico automáticamente sustituye nuestras queridas naves por cruces de colores y grosores varios.

Además, algunas naves parecen fuera de escala, pues aunque en teoría son inmensas, parecen incluso más pequeñas cuando las comparamos con otras.

Las estaciones espaciales son distintas para cada raza, al igual que las puertas estelares. Además, las estaciones también tienen una vista interior, aunque es puramente estética, ya que no podremos interactuar de ninguna forma. Parece ser que esto va a cambiar en el futuro, ya que en CCP tienen planes de desarrollar el juego dentro de las estaciones, pudiendo caminar por ellas e incluso disponer de zonas privadas para cada corporación. Por cierto, no lo he mencionado antes, pero las corporaciones son grupos de jugadores que se unen y disponen de ventajas como hangares, oficinas e incluso canal de Chat privado.

En resumen, el apartado gráfico es sólido, aunque poco variado (el universo tampoco da para mucho más…) y ya empieza a mostrar arrugas.

Una consecuencia positiva es que rinde bien en ordenadores de gama media o antiguos.

Sonido

El sonido en EVE lo podemos separar en dos apartados claramente diferenciados. Por un lado están los efectos sonoros, que no son nada especial, y que además perjudican el rendimiento del juego sobremanera. Como podréis imaginar, no faltan ruidos para explosiones, misiles, lásers o saltos hiperespaciales, pero no vale la pena activarlos por el perjuicio que suponen para la tasa de imágenes por segundo. Al parecer, esto se debe a que el juego no admite aceleración de sonido por hardware. Negativo para CCP.

Por otro lado esta la música ambiental. Sublime. No encuentro otra palabra. Los temas varían perfectamente según la actividad, y hay algunos realmente inspirados. Positivo para CCP.

Pero, ahora viene el gran problema, y es que no hay manera de activar sólo la música. Va todo en un paquete, efectos y música, así pues la mayoría de jugadores llevan casi 4 años sin poder disfrutar de algunos de los mejores temas compuestos para juegos de PC. Negativo para CCP.

Creación de personajes

La creación de personajes es realmente impresionante. Por un lado tenemos las típicas opciones de elección de raza (4 distintas, todas humanas), línea sanguínea (3 por raza), ascendencia, escuelas y especializaciones. Por supuesto, cada elección conlleva unas consecuencias como modificadores a los atributos (la parte más importante a largo plazo) y habilidades iniciales, y lugar y corporación donde iniciamos nuestras andanzas como pilotos espaciales.

Y por otro lado tenemos que crear a nuestro alter ego. Aquí es donde nos tenemos que quitar el sombrero. Las opciones para modificar la cara de nuestro piloto son infinitas. No sólo porque tenemos muchas opciones en colores y tipos de pelo, ojos o labios, si no que contamos con 4 zonas completamente modificables (cabeza, mandíbula, ojos y boca), de manera que será prácticamente imposible encontrar dos personajes iguales. La gran desilusión viene cuando después de hacer todo esto y por fin empezar a jugar, nos damos cuenta que nuestro piloto se reduce a una foto de carné, completamente estática. Una lástima, ya que el sistema es realmente muy potente, pero acaba siendo desaprovechado.

Sin embargo, como ya hemos comentado, esto cambiara en el futuro, ya que en CCP planean hacer las estaciones interactivas, y al parecer darán la opción de recrear todos los personajes, esta vez de cuerpo entero, para que podamos pasearlos a voluntad.

Hay que decir que en la última actualización mejoraron sensiblemente la creación de personajes. Por un lado, la interfaz es mucho más clara y amigable, y cada elección está muy bien explicada. Por otro lado, ahora los pilotos nuevos empiezan con casi 10 veces más puntos de habilidades que antes, de manera que ahora todos los pilotos nuevos están mucho más preparados para la profesión escogida que antes.

Aunque es algo que se explica en el tutorial y en la fase de creación de personaje, no quisiera dejar de mencionar un detalle. En EVE no hay puntos de experiencia. Completar misiones y matar enemigos no hace que nuestro piloto avance. Nuestro personaje mejora en tiempo real. Tan sólo tenemos que seleccionar una habilidad y en unas horas o días estará completada. El tiempo que tardará depende de los puntos que tengamos en nuestros atributos (carisma, inteligencia, memoria, percepción y fuerza de voluntad).

Por eso decía antes que la parte más importante de la creación de personajes es la asignación de atributos. Cada raza tiene unas puntuaciones de base, a los que luego hay que sumar 4 puntos de nuestra ascendencia, y 5 más que elegiremos nosotros. A día de hoy, los atributos más importantes son percepción para los soldados y memoria/inteligencia para los industriales. Realmente todos los atributos son bastante importantes, y tener atributos similares suele ser la mejor opción, con la excepción del carisma. Aunque tiene su interés para algunas profesiones, lo cierto es que es con mucha diferencia el atributo menos útil de todos.

Control

EVE Online es un juego de rol. No es un simulador espacial. Así pues que nadie se sorprenda al no poder manejar las naves en primera persona rememorando nuestros años de vicios al X-Wing. No, el control es al más puro estilo RPG, es decir, todo funciona con el ratón. Desde la navegación por menús, hasta el manejo de la nave. Todo. Para reducir un poco los kilómetros que recorrerá nuestro roedor, tenemos a nuestra disposición algunos atajos de teclado, aunque no tantos como sería deseable.

De todas formas, que nadie se asuste ni se eche para atrás al pensar que no podrá usar su flamante joystick para hacer piruetas y picados. El juego está pensado para jugar con el ratón, y aunque a veces pueden ser importantes, las maniobras arriesgadas no ofrecen mucha ventaja. Hay que tener en cuenta que las naves de EVE no son cazas de la 2ª Guerra Mundial. La nave más pequeña en EVE es como un Boeing 747. Su maniobrabilidad es limitada. Además, la tecnología permite el uso de avanzados sistemas de defensa y ataque, de forma que no estamos limitados a disparar al frente, si no que las armas giran por sí solas, permitiéndonos disparar en todas las direcciones del espacio.

Todo esto se resume en una frase. Aunque la pericia y habilidad del jugador son importantes, son las habilidades del personaje las que nos permitirán hacer más, ir más lejos, más rápido, hacer más daño o comprar más barato.

Esto, que para algunos será una desventaja, para mí supone una gran ventaja. Desde mi limitado punto de vista, en un juego de rol lo importante no es mi fuerza, agilidad o destreza, si no la de mi personaje. Es decir, aunque yo vaya al gimnasio todos los días y pueda levantar 765 Kg. con una mano, en un juego de rol puedo perfectamente ser un débil mago incapaz de llevar su propio báculo. O puede ser que en la vida real no vea más lejos de mi mano sin gafas, pero en un juego de rol ser el mejor arquero de este lado del Mississipi. En definitiva, cuando tengo un juego de rol, me gusta que las consecuencias de mis actos estén influenciadas por las habilidades de mi personaje, y no por mi velocidad con el ratón, mi pantalla plana de 38' o mi superpalanca de control con 14 botones configurables.

Por supuesto, estoy al día de los juegos de rol, y se que hay maravillas como Morrowind o Gothic 2 que usan otro sistema de control. Eso está bien, siempre es necesaria la variedad. Sin embargo, yo de momento prefiero un control como el de Baldur's Gate que como el de Oblivion.

Jugabilidad

Aquí es donde EVE Online realmente se desmarca de la gran mayoría de juegos de rol online. Si sólo has jugado a World of Warcraft o a Everquest 2, entonces no sabrás de qué te estoy hablando. Si has tenido la suerte de probar Ultima Online, entonces te podrás hacer una idea. EVE Online no es un juego. Es un universo alternativo. Es otra vida. Podríamos decir que EVE Online es como Europa Universalis, y World of Warcraft como Age of Empires. Uno es mucho más accesible, rápido, espectacular, mientras que el otro es increíblemente más calmado, profundo y serio. Adivinad cual vende más…

Supongo que no me vais a creer sólo porque os lo diga, así que voy a tratar de explicar como se juega a EVE para que lo veáis por vosotros mismos.

Lo primero que hay que hacer es crearse un personaje. Ya hemos tocado el tema en el apartado de creación de personajes, así que nos lo saltamos. Una vez hecho el personaje, el juego empieza con un tutorial dentro de una estación, en el sistema de origen de la raza que hayamos elegido para nuestro personaje. Además, contaréis con una nave muy básica que os servirá para realizar las primeras misiones.

El tutorial es bastante completo, y está en español, lo cual es de agradecer en un juego tan complejo. Y hacedme caso en esto, es obligatorio. No os lancéis al espacio como centellas confiando en vuestra superior habilidad para los juegos de ordenador. Haced el tutorial tranquilamente. Os ahorraréis disgustos futuros. Incluso puede que os salve la vida.

Una vez hecho el tutorial, nuestro mentor nos recomienda a un agente para empezar nuestra carrera corporativa. Este agente nos pedirá que hagamos unas cuantas misiones para él, y a cambio nos recompensará con dinero y un básico implante. Os recomiendo que completéis todas las misiones que os mande, ya que conseguiréis algo de dinero, y si vendéis el implante tendréis suficiente dinero para compraros una nave mejor.

Si me habéis hecho caso y completáis el tutorial, deberíais estar entrenando hace rato una habilidad. ¿Cómo se hace esto? Pues abrís la ventana de vuestro personaje, seleccionáis una habilidad (skill en inglés) y con el botón derecho le decís que la entrene. Y ya está. Sí, ya está. Nada de matar cientos de lobos, orcos o dragones. Ni de buscar complicados macros que mantengan a nuestro personaje pegando hachazos durante toda la noche. Nada. Sólo hay que esperar.

Este es el primer gran triunfo de EVE. De un plumazo termina con la parte más absurda de la mayoría de los juegos de rol. Subir de nivel (aunque en este caso no hay niveles, si no habilidades) ya no depende de cuanto tiempo pierdas matando elementales de hielo. En EVE las habilidades suben solas, sólo tienes que activarlas, y por supuesto, comprarlas si no las tienes. También este es uno de los mayores problemas. Y es que subir algunas habilidades a nivel 5 (el máximo) puede tardar mucho, muchísimo tiempo.

Hay gente que incluso considera esto último una ventaja, ya que ejerce de filtro anti-ansiosos, y según ellos se consigue una comunidad más adulta y paciente. No tengo ninguna duda de que esto es cierto, aunque aún así considero que las habilidades tardan demasiado tiempo en aumentar.

También es en este punto donde la mayoría de jugadores se agobian, se desesperan y desinstalan el juego. ¿Por qué? Por que el juego no les lleva cogiditos de la mano de una misión a otra subiendo un nivel tras otro. Piensan, 'si las habilidades suben solas, ¿para qué voy a perder el tiempo haciendo misiones o matando npcs?'. Y después de un tiempo sin saber muy bien lo que hacer, dejan el juego.

Me viene a la cabeza una vez que le instalé el Football Manager a mi hermano pequeño. Bueno, para ser veraces, era el Championship Manager 4. Después de esperar impacientemente a que se creara la liga y elegir al Barça, me dijo, 'muy bien, ¿y ahora como juego un partido?'. Entonces le expliqué que antes tenía que revisar la plantilla ('¿para qué? Si me la conozco de memoria. Van a jugar Xavi, Figo, Puyol, el Pibito…'), hacer las tácticas ('buahhhh, está claro, 4-3-3, como el Dream Team'), programar los entrenamientos ('¿qué? ¿Tengo que entrenar? Yo quiero jugar…'), fichar segundos entrenadores y fisioterapeutas ('…'), renovar a los jugadores que acaben contrato ('ah, eso si que mola, Rivaldo a la p… calle') y fichar jugadores que necesites ('¡guay!!!! Quiero a Zidane, Batistuta, Ayala, Ballack, Joaquín y Giggs'). Después de medio hacer todo eso, le dio a continuar. No os podéis imaginar su cara de frustración cuando vio que después de 3 minutos calculando, la partida había avanzado 2 días y aun seguía a principios de julio. Me miró y me dijo '¿No tienes el FIFA?'

Bueno, este ejemplo podría repetirse perfectamente con el EVE Online cambiando algunos nombres. EVE es un juego pausado, pensado para la gente que le gustan las metas a largo plazo, pensar mucho antes de actuar, ser previsor, calculador, planear muy bien sus movimientos y estrategias. Y el riesgo. Ya que por muy calculador y previsor que seas, siempre existe la posibilidad de perderlo todo en un mal segundo.

El segundo gran triunfo es la unicidad del universo. Es decir, al contrario que en el resto de juegos online, no hay distintos servidores con copias idénticas del juego, si no que hay tan solo un servidor donde juegan todos los suscriptores. No creo ser capaz de explicar las consecuencias que esto provoca. Genera un gran sentimiento gremial y colectivo entre todos los jugadores que hace que la comunidad de este juego sea una de las mejores y más involucradas. Todo lo que pasa se recuerda, porque este es el único universo que importa. No hay 20 o 30 más, sólo uno, así que cualquier cosa que hagas influye en el 100% de la comunidad de jugadores. Si hay 10 alianzas grandes en guerra, prácticamente el 50% de la comunidad esta en guerra. Si un piloto pierde una nave única, se pierde la única en todo el juego. Ya no hay más. En serio, el tener sólo un universo es una decisión mucho más importante de lo que pueda parecer a simple vista.

Bueno, no nos desviemos. Estábamos hablando de que hacer una vez completadas las primeras misiones. Pues lo que hay que hacer es tomar decisiones. La primera, y más importante: ¿qué quieres hacer a lo largo de tu carrera como piloto en EVE Online? Las respuestas no son tan simples como 'alcanzar el nivel 60 y conseguir la mejor armadura'. EVE es un juego amplísimo. Un universo vivo, con una economía vibrante, con sistemas y constelaciones enteras cambiando de soberanía cada día, con fieros piratas y mercenarios sin honor, con grandes alianzas que se derrumban en unas semanas.

Las opciones son muchas, y muy diversas. Por un lado esta la rama industrial. Hay habilidades para minar (recolectar materia prima), transporte (con grandes naves industriales), refinar (transformar esa materia prima en minerales) y producción (construir naves, módulos, bienes de consumo, e incluso grandes estructuras y estaciones espaciales, a partir de minerales básicos y planos). Íntimamente ligada a la rama industrial está la rama científica. Mayormente consiste en mejorar y copiar planos originales (Blueprint Original o BPO en ingles) y en trabajar para agentes de I+D con la esperanza de conseguir una patente de tecnología avanzada. Desde hace unos meses también hay habilidades de invención, mediante las cuales se pueden conseguir planos de tecnología avanzada limitadas en eficiencia y productividad.

Por otro lado tenemos una gran cantidad de habilidades comerciales. De hecho, aunque poco popular, la carrera de comerciante puede llegar a ser muy lucrativa.

La última de las posibilidades que no nos obligue a pegarnos con nuestros semejantes es el liderazgo de corporaciones y alianzas de jugadores. Todas las corporaciones y alianzas necesitan un CEO, y en función de las habilidades de éste, la corporación o alianza podrá tener más miembros, ser multirracial, pagar menos tasas comerciales… además, es este cargo más que ninguno el que más necesita de habilidades propias del jugador para mediante la diplomacia, el diálogo, la publicidad, o por qué no, la extorsión y amenazas, hacerse un nombre en el universo de EVE.

Por supuesto, todas estas opciones están abiertas a pilotos de cualquier raza, y dado que no hay límite en las habilidades que se pueden aprender, no son caminos cerrados, si no que se pueden combinar a gusto del consumidor creando personajes realmente únicos. Pensad que hay más de 350 habilidades distintas, y muchas tienen prerrequisitos casi exhorbitados. Dado que nadie las puede aprender todas (se tardarían más de 20 años en tiempo real para tener todas las habilidades a nivel 5), es obligatorio elegir y especializarse. Así cada jugador puede crearse un piloto completamente personalizado.

Pero esto no es nada. Además están las habilidades de combate. Por un lado las habilidades de balística, misiles y androides. Cuanto más avanzadas las tengas más daño harás. Cada sistema es distinto y tiene sus ventajas e inconvenientes, y unas naves en las que funcionan mejor que en otras.

Por otro lado están las habilidades de manejo de naves. Básicamente se dividen en 7 grupos, con sus versiones tecnológicamente avanzadas: fragatas (básicas, interceptores, naves de asalto, y naves de operaciones encubiertas), destructores (básicos y avanzados), cruceros (básicos, de asalto, de logística, y de operaciones avanzadas de inteligencia), cruceros de combate o battlecruisers (básicos y naves de mando), naves de combate o battleships, naves industriales (básicas y de transporte avanzado) y naves capitales. Por supuesto, cada raza tiene sus modelos específicos, y además hay muchos modelos híbridos o piratas, aunque suelen requerir habilidades de varias razas para poder manejarlos.

Esto no es todo. También hay habilidades para guerra electrónica. Cada raza tiene su particular versión de guerra electrónica, y un piloto con las habilidades necesarias y la nave apropiada puede causar un verdadero desastre en el ejército enemigo.

Además tenemos las habilidades de liderazgo en combate, que proporcionan grandes ventajas a los grupos que cuentan con un experimentado comandante.

Por último, están las habilidades genéricas de navegación, electrónica, mecánica, escudos y armadura, que todo el mundo debería aprender independientemente de su profesión.

Pero diréis, ¿qué puedo hacer con todo eso? Pues esa es la verdadera fuerza de EVE. Que no hay barreras ni limites impuestos por el juego. Puedes hacer lo que quieras. Puedes ser un minero solitario que se gana la vida humildemente, o puedes crear una corporación y tratar de conseguir soberanía propia en algún remoto lugar del universo. Puedes convertirte en un avispado comerciante aprovechando las ofertas esporádicas o las prisas de algunos. Puedes ser un despiadado pirata. Incluso puedes ser un pirata con buen corazón. O dedicar tu vida al Imperio y realizar misiones para aumentar su poder y gloria.

Puedes ser un científico esforzándose por conseguir una patente avanzada y vivir de las rentas. O puedes unirte a una corporación de mercenarios que se venden al mejor postor. Puedes ser un espía, o por el contrario dedicarte al contraespionaje. Puedes intentar la vía rápida y tratar de hacerte millonario a base de engaños y timos. Puedes ser un genio de la electrónica y hacer que los enemigos teman tus habilidades superiores de desactivación de sistemas de ataque. Puedes juntarte con otros pilotos y crear vuestra propia estación espacial, con su mercado, laboratorios, taller mecánico… Puedes convertirte en comandante y mejorar enormemente las prestaciones de tus compañeros en combate. O puedes serlo todo a la vez. La elección es tuya.

Lo mejor de todo es que puedes dedicarte a la profesión que elijas en cuerpo y alma, y avanzar perfectamente sin tener que disparar ni un láser, ya que no ganas experiencia cuantos más malotes matas o más misiones haces, si no que puedes estar tranquilamente discutiendo estrategias con tus compañeros o minando en un recóndito sistema de la periferia, y al mismo tiempo estar mejorando tus habilidades de androides, comercio, refinado o lo que quieras.

Por supuesto, no todo es tan fácil como elegir la habilidad y entrenarla. Las habilidades hay que comprarlas, así como las naves y módulos. Además, cada vez que te destruyen la nave pierdes tanto ésta como los módulos que llevara, y tendrás que volver a comprar más. Esta particularidad, que tan poco se ve hoy en día en otros juegos, es precisamente la que permite que la industria y el comercio en el juego estén siempre vivos, y que los mineros y productores siempre sean necesarios, ya que la gran mayoría de las naves y módulos son creados por los propios jugadores.

Comentar en profundidad todas las distintas opciones de juego que ofrece EVE sería demasiado largo, pero no me gustaría dejar de explicaros un poco como funciona el combate.

Para empezar, debéis saber que no hay habilidades específicas para pve (o combate contra naves no jugadores) y pvp (o combate contra otros jugadores). Todas las habilidades son igualmente válidas para cualquier tipo de combate, aunque evidentemente, dada la consabida poca inteligencia de las ratas (o naves no jugadores), no todas las habilidades son igual de efectivas para todas las ocasiones.

El universo de EVE está dividido en regiones, estas a su vez en constelaciones, y estas en sistemas. Cada sistema tiene un valor que representa su seguridad, siendo 1.0 el más alto y 0.0 el más bajo. En los sistemas 0.5 y superiores la policía (o CONCORD) vigila para que no se cometan asesinatos, de forma que a no ser que tengas un 'casus belli' (EU2 dixit), te perseguirán y destruirán tu nave en caso de que ataques a otro piloto. Mayormente, las causas válidas para atacar a alguien son una guerra declarada o que te hayan robado algo de un contenedor.

En los sistemas 0.4 hasta 0.1, puedes atacar a cualquiera, y cualquiera te puede atacar a ti, aunque si lo haces cerca de una estación o puerta estelar, las defensas te atacarán. Además, perderás parte de tu status de seguridad (va desde 5.0, a -10).

En los sistemas 0.0 no hay reglas ni defensas. Puedes atacar a quien quieras donde quieras, y tampoco hay consecuencias negativas, más allá de la posibilidad de perder tu nave.

¿Qué incita a los jugadores a viajar a sistemas no seguros? Pues por supuesto, la pela. Cuando menor seguridad tenga un sistema más jugosas serán las recompensas por hacer misiones, y también por matar npcs. Además los mejores minerales sólo se pueden encontrar en sistemas de seguridad 0.0.

¡Nos atacan!!!!

Bien, lo primero es no ponerse nervioso. Con suerte, habrás preparado tu nave para el combate. Esa parte, el preparar la nave, es seguramente la parte más discutida y profunda del juego. Cada nave tiene 3 tipos diferentes de bahías donde poner módulos. En las bahías superiores suelen ponerse las armas (pistolas o misiles) y unos módulos vampíricos que roban energía al enemigo para dártela a ti. En las bahías intermedias suelen ir módulos para mejorar los escudos de la nave, para la guerra electrónica y para multiplicar la velocidad. En los módulos inferiores se suelen poner módulos para mejorar la armadura, y algunas características de la nave como la capacidad de carga, velocidad base, masa (sí, sí, la masa influye, y mucho, en el manejo de la nave), agilidad, daño y capacidad de los circuitos electrónicos.

Además, hay otra bahía donde podremos poner androides que nos ayudaran a matar o perjudicar al enemigo, o a curar a nuestros compañeros.

Y por último, desde la última expansión, cada nave tiene unos huecos especiales para mejoras permanentes. Estas mejoras suelen tener contraprestaciones, y además no los puedes quitar sin destruirlos.

Tenéis que saber que esta escueta explicación no hace justicia a la profundidad del sistema de preparación y modificación de naves. Hay miles de configuraciones distintas, y todas son vulnerables en algún sentido. Además, debido a la propia naturaleza del sistema de habilidades del juego, un piloto con 70 millones de puntos en habilidades puede perder una batalla contra 5 ó 6 pilotos de 5 millones de puntos cada uno. De igual manera, aunque hay versiones especiales de módulos mejores que las que fabrican los propios jugadores, estas son increíblemente caras, y las mejoras que ofrecen no son tan sustanciales. Por ejemplo, en un combate 1vs1 con naves iguales, si uno de los dos lleva módulos especiales probablemente gane. Pero si el combate es 2vs1 con naves iguales, lo más normal es que independientemente de la calidad de los módulos, el que lucha sólo perderá.

Para acabar este apartado, decir que desde Ultima Online y Starwars Galaxies (antes de que lo convirtieran en un mata-mata), y con el permiso de Second Life, no ha habido un juego con tanta profundidad, opciones, y libertad de acción. Es realmente un universo vivo, en constante evolución, y gracias a la particularidad de que se juega en un solo universo, cualquiera puede hacerse un nombre y conseguir fama (o infamia).

Diversión

Este es un aspecto muy difícil de valorar.  Si hablamos de diversión pura y dura, nada puede superar al Worms 2 o El día del Tentáculo, en mi opinión.

Pero la diversión no sólo está en las carcajadas o chistes. Hay muchos juegos que no te hacen reír, si no todo lo contrario, que a veces incluso te hacen pasar malos ratos, como FEAR, o con los cuales tienes que estrujarte las neuronas, como Myst. En otros la diversión la provoca avanzar en la historia o mejorar a tus personajes, como en Baldur's Gate o GTA.

EVE Online pertenece a unos de esos grupos. Juegos como Civilization, Combat Mission, Europa Universalis, Football Manager o Morrowind. Juegos con los que no te ríes, pero cuya diversión viene de otras sensaciones como la consecución de objetivos, la planificación y posterior realización de complejas estrategias, la capacidad de sobreponerse a situaciones desfavorables gracias a una buena maniobra y no tanto por unos reflejos rápidos o un ratón superior al de tu adversario. La seguridad de que el éxito no reside en la velocidad de tu dedo índice, si no en tu capacidad de resolver los enigmas y problemas que se te plantean.

Desde este punto de visto, EVE es muy divertido y gratificante. Pero, aunque las hay, no esperéis encontrar muchas situaciones cómicas o que os vayan a hacer reír.

Información general

El juego está en inglés y alemán, menos el tutorial que está traducido a varios idiomas, entre ellos el castellano. Además el idioma oficial en la mayoría de los canales es el inglés, aunque hay canales específicos para prácticamente todos los idiomas. Y por supuesto, también hay canales privados en los que cada uno elige el idioma en el que hablar.

La comunidad hispana es bastante amplia, y como todos jugamos en el mismo universo es fácil juntarse unos con otros.

Las últimas noticias oficiales fijan la cantidad de jugadores en 165.000, de los cuales siempre hay conectados por los menos 15.000, con un máximo los domingos por la tarde de más de treinta mil (34.000 es el record actual, que además según los desarrolladores es record de jugadores simultáneos en un mismo servidor)

Para poder jugar hay que pagar mensualmente la suscripción, que asciende a 15 euros, con los consabidos descuentos si se pagan varios meses por adelantado. Además existe una posibilidad bastante curiosa que consiste en pagar la suscripción con dinero del juego. Sí, como suena, por unos 400 millones de isk (Inter Stellar Kredit, o la moneda oficial en el universo de EVE), podremos pagar 3 meses de suscripción. Curioso cuanto menos.

De todas maneras, por si acaso, todos los que estén interesados, deberían jugar antes los 15 días de prueba gratuitos que ofrece el juego, y si al acabar estas 2 semanas deciden seguir no tienen que empezar de cero, si no que podrán continuar con su personaje actual.

Desde que salió a la venta, EVE ha contado con varias expansiones. Pero nadie debe preocuparse por esto, ya que son completamente gratuitas y están integradas en los ficheros ejecutables que hay que descargarse de la página oficial para poder instalar el juego.

Comundidad

Por lo general los jugadores de EVE son bastante maduros y sociables. Debido a la naturaleza de un solo servidor, los foros oficiales son prácticamente una extensión del territorio de batalla, y se pueden encontrar verdaderos combates dialécticos, pero como he dicho, la gran mayoría de los jugadores son muy maduros.

Además, debido a la singularidad del juego (no es fantasía, no es una franquicia famosa, requiere suscripción, morir es muy muy malo, no es prácticamente conocido más que por los que juegan, el sistema de avance repele a los impacientes), la edad media de los jugadores está en los veintimuchos, algo que agradecerán muchos jugadores.

Probablemente también debido a esas singularidades, la comunidad sea una de las más activas que he conocido, con un gran número de actividades y páginas de ayuda increíblemente elaboradas para un juego con tan pocos suscriptores.

Enlaces

Página oficial
Página con gran cantidad de material relacionado con el juego
Página muy útil con información de misiones
Página de la comunidad hispana

CONCLUSIÓN

[image|nid=1135486|align=right|width=150|height=109] EVE Online: Revelations (PC)La conclusión realmente importante es la que pueda hacer cada uno. Desde aquí lo único que puedo hacer es invitaros a todos a que por lo menos le deis una oportunidad a este juego. Con el permiso de Second Life, es la experiencia virtual más completa que hay disponible, y un soplo de aire fresco en el encasillado mundo de los MMORPGs. Sólo por eso ya valdría la pena probarlo, pero es que además está muy bien hecho, es profundo, dinámico, prácticamente interminable y cuenta con un grupo de programadores enamorados de su propia obra y que no dejan de ampliar y mejorar el juego. [image|nid=1135183|align=right|width=150|height=109] EVE Online: Revelations (PC)A todos los que os guste tener objetivos a largo plazo, trazar complejas estrategias, descubrir cosas nuevas incluso después de varios años jugando, comeros la cabeza con números y porcentajes. A los que penséis que sobrevivir tiene que tener alguna ventaja sobre morir cada 2 horas, a los que penséis que no todo en la vida es matar y capturar banderas, a los que no entendéis por que un ladrón no puede robar, o como puede un clérigo subir de nivel matando gente. Los que lleváis un pirata dentro, y los que lleváis un camionero también. Todos vosotros deberíais probar EVE Online. Al fin y al cabo es gratis durante 15 días. - El sistema de avance de personajes.- La profundidad de todas las opciones del juego.- Jugar en un único universo con 160.000 personas más.- Poder construir grandes estaciones espaciales en remotos sistemas y reclamar soberanía sobre ellos.- Excitante combate entre jugadores, no sólo con naves, si no incluso desde el mercado por mantener la hegemonía comercial sobre una región.- Ganarse la vida como un honrado productor sin disparar ni un solo misil.- Una gran comunidad muy activa y madura.- La vida pirata es la vida mejor, sin trabajar, sin estudiar… Lo malo - Nuevamente, el sistema de avance de habilidades, ya que algunas pueden tardar demasiado tiempo en avanzar.- Sistema de misiones bastante pobre.- Algunas partes de juego (mayormente minar minerales) son aburridas- Poca documentación dentro del juego.- Algunos problemas con unos pocos empleados de CCP que se beneficiaron de su puesto.- No está traducido al castellano.- Morir sin tener un clon actualizado.

9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.