Pasaporte Japón: Lanzamiento de Wii

Xavier Ocampo

A lo largo del sábado Wii se lanzó en el país del sol naciente. La jornada recogió emociones, ordenadas colas y el cantado cartel de "SOLD OUT" colgado de los comercios. Conoce cómo uno de nuestros corresponsales en Japón vivió el día y cómo fue su primer contacto empuñando el Wiimote

Wii ya ha iniciado su andadura vital en su país natal, Japón. Ya la tenemos aquí. Cientos de miles de japoneses la tienen en su casa y en estos momentos están jugando a juegos como Red Steel, WarioWare o el esperadísimo Twilight Princess. Son jugadores que ya están probando las mieles que ofrece este nuevo sistema de entretenimiento digital. Un sistema ya no dirigido a un público más o menos específico, sino al público en general. Todos y todas quieren probar al menos una vez esta nueva manera de pasarlo bien en familia.

/es/node/Array

Y esta es una de las diferencias fundamentales entre Wii y sus competidoras de esta generación, PlayStation 3 y Xbox 360: Wii no se plantea en términos de a quién va dirigida, sino como oferta lúdica que todo el mundo puede disfrutar sin un conocimiento previo del mundo e industria del videojuego. ¿Un concepto nuevo? No. Es más bien una nueva manera de aplicar el concepto. Y Nintendo lo hace de una manera directa, pura, sin planteamientos previos.

Dice la leyenda en Japón que la idea de Wii se empezó a fraguar en una reunión de la cúpula directiva de Nintendo en su sede central de Kioto. Cuentan que uno de los ejecutivos, ya entrado en años se levantó de su asiento y, dirigiéndose a sus colegas en tono solemne sentenció: 'Me gustaría que fabricáramos una nueva consola con la que yo pueda jugar con mis amigos y pasármelo tan bien como lo hace mi nieto con la suya'. Se hizo el silencio y acto seguido las palabras y gestos de aprobación de los presentes hicieron que allí mismo se decidiera no seguir adelante con los planes iniciales de la sustituta de GameCube, que todavía estaban en una fase embrionaria, y tirar adelante como el desarrollo de una 'revolución' en el mundo del videojuego. Se pusieron manos a la obra, y el resultado ya lo tenemos entre nosotros: Nintendo Wii.

Antes del lanzamiento

Desde hace varias semanas hemos sufrido en Japón (en el buen sentido y muy agradecidos que estamos por ello) un bombardeo de información comercial sobre Wii. Anuncios en televisión, prensa y radio, promociones, carteles publicitarios, eventos, etc. Un sin fin de imágenes de la nueva consola de Nintendo han salpicado nuestras retinas. Hemos sabido el qué, el cómo y el cuándo. Y nos hemos preparado para el gran día. El día 2 de diciembre llegó casi sin avisar y nos ha regalado el nacimiento de una estrella. De una estrella con un futuro muy brillante.

En televisión se ha promocionado el concepto de Wii como entretenimiento para toda la familia, pero sobre todo se ha hecho hincapié en uno de los juegos presentes en el lanzamiento nipón de la consola, Wii Sports. Varios anuncios diferentes y de variada duración nos han presentado a todos los miembros de la familia, desde los niños hasta los abuelos, disfrutando como nunca con las propuestas deportivas de este juego. Y creo que Nintendo ha acertado con esta sencilla fórmula. De una manera directa y de fácil asimilación nos ha dicho que Wii es una nueva forma de diversión que rompe con la tendencia actual en la industria y vuelve a los orígenes. Vuelve a lo simple, a lo directo, a lo divertido. Y lo consigue. En términos futbolísticos, un gol por toda la escuadra. Un bello gol, a fe mía.

Un pequeño inciso, a diferencia del lanzamiento estadounidense, Wii Sports no acompaña a la consola. Una lástima. Pero parece que al menos comercialmente la jugada les ha salido redonda. Este juego ha sido el preferido por los compradores a la hora de hacer la selección inicial. Nada que objetar desde el punto de vista de Nintendo. Esto, aparte de un entretenimiento y un arte, es también una industria. Pero voy a hacer un poco de abogado del diablo y voy a decir que hubiera sido un gran detalle por parte de la compañía de Kioto el haber incluido Wii Sports con la consola.

En las estaciones de tren hemos tenido también nuestra ración de Wii. Grandes intercambiadores como Shinjuku, Ueno o la estación central de Tokio lucían una claridad proveniente de los anuncios luminosos de Wii. El blanco lo inundaba todo. Muchos de los paneles publicitarios incluían pantallas de plasma en los que se podía ver tanto imágenes de los juegos preparados para el lanzamiento, como a jugadores en plena fiebre Wii, manejando el mando como unos expertos y sobre todo, pasándolo bien. Evidentemente, todo impoluto, limpio y cuidado, tal y como es costumbre en este país.

Y llegó el día 'W': 2 de diciembre de 2006.

Nintendo DS se lanzó en Japón también precisamente un 2 de diciembre de hace dos años. ¿Casualidad? Evidentemente no. Aquí en Japón las fechas tienen una importancia que trasciende todo. El hecho de hacer coincidir ambos lanzamientos, al menos en el día y el mes, es un mensaje claro a los competidores: 'DS nació para convertirse en líder, y Wii también lo va a ser. Nos dejaremos la piel en ello. Son un equipo que simboliza lo nuevo y lo innovador'.

Volviendo al tema del lanzamiento. Ya os dimos cumplida cuenta de lo que pasó el pasado sábado. Wii se agotó al poco de ponerse a la venta. Las 400.000 unidades volaron literalmente. Y es que la expectación creada en los días pasados dio los frutos esperados por Nintendo. Japón se ha volcado con este nuevo producto. En las colas pudimos comprobar, mediante rápidas preguntas a los futuros poseedores de una Wii, como los motivos de la compra eran de lo más uniforme que un servidor ha podido oír en el tiempo que es corresponsal en Japón de MeriStation. La innovación por un lado y el juego sencillo y directo eran las principales respuestas.

También pude constatar lo variado de las personas que guardaban cola. Si bien lo predominante era el sector joven (supongo que las intempestivas horas y el frío echaron atrás las intenciones de más de uno y una), pude observar la presencia de personas de mediana edad e incluso algún que otro anciano. Incluso había un fan de la consola ataviado como mando de la misma (y no es broma). Ya se sabe, esto es Japón.

Aquí, las tiendas abren entre 9:30 y 10:00 de la mañana. Como en cada lanzamiento de un producto importante, esta hora se adelantó a entre las 6:30 y las 7:00. Aún así, antes de llegar el momento de la apertura, Wii ya se había agotado en todas las tiendas al haberse repartido todos los cupones que daban derecho a una.

La consola
¿Y qué se encuentra el comprador nipón cuando abre la caja de su flamante consola? Pues bien, por los 25.000 yenes que cuesta (un precio muy, muy asequible para el bolsillo medio japonés), va a encontrar lo siguiente:

La consola
Un mando con su correspondiente correa de seguridad
Un mando 'nunchako'
Transformador de corriente
Cable de audio/video
Soporte para la consola
Sensor de movimiento
Dos pilas

¿Y cómo ha sido la primera toma de contacto con la consola? Pues bien, comencemos con el mando. Lo primero que me viene a la mente cuando agarro el mando de Wii es 'comodidad'. Nintendo se ha esmerado como nunca para que el control de la consola no sea sólo innovador, sino también agradable al tacto. A diferencia de otros mandos a distancia, no tan bien pensados en cuanto a diseño, el de Wii está muy bien compensado en cuanto a distribución del peso, una vez introducidas las pilas. Es realmente una extensión de la mano. Un detalle realmente de agradecer es la inclusión de la correa de seguridad que impide que el mando salga volando por el ímpetu de nuestros movimientos. No quiero ni pensar lo que sería estrellar el mando contra ese jarrón al que tanto cariño tiene la mama de turno.

Por otro lado, el mando 'nunchako', que se conecta al puerto especial del mando principal, también es un alarde de comodidad y estética. Ambos tienen sensores de movimiento, por lo que en algunos juegos éste último puede ser utilizado por un segundo jugador. La calibración de los mandos se realiza a través de una función del menú de preferencias y es de lo más sencillo. He de reconocer que al principio tenía mis dudas acerca de la precisión con la que mis movimientos se trasladarían a la pantalla. Con la misma sinceridad he de decir que estas dudas se disiparon a los pocos minutos de empezar a jugar con Wii.

Una de las grandes novedades de Wii, y una de las más esperadas por los jugadores más veteranos es la consola virtual. Mediante este software de emulación y la compra en línea podremos jugar a joyas del pasado de consolas de Nintendo y otros fabricantes. En el lanzamiento japonés, Nintendo ha puesto a disposición de los jugones 38 juegos entre los que podemos encontrar F-Zero, Castlevania IV, Goleen Axe, Donkey Kong, Street Fighter, Mario Brothers, etc. Con el tiempo, la compañía de Kioto piensa aumentar el catálogo paulatinamente. Como amante de este tipo de juegos estaré eternamente agradecido a Nintendo por esta opción.

El manejo de la consola se realiza a través del concepto de canales. Hay canales de noticias, de previsión del tiempo, de configuración, un canal de personalización donde podremos crear un alter-ego (Mii) para dotar a nuestra consola de una personalidad, otro de compras (donde realizaremos todas las operaciones con nuestros puntos), otro para ver las fotos que tengamos almacenadas en una tarjeta de memoria, etc. También se crea un canal por cada juego que adquiramos en la consola virtual.

Con Wii también podemos comunicarnos con otros usuarios de la consola a traves de Wii Connect y el sistema de mensajería. Es tan fácil como añadir el código de usuario de la persona en cuestión a nuestra agenda y empezar a intercambiar mensajes. Incluso podremos registrar como amigos a usuarios de ordenadores o de teléfonos móviles.



Los juegos
En Japón, los juegos cuestan entre los 4.800 y los 6.800 yenes. Para el lanzamiento, había a la disposición del comprador 16 Juegos. Algo realmente de agradecer. Sólo por comparar, en el lanzamiento de PlayStation 3 había tan sólo 5. Hacía tiempo que una consola no recibía tantos juegos el día de su lanzamiento en el país del sol naciente. Se nota que Nintendo está volcada con Wii. Hagamos un repaso de los 16 juegos y las impresiones que me han causado algunos de ellos:

The Legend of Zelda: Twilight Princess

The Legend of Zelda: Twilight Princess (Wii)

Uno de los juegos más esperados para la nueva consola de Nintendo. Originalmente fue planteado sólo para GameCube, pero ha sido desarrollado conjuntamente también para Wii. En Japón, la versión para el cubo se vende sólo a través de Internet. La de Wii incorpora imagen 16:9 y la utilización del mando para controlar los mandobles y ataques de Link en su misión por desentrañar los secretos del reino del crepúsculo que ha descendido sobre Hyrule.

Wii Sports

Wii Sports (Wii)

Como ya he comentado, este es el juego estrella para Nintendo. Al menos si nos fijamos en la cantidad de minutos y espacio de publicidad que se le han concedido en los medios japoneses. Tenemos la opción de jugar, al estilo Wii, a un total de cinco deportes: boxeo, bolos, tenis, golf y béisbol. Los gráficos parecen querer ser una actualización en tres dimensiones de los ya eternos juegos de 8 y 16 bits. El manejo no puede ser más sencillo. Tenemos que imitar los típicos movimientos clave de cada deporte (lanzar la bola, golpear la pelota con el palo de golf, darle al bate, etc.) esgrimiendo nuestro mando delante de la pantalla. Una de las más divertidas propuestas jugables de los últimos años, sin duda.

WarioWare

WarioWare

Un juego que proviene del mundo portátil pero que se ha adaptado de manera inmejorable al mundo de Wii. Más de 200 de pruebas locas en las que mediante movimientos del mando tendremos que, entre otras cosas, meter dos dedos en una nariz ajena, cortar un pescado congelado, salvar a una chica que cae desde lo alto, separar a personas de uno y otro sexo según se dirigen al lavabo, y un largo etcétera. Hay incluso homenajes directos a otros juegos para DS como Nintendogs.

Los gráficos, aunque adaptados a las posibilidades de Wii, siguen conservando ese aire entre retro y ultra funcional, en el que la calidad de la animación parece haberse sacrificado (de una manera forzada, eso sí) en pos de la hilaridad y el impacto directo. La mecánica del juego es exactamente la misma que las versiones para DS, es decir, un no parar de pruebas en las que la velocidad y la precisión son fundamentales para seguir adelante en el juego. He quedado gratamente sorprendido por lo sencillo del manejo y lo preciso de la traslación a la pantalla de los movimientos que hago con el mando. Todo muy sencillo y directo, como tiene que ser en juego de estas características. Un diez para Nintendo.

Wii Play

Llamado en Japón 'Hajimete no Wii' (primer contacto con Wii), esta colección de mini juegos está pensada para acostumbrarnos a la mecánica básica  de Wii y sus posibilidades de entretenimiento. Entre los juegos encontramos pinball, billar, jockey de mesa y ping-pong. Incluido en la caja encontramos un mando adicional para disfrutar del juego a dos bandas. No es que sea algo demasiado espectacular, pero teniendo en cuenta la presencia del mando adicional, el precio de los mini juegos es casi testimonial, por lo que es una buena alternativa a Wii Sports, aunque no tan variada y definitivamente no tan carismática.

Red Steel

Red Steel (Wii)

Este es un juego del que los medios nipones se han hecho eco como algo realmente inusual. Y es que los japoneses, tan celosos de su cultura, ven como algo atípico que alguien desde fuera (en este caso desde Europa) cree algo basándose en arquetipos del país del sol naciente. Y es que aquí nos vamos a encontrar y tendremos que luchar con yakuzas utilizando katanas (espadas japonesas), entre otras armas. Es el primer FPS que recibe Wii y, si bien no aporta nada nuevo o relevante al género en lo que se refiere al desarrollo, el sólo hecho de tomar el control y blandirlo delante de la pantalla cual katana para deshacernos de nuestro oponente, es toda una experiencia. Eso sí, al principio cuesta algo cambiar el chip del típico control en PC de este tipo de juegos por un sistema de apuntar y disparar más natural. Pero una vez conseguido, la gratificación y diversión están más que aseguradas.

SD Gundam Scad Hammers

SD Gundam Scar Hammers (Wii)

Mechas (robots gigantes) cabezones por doquier en esta propuesta en la que los ingenios mecánicos utilizan martillos en vez de sus tradicionales armas para combatir a los enemigos o hacernos paso a través de los obstáculos que encontramos en nuestro camino y así conseguir nuevas partes con las que equipar nuestro robot y hacerlo más potente. Curiosa puesta en escena, con una perspectiva isométrica y unos gráficos coloridos.

Tamagotchi no Pika Pika Daityouryou

Tamagotchi (Wii)

Llegamos a uno de los juegos 'absolutamente japoneses' del catálogo inicial de Wii. En esta ocasión no tenemos que cuidar de nuestro pequeña criatura a medida que se hace mayor, si no que estamos ante un juego de mesa. Ahora tenemos que ayudarle a conseguir su objetivo, que no es otro que el de ser presidente. Para ello tiene que conseguir puntos de popularidad que se van recogiendo por el tablero y pasar una serie de pruebas que le ayudarán en su camino. Diferente planteamiento, pero estética idéntica a la que estamos acostumbrados.

Ennichi no Tatsujin

Ennichi no Tatsujin (Wii)

Pasamos ahora al ámbito más tradicional de la cultura japonesa. Nos vamos de festival. En verano son muy populares los festivales (natsu no matsuri) en los que, aparte de comer y beber, podemos divertirnos con infinidad de actividades y juegos ancestrales tales como la captura de peces, o el acertar con un pequeño aro en un pivote colocado para tal fin. Este juego de Bandai Namco nos sumerge de lleno en uno de estos acontecimientos estivales y nos permite disfrutar de todas esas recreaciones desde el salón de casa. Evidentemente está enfocado al público japonés y seguramente no saldrá del país. Aunque nunca se sabe.

Trauma Center: Second Opinion

Trauma Center: Second Operation (Wii)

El virus GUILT, creado por terroristas, es la máxima amenaza a la que se enfrenta la humanidad en el futuro. Nosotros, encarnando al doctor Kousuke Tsukimori deberemos detener su avance. Para ello, haremos uso del bisturí en el que se convierte nuestro mando para llevar a cabo operaciones quirúrgicas con la máxima precisión posible. Una continuación de lo que ya hemos visto en DS, pero con el aliciente del nuevo control de Wii y unos gráficos mejorados.

Elebits

Elebits (Wii)

Konami nos propone uno de los juegos más curiosos y creativos del elenco de arranque de Wii. Nuestra misión consiste en encontrar a todos los elebits, extrañas criaturas que son la fuente de energía primigenia del mundo, que están esparcidos por nuestro hogar. Para ello haremos uso de nuestra pistola especial para mover muebles sin esfuerzo y descubrir tras ellos a las evasivas criaturas. Cuantas más consigamos capturar, más potente se hará nuestra pistola. Además tenemos la opción de crear nuestros propios decorados y enviarlos a nuestros amigos por Wii Connect para que sean ellos los que descubran dónde se esconden los elebits.

Necro-Nesia

Necro-Nesia (Wii)

Un juego de supervivencia y terroríficas criaturas. Nos situamos en una misteriosa isla plagada de insectos gigantes. Mediante el mando podremos utilizar nuestras armas para deshacernos de tan repelentes habitantes. Un 'survival horror' en toda la regla, y el primer juego de estas características que hará uso de las posibilidades del mando de Wii. A pesar de que no hemos podido probarlo en profundidad, promete convertirse en un título importante en el catálogo de esta nueva máquina.

Super Monkey Ball Uki Uki Party Daishuugou

Super Monkey Ball (Wii)

Vuelven los simpáticos monos en sus esferas transparentes. En este juego, además de los típicos recorridos tridimensionales, podremos disfrutar de las mini pruebas donde pondremos a prueba nuestra habilidad con el mando. Ahora también podemos desplazar a nuestro personaje de manera vertical, haciéndole saltar desplazando verticalmente nuestro mando. De esta manera podremos acceder a rincones de otro modo inaccesibles.

Super Swing Golf Pangya

El golf es muy popular en Japón como lo demuestran la infinidad de campos que existen en el país donde practicar este deporte. Cualquier consola que se precie ha de tener un por lo menos un juego de golf de prestigio. Y Wii nace con una buena alternativa al deporte real. Y es que en este juego, proveniente de la vecina Corea del Sur, tenemos que hacer valer nuestro swing para conseguir avanzar en el juego, o ataviar con distintos atuendos a nuestro personaje.

Wing Island

Wing Island (Wii)

Un juego de pilotaje de aviones de hélice en el que podremos ir equipando nuestro aparato con nuevas y mejores piezas para obtener mejores resultados en las pruebas de acrobacia. Se pueden controlar hasta cuatro aeronaves a la vez. En el modo historia podremos apagar fuegos forestales o llevar a cabo misiones de salvamento, por ejemplo. Para pilotar el avión haremos uso del mando inclinándolo de la manera precisa para realizar las maniobras.



Kororimpa

Kororimpa (Wii)

Un curioso juego en el que tenemos que utilizar nuestro mando para inclinar a nuestra voluntad una serie de plataformas laberínticas por las que ruedan pequeños objetos esféricos que tenemos que hacer llegar a su destino, evitando en el camino toda una serie de obstáculos. A pesar de su sencillo concepto, estamos ante un puzzle que a buen seguro ofrecerá incontables horas de diversión a los usuarios.

Crayon Shin-chan Saikyou: Kazoku Kasuka Peking Wii

Crayon Shin-Chan (Wii)

El famoso y travieso personaje de manga salta a la pantalla de Wii en una aventura en la que todos los miembros de su familia participan en un programa de televisión en el que tendrán que superar varias pruebas de habilidad. Nuestra misión es ayudarlos. Otro juego de mini pruebas que aprovecha a la perfección las bondades del mando de la consola. Así, por ejemplo, tendremos que inflar globos tanto como podamos sin que estallen, tocar instrumentos musicales, jugar a piedra, papel y tijera, etc. Lo mejor de todo es que pueden participar en la fiesta hasta cuatro jugadores simultáneamente.

Decir también que está en marcha una campaña publicitaria en la televisión japonesa con hilarantes anuncios en los que un hombre, vestido como Shinchan (cabeza de látex con la forma y detalles del personaje dibujado incluida) pregunta por la ciudad a todo el que encuentra cómo llegar a su casa para poder jugar a su juego en una Wii. Y al final, lo consigue.


¿Hablamos de la competencia?
La séptima generación de consolas de sobremesa ya está en marcha. Primero fue Xbox 360, después PlayStation 3, y ahora por fin llega Wii. Tres propuestas diferentes y únicas que definen, cada una de ellas, una manera de entender el videojuego.

Xbox, con una completísima apuesta por el juego en línea, un catálogo cada vez más completo y redondo, y una aceptación cada vez mayor por parte del consumidor, al menos fuera de Japón. PlayStation 3 con su clara determinación para liderar el salto a la alta definición, tanto en el formato de su salida de vídeo, como en el de sus discos. La nueva creación de Sony también quiere volver a ser líder en esta generación como ya lo fue en las dos anteriores.

Sony y Microsoft han presentado consolas continuistas. Soberbias técnicamente, pero no suponen un cambio radical en cuanto a planteamiento conceptual. Pero Wii se mueve en otra dirección. Wii quiere divertir. No piensa tanto en características técnicas como en otros factores como la simplicidad y lo directo de su planteamiento. Su principal objetivo es el proporcionar satisfacción inmediata tanto al jugador ocasional como al experto. Y está investigando nuevas maneras de jugar delante de la televisión.

Wii para todos

¿Cuál de estas propuestas conseguirá hacerse con el corazón del videojugador? Es difícil decirlo. A corto plazo es difícil cambiar los hábitos adquiridos durante tantas y tantas generaciones de consolas. Pero también es cierto que los cambios son siempre necesarios para evolucionar. Y Wii significa ese cambio. Lo representa. Quizás no en esta generación (o quizás sí), pero el paso está dado. Y muchos seguirán su ejemplo o tomarán prestadas muchas ideas de esta revolución. De ello estoy completamente seguro. Wii ha llegado, ha visto y ha vencido. Todavía no sabemos si en ventas, pero sí en innovación y diversión.

Conclusiones

Mientras apago la consola mis pensamientos se centran en las buenas sensaciones que me ha causado jugar con Wii. Es una consola que ha nacido para triunfar en Japón y en el mundo. Ha llegado hasta nuestros hogares una nueva forma de videojuego y somos testigos de excepción de este acontecimiento. DS ha cambiado para siempre el panorama del juego portátil. Wii lo hará con el de sobremesa. Bravo, Nintendo.

La estampa bucólica que puedo observar a través de la ventana con esos momiji que despiden apenados a sus últimas hojas de color rojo me recuerda que en Kioto, donde los momiji lucen su máximo esplendor, ha nacido una estrella. Bienvenida a casa, Wii. Ahora a conquistar el mundo…

The Legend of Zelda: Twilight Princess

Versión con funciones especiales de "Twilight Princess" para Wii.

The Legend of Zelda: Twilight Princess