Cars, Impresiones

Diego Torres

Rayo McQueen y sus amigos llegan a la nueva consola de Nintendo con un juego de velocidad para toda la familia. THQ nos invita a explorar Radiator Springs y el resto de la Ruta 66 para poder llegar a competir en la codiciada Copa Pistón.

Rayo McQueen y sus amigos llegan a la nueva consola de Nintendo con un juego de velocidad para toda la familia. THQ nos invita a explorar Radiator Springs y el resto de la Ruta 66 para poder llegar a competir en la codiciada Copa Pistón.

Desde hace años lanzar cada nueva película con el correspondiente videojuego es una tónica general de la factoría Disney. Tanto, que algunas películas, como en el caso de Los Increíbles, han generado nuevos videojuegos independientes del argumento del largometraje. En esta ocasión, Cars llegó para todas las consolas del mercado a principios de verano coincidiendo con la película, pero tampoco han querido faltar al estreno de Wii, coincidiendo con el lanzamiento de la película en DVD.

Wii nos ofrece una nueva forma de conducir en un videojuego, y la adaptación de Disney/Pixar no iba a ser menos en este sentido. Se acabó eso de usar la cruceta o el analógico para girar nuestro coche; coge tu mando como si fuera un volante y siente como el coche gira con tus movimientos. Un control muy divertido e intuitivo que es accesible para cualquier persona, sea cual sea su experiencia dentro del mundo consolero, al que se han abonado todos los juegos de conducción, de momento.

El valiente Rayo McQueen, el simpático Tom Mate o el malvado y egocéntrico Chick Hicks son unos de los muchos personajes que puedes elegir para correr a lo largo y ancho de  20 circuitos por el Condado de Carburador y otros 5 dentro de un circuito de velocidad.  El juego cuenta con una gran cantidad de videos para que nos metamos de lleno en el papel de estos vehículos animados y su mágica historia. Y como diría el mecánico Luigi: 'si necesitan neumatici paren en la casa de ruedas de Luigi, junto a la torre inclinada de ruedas'

A esta gran jugabilidad hay que añadirle unos gráficos bonitos y divertidos, al igual que en su versión cinematográfica, aunque como a otros muchos títulos de lanzamiento de Wii, le sucede que hablamos de una adaptación casi al 100% de la versión para PlayStation 2. Esperemos que pronto estas conversiones dejen de colear y hablemos de juegos creados desde cero.

Hay que sumarle una buena banda sonora de la mano de Randy Newman, habitual en las películas de Pixar (Toy Story, Bichos, Monstruos S.A.). THQ, en su primera aportación para Wii como third-party, ha conseguido un producto divertido y accesible aprovechando la innovación en el sistema de juego que ha propuesto Nintendo con su nueva generación.

Cars

La película de animación de Pixar "Cars" sirve de base para este alocado juego de conducción en el que unos vehículos con vida propia son los protagonistas.
Cars