La Leyenda de Spyro: Un nuevo comienzo
La Leyenda de Spyro: Un nuevo comienzo
Carátula de La Leyenda de Spyro: Un nuevo comienzo

El dragoncito se niega con GBA

Spyro vuela una vez más a GameBoy Advance relatando su leyenda para intentar cuajar por fin en la pequeña de Nintendo. ¿Lo habrá conseguido en esta ocasión con su nuevo comienzo?

Spyro, el simpaticote dragón morado, es un personaje importante en el mundo de los videojuegos que ha sabido hacerse un hueco desde su primera aparición en una PlayStation. Con el paso de los años, nuevos títulos basados en el popular personaje han ido apareciendo en las diversas plataformas. Sin embargo, los dos últimos títulos para GameBoy Advance (este último incluido) no parecen estar a la altura del resto... ¿Por qué?

El juego que analizamos en esta ocasión está desarrollado por la compañía Krome Studios, creadores de otros juegos de dudosa reputación como 'Barbie Beach Vacation', 'Sunny Garcia Surfing' o 'Ty the Tasmanian Tiger' (tal vez este sea su juego más conocido, ya que hicieron hasta tres partes). Esta compañía australiana formada por cerca de 200 personas ha tenido que medirse a esta importante franquicia a petición de Vivendi. ¿Habrán acertado con la decisión? ¿Puede haber desaparecido la maldición que recaía sobre los juegos de Spyro en GameBoy Advance? En unas líneas lo sabremos...

La historia: Moisés, pero en dragón
El argumento de esta nueva entrega gira en torno a una historia renovada (de ahí el subtítulo del juego: 'A New Beginning') que nos narra la historia de una profecía que se cumple cada diez generaciones: un dragón nacerá para cambiar el destino del mundo y, como el mundo está en guerra de dragones, traerá la paz. Pero existe un problema, y es que el huevo dará lugar al ser que acabará con el mal, así que los malvados dragones intentan asaltar el templo donde Ignitus protege el huevo de Spyro. Pero, afortunadamente (no para nosotros, que hemos tenido que aguantar este juego por ello), Ignitus se percata de la situación y decide lanzar el huevo al río, tal Moises en la historia sagrada.

Es entonces cuando una familia de libélulas encuentran el huevo y lo deciden proteger hasta su nacimiento. Spyro desde ese momento pasa la vida junto a la que era ahora es su familia. Sin embargo, una llamada del destino le hace emprender una aventura (la del juego) descubriendo que, tras echar fuego por la boca, no es una libélula sino un dragón (¡brillante!). Ahora no le queda otra que cumplir con la profecía y liberar al mundo de las garras del mal, lo que le hará enfrentarse a sus propios hermanos de sangre.

Jugabilidad: Monótono, corto y aburrido
Bien, vamos con lo más importante de un juego, la jugabilidad, dentro de la cual podemos encontrar factores como la diversión, la duración, el manejo… ¿Es bueno 'The Legend of Spyro: A New Beginning' en este aspecto? No. Sintéticamente, podemos definir el juego como muy corto, repetitivo, machacón, desesperante y pasado de generación. Jugar con Spyro en GBA no es una experiencia grata, ya que no es agradable un juego tan rutinario a estas alturas. Un videojuego cuyo único aliciente es el plataformeo en 'scroll' horizontal con los mismos saltos, los mismos enemigos y la misma tontería artificial de los enemigos durante los seis niveles de juego, que se terminan en poco más de cuatro horas (si es que llegáis a los quince minutos de juego), no puede ser divertido.

No hay variedad, esa es la clave. Pero no sólo eso, el diseño de niveles se convierte en repetitivo tras los primeros minutos, dándonos la impresión de estar avanzando para nada, siempre con el mismo enemigo que destrozaremos gracias a unos movimientos que son muy variados pero que no nos plantearán ningún elemento a tener en cuenta, ya que nos dará igual usar una magia especial que el simple coletazo: el enemigo caerá con la misma facilidad. No hay tácticas de ataque, ni de estrategia… Todo se limitará a machacar el botón continuamente, avanzar, volver a atizar el botón de ataque, seguir avanzando… y así hasta que se termina el juego. Ni siquiera los minijuegos, nada del otro mundo, son capaces de quitar un poco de monotonía a este Spyro para GBA.

Gráficos: Sin gracia
Sabemos que la capacidad gráfica de una GameBoy Advance es limitada, pero no hay nada que no pueda ser salvado con un poco de imaginación y talento, que es tal vez otro factor que le ha hecho fallar a Krome Studios con este título. Así que, salvando las animaciones del dragoncito, que lucen bastante bien, con una variedad y fuidez de movimientos notables, el resto es bastante mediocre: los fondos (de tonalidades claras, tristes y con poco contraste que no dan sensación de profundidad), los escenarios (poco detallados), los personajes (que aunque están bien diseñados no resaltan con respecto al fondo)… En definitiva, un juego que de no ser porque dicen que es para GBA podríamos haber supuesto que se había diseñado originalmente para GameBoy Color.

Sonido: Aspiraciones consumidas
El juego se nota que quiere aspirar a mucho en el aspecto sonoro con este título: no hay nada más que encender la consola para apreciar el coro que se ha querido insertar en la pantalla de título (nos dimos cuenta de que era un coro de voces bastante después). Así que, partiendo de esto y de que no se ha hecho una adaptación atendiendo, de nuevo, a las características de la consola, la música también suspende. Resulta machacona, con efectos de sonidos simples aunque (eso sí) efectivos.

Conclusión
Spyro vuelve a decepcionar en GameBoy Advance tras 'Spyro: Fusion', conviertiendo esto en una profecía semejante a la que defiende el videojuego: 'un juego malo de Spyro saldrá para GameBoy Advance cada cierto tiempo'. No divierte, ni siquiera entretetiene, no es agradable a la vista, la mecánica es repetitiva, es corto… Una pena, ya que el resto de plataformas en las que ha salido el juego han tenido más suerte, con un videojuego sin fallos tan clamorosos. Sólo hay que saber adaptarse a la máquina para la que se diseña, es una ley de la industria y, en esta ocasión, no hay excusas. Es un juego de suspenso.


- Las animaciones de Spyro y la fluidez de movimiento
- La historia (que prometía)

LO MEJOR

  • La historia (que prometía)
  • Las animaciones de Spyro y la fluidez de movimiento

LO PEOR

  • Es aburrido
  • Es corto (no más de tres o cuatro horas)
  • Es monótono
  • La variedad de acciones de Spyro no aumenta la jugabilidad
  • Que Krome Studios no haya sabido explotar el potencial de GBA
3.5

Malo

La idea era buena pero se ha llevado a cabo de forma desastrosa.