Rurouni Kenshin: Enjou! Kyoto Rinne, Impresiones

Jorge Fernández Galván

El Guerrero Samurai, su amigo Samanosuke y otros personajes del famoso manga han vuelto a las PS2 japonesas hace unas semanas. Os adelantamos con la versión japonesa en nuestras manos la nueva aventura del guerrero de la katana de filo invertido...

No éramos pocos los que los sábados por las mañanas, hace ya algún tiempo, poníamos el despertador para ver una de las mejores series anime de los últimos años. Ésta nos narraba las aventuras de un Samurai Ronin que ayudaba a los demás con la increíble destreza de su katana. Esta serie se llamó en Japón 'Samurai X' (por la cicatriz en forma de aspa que lleva en su cara) o 'Rurouni Kenshin' y en España se le denominó 'El guerrero Samurai'.

El protagonista se llamaba Kenshin Himura, un antiguo asesino Samurai que en la guerra civil del Japón, combatió por el Ishin Shishi con el pseudónimo de Hitokiri Battousai para derrocar la monarquía e instaurar el gobierno, dando paso al periodo Meiji. Arrepentido por la sangre derramada, cambió su katana por una con el filo invertido y prometió no matar nunca más.

Ahora nos encontramos de nuevo con un juego que narra las aventuras del famoso 'vagabundo', especialmente este enfocado en la saga de 'Shishio'.

Gráficos y Sonido

Los gráficos hacen uso de la técnica del CellShading, aunque incluyen brillos y texturas volumétricas similares a las utilizadas en los episodios de Saint Seiya. Las escenas cinemáticas están realizadas con el mismo motor del juego y muestran un acabado impresionante. Dignos de ser visto son los movimientos de la hakama de Kenshin, dando sensación de falda y ocultando los movimientos de sus piernas como si se tratara una hakama real y no un simple dibujo.

Mientras juguemos parecerá que estamos viendo un episodio más de la serie debido a lo bien realizados que están los personajes y la gran cantidad de expresiones faciales que muestran: sonreír, enfadarse, llorar, caras de sorpresa, pero sobre todo llama la atención los movimientos oculares en algunas escenas en las que inclusive cambian el tamaño de sus pupilas o parpadean sin cesar; Para recrear las caras típicas del manga, como cuando le crece la cabeza o sus ojos se vuelve enormes, han optado por poner una imagen del anime con tal expresión, para así poder apreciar aún más el carácter de los personajes sin tener de esta manera que modificar la carga poligonal de los protagonistas.

Desgraciadamente para estos cambios faciales, se han utilizados artworks en baja resolución y a veces la pixelación es tal que nos dará sensación que estamos jugando a nuestra querida PSOne, y que en vez de una boca estamos viendo una mancha negra en la cara.

Sin duda donde más se han esforzado los programadores es en los movimientos, muy similares al anime, fluidos y bastante suaves. La representación del Iai-do de Kenshin o el Kárate de Samanosuke está bastante lograda. Los escenarios no desmerecen: Encontramos paso del día a la noche, y visitaremos algunos tan preciosos como escuela Kamija, el bosque, el templo, el pueblo, el palacio de Shishio. Veremos además efectos atmosféricos razonablemente trabajados, como lluvia o niebla.

Pese a la fidelidad de los decorados, debemos decir que en ocasiones llegamos a notar una falta de detalle que llega a ser molesta. En las fases de aventura, el título sigue un esquema similar al de Way of the Samurai 2, con la distancia que el juego anteriormente mencionado lo supera con creces en lo que a calidad y detalle gráfico se refiere: Repetición de personajes callejeros, falta de objetos, incapacidad de entrar en una casa por nuestro propio pie…

El mayor problema está en la cámara: No será extraño en mitad de un combate que perdamos de vista a un enemigo y, entre que lo buscamos, perdamos un valioso tiempo. El control de cámara se realiza mediante el stick derecho y es invertido (si movemos a la derecha la cámara irá a la izquierda, y viceversa). También podemos pulsar el botón L2 para centrarla en la parte trasera del personaje, pero esto se realizará de forma tan brusca, que irremediablemente perderemos los puntos de referencia y nos desorientaremos por unos instantes. La música es la original de la serie, aunque sólo instrumental. Echamos de menos los temas vocales como 'Heart of Sword' o 'It's gonna Rain'. El doblaje incluye a los actores japoneses originales y se mostrarán para narrar algunos cuadros de diálogo. 

El juego

Rurouni Kenshin: Enjou! Kyoto Rinne mezcla sabiamente varios géneros en un solo, consolidándose como un ejemplo para los que buscamos algo más en el mundo de los juegos de lucha.  Especialmente este juego corresponde con la saga de Shishio que engloba los episodios del 28 al 62 del anime, es decir, la transición del periodo Bakumatsu a la era Meiji.

El juego alterna luchas uno contra uno al estilo Tekken o Saint Seiya, con luchas contra un grupo tipo "beat'em up' y un modo historia con jugabilidad orientada a la aventura. En el menú principal podemos elegir:

• Modo Historia. Con tres personajes disponibles.
• Modo Survival. El clásico Supervivencia. Lo desbloquearemos al finalizar el modo historia al menos una vez.
• Artworks. Galerías de arte, se desbloqueará de la misma forma que el anterior.
• Colección de voces. Ídem que los dos previos, aquí tenemos una selección de frases bastante cuidada.

Las fases de aventura son muy similares a las ya vistas en el modo Konquista de los Mortal Kombat Deception, en los que alternaremos comentarios con los transeúntes de la calle con fases de lucha. Todo se desarrollará en un mapa en el cual nos desplazaremos para cambiar de escenario. También ahí podemos elegir a donde desplazarnos libremente, desbloqueándose nuevas zonas al realizar con anterioridad algunas misiones encomendadas. En estas fases además podremos recoger y utilizar diferentes objetos o ítems que nos ayudarán para avanzar en nuestra cruzada los primeros y nos mejorarán nuestros atributos físicos los segundos.


Al empezar el juego podremos elegir entre 3 personajes, cada uno con un modo historia diferente, aunque en algunas fases se cruzarán entre ellos. Esto quiere decir que al acabar el juego con un personaje, no acabaremos el juego en su totalidad, sino que sólo veremos un final. Para terminarlo, es necesario jugar y pasar todas las fases con los 3 protagonistas del juego. Como personajes principales tendremos a:

• Kenshin Himura: Experto espadachín del estilo Hiten Mitsurugi-ryu. Utiliza una katana llamada Sakabatou o espada sin filo. Tiene la capacidad de realizar ataques fulminantes como el Ryu Kan Sen, Sou Ryu Sen, Ryu Tsui Sen,  Do Ryu Sen y el más peligroso de todos: Kuzu Ryu Sen.
• Sanosuke Sagara: Un experto en peleas callejeras con antecedentes del kárate. Aprenderá el Futae Nokiwami que es un ataque de puño muy poderoso y usará el Zambatou, una espada enorme muy similar a la de Cloud de Final Fantasy VII.
• Hajime Saito: Miembro de la policía secreta del gobierno. Su estilo se llama Gatotsu, que significa 'el colmillo del lobo', muy similar a una estocada y que es realmente demoledora.

También podemos jugar al modo historia con Aoshi, una vez terminado el juego con Kenshin.

Estos personajes podrán aumentar sus cualidades físicas, aprender nuevos movimientos y mejorar los ya existentes al acabar unas determinadas fases, al realizar de forma repetitiva algunos movimientos o adquiriendo ciertos ítems. Esto se realizará de forma manual, como en un juego de rol, pudiendo aumentar nuestras habilidades a nuestra conveniencia: Podremos así ser más rápidos y habilidosos, o podremos optar por ser más fuertes y resistentes. Además contaremos con muchísimos enemigos y personajes secundarios, siendo estos más de 40.


Los movimientos se realizan a una velocidad inusitada, pudiendo hacer combinaciones realmente fluidas y espectaculares, aunque la variedad de movimientos y combos no es realmente extensa. Contaremos con una especie de 'Tiempo Bala', en los cuales nuestros protagonistas dejarán salir al asesino que tienen dentro. En esos instantes todo se pondrá con colores rojizos y en negativo, el tiempo transcurrirá muy despacio, produciéndose unos instantes en los que podemos aprovechar para ponernos en una situación de ventaja, esquivar en el momento oportuno y asestar un golpe demoledor.




También contaremos con golpes especiales, que se realizarán de forma fluida mediante una combinación de botones, previa carga de una barra de energía que nos alertará de nuestro estado de concentración. Este estado aumentará al recibir algunos golpes. La barra de energía esta representada con una barra de color verde con la cara de nuestro protagonista encima. Esta barra cambiará a color rojo según la cantidad de golpes recibidos, cambiando a su vez la cara de nuestro protagonista.

El sistema de combate al del clásico Power Stone de DreamCast: Podremos movernos por el escenario con completa libertad, aunque sin utilizar ítems o armas repartidas por el suelo; Esta claro que no nos encontramos ante un 'simulador de lucha' tipo Tekken, sino de un arcade de lucha tipo Saint Seiya mejorado.

Se echan de menos más movimientos, más combos, más realismo en la lucha… y es que encontramos sólo unos doce movimientos por personaje. Muchas veces el sistema se centra en esquiva y ataque como si se tratara de un arcade tipo Devil May Cry y quitando toda capacidad de simulación de lucha. Lo realmente novedoso es poder luchar contra un grupo con la ayuda de otro compañero de la serie.

Aún así el juego desborda diversión, debido a los constante cambios de plano entre aventura, beat'em up y luchas uno contra uno. El ritmo pasa de calmado a frenético en un momento y el argumento está correctamente entrelazado con maravillosas cinemáticas realizadas con el motor del juego.

En definitiva, Rurouni Kenshin: Enjou! Kyoto es un videojuego de lucha atípico, y visto lo visto, promete cuanto menos enganchar a los fans de la franquicia. No es lo más en apartados técnicos ni jugables, pero cumple con su cometido. Sólo queda ver si llegará aquí… aunque es poco probable.

Rurouni Kenshin: Enjou! Kyoto Rinne

El guerrero samurái se estrena en PS2 con una aventura con alto componente de acción. Lanzamiento en Japón: Septiembre de 2006.
Rurouni Kenshin: Enjou! Kyoto Rinne