Viewtiful Joe: Red Hot Rumble, Impresiones

El singular héroe de Capcom debuta en PSP junto a sus compañeros de acción en una adaptación de su homónimo en Nintendo GameCube. Lejos del género que vio nacer a la serie, Red Hot Rumble propone peleas al más puro estilo Super Smash Bros. ¡Henshin a go-go, baby!

El singular héroe de Capcom debuta en PSP junto a sus compañeros de acción en una adaptación de su homónimo en Nintendo GameCube. Lejos del género que vio nacer a la serie, Red Hot Rumble propone peleas al más puro estilo Super Smash Bros. ¡Henshin a go-go, baby!

Muchos son los personajes de videojuegos que intentan hacerse un hueco entre los grandes y pocos son los que lo consiguen. El rojizo héroe de Capcom es uno de ellos, llegando en esta ocasión por primera vez a Psp. No obstante, no es un título novedoso ya que se trata de una adaptación con añadidos de la versión de Game Cube, Red Hot Rumble, de la que hace unos días os ofrecimos su propio análisis.

Hemos querido probar la versión de Psp para adelantaros nuestras primeras impresiones sobre el título y os adelantamos que adolece de los mismos problemas que ha tenido la versión en la máquina de Nintendo, aunque se agradecen algunos extras no incluidos en esa versión, además de incluir a Dante como personaje seleccionable.

Super Smash Bros ha sido un punto de inflexión clave en el mundo de los videojuegos. Desde la salida del título en Nintendo 64, juegos similares se han aprovechado (a veces para bien, y otras para mal) de su idea original y adictiva. Red Hot Rumble bebe de las fuentes de Super Smash Bros pero añadiéndole la esencia básica de Viewtiful Joe.

Tras cargar nuestro UMD, nos recibe una animación de anime muy propia de la serie en la que se nos presenta ligeramente la historia y el elenco de personajes que se darán cita durante el juego: Joe, Alastor, Captain Blue, Silvia, Sprocket...llegando a contabilizar más de 10 personajes seleccionables, siendo todos ellos conocidos para todo seguidor de la serie.

Cámara, rodando… acción

Todos los personajes están realizando un casting para la próxima película del Capitán Blue, y que mejor que enfrentarlos en frenéticas batallas para conseguir a quien conseguirá el papel de héroe. El modo historia se centra en varias historias independientes dentro de las cuales tendremos que superar una serie de retos para poder superarlas. Precisamente estos retos son el mínimo común de todas las batallas, salvando cambios de escenario y personajes.

Cada historia está formada por tres actos y por una batalla final contra un jefazo. A su vez cada acto tiene 1 o más retos que tendremos que superar si queremos pasar al siguiente. No obstante se nos producen restricciones para avanzar en la historia: conseguir un número determinados de puntos, no fallecer más de x veces o tener una puntuación por encima del resto de jugadores.

En el caso de las fases, también nos encontramos con retos parecidos: conseguir un número máximo de joyas, acabar con un enemigo especial siendo el que le infrinja más daño, mantener una bandera mientras el resto de jugadores intenta robárnosla, acabar con el máximo número de enemigos derrotados, o bien ser el último en caer en un escenario lleno de trampas. La variedad está servida, aunque a veces puede llegar a resultar escasa.

Todos contra todos, baby

Las batallas, frenéticas, no nos permitirán ni el más mínimo respiro. Y en los escasos minutos que llegan a durar nos mantendrán pendientes de toda la acción machacando los botones de la portátil. Si bien cuando el número de personajes es reducido podremos ver la acción de una forma correcta, si asciende hasta el máximo de cuatro el escenario se convertirá en un completo caos entre personajes, enemigos y efectos de video, llegando en ocasiones a perdernos en nuestra pantalla.

Además de los golpes propios de cada personaje, disponemos también de activadores de poderes VFX. Estos ataques nos dan una ventaja sobre el enemigo que podremos ir consiguiendo recogiéndolos por el escenario: poner la acción a cámara lenta, darnos velocidad e incluso ampliar de tamaño son ejemplos de ellos. Además, otros activadores nos proponen una serie de pequeños minijuegos con los que conseguir más puntos. También nos encontramos con restauradores de vida o trozos de puzzle con los que podremos activar nuevos contenidos o habilitar fases secretas.

El principal fin es conseguir el máximo de puntos posibles y, aunque parezca trivial, los combates pueden perfectamente dar giros inesperados, ya que no siempre es indispensable ganar todos los retos. Si bien estamos en una batalla doblando en puntos a nuestros contrincantes, es bastante fácil perder toda nuestra vida y por tanto perder una notable cantidad de puntos que serán liberados en mitad de la pantalla, para que otro jugador pueda hacerse con ellos y darle la vuelta a los marcadores.

Aprovechando las capacidades wifi de Psp se nos permite compartir batalla contra otros tres jugadores más, tanto en modo cooperativo como enfrentándonos entre sí, además de disponer de opción Game Sharing para usar un único UMD. Eso sí, echamos de menos una opción para jugar a través de Internet sin las limitaciones de partidas a nivel "local".

Red Hot Rumble para PSP dispone de un "Trial Mode" que incluye una serie de 40 retos que deberemos superar en un periodo de tiempo. Situados en los escenarios del modo historia y usando un personaje que no tendremos opción a elegir se nos ofrece una determinada prueba: acabar con los enemigos lanzándoles por los aires, destrozar 25 helicópteros usando un determinado ataque... Aunque parezcan sencillos, no lo son tanto, y darán un poco más de vida al alocado modo historia.

A nivel técnico

El primer Viewtiful Joe marcó un estilo visual que ha sido respetado entrega tras entrega. Red Hot Rumble lo mantiene, siempre bajo el aspecto cel-shading e inspirándose en el anime japonés. Los escenarios están cuidados hasta el más mínimo detalle y son totalmente dinámicos, permitiendo un mayor grado de interacción con él. Y es éste el mayor problema que presenta, ya que a la hora de tener muchos elementos en pantalla, todo se convierte en un caos. Problema que se eleva al cuadrado cuando el número de jugadores se eleva.

Los efectos de video, aunque excesivos como comentábamos, están muy bien realizados: ataques normales y especiales, poderes VFX, explosiones y los propios efectos del escenario. A pesar de todo ello, el juego no sufre notables ralentizaciones. A nivel de audio, canciones que al igual que la versión de GameCube que únicamente se limitan a acompañar la acción durante las batallas. Papel que también tienen los efectos de audio pero a una calidad posiblemente mayor: ataques especiales, explosiones y la propia voz de los personajes.

En estas primeras impresiones con la versión en PSP de Red Hot Rumble hemos visto los mismos problemas que contenía la versión de GameCube. Quizás para paliar este hecho, se han incluido algunos extras que no contiene la versión de la consola de Nintendo. No obstante, la acción y la diversión, centrándose más en el multijugador, está totalmente asegurada.

Viewtiful Joe: Red Hot Rumble

Viewtiful Joe debuta en PSP con una entrega al estilo de Super Smash Bros donde aparecerán todos los personajes de la saga. También saldrá en GameCube.
Viewtiful Joe: Red Hot Rumble