Sonic Riders
Sonic Riders
Carátula de Sonic Riders

El erizo más rápido

Ramón Méndez

Sonic y sus amigos vuelven a las consolas con un juego de carreras sobre tablas flotantes que resulta complicado de llegar a dominar, pero que esconde en su interior un gran número de horas de diversión. ¿Te unes a la carrera por las esmeraldas del caos?

Sonic regresa para hacer validar su título de erizo más rápido del mundo, y lo hace con un juego de carreras sobre tablas, al más puro estilo TrickStyle. Sin embargo, son muchos los que se muestran recelosos a una nueva entrega de la mascota azul de SEGA, sobre todo tras la ligera decepción que supuso el reciente spin-off de Shadow the Hedgehog.

No obstante, Sonic vuelve por cuarta vez al género de las carreras (tras los dos Sonic Drift de Game Gear y Sonic R de Saturn, PC y recientemente recopilado en Sonic Gems Collection) y lo hace rodeado de un plantel de auténtico lujo, unos escenarios enormes, llenos de sorpresas y atajos, y unas disputas a toda velocidad que harán las delicias de los aficionados, aunque todavía tenga bastantes aspectos por pulir.

Historia
Sonic, Knuckles y Tails están ocupados en su labor de recuperar las esmeraldas del caos cuando, de repente, en Future City, tres misteriosas figuras hacen su aparición, escapando de la policía a toda velocidad. Al día siguiente, el Dr. Eggan anuncia el EX World Grand Prix, un torneo para ver quién es el mejor a bordo de las tablas que protagonizan el juego.

Sonic y compañía no están especialmente interesados en el asunto, pero al ver en pantalla a las extrañas figuras de la noche anterior, y que se están jugando las esmeraldas del caos, no dudan ni un instante más el inscribirse en la competición. De este modo, comenzarán una serie de carreras en las que nuestro protagonistas se enfrentarán a las nuevas amenazas.

Una vez acabado el modo historia con los héroes, podremos participar con el equipo rival, como suele ser habitual en los últimos juegos del erizo azul (Sonic Adventure 2 o Sonic Heroes). De esta forma, nos encontramos con un modo historia bastante consistente, con abundantes escenas que desarrollan la historia, y que resulta suficientemente largo e interesante, sobre todo por la relativa dificultad del juego.

Modos de juego
Por supuesto, no todo se verá reducido al modo historia, ya que el juego va más allá y ofrece una amplia gama de modos de juego. Para empezar, tenemos el modo Carrera Libre, donde podremos elegir personaje y circuito, así como ajustar los parámetros de la carrera a nuestro antojo. Pueden participar hasta cuatro jugadores en este sencillo modo.

Otro clásico de este tipo de juego, el modo Contrarreloj, también estará disponible, pudiendo esforzarnos en superar nuestros propios tiempos en los circuitos del juego. Cerrando esta primera tanta de modos de juego, está el World Grand Prix, en donde disputaremos los cinco circuitos básicos y, según nuestra posición, recibiremos una puntuación, con el objetivo de quedar campeones. Podremos elegir entre dos copas, la de los Héroes y la 'Babylon Cup' (la de los antihéroes).

Desde el menú principal podremos acceder a otro grupo de modos de juego que corresponden al nombre de 'modo supervivencia'. Aquí nos encontraremos con 'Etapa carrera', donde la meta es conseguir la esmeralda del caos del circuito y pasar por un número determinado de puertas presentes en el mismo, intentando así evitar que nos la roben nuestros rivales. De nuevo, hasta cuatro jugadores podrán competir en este modo.

También estará la llamada 'Etapa Batalla', donde nos enfrentaremos a nuestros rivales y deberemos acabar con ellos para salir victoriosos. En este modo es fundamental volver a conocerse a los personajes, puesto que sus habilidades varían respecto a los modos de juego normales. Otro modo de juego es el 'Modo Equipo', donde tendrán lugar enfrentamientos dos contra dos, con la opción para cuatro jugadores siempre presente.

También tendremos a nuestra disposición una tienda donde podremos comprar objetos y otras tablas, por ejemplo, con los anillos que iremos recaudando a través de los modos de juego principales. Además, un modo extra donde volver a disfrutar de los vídeos, las melodías o ver los mejores tiempos y puntuaciones. Sin olvidarnos de un complejo y largo modo 'misiones', que hará su aparición al acabar la aventura principal.

Personajes
Sin duda, el aspecto que más interesará del juego y que guarda más de una sorpresa a los aficionados a las aventuras de Sonic y compañía. Diecisiete personajes, entre los cuales nos encontramos con los héroes básicos por todos conocidos: Sonic, Tails, Knuckles y Amy. De estos, el más equilibrado es Tails, mientras que Amy es la mas irregular.

Los otros personajes disponibles desde el principio son los némesis de nuestros protagonistas en este título, a la par que nuevas incorporaciones al universo Sonic. Hablamos de Jet the Hawk, Wave the Swallow y Storm the Albatross, que tendrán sus más y sus menos enfrentándose a los héroes a lo largo del modo historia. Por diseño y estilo, no desentonan dentro del juego, aunque uno puede llegar a plantearse qué animales quedan por explotar.

A partir de aquí es cuando le llega el turno a los personajes secretos que se van dejando ver según vamos acabando el juego en los distintos modos y con los variados personajes. No es de extrañar las presencias del Dr. Eggman, Cream, Rouge y Shadow dentro del plantel, ya que son, a estas alturas, clásicos de la saga, aunque sean relativamente nuevos (quitando a Robotnik). Sin embargo, exceptuando a Shadow, los demás son personajes de relleno, de calidad bastante baja en comparación con el resto.

Las grandes sorpresas llegan a partir de aquí, cuando nos encontramos con el carismático y bien recordado Nights, del juego del mismo nombre de Saturn, con Aiai, el simpático mono de Super Monkey Ball, y con la gran reportera Ulala de Space Channel 5. Por si fuera poco, estos tres personajes, que serán muy bien acogidos por los seguidores del Sonic Team, son los mejores del juego en todos los aspectos.

Completan el grupo de personajes disponibles E-10000 G, E-10000 R y el inevitable Super Sonic. Estos dos robots, que iremos conociendo de competir contra ellos a lo largo del juego, son de una calidad discreta, mientras que el conocido Sonic con el poder de las esmeraldas del caos será uno de los personajes más destacables del título, al nivel de las estrellas del Sonic Team.

Sonic Riders (PlayStation 2)Sonic Riders (PlayStation 2)No se le puede reprochar nada al elenco de personalidades que hace su aparición en este Sonic Riders. Y sí, está bien empleado el término, pues estamos ante las más grandes creaciones del Sonic Team, ya no sólo dentro del universo Sonic, sino dentro de su historia. Más de uno apreciará este juego sólo por volver a ver a Nights o a Ulala, antiguas glorias que permanecen en la memoria de los aficionados.

Gráficos y sonido
Sonic Riders (PlayStation 2)Técnicamente, Sonic Riders es capaz de lo mejor y de lo peor. Y es que, para empezar, el motor gráfico del juego resulta ser una extraña mezcla entre Sonic Adventure y F-Zero GX, pero sin llegar a gozar de identidad real respecto a ninguno de ellos. Por lo tanto, en las primeras partidas, da una sensación de caos y descontrol visual que puede suponer que más de un jugador se pierda en pantalla y no sepa por dónde seguir su camino.

Sonic Riders (PlayStation 2)No obstante, esto es una mera cuestión temporal y de experiencia, ya que una vez el jugador se acostumbra a la velocidad y la gran variedad de elementos, giros y objetos que hay en los escenarios, sabe bien cómo ir reaccionando a cada uno de ellos. Es entonces cuando Sonic Riders ofrece lo mejor de sí mismo, con un gran número de objetos en pantalla, atajos especiales para cada personaje y diversos giros de cámara.

Sonic Riders (PlayStation 2)

Sonic Riders (PlayStation 2)Estamos ante una experiencia visual que soporta tranquilamente los 60 frames por segundo en GameCube y Xbox, y ofrece algunos detalles interesantes como explosiones, cascadas y efectos de luz muy trabajados que llaman la atención dentro de lo que el desarrollo del juego permite. Sin embargo, mantener ese framerate trae consigo unas consecuencias no tan deseadas.

Sonic Riders (PlayStation 2)De este modo, algunos elementos resultan excesivamente cuadrados y poligonales, que, aunque a priori no llamen demasiado la atención, en un análisis ligeramente más minucioso se dejan ver. No obstante, el apartado gráfico se mantiene en un nivel notable, con unas animaciones de personajes bien trabajadas, especialmente en sus movimientos especiales.

Sonic Riders (PlayStation 2)En el apartado sonoro, no estamos ante el mejor trabajo visto en un juego de Sonic, pero cumple su cometido a la perfección, con melodías animadas. Cabe destacar la de la secuencia introductoria del juego (realizada esta mediante animación y muy llamativa) y un par de ellas más, quedando muchas en el terreno de lo mejorable. El trabajo de doblaje (en inglés) sigue la línea de anteriores entregas, así como los principales efectos sonoros.

Jugabilidad
Sonic Riders (PlayStation 2)Es en el aspecto jugable donde el juego presenta su peor cara y donde peor luce. No es por duración, ya que se trata de un título largo y ofrece numerosos modos para continuar disfrutando de él una vez finalizada la aventura principal, ni tan siquiera por el enorme carisma de los personajes. El problema radica en la forma en que se desarrollan las carreras y el extraño sistema de control del que hace gala Sonic Riders.

Sonic Riders (PlayStation 2)La principal baza para alcanzar a los rivales que van en cabeza es usar las corrientes de aire que van dejando tras de sí, realizando los movimientos que se van indicando en pantalla. De este modo, alcanzaremos velocidades mucho mayores y avanzaremos directamente hacia el personaje que crea dicha distorsión en el aire. Aunque suena sencillo, llegar a hacerse con el sistema cuesta bastante.

Sonic Riders (PlayStation 2)Hasta que se consigue la experiencia necesaria para saber reconocer este sistema, saber utilizar los atajos del juego y explotar al máximo las habilidades de cada personaje, algo que puede llevar más o menos tiempo según la pericia de cada jugador, Sonic Riders resulta bastante complicado, y se antoja realmente difícil llegar a la meta en el primer lugar que se nos pide bastantes veces.

Sonic Riders (PlayStation 2)

Sonic Riders (PlayStation 2)Aparte de acelerar y de utilizar esas corrientes de aire, tendremos que estar atentos a los atajos específicos para las habilidades de cada personaje, que siguen la estela de Sonic Heroes entre 'Speed' (velocidad), 'Fly' (volar) y 'Power' (fuerza), y supondrán una importante ayuda, sin olvidar las clásicas cápsulas de objetos. También hay que prestar especial atención a la barra de energía de nuestra tabla, pues si se agota dejará de funcionar y nos veremos obligados a ir andando.

Sonic Riders (PlayStation 2)Lógicamente, se puede recargar, siendo lo más recomendable hacerlo en las corrientes de aire rivales, aunque hay zonas específicas a las que recurrir, siguiendo la estela de la saga F-Zero, aunque eso nos supondrá perder unos valiosos segundos respecto a nuestros rivales. En general, el juego ofrece numerosos elementos a tener en cuenta mientras se juega, dándole una cierta profundidad pero, a la par, complicando el sistema.

Sonic Riders (PlayStation 2)A pesar de todo, el juego ofrece sus grandes momentos de diversión, aunque no es un título que cuaje en una primera toma de contacto entre los usuarios. Una vez llegado a controlar, ofrece abundantes modos multijugador para ofrecer numerosas horas de diversión, pese a que jugar cuatro usuarios puede resultar muy confuso por las divisiones de la pantalla, siendo lo ideal, desde este punto de vista, ser dos amigos. Una pena este aspecto, ya que ofrece lo que al mismo tiempo no es capaz de cumplir plenamente.

Comparativa PS2/XBOX/GC
Nada destacable que diferencie especialmente las tres versiones, quitando los 60 frames por segundo de XBOX y GC, una constante en los juegos de Sonic en estas plataformas y alguna mejora gráfica menor en estas respecto a PS2.

LO MEJOR

  • El elenco de personajes, llenos de carisma
  • Gran número de modos de juego
  • Puede llegar a ser muy divertido...

LO PEOR

  • ...pero una vez se llega a controlar en condiciones
  • Complicada jugabilidad y sistema de control irregular
  • Llega a carecer de una identidad propia

CONCLUSIÓN

Sonic Riders es un título, ante todo, muy divertido y bastante recomendable para el público en general y para los seguidores del erizo azul y de SEGA en particular. Sus fallos jugables se perdonan en detrimento del interés de los personajes y de una amplia gama de modos multijugador que lo convierten en un título duradero y con mucho que ofrecer, pese a que requiere de un importante nivel de experiencia. Lo que se agradece, ante todo, es ver que estamos ante un juego que vuelve a revitalizar un poco a Sonic y compañía, tras la leve trayectoria descendente que llevaba últimamente, en especial con el amargo sabor de boca que nos dejó el reciente Shadow. Las esperanzas para el futuro son muy elevadas, y si se solventan los pequeños problemas de jugabilidad y se mejoran los gráficos, la rumoreada segunda parte para la nueva generación puede ser esperada con muchas ansias. - El elenco de personajes, llenos de carisma- Gran número de modos de juego- Puede llegar a ser muy divertido...

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.