Disney's Kim Possible: Kimmunicator
Disney's Kim Possible: Kimmunicator
Carátula de Disney's Kim Possible: Kimmunicator

El regreso de la detective más mona de Disney

Julio J. Pérez Blasco

La adolescente Kim Possible tiene una vida de lo más peculiar ya que además de salir con sus amigas y animar al equipo de la escuela se embarca en cientos de aventuras salvando al mundo de los peores villanos. Tras aparecer en GBA nuestra heroína debuta en NDS con un título de plataformas que encantará a los más jóvenes. ¡Kim ha vuelto!

Actualmente una de las grandes tendencias de la factoría Disney es la de llevar sus más famosas series de dibujos animados al mundo de los videojuegos con mejor o peor acierto. Kim Possible (estrenada en Estados Unidos en junio de 2002, ganadora de un Emmy y que actualmente se emite desde hace dos años en canales digitales de pago) ha sido uno de sus mayores éxitos de la pequeña pantalla gracias a su animación fluida, carismáticos personajes y emocionantes momentos de acción. La historia de la serie cuenta la vida de una adolescente llamada Kimberly Ann Possible (alias Kim Possible) que diariamente acude a la escuela Middleton en la que es una de las mejores animadoras del equipo de fútbol. Lo que muchas de las personas más cercanas a ella desconocen es que trabaja como agente secreto salvando el mundo de los peores villanos con la ayuda de Ron Imparable (su amigo de la infancia), Wade Load (genio informático que le administra recursos) y Rufus (una rata sin pelo).

Obviamente Kim Possible no podía faltar a su equivalente en forma de videojuego por lo que el 21 de noviembre de 2003 el público europeo pudo disfrutar de Disney's Kim Possible: Revenge of Monkey Fist, desarrollado por Buena Vista Interactive. Básicamente se trataba de un beat'em up con toques de plataformas pero cuyos resultados fueron más bien mediocres. Casi un año después llegó la segunda parte con el subtítulo Drakken's Demise en el que A2M pulía un notable título con una gran jugabilidad, un mejorado apartado gráfico y un desarrollo bastante adictivo pero que pecaba de una corta duración y una baja dificultad.

Ahora Disney vuelve a la carga con dos nuevas entregas: por una parte la tercera aparición de la serie en GameBoy Advance con Disney's Kim Possible 3: Team Possible, en la que nuestra protagonista luchará codo con codo con su amigo Ron para detener los malvados planes de Monkey Fist, Dr. Drakken y otros villanos de la serie; y con Disney's Kim Possible: Kimmunicator, el debut de la saga en Nintendo DS en la que A2M adapta el mundo de nuestra heroína a las tres dimensiones y añade grandes novedades jugables. Desgraciadamente los resultados de este último juego no son tan satisfactorios como se esperaba y el debut de la saga a las dos pantallas es bastante inferior a su última aparición en la portátil de 32 bits de Nintendo. Acompaña a Kim en esta gran aventura llena de gadgets, peligros, plataformas y… ¿tostadoras?

Introducción

El argumento en esta ocasión gira en torno al secuestro de Wade por parte de Drakken y su secuaz Shago que le obligan a desarrollar un nuevo Doomsday Device, privando a nuestra protagonista de uno de los recursos claves para su lucha contra el mal. Así pues, en el comienzo de la aventura y tras un breve prólogo, tomamos el control del número uno del club de fans de Kim que, tras una breve conversación con su ídolo, cogemos el control de esta. A partir de entonces, y tan sólo acompañada de su fiel mascota Rufus (ya que Ron está de vacaciones), tendrá que infiltrarse en la corporación de Drakken para descubrir el paradero de su amigo y liberarlo. En el camino tendrá que luchar contra un gran número de enemigos, robots, mutantes e incluso tostadoras y frigoríficos. Todo vale en el mundo de Kim.

El juego se estructura en un total de quince niveles diferentes (con cuatro mundos en total y cada uno con su correspondiente jefe final y de dificultad creciente). Especificando, el primer mundo no es más un simple tutorial en el que Kim aprende todos sus movimientos y habilidades. Estos tres primeros niveles son realmente sencillos y no llegan a durar más de cinco minutos cada uno aunque realmente esta baja dificultad sigue presente durante el resto del juego (excepto en contadas ocasiones), obteniendo uno de los títulos más sencillos del catálogo de la portátil. El resto de mundos se desarrollan, en este orden, en: el centro comercial de Frugal Lucre, el laboratorio de la genetista DNAmy y, por último, la base secreta del propio Drakken, cuyo nivel inicial (usando un paracaídas para descender por un volcán) es sin duda uno de los momentos más interesantes del juego ya que el resto se limitan a saltar, golpear o utilizar un artilugio en determinado lugar.

 

Gráficos

Hasta el momento las aventuras de Kim Possible en GameBoy Advance eran plataformas con toques de acción en dos dimensiones. Para su aparición en Nintendo DS, A2M ha llevado la saga al mundo tridimensional, aunque sólo en apariencia ya que nuestra protagonista (y Rufus en sus respectivas fases) se mueven en un desarrollo bastante lineal, cambiando la cámara en determinados momentos, asemejando el desarrollo a títulos como los primeros capítulos de Crash Bandicoot o la saga Viewtiful Joe.

Aún así el resultado es bastante notable ya que, por una parte, todos los escenarios cuentan con una gran cantidad de detalles y llamativos colores utilizando para ello la técnica Cel-Shaded, si bien el número de polígonos por objeto es bastante limitado y existen algunos defectos gráficos como Clipping -cuando un objeto atraviesa otro-, Z-Buffering -situarse la cámara entre un objeto y la protagonista, impidiendo en parte la visión del juego- y en la detección de determinados objetos, aunque no afectan a la acción. Las animaciones de Kim son bastante fluidas, no así las de los enemigos que se encontrará.

El modelado de los diferentes personajes y elementos movibles está bastante trabajado pero falto de polígonos en general. Además se abusa demasiado de las texturas planas, mostrando un mundo sencillo que entusiasmará a los fans pero echará atrás a aquellos que no conozcan la saga. Antes de cada misión visualizamos escenas estáticas de Kim hablando con otras personas o tramando un plan mientras que en la pantalla inferior observamos los diferentes diálogos.

Destaca sobe todo la gran fidelidad a la saga aunque dada la mayor capacidad de los cartuchos de NDS respecto a los de su antecesora, GBA, A2M podría haber incluido escenas cinemáticas, como ya hizo en la primera aparición de la saga. Incluso el comienzo del juego es bastante simplón, apareciendo el logo de las diferentes compañías que han colaborado en el juego en ambas pantallas.

Sonido

La banda sonora del juego, que se puede escuchar en los diferentes menús y escenas introductorias, está claramente inspirada en la serie de animación con tan solo tres temas que se repiten hasta la saciedad y pueden llegar a cansar un poco. Los efectos sonoros, sin embargo, están bastante logrados y hay una gran variedad para la infinidad de golpes, volteretas y saltos que realizará nuestra heroína. No existen voces entre los niveles pero tampoco se echan en falta.

Jugabilidad

El desarrollo del juego, como se ha comentado anteriormente, se centra en las plataformas y en diferentes momentos de acción en los que hay que golpear a los enemigos, si bien muchos de ellos se pueden esquivar. Durante el juego sólo encontraremos una especie de monedas que nos sirven para comprar nuevos gadgets (la gran mayoría ocultos desde el principio) pero que a partir del cuarto nivel, cuando ya tenemos todos por defecto, sólo sirven para comprar eventualmente más, desaprovechando casi todo el potencial que podrían haberle dado.

La alta agilidad de Kim le sirve para realizar un gran número de acrobacias, saltos, volteretas, rebotar contra las paredes para subir por determinados lugares, agacharse para pasar por sitios bajos y agarrarse a cualquier elemento del escenario (desde salientes a escalerillas de todo tipo). Además puede utilizar un gran número de gadgets (menor que en anteriores entregas) como son las gafas de visión nocturna, el peine para abrir puertas a base de un sencillo minijuego táctil, un flash para atontar enemigos, una cuerda ninja para agarrarse del techo u otros objetos con los que facilitar la misión.

El uso de estos gadgets es muy sencillo: al apretar en la pantalla táctil el menú de objetos salen todos los disponibles hasta el momento y tan sólo queda seleccionar el que vamos a usar y utilizarlo con el botón R. Además, en la pantalla táctil podemos seleccionar otros menús en los que podemos cambiar de vestuario a Kim (existen diez trajes en total, tres disponibles al comienzo, otros cuatro que se consiguen sobre la marcha y otros tres que se adquieren al meter los juegos de GBA de la saga en la ranura de NDS), comprar nuevos gadgets, ver nuestro progreso e ir a niveles ya concluidos para acceder a zonas inaccesibles anteriormente.

El control de Kim es muy sencillo, con tres botones centrados para los diferentes golpes (A, X, Y), mientras que B se utiliza para saltar, los botones superiores para usar un gadget o cambiar lateralmente en el menú (R y L+R respectivamente) y para manejar a nuestra protagonista basta con pulsar las teclas direccionales. Además de estas opciones que se utilizan en casi todo el juego, existen determinados mini-juegos y fases que realizamos con la pantalla táctil la cual incluso nos 'lee' nuestra huella táctil antes de comenzar una partida pero realmente no sirve para nada excepto para quitarnos unos pocos segundos de nuestro valioso tiempo.

El arte de ser espía… o una simple rata

El control táctil de estos minijuegos empieza a partir del séptimo nivel, en el que algunas puertas se tienen que abrir con una especie de peine (que previamente habremos comprado con el dinero que encontramos durante las fases) que da lugar a un sencillo juego de habilidad en el que con el lápiz táctil hay que llevar un punto por un recorrido sin tocar las paredes, con una dificultad que va creciendo a medida que progresamos en el juego. Aparte, en la fase de entrada a la base de Kradden en la que Kim baja en un paracaídas, el control se alterna por los botones superiores para manejar las cuerdas mientras que si nos acercamos demasiado a las paredes del volcán podemos soplar al micrófono para elevar a Kim, al estilo de uno de los mini-juegos de Project Rub. Como se ha mencionado anteriormente, esta fase es la más divertida del juego y es una verdadera pena que dure un suspiro.

Además y como se ha comentado al inicio, en esta aventura Kim no está sola ya que cuenta con la gran ayuda de Rufus (la mascota de Ron) que le acompaña en todo momento y protagoniza algunas sub-fases cortas y sencillas. Para entrar en éstas basta apretar R cuando la propia pantalla nos avise con una exclamación cerca de nuestra heroína, que será normalmente cerca de un conducto de ventilación. Tras esto tomaremos el control de Rufus en una especie de laberinto en el que puede escalar paredes y morder cables para actuar sobre algunas pinzas y llamas que dañan la sensible piel de este animal.

  

Rufus, al igual que nuestra protagonista, tiene tres puntos de vida y cuando los pierda todos tendrá que volver al comienzo del nivel (Kim además posee tres vidas y botiquines que irá encontrando durante la aventura con los que restaurar puntos de la misma). Lo malo es que cuando nos golpee un enemigo (los hay de mil tipos, desde mofetas de tres metros de altura hasta mutantes con aspecto de pato vitaminado), habrá unos segundos en los que nuestros héroes se tendrán que recuperar, en los que incluso nos pueden golpear de nuevo. Aparte de esto, cabe destacar las tres luchas contra los jefes finales de cada mundo que, aunque son bastante fáciles, dan un poco de variedad al desarrollo.

En otro punto de factores el sistema de detección no está totalmente pulido por lo que, de forma numerosa, preferiremos eliminar enemigos saltando sobre ellos que golpeándoles. Para más ofensa, la muerte de estos es totalmente ridícula, ya que todos fallecen cayendo al suelo y desapareciendo a los pocos segundos. Por no hablar de su inteligencia artificial, que es casi inexistente, disparando o yendo a por nosotros cuando nos vean. Por último, y no menos importante que lo anterior, el título incluye ciertas fases de sigilo, en las que hay que esquivar a unos vigilantes usando todos los recursos disponibles. Para superarlas hay que pensar adecuadamente a dónde saltar ya que si nos descubren darán la alarma y habrá que comenzar de nuevo.

La duración del juego es realmente escasa, llegando a poco más de tres o cuatro horas dependiendo de nuestra habilidad para superar los diferentes retos que, todo hay que decirlo, son realmente fáciles. Aparte del modo principal no existen ningún tipo de extras o incentivos para rejugarlo (ni siquiera las famosas cartas de anteriores episodios), terminando de una forma un tanto ridícula ya que, después de que Kim haya vencido al robot final, ésta recibe una llamada de auxilio de su amigo Ron que está de vacaciones en Noruega. Entonces el juego vuelve a la pantalla principal, sin aparecer los famosos créditos o las palabras 'The End'. Parece ser como si dejarán abierto el argumento para una segunda parte o incluso para la nueva entrega de GameBoy Advance, pero no dan más razones acerca de ello.

LO MEJOR

  • Gráficamente calca a la perfección el estilo de la serie
  • Algunas fases son bastante originales
  • Las habilidades de Kim y su fácil manejo

LO PEOR

  • Dura un suspiro y es muy repetitivo
  • Aspecto auditivo casi igual que en GBA
  • Escaso uso de la pantalla táctil
  • Ligeros fallos gráficos

CONCLUSIÓN

[image|nid=1179482|align=right|width=150|height=225] Disney Kim Possible 4: Kimmunicator (Nintendo DS) Kim Possible debuta en Nintendo DS con una aventura bastante mejorable que cuenta con ciertas ideas originales (la bajada en paracaídas, el aspecto visual, ciertas fases ligeramente difíciles) pero que peca de una escasa duración y de no aprovechar el potencial gráfico y jugable de la portátil. Por lo tanto esperemos que A2M aproveche mejor a nuestra pequeña heroína para su próxima aparición a dos pantallas porque este 'capítulo piloto' no ha conseguido los resultados previstos. Gustará a los fans de la saga mientras que al resto le parecerá un título más de plataformas sin casi posibilidades en un género plagado de grandes juegos como Sonic Rush, Kirby, Rayman, Yoshi o incluso Super Mario Bros, si bien ninguno es al estilo de la saga de Disney. [image|nid=1118894|align=center|width=150|height=225] [image|nid=1119454|align=center|width=150|height=225] Gráficamente calca a la perfección el estilo de la serie Las habilidades de Kim y su fácil manejo Algunas fases son bastante originales

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.