Bleach

A medida que la popularidad de Bleach crece paulatinamente, sus incursiones en el mundo de los videojuegos se suceden. En esta ocasión, tanto Ichigo y compañía como la desarrolladora Treasure harán efectivo su debut en Nintendo DS, en un atractivo producto con la pretensión de convertirse en una de las sorpesas del año. Descubre lo que dará de sí este beat em up en 2D inspirado en la célebre licencia de Kubo Tite.

A medida que la popularidad de Bleach crece paulatinamente, sus incursiones en el mundo de los videojuegos se suceden. En esta ocasión, tanto Ichigo y compañía como la desarrolladora Treasure harán efectivo su debut en Nintendo DS, en un atractivo producto con la pretensión de convertirse en una de las sorpesas del año. Descubre lo que dará de sí este beat em up en 2D inspirado en la célebre licencia de Kubo Tite..

En ocasiones sucede que, por las habilidades innatas que un sujeto viene exhibiendo desde su más tierna infancia, se dice que éste está predestinado a llevar a cabo una tarea predeterminada, que ha sido concebido para utilizar aquello con lo que ha sido agraciado; se le atribuye una vocación -un Don en los casos más atípicos e inexplicables- que indefectiblemente deberá pasear y ejercer con orgullo. Imaginad, por un momento, alguien cuya especialidad se aleja de lo marcadamente tópico, imaginad que sus manos no destacan por ser las más hábiles, ni sus piernas las más veloces ni sus sentidos los más aguzados. Imaginad a alguien cuya atribución especial huye de lo perceptible, a alguien capaz de ver lo que nadie ha apreciado y de tocar aquello sobre lo que ningún ente ha podido postrar sus manos. Hablemos de Bleach.

Surgido de la mente del hoy en día célebre Kubo Taito, Bleach se trata de un manga -y posterior anime- creado en 2001, que efectuó su primera aparición en la célebre publicación nipona Weekly Shonen Jump (que alberga algunas de las más relevantes producciones dentro del siempre convulso mundo del manga, como "Naruto" "One Pierce", o "Prince of Tennis"). Su calidad rápidamente fue correspondida por un entregado público, hecho que propició la traducción del producto a siete lenguas distintas, cosechando de esta forma sus primeros fans a nivel internacional.

La magnitud de los resultados obtenidos por las historias que Taito plasmó sobre el papel fue tal que en 2004 se dió el último y definitivo paso a la hora de ratificar a Bleach como uno de los grandes productos que este mercado ha dado en los últimos años: el paso de manga a anime, con los medios que Studio Pierrot y Dentsu Inc. facilitaron en 2004 (y facilitan desde entonces en adelante) al director Noriyuki Abe, quien desde 2004 da vida a los personajes salidos de la mente de "Kubotite".

La línea argumental de Bleach toma al joven quinceañero Kurosaki Ichigo como su eje y lo reconvierte en héroe. Y es que nuestro protagonista cuenta con una cualidad mística que en apariencia siempre se ha encontrado fuera del alcance del ser humano, quedando limitada a Dioses y demás entes: hablamos de una capacidad extrasensorial que permite a Ichigo percibir, ver, palpar e incluso relacionarse con fantasmas y demás entes sobrenaturales. A pesar de ostentar tan excepcional cualidad, la sucesión de los acontecimientos toma un giro inesperado cuando una noche cualquiera irrumpe en su habitación una misteriosa fémina que responde al nombre de Rukia, la cual muestra un gran asombro ante el hecho de que un ser humano pueda ser capaz de visionarla a través de sus ojos. Desde su incredulidad, termina por explicarle a nuestro protagonista su condición de Shinigami (Diosa de la Muerte) así como el deber que conlleva tal rango divino: eliminar de la Tierra a todas los espíritus corrompidos (Hollows), que pueblan el planeta valiéndose de las indefensas almas humanas como único alimento, y de la misma forma, enviar a la benévola Sociedad de Almas a los espíritus corrientes (los Plus) y Hollows rehabilitados.

Sin embargo, la aparentemente rutinaria labor se torna en reto cuando cuando las habilidades de nuestra Shinigami quedan contenidas por una fuerza espiritual sin parangón (que brota del propio Ichigo), dejando a la Diosa de la Muerte indefensa ante la inesperada irrupción de un Hollow en la vivienda de Ichigo. En vista de la inofensividad de Rukia, ésta hace comprender a Ichigo que sus inusuales cualidades son la fuente del poder espiritual que inhiben su olfato de "cazadora", y le insta a tomar posesión de sus poderes para poder salvar a su familia en primero, y continuar con su altruísta labor después. Este es el desencadenante de los hechos narrados hasta el día de hoy en el manga/anime.

La irrupción de la conocida licencia nipona dentro del medio que nos ocupa llegó junto con el nacimiento de la presente generación de videojuegos, en una apuesta que sus estudios siguen respaldando a día de hoy a través del contínuo visto bueno que otorgan a compañías como Sega o Sony, quienes han copado la totalidad de títulos "Bleach" publicados hasta la fecha; que a su vez abarcan una amplia variedad de géneros y plataformas: aventura (con una aventura para PS2 que Sega ha llevado a Gamecube y GBA) lucha (Bleach: Heat the Soul y posterior secuela, ambos aparecidos en PSP) e incluso RPG (Bleach: Hotareshi Yabou, para PS2). Sin embargo, la escasez de popularidad de la que goza la licencia de marras en nuestro mercado ha propiciado la no llegada de todos estos productos al mercado patrio, paso que podría dar con este Bleach DS la compañía del erizo azul, tal vez animada por la indiscutible buena fama de la que goza Treasure en occidente (desarrolladora del título que nos abarca), reputación más que justificada en vista del currículum del que la compañía japonesa dispone, y en el que figuran notables éxitos como el célebre Ikaruga (DC) o el más reciente Wario World (GC).

En un entorno íntegramente bidimensional que seducirá a los seguidores de la vieja escuela, Bleach DS llegará para reforzar la a día de hoy pobre oferta de títulos de lucha que ofrece la portátil de Nintendo. Tal y como puede deducirse de las capturas del título publicadas hasta la fecha, estamos ante un subgénero que se ha convertido en evocador de nostalgia al haber perdido su protagonismo a nivel comercial en detrimento de las tres dimensiones: hablamos por supuesto de los arcade de lucha en 2D, y la decadencia de los KOF o los Street Fighter en favor de los contemporáneos Tekken y Soul Calibur.

Los combates de Bleach DS estarán estructurados siguiendo algunos de los patrones clásicos marcados por el género. De primeras, comentar que hasta cuatro personajes podrán batirse en duelo simultaneamente en los combates, hecho que unido a la posibilidad de dividirlos en equipos brindará diversas posibilidades de juego (combates de dos contra dos, dos contra uno, uno contra tres, etc...), posibilidades que ganarán enteros al sustituir la IA del juego por manos humanas. Esta característica no es sino la herencia de títulos que preceden al que nos abarca, en especial Guilty Gear Issuka, llevado a cabo por la propia Sega, o la carismática serie Super Smah Brosh, de Hal Laboratories y Nintendo.

Por otro lado, una vez matizados los puntos que catalogan a Bleach DS dentro del género que le atribuímos, cabe destacar la implantación de los denominados planos de pantalla o planos de escenario, elemento ya presente en la era de los 16 Bit, tras ser estandarizado por el celebérrimo clásico de SNK Fatal Fury 2.  Los escenarios tendrán un diseño estructurado en dos partes: la primera, interactiva (dónde transcurrirán las luchas y veremos elementos volar, magias fluir y objetos romperse), y la segunda, el fondo. El quid de la cuestión radica en la posibilidad de poder cambiar de perspectiva siempre que lo deseemos (es decir, siempre que nuestra situación no resulte demasiado favorable o simplemente cuando el plano actual esté saturado de sprites), algo que además de dotar al sistema de juego un pequeño elemento estratégico, permitirá mayor abundancia de diseños y por ende, una recreación más completa del universo Bleach.

Como los más acérrimos al género sabréis, uno de los mayores elementos distintivos de los beat em up en 2D es el frenesí que destilan sus combates: los ataques y movimientos propios y ajenos se sucederán en Bleach a una velocidad de infarto, y en ocasiones los combates se tornarán auténticas pruebas de habilidad y reflejos, de forma similar (aunque con las pertinentes variaciones conceptuales y visuales) a lo que hemos podido ver en la arriba citada Super Smash Bros. o en Jump Super Stars dentro de la propia plataforma.

En virtud de esta "quinta marcha" continuamente presente en todos los combates, Treasure ha cuadrado una jugabilidad que si bien resulta cómoda y no recurre a la inclusión innecesaria de complicadas secuencias de botones para ejecutar movimientos, no cumple del todo con la premisa de Nintendo DS, "sencillez y simplicidad" al haber dejado bastante descuidado el uso de la pantalla táctil, que tranquilamente podría responder a la combinación de las dos palabras arriba citadas. Y es que para desplegar el plantel de movimientos de nuestros personajes bastará con alternar la pulsación de tres botones (quedando el cuarto y la propia táctil relegados al uso de características especiales).

Cada personaje contará con un ataque fuerte y otro más débil, los cuales estarán asignados a las teclas A y B dependiendo de nuestro luchador. El botón lateral R servirá para cubrinos de las ofensivas de nuestros oponentes, Y para fijar la cámara en un personaje concreto, y X nos permitirá hacer el clásico deslizamiento o dash (quedando el salto y el doble salto relegados a un click y doble click de la parte de arriba de la cruceta).Por último,  la simpleza de estos comandos provocará un sistema de combate manejable y efectivo que obvia los insufribles martilleos de botones y la memorización de interminables combinaciones de botones. Y es que la espectacularidad de los combates estará asegurada con la simple combinación de las habilidades básicas de los personajes, hecho que además permitirá un rápido aprendizaje en el caso de los menos versados. Sólo resta citar el limitado uso de la táctil, que servirá para activar power ups destructivos o de salud, para ejecutar las habilidades especiales (Desesperation Moves) de cada personaje, -para ello que tendremos que hacer click en el acceso directo que en la misma aparecerá cuando nuestra barra de magia se encuentre al máximo- y por último, para solicitar la efímera ayuda de un peronaje de apoyo o aliado, un recurso anteriormente visto en la saga King of Fighters y en Jump Super Stars, entre otros.

Aclarado el concepto, es necesario citar los modos de juego en los que deberemos aplicar las arriba citadas bases jugables. Y es que Bleach DS tampoco decepcionará en este aspecto, ya que a pesar de la cantidad de opciones reveladas hasta la fecha, presumiblemente estaremos ante un título ciertamente longevo, máxime teniendo en cuenta las opciones multijugador offline y online que brindará. Así pues, podremos jugarnos los cuartos en el clásico Modo Historia (narrado a través de imágenes estáticas acompañadas de diálogo, un ámbito en el que el estudio de producción de Bleach ha "metido mano"), Arcade, Multijugador y Tienda.

Las modalidades de juego pueden contarse con los dedos de la mano; sin embargo, sería un gran error hacer un balance previo a su lanzamiento basándonos en el simple número de modos, y no en el jugo que a estos podremos exprimirles. Hablamos por supuesto del modo para varios jugadores, en el que obviamente podremos jugar con varios amigos (aunque por el momento se desconoce si este podrá ejecutarse con un sólo cartucho o si por el contrario todos los jugadores precisarán del cartucho) y online de forma gratuíta, (a través del servicio Wi-Fi Connection habilitado por Nintendo) aunque en este ámbito no ha sido confirmada la posibilidad de juntar a cutro jugadores en la misma partida. Sea como fuere, no hay más que visualizar uno de los tráilers distribuídos hasta la fecha para predecir un auténtico delirio multijugador.

El apartado visual del título que nos abarca, por otro lado, mostrará un aspecto más que notable (estando Treasure tras su desarrollo, uno se ve capacitado a lanzar tal afirmación sin apenas margen de error). Desde la solidez de escenarios y personajes, cuya resolución es altísima para tratarse de sprites; hasta el trabajo que el equipo de desarrollo ha realizado para incluir en pantalla una ingente cantidad de elementos contoneándose de forma simultánea sin que esto le reste ni un ápice de su fluidez al desarrollo de los combates (que transcurrirán a una velocidad de vértigo), pasando por las impresionantes animaciones, toda una proeza técnica para tratarse, como ya hemos dicho, de un conjunto de sprites saltarines.

Y todo ello sin haber llegado a dos de los aspectos que más destacarán dentro del apartado gráfico de Bleach: la opción zoom -que acercará la cámara hasta el límite sin llegar a pixelar a nuestros luchadores- y los ataqeues especiales, animados con unos efectos de luces y explosión de una calidad que al menos igualan absolutamente todo lo que hemos podido ver en los títulos 2D editados en Nintendo DS hasta la fecha. Por último, en lo que al ámbito sonoro se refiere, no ha sido desvelada niunguna de las melodías que ostentará el título (si bien es predecible que gran parte de ellas serán directamente extraídas del anime) aunque por otro lado, se ha confirmado la digitalización de las voces niponas de la serie.

Cuando se anunció una nueva versión de Bleach -que vería la luz en exclusiva para NDS- pocos auguraban que, a escasos días de su lanzamiento japonés (el veinteseís del presente mes de enero) el título derivado del trabajo conjunto de Sega y Treasure iba a apuntar tan alto. Y es que, camuflado entre licencias de Marvel y Dragon Ball, el desarrollo de Bleach DS ha ido avanzando y mejorando paulatinamente hasta el punto de que, a juzgar por los comentarios de quienes pudieron jugarlo en el pasado Tokyo Game Show y el material publicado hasta la fecha, el título de marras muestra maneras de convertirse en una de las grandes sorpresas de Nintendo DS durante el recién inaugurado 2006, además de referente en la plataforma dentro del el manido género de la lucha. Si las optimistas previsiones se cumplen y el título es debidamente exportado al resto de mercados, podríamos estar ante un un "sleeper" en toda regla, un gran juego en la sombra.

Bleach: The Blade of Fate

Título de lucha fruto del trabajo conjunto de Sega y Treasure, en el que los personajes del célebre manga/anime llevado a cabo por Kubo Taite protagonizarán frenéticas batallas en un arcade 2D que sigue los patrones marcados por la vieja escuela del género.
Bleach: The Blade of Fate