Pirates of the Burning Sea

Pirates of the Burning sea nos trasladará al Caribe del siglo XVIII, en pleno auge de la piratería, donde las tres mayores potencias mundiales de la época -Gran Bretaña, Francia y España- luchan por hacerse con el control de los mares.

Desarrollado por Flying Lab Software, Pirates of the Burning Sea es un juego de rol online masivo que nos traslada al Caribe del siglo XVIII, en pleno auge de la piratería, donde las tres mayores potencias mundiales de la época -Gran Bretaña, Francia y España- luchan por hacerse con el control de los mares. Pirates of the Burning Sea nos permitirá revivir esta violenta etapa de la historia formando parte de una de estas tres facciones.

Observa Pirates of the Burning Sea en movimiento en este vídeo.

Durante el juego participaremos en espectaculares batalles navales a bordo de todo tipo embarcaciones, que han sido diseñadas empleando planos de modelos reales de la época. Por el momento, únicamente podremos disputar este tipo de combates, pero la compañía desarrolladora no descarta la posibilidad de implementar en un futuro otros nuevos retos, como el duelo cara a cara entre personajes.

Dispondremos de una amplia lista de opciones de configuración para caracterizar visualmente a nuestro personaje, incluyendo, lógicamente, aquellos rasgos más representativos comúnmente asociados a la imagen de un pirata: una pata de palo, un parche en el ojo, un garfio, etc. A continuación, deberemos elegir una de las tres categorías de personaje disponibles: oficial naval, pirata o aventurero, de lo que dependerá en gran medida el tipo de misiones que vayamos a realizar durante la partida.

Hecho esto, nuestro avatar se situará en el punto de comienzo de la aventura, que no podía ser otro que la ciudad, donde tendremos la oportunidad de explorar desde un punto de vista en tercera persona las calles y edificios del lugar (iglesias, plazas, tabernas, etc.) e interactuar con otros personajes jugadores y no-jugadores. Estos últimos nos narrarán historias épicas sobre conocidos personajes de la época, nos contarán secretos y nos proporcionarán misiones.

Cuando se nos haya encomendado alguna misión deberemos ir al puerto de la ciudad, donde podremos reclutar a los tripulantes para nuestra embarcación y buscar aliados que se unan a nuestra empresa. Al subir a bordo de nuestra nave, aparecerá un mapa global del mundo desde el cual podremos elegir nuestro destino, al que nos desplazaremos inmediatamente con un solo clic, evitando así tener que pasar un tiempo innecesario navegando.

En Pirates of the Burning Sea encontraremos tres clases de barcos: el 'cazador', dotado de una mayor capacidad de ataque; el 'explorador', más rápido y maniobrable, y el 'acorazado', un tipo de embarcación de proporciones titánicas. El juego nos permitirá elegir entre más de veinte embarcaciones distintas, cada una de las cuales dispondrá de características específicas: velocidad, maniobrabilidad, número de tripulantes, número de cañones, etc.


Además, podremos armar los cañones de nuestra nave con doce tipos distintos de munición, cuya elección dependerá esencialmente del objetivo de nuestro disparo. Con el 'chain shot', por ejemplo, podremos destruir las velas del barco enemigo, mermando así su capacidad de movimiento. El 'grape shot', en cambio, nos permitirá acabar con los tripulantes que estén en la cubierta. Y, por supuesto, no faltará la típica bala de cañón, con la que podremos hacer añicos el casco del barco de nuestro contrincante.

El viento es un factor que afectará decisivamente en el desarrollo del combate, dado que influirá de una manera determinante en la velocidad y maniobrabilidad de nuestra nave. La secuencia de combate tendrá lugar en tiempo real y permitirá jugar simultáneamente hasta 50 jugadores.

Después de cada combate o cuando hayamos resuelto satisfactoriamente alguna misión, nuestro nivel de experiencia subirá. Este hecho se verá reflejado inmediatamente en un aumento de la eficiencia de los tripulantes de nuestra nave, que, por ejemplo, serán capaces de cargar los cañones más rápido o apuntar mejor. Además, a medida que vayamos subiendo de nivel, podremos mejorar las características de nuestro barco, conseguir barcos mejores y adquirir nuevas habilidades.

El objetivo principal del juego consiste en hacerse con el control de la mayoría de puertos posibles. Cada puerto será una fuente de recursos, botines y nuevas misiones. Los puertos podrán conseguirse de varias maneras, y no siempre mediante el uso de la violencia.

En primer lugar, en el caso de los puertos que aún no han sido conquistados, los jugadores de una de las facciones deberán completar satisfactoriamente una misión contra el entorno en uno de esos puertos para así habilitar su conquista. En ese momento, las demás facciones podrán desplazarse hasta esa zona para luchar, y el vencedor de la batalla se alzará definitivamente con el control del puerto. En el caso de los puertos que ya han sido conquistados, los jugadores de las demás facciones deberán asediarlos con su flota para intentar reducir al rival.

Cada seis semanas, la facción que haya conseguido conquistar más puertos será declarada vencedora, y el servidor se reiniciará restableciendo los puntos de cada facción a su valor inicial, aunque es posible que la facción ganadora empiece con algún tipo de ventaja sobre sus rivales, como, por ejemplo, obteniendo uno o dos puertos más.


El apartado gráfico es, sin lugar a dudas, uno de los puntos fuertes de Pirates of the Burning Sea. La compañía desarrolladora ha puesto un especial énfasis en el modelado de los barcos, que están dotados de una alta carga poligonal y consiguen recrear fielmente los modelos reales de la época.

Asimismo, a juzgar por las imágenes y vídeos que hemos podido observar, debemos destacar el buen trabajo realizado con el diseño de los escenarios, los efectos de luz y las sombras dinámicas que proyectan los personajes y los barcos. Pero lo que realmente nos ha dejado impresionados ha sido el efecto hiperrealista del agua, para el que han sido usadas las más avanzadas técnicas de píxel shaders.

Para el manejo de los efectos de partículas que veremos, por ejemplo, en el humo de los cañones al disparar o en las explosiones de los barcos, Fying Lab Software ha desarrollado un sistema de cosecha propia conocido como PrometheanFX2, que está ofreciendo unos resultados igualmente espectaculares.

Pirates of the Burning Sea es, sin duda, una apuesta original que le dará una bocanada de aire fresco al género. Este prometedor MMORPG será lanzado exclusivamente vía Steam, el servicio de distribución digital de Valve, a finales de este invierno.

Pirates of the Burning Sea

Este juego de rol masivo online se situa en el año 1720, donde la tierra descubierta por Colombo se ha convertido en el campo de batalla. Elige un bando, España, Francia o Gran Bretaña y lucha por dominar el Caribe.
Pirates of the Burning Sea