Tales of the Abyss

Victor Rodríguez

Una de las sagas de rol más apreciadas por los aficionados regresa a PlayStation 2. Con un nuevo aspecto cell-shading y numerosas novedades, en esta ocasión nos adentraremos en el mundo de Oldland, cuyos reinos se encuentran en guerra por culpa del Séptimo Fonema. Comienza un nuevo Cuento...

Una de las sagas de rol más apreciadas por los aficionados regresa a PlayStation 2. Con un nuevo aspecto cell-shading y numerosas novedades, en esta ocasión nos adentraremos en el mundo de Oldland, cuyos reinos se encuentran en guerra por culpa del Séptimo Fonema. Comienza un nuevo Cuento...

Observa Tales of the Abyss en movimiento en este vídeo.

Corría el año 1995 cuando 'el cerebro de la bestia', SuperNes, recibía el juego que para muchos se convirtió en el referente RPG del momento: Tales of Phantasia. Con una fórmula que se convertiría en el modelo para todo juego de rol clásico en consola -combates por turnos, grandes mapas a recorrer, etc.-, esta primera toma de contacto de la saga Tales of... nos depararía después diez años de títulos de gran calidad. Algunos ejemplos son Tales of Legendia (aún sin llegar a Europa), el aparecido hace un año en GameCube Tales of Symphonia o Tales of Eternia que verá la luz para PSP a principios de 2006. Pues bien, Tales of the Abyss ha sido concebido como homenaje a la saga en su décimo aniversario. Cómo pasan los años...

En todo este tiempo la constante ha sido el look manga de todos los juegos, y sobre todo, de sus carismáticos protagonistas. Este aspecto ha pasado de las dos dimensiones a los polígonos tridimensionales y 'superdeformed' sin perder un ápice del espíritu original. También se han buscado caminos alternativos, como lo hizo hace un año Tales of Symphonia, colocando personajes en un Cell Shading 'sobrio' (sin bordes pronunciados a lo Parappa the Rapper) sobre escenarios 3D y consiguiendo un resultado visual más que reseñable.

Los encargados de dar una vuelta más de tuerca a la saga son los mismos responsables del último título para GameCube, el Symphonia Team. Al frente, el productor Makoto Yoshidumi, y a su lado el diseñador Kosuke Fujishima, afamado dibujante manga conocido por éxitos como Ah! My Godess y Taiho Shichauzo. El espíritu del cómic estará tan presente que hasta los diálogos de los personajes serán representados mediante bocadillos trazados a mano. Esta vez, tanto protagonistas como escenarios serán modelados en completas tres dimensiones, dando una mayor sensación de unidad gráfica general.

Tras el Séptimo Fonema

La historia nos sumerge en el mundo de Oldland, cuyos reinos poco a poco van recuperándose de la última gran guerra que han sufrido sus gentes. El conflicto desencadenante de la contienda fue el control del Séptimo Fonema, un poder místico de cuyos presagios pende el futuro del planeta. Los cultos religiosos adquieren gran protagonismo al ser los únicos capaces de descifrar el citado don ancestral, que sigue siendo objeto de codicia y enfrentamientos. La paz es tremendamente frágil, y más aún cuando unas pocas personas parecen tener la habilidad de manejar a su antojo el Séptimo Fonema, fuente de la discordia.

El protagonista de la historia será Luke, un joven de 17 años. Vive en una familia de la alta aristocracia, y en ausencia de otras preocupaciones, está dedicado en cuerpo y alma a la vida del entrenamiento personal y el combate. Tiene una gran peculiaridad, y es que no posee recuerdos de su infancia, los cuales iremos descubriendo a medida que la historia avance. Su primera compañera es Tear, oficial de uno de los cultos religiosos y con una vinculación muy estrecha con el Séptimo Fonema.

El tercero de los personajes principales será Jade, un experto en el arte de la guerra cuyos conocimientos y habilidades nos serán muy útiles cuando nos veamos envueltos en combate. Y por último la más pequeña del grupo será Anise, una niña de tan sólo 13 años, también relacionada con los cultos religiosos, y que no se separa de su 'osito' de peluche. Las comillas son necesarias e intencionadas, ya que dicho 'osito' será el encargado de repartir a diestro y siniestro durante los combates bajo las órdenes de Anise (¿A alguien le suena un tal Cait Sith en FFVII?) convertido en un gigantesco muñecote con cuerpo de trapo y ojos de botón. A estos cuatro personajes principales se unirá alguno más a lo largo de la aventura, claro.

Innovar en lo clásico

Como buen RPG de toda la vida, Tales of the Abyss intercalará momentos de exploración y viaje con trepidantes combates por turnos. Las localizaciones, totalmente recreadas en tres dimensiones, serán muy coloristas, sobre todo las abiertas y al aire libre. Recorreremos bosques, praderas o ciudades amuralladas y en muchos casos podremos interactuar con el entorno de forma más o menos limitada.

No será extraño, por ejemplo, ver cómo un río se cruza en nuestro camino interrumpiéndonos el paso; para salir del atolladero tendremos que echar mano de nuestras artes mágicas, de modo que derribemos un árbol de la otra orilla para que nos sirva de puente. Otras veces serán unas rocas las que nos bloqueen el paso, pero con un poco de concentración también podremos aplicarles la misma medicina y crear un paso seguro para nuestro grupo de aventureros. Llegado cierto momento, dispondremos además de transporte marítimo y aéreo para movernos por el mundo con mayor rapidez y comodidad.

El sistema de combate ha sido denominado como FRLMBS, agarraos, Flex Range Linear Motion Battle System. Supone un paso adelante en el tradicional LMBS de la saga, que ahora evoluciona hacia el tiempo real y los movimientos dentro del propio combate. En lugar de entrar en refriegas al azar, parece que podremos ver a lo lejos a los enemigos y elegir si queremos desafiarlos o pasar de largo, estilo que parece ser similar al que adquirirá FFXII. Una vez dentro del combate, tendremos cierta libertad de movimientos para buscar el flanco más débil de nuestro enemigo.

De este modo, podremos ir rodeando a los monstruos y colocar estratégicamente a nuestros aliados para causar más daño a esa horrenda planta carnívora que tan difíciles nos pondrá las cosas. Se podrá manejar simultáneamente a los cuatro personajes mediante la asignación de ciertas conductas de ataque / defensa para que realicen movimientos coherentes con el líder, y parece que incluso cabrá la posibilidad de manejarlos con un Multi -Tap. Están confirmadas técnicas mágicas de ataque combinado como círculos de energía, estados 'límite' donde podremos utilizar técnicas restringidas más poderosas, impactos críticos, y cadenas de golpes de más de 30 Hits.

Junto a estas novedades en los combates, también parece que se ha ampliado la habilidad de cocina/alquimia presente en anteriores entregas. Con nuestras creaciones podremos recuperar energía o aumentar nuestros atributos, con más ingredientes a combinar y nuevos resultados posibles. Conseguir los ingredientes no será siempre fácil, y deberemos explorar con suficiente atención las localizaciones a lo largo de la aventura y no entretenernos más de la cuenta con minijuegos (que los habrá, y seguro que muy adictivos) como el póker o el billar.

Tras tanta novedad y halago, uno de los puntos que a priori parecen más flojos es el modelado definitivo de los personajes. La transición de los mismos a las totales tres dimensiones no ha sido acompañada de un nivel de detalle suficiente como para alegrarnos la vista, y es que Ps2 ha demostrado que puede hacer cosas  realmente bonitas. En este sentido, el Cell Shading de Symphonia sale ganando, sin tener en cuenta que corre en GameCube.

Para terminar, y después de invitaros a todos a que elevéis vuestra voz a favor de la salida de Oriente de Tales of the Abyss y su llegada al viejo continente, sólo deciros que este título está entre los cinco más esperados por la revista nipona Famitsu junto a joyas como FFXII o Kingdom Hearts II; por algo será.

Tales of the Abyss

Namco recupera su saga de rol Tales of the Abyss en su décimo aniversario con esta nueva entrega.
Tales of the Abyss