World War II Online: Battleground Europe

Francisco Moreno Garcia

Muchos juegos pueden ofrecerte nada más que ser un héroe, Battleground Europe te ofrece nada menos que ser un soldado.

Imaginemos un juego masivo online, que reúna todo lo que ofrecen las diversas familias de videojuegos que existen sobre la Segunda Guerra Mundial. Un juego que represente a la infantería en primera persona, al que le uniésemos un simulador aéreo, un simulador de tanques, uno de artillería, uno naval, y que a todo ello se le agregase lo mejor del mundo de la estrategia y de la táctica, poniendo el máximo énfasis en el realismo histórico de todo ello...

Imaginad que nos olvidásemos de jugar pequeños minimapas de centenares de metros o pocos kilómetros para pasar a tener todo el terreno de Europa con sus carreteras, ríos, montañas y costas, hasta mas allá de donde alcanza el horizonte para luchar pueblo a pueblo, puente a puente, atravesando cientos de kilómetros en una partida que se decide en meses de acción continua las 24 horas de cada día y de la noche por jugadores de todo el mundo implicados en el mismo frente...

Soñemos con que se rompen los límites de jugadores simultáneos online en un servidor, por encima de 64 o de 128... Hasta llegar a 10.000 jugadores reales en el mismo campo de batalla simultáneamente. Un campo de batalla con frentes de verdad y progresos diarios visibles, de los que somos partícipes como soldados individuales, como líderes tácticos, o como estrategas a nivel de unidades mayores si dedicamos tiempo y esfuerzo para ascender en el escalafón.

Pues bien, ya no hay que imaginarlo o soñarlo, puesto que llega a España en octubre de 2005 el lanzamiento de Battleground Europe, en edición traducida a nuestro idioma, incluido el manual, y con numerosas novedades respecto al lanzamiento americano original.



Antes de comenzar con estos contenidos, se hace necesario aclarar en que consiste exactamente el género de los MMOG al que pertenece este juego. El nombre viene del inglés: Juego Online Multijugador Masivo (Massive Multiplayer Online Game). Se trata de un juego exclusivamente jugable por Internet que en este caso cuenta con único gran servidor mundial en el que combaten todos y cada uno de los jugadores conectados.

Battleground Europe es el volumen 1 de la serie de campañas

que serán publicadas en años venideros. (Probablemente el volumen 2 tratará sobre el norte de África).

En esta ocasión, los creadores del mítico WarBirds (uno de los primeros simuladores online de combate aéreo), ponen sus muchos años de experiencia acumulada en la producción del título original sucesor de World War 2 Online, lanzado en 2001 sólo en Estados Unidos.

Esta campaña se desarrolla en los campos de batalla de Europa, centrándose en los años que pocos juegos del género tocan: el periodo 1940-1942 en Europa occidental que abarca desde la campaña de Francia 1940, hasta el primer intento aliado de desembarco en las costas francesas de Dieppe 1942, no tan conocido por resultar una versión fallida del Día-D (1944).



Battleground Europe, no sigue un guión prefijado de acontecimientos. Es decir, que todas las decisiones tácticas y estratégicas de la campaña recaen en manos de los propios jugadores, por lo que ninguna campaña es igual a otra, y se permite la libertad de cambiar el curso de los acontecimientos históricos, e influenciar como soldado en un frente real que evoluciona hora a hora de forma continua.

La diferencia en las consecuencias de tu tiempo

dedicado al juego es tan abismal con respecto a los títulos existentes que deja fuera de toda comparación a todos ellos, ya que son géneros completamente diferentes a este. Aquí el objetivo no es dominar una serie de calles de una ciudad, o unos escenarios poco conexos de espacio reducido una y otra vez, aquí se combate para conseguir objetivos militares auténticos que poco a poco permitan inclinar la campaña para tu bando.

La voladura de un puente por parte de la aviación puede ser esencial, así como la posibilidad de los ingenieros de reconstruir de nuevo el puente para permitir el paso de una columna de carros propios. Incluso la producción de armamento de las fábricas del enemigo puede frenarse con intensas campañas de bombardeo pilotando durante varias horas de camino al objetivo a través de los cielos de Europa.

Aquí la palabra realismo no se utiliza a la ligera. En un mercado cuajado de títulos que confunden el realismo visual obtenido al estilo Hollywood (sólo con efectos gráficos), con el realismo auténtico, es de agradecer que por fin un juego como este preste atención a lo verdaderamente importante para los aficionados 'puristas' de la Segunda Guerra Mundial: balística real, consecuencias realistas del daño, terreno continuo, frente persistente, desplazamientos estratégicos de unidades masivas de jugadores, posibilidad de suministros logísticos, objetivo global verdadero en la campaña, simulación decente por tierra, mar y aire, etc.

Lo primero que puede dejar atónito al jugador nuevo son los bastos campos de batalla de Battleground Europe. El terreno es continuo, sin fases intermedias de carga, de modo que si te apeteciese podrías caminar a pie desde Inglaterra, cruzar el canal con tu soldado o vehículo a bordo de un barco, recorrer todo el norte de Francia, entrar en Luxemburgo, Bélgica u Holanda, y terminar el paseo en Alemania. Aunque lógicamente, poca gente tiene el tiempo necesario para recorrer a pie varios centenares de kilómetros con sus más de 600 pueblos y grandes ciudades con localización exacta a la real. Es mucho mejor recorrerlos combatiendo día a día, con forme el frente avance o retroceda.

El terreno de Battleground Europe, es el mayor que existe a fecha de hoy en todos los juegos del género MMOG. E incluso es el mayor de todos los juegos online existentes, si exceptuamos los simuladores de submarinos o de aviación civil. Todo este terreno se ha capturado por satélite con una resolución de 400 metros, para capturar los principales accidentes geográficos de Europa. Se espera incluso para años venideros que el terreno se mejore aún más hasta resoluciones topográficas de 10 metros de precisión cuando el hardware lo permita ya que el engine gráfico mantendrá una evolución y sustitución perpetua gracias a la contribución constante de sus subscriptores.

Los edificios urbanos, son de gran variedad, ofreciendo múltiples plantas para elevar el combate en sus tres dimensiones. Actualmente todos y cada uno de los edificios, y otras construcciones como los puentes o fábricas, pueden ser reducidas a escombros, por daño de bombardeo, ingenieros, o cañoneo intensivo. Esto ofrece algunas alternativas tácticas interesantes, al igual que las zonas de bosque denso, ríos, y otros accidentes geográficos. Es decir el paisaje no está ahí sólo para embellecer, sino que principalmente en todo momento se busca la utilidad de cada detalle que ofrece el juego.



Como hemos avanzado anteriormente, Battleground Europe se puede disfrutar a múltiples niveles, tan avanzados como tu compromiso con el juego te permita alcanzar, y tan diversos como para garantizar situaciones en las que lo que te engancha es la acción frenética, o por el contrario la simulación de situaciones que necesitan de más dedicación y tiempo.

Puedes empezar como tropa de Infantería, Artillería, Blindados, Marina y Aviación, así como fuerzas Paracaidistas. La mayoría de jugadores participan como tropa combatiente sumergiéndose sobre todo en la acción bélica de primera línea del frente. Los jugadores se inscriben en las unidades de tierra, mar, o aire que les resulten más atractivas y acuden a participar en las misiones que para ellos organizan los suboficiales.

Muchos otros jugadores disfrutan más jugando como suboficiales, para lo que se necesita ascender y ganar cierta experiencia en el juego. La escala de suboficiales es el siguiente nivel por encima de la tropa, y su responsabilidad es tomar las decisiones tácticas. Ellos crean las misiones, y pueden alterarlas, según los acontecimientos, sin que la tropa tenga que complicarse la vida en aspectos tácticos ajenos al combate. Un suboficial que cree una misión se convierte en el líder de esa misión y el responsable de los hombres que se unan a ella.

Los suboficiales reciben una serie de herramientas para poder dirigir a sus hombres y permitirles controlar el aspecto táctico con mayor facilidad. Por ello pueden marcar puntos en el mapa con las rutas a tomar y explicaciones de la situación en ese punto.

Así mismo, un suboficial puede recibir un informe de alguno de sus hombres de la tropa de reconocimiento, a cerca de las posiciones enemigas, y si el suboficial considera el informe como bueno y suficientemente útil tiene capacidad de aprobar el informe y hacer disponible toda esa información al total de la tropa alistada en su misión mediante una anotación en el mapa. Los suboficiales participan también junto con la tropa en el campo de batalla, deben estar ahí para conocer de primera mano la situación táctica real, combatiendo junto a ellos.

El siguiente nivel al que se puede participar en este juego, es el de oficiales. Este escalafón requiere de mucho más tiempo y dedicación al juego. Incluso es necesario pasar un examen real elaborado por el comité de jugadores que componen el alto mando. Los oficiales son los encargados del nivel estratégico.

Su trabajo principal se realiza en el mapa y comunicándose con los oficiales de otras unidades de jugadores de todo el mundo. Los oficiales son los que ordenan los movimientos de tropas, retiradas, voladuras de puentes, ataques, defensas, y un largo etcétera ya disponible, que se irá incluso ampliando más en los meses venideros.

El aspecto estratégico es bastante interesante, y afecta a todos, ya que los suministros de material y tropa dependen de la actuación a este nivel. Es incluso posible actualmente crear bolsas de tropas enemigas aislando una o varias ciudades y dejándolas sin conexión con la línea de abastecimiento del resto de su ejército.

Por encima de los oficiales, ya sólo están los Jefes del Alto Mando y el líder del País. Son ellos los que deciden el aspecto de la producción industrial y en qué se invierten los recursos de producción e investigación de armamento del país. Estos jugadores se van cambiando cada cierto tiempo, para ceder el turno a los candidatos que más destaquen por sus cualidades para el puesto.

La capacidad de producción y desarrollo de armamento nuevo de un país se puede frenar mediante bombardeo estratégico de las industrias. Efecto que puede llegar a notarse de forma importante en la campaña terrestre. De este modo incluso un pequeño grupo de pilotos de bombardeo, pueden afectar gravemente a los planes estratégicos del alto mando del país rival.

Aunque por lo leído hasta ahora pueda parecer otra cosa, la base real del juego para la mayoría de participantes, es la acción y simulación en primera persona. El estilo de juego que más prefieres, lo decides tú, alistándote con el grupo de compañeros con el que más te identifiques. Se puede ir desde la acción casi instantánea de la infantería en primera línea de frente, hasta las largas horas de simulación naval o los largos vuelos de la campaña de bombardeo.

Hay que tener en cuenta que el juego en sí no es nada difícil, y cuenta con manuales internos y videos ilustrativos, además de un excelente soporte de la comunidad española entorno a Battleground Europe. Pero siempre hay que tener presente que la envergadura superior de las batallas que aquí se libren, y el hecho de que todo son jugadores humanos con iniciativa propia, hacen muy importante el colaborar con un grupo más o menos numeroso y utilizando armas combinadas. Los tanques no tienen nada que hacer sin el soporte de la infantería, y lo mismo puede decirse de muchas otras armas que dependen las unas de las otras para tener éxito en combate.

World War II Online: Battleground Europe

Participa en la Segunda Guerra Mundial en primera persona con este título multijugador masivo online ambientado en Europa entre 1939 y 1942. Podrás pilotar todo tipo de vehículos o combatir a pie.
World War II Online: Battleground Europe